Ambulancia


Comprobado. Están disminuyendo de manera alarmante los niveles de inteligencia. No es que seamos tontos del todo. Es que “nos toman” por ello.

La portavoz parlamentaria del PP,  María Dolores de Cospedal ha culpado al Gobierno, a los Jueces y –oh, maravilla- a la Guardia Civil de desviar la atención mediática hacia el caso de un concejal de urbanismo de su partido –el enésimo-  acusado de corrupción en el ayuntamiento de Murcia. No ha gastado ni un segundo en valorar el nuevo caso de presunta corrupción de un integrante de su formación y ha cargado, como acostumbra, contra sus particulares y aburridos fantasmas.

No es que todos los militantes del PP sean unos corruptos o maleantes, pero de bastantes, de demasiados, si que se puede decir. Basta con que le pongan por delante una responsabilidad urbanística, una gerencia de terrenos o una concejalía de medio ambiente para que se les llene la casa de gürteles, jaumamatas, amiguitosdelalma y trajes regalados.

El Partido Popular tiene 62 cargos públicos con procesos abiertos en la Comunidad de Madrid, al el ex presidente y siete consejeros mas de la Comunidad Balear acusados de prevaricación y enriquecimiento ilícito, el presidente de la Diputación de Castellón gobernando con 47 causas judiciales abiertas, otro tanto del mismo cargo de Alicante, al “amiguito” Camps y a todo su equipo de Gobierno sospechosos de financiación irregular, al Bigotes en la cárcel y a un centenar de concejales o ex concejales de urbanismo, acusados de operaciones urbanísticas ilegales.

La historia de estos años es una reyerta entre la inteligencia y el descaro.  Una cohorte de chorizos nos rodea, nos envuelve y puede acabar por asfixiarnos.  A uno se le abren las carnes cuando lee las encuestas y colige que este partido puede gobernar pasado mañana. ¿Si esto ha ocurrido sin estar en el poder central, que puede pasar cuando lo esté?  ¿Pondrá la Cospedal  a la Guardia Civil a mirar para otro lado cuando sus concejales de urbanismos peguen los habitualísimos “pelotazos”?

Parece que muchos “colmillos afilados” están entrando en esta formación para formar parte del banquete. Y están dispuestos a cambiar su alma o su inmortalidad por una concejalía. Ya sea de Cultura o del Negociado de Quintas.

Alguien  tuvo el ingenio de decir aquello de “que paren el mundo, que me quiero apear”. Pues eso, “que paren este país que sino me tiro en marcha”.

Para celebrarlo me voy a tomar dos “medios” de moriles.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s