Paris bien vale una misa.


El liberalismo económico tenía su trayecto marcado mucho antes de su última crisis: un sistema totalmente obsoleto y fracasado. De la suma de todo, exegetas de una ruina histórica, ultraliberales en retirada y neocons apuntando al paro, han salido una serie de medidas adoptadas por los supuestos gobernantes de los países de la supuesta libertad. Nada novedosa y nada original: transferir a otros las consecuencias de “su” crisis, Y esos otros son los de siempre: los países pobres y los pobres de los países. Hipotecas tóxicas, burbujas inmobiliarias y la banca mundial poniendo la mano para socializar las pérdidas, que las ganancias bien privatizadas que han estado. Los gobernantes de la derecha, los socialdemócratas y los teóricos socialistas de las narices han perdido el culo en darle a la banca todo lo que han pedido y necesitado, sabiendo que la factura la iban a pagar otros. Leyes del mercado, dicen. Y vienen los recortes. De derechos, conquistas sociales y esfuerzos de milenios. El ala bestia y montaraz de los empresarios recita su nuevo credo: “Trabajar mas y cobrar menos”. La facción “responsable” de los gobiernos se tira al cuello de los trabajadores: congelaciones, recortes y aumento de la edad de jubilación. El PIB se pone de dictador portátil. No hay que leer a Todorov, las políticas ultraliberales son primas hermanas de nazismos, fascismos y estalinismos. El concepto de lo total y lo totalitario lo inunda todo. Pero a ese señor de la derecha con tirantes francesa le sale un grano. Francia, siempre ha sabido dar una respuesta nueva en materia social. Nos llevan a todos doscientos años de ventajas en saber movilizarse. Hay una respuesta nueva, de fondo, de gran calado, que surge donde menos se espera: en los institutos de secundaria. Los jóvenes de 13 a 17 años comprenden que es a sus derechos futuros a los que se está atentando y han vertebrado con su lucha la respuesta de todo un país. Además de la inteligencia. Estudiosos de la sociedad industrial señalan a un punto especialmente vulnerable: el sector de la producción y transporte de combustible. A la huelga por la gasolina. Mientras en España nos vamos en batallas románticas de cerrar el Corte Inglés en Francia gastan sus energías en la vena carótida de sistema: bloquear mil de las tres mil gasolineras. Y si vienen los tanques del “húngaro” nada de heroicidades, ponemos la barricada, cien metros más atrás. Sarkozy sacará adelante su reforma del sistema de pensiones, pero ya está tocado de ala: tiene la enemiga feroz de siete millones de jóvenes franceses. En escuelas, institutos y universidades. Y su voto va a ser decisivo en todas las inmediatas consultas electorales. ¿Aprenderemos alguna vez? Si queda alguien de “izquierdas” en este país debería tomar nota. Paris bien vale una misa.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Paris bien vale una misa.

  1. Rafael San Martín Ramón dijo:

    Veo que no has cambiado, yo tampoco.
    Si te interesa, he publicado un relato que a lo mejor te gusta, es de un tal Deogracias natural de Socuellamos, que trabaja en una empresa industrial de Madrid, y que a lo mejor te recuerda vivencias tuyas, y te provoca alguna sonrisa.
    Saludos cordiales.

    • Me alegra saber de ti. Creo que en una época de tanta volatilidad es bueno mantenerse “sin cambios”. Me interesa tu relato, dame el enlace o dime como puedo leerlo.

      Un saludo cordial.

      • Rafael San Martín Ramón dijo:

        Dame tu correo electronico y te envio el libro.
        El libro ha sido publicado pero con caracter intimista.
        Me ha gustado eso de la volatilidad, en el vino en lugar de decir que se ha hecho vinagre, los expertos dicen que predominan los acidos volatiles, y así se quedan mas tranquilos.
        Mi correo es rafaelsanmartin@ya.com
        Un saludo cordial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s