Una opinión (inexperta) sobre el Sahara


No quedan ilusiones.  La historia de la política española para y con el Sahara se basa exclusivamente en la indignidad.  Desde que en 1476, Diego García de Herrera, señor de Lanzarote, fundó el fuerte de Santa Cruz de la Mar Pequeña hasta que un “preclaro” Rubalcaba recibe al inspirador material de la última matanza. Pasando por el entreguismo criminal del gobierno de los últimos días de Franco y continuando con las “acongojadas” administraciones de Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, Aznar y Zapatero.

Todos son culpables del genocidio porque a efectos legales y para la ONU, aun hoy, España es la potencia administradora de su antiguo territorio colonial. Y todo son incumplimientos. Del tratado de Madrid del 14 de noviembre de 1975, del tratado entre Marruecos y Mauritania de 1979, del Alto el Fuego de 1991 entre Marruecos y el Frente Polisario, del referéndum nunca celebrado y acordado en 1992, de los planes Baker 1 y 2, de la Resolución 1945 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Y están los dos mil kilómetros de muro, y las minas antipersona, y las detenciones, los registros, las torturas… y los muertos.  De hambre, de insalubridad, de vivir al sol del desierto, de carecer de todo y no tener el amparo de nadie.

Y una gran indignidad lo rodea todo. Al fondo no hay nada más que una nueva guerra colonialista, unos intereses por un producto – 500 dólares la tonelada de fosfato- que ha hecho a Marruecos tener “afán” por un territorio sobre el que nunca lo tuvo, y los USA detrás, apoyando e intrigando.

Y España, apagado cualquier eco de grandeza histórica, consintiendo todo y a todos. Da igual franquistas, socialistas o populares. Todos transigen, todos claudican, todos cómplices. Juan Carlos de Borbón, cuando aun era príncipe, dijo que “nunca abandonaría al Sahara”. Y la actual Ministra de Exteriores, en un mitin celebrado en Madrid que “ los saharauis siempre van a tener el apoyo de nuestro partido”. Menos mal.

Si la vergüenza y la indignidad tuvieran un ranking estaríamos a la cola. Puede llegar un día que nos de igual quien gobierne. No habrá nada más que una política, con los mismos ganadores y los mismos perdedores.

Y una gran defecación llenándolo todo.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una opinión (inexperta) sobre el Sahara

  1. Rafael San Martín Ramón dijo:

    Hace muchos años, el CórdobaCF jugó en el Sanchez Pizjuan un partido con el Cádiz en 2ª División, porque habían cerrado el Carranza por incidentes.
    El Betis había tenido problemas en el trofeo Ramón de Carranza ese año, y en Córdoba recientemente también, y a los béticos eso no les gustaba.
    Por la mañana antes del partido iba en un tranvia por Sevilla, ( entonces había tranvias en Sevilla) y dos béticos iban comentando el partido que por la tarde se iba a desarrollar, y uno le preguntaba a otro: “Tu, quien quieres que gane”. Le respondió: ” Quiero que pierdan los dos”.
    Aquello hizo que me riera en aquel momento.
    Por la tarde el Córdoba ganó el partido por dos a cero.
    El último partido del Córdoba, en esa competición, se jugó en San Fernando y el Córdoba perdió por uno a cero, y por lo tanto no ascendió a primera.
    El bético se salió con la suya los dos perdieron.
    En este partido que se juega en el desierto a lo mejor hay muchos béticos, que desean que los dos pierdan, o tal vez sean pocos.

    • ¡Que referencias tan entrañables utilizas para tu comentario! Era un crio pero viví aquel partido contra el Cádiz del Sánchez Pijuan, que tenía las gradas de los fondos sin terminar. Tambien lamento aún el ascenso que perdió el equipo de Roque Olsen en San Fernando con aquel gol de Magriñan. Fue en 1959 y tenía once años. Lo que no acabo de entender son los “contendientes” del Sahara. Si uno de ellos es el Polisario no merece perder el partido. Aunque el muindo esté lleno de Villenas, Cotandas y Gurucetas.

    • Rafael: voy a estar un tiempo retirado de la circulación. El miércoles me intervienen en Reina Sofía de una operación de vesícula. Gracias a todos.

  2. Manuel Delgado Milán dijo:

    La indignidad de los gobiernos españoles tiene mayor calado aún, si pensamos que, como los judíos con Palestina, hemos pasado de víctimas a verdugos: hacemos con los saharauis lo que los gobiernos extranjeros hicieron con nosotros; con las agravantes que tú recoges. Luis García Montero nos hace caer en la cuenta http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/58/memoria-de-la-soledad/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s