José Bono, “Falangerito de la Mancha”.


Torero de escuelas intercambiables nacido en Salobre, Albacete, en  diciembre de 1950 y que actualmente ejerce como presidente de la Monumental del Congreso de los Diputados.

Espada que se maneja con ambos manos, derecha e izquierda, aunque según los entendidos “codillea” mucho con esta última  y “mete pico”, abundante, con la derecha,  en cuanto tiene ocasión.

Desde que era niño aprendió, de su padre y alcalde, las esencias del toreo con camisa azul y un desplante racial al que la crítica había bautizado como “Volverán banderas victoriosas”. Mas tarde afinó su manejo de capote y muleta en una escuela de rancio raigambre: los jesuitas de la Inmaculada de Alicante, para reafirmar tanto “diestro” conocimiento en el ICADE de Deusto. Solo le faltó hacer el salto de la garrocha ingresando en “La Compañía”.

Con estos “sólidos” principios, Falangerito no podía torear sino de la forma que torea, a pesar de que en su época de novillero se integró en la cuadrilla de Enrique Tierno, El Profesor, exquisito torero con las manos de la ética y los principios.

Tomó la alternativa en 1983, en el ruedo toledano en la lidia del toro “Autonomía” y amenazó con aburrir a los tendidos, repitiendo cartel durante seis largas “temporadas” cuando los aficionaos empezaron a comparar otras lidias igual de pertinaces, como las de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, El Sofocos y Manuel Chaves, Cabezón de Sevilla, que integraron lo que las taquillas conocieron como la cuadrilla de los Barones del PSOE, caracterizados por su toreo con mucho “mando”. O mangoneo.

Ya en 2004, con las andanadas de sol cantando el “Pobre de mi”, Falangerito pasó a citar de perfil a los astados de la divisa rojigualda del Ministerio de Defensa, desenvolviéndose con el ardor patrio que le caracteriza, en especial con un toro corretón y bizco de pitones llamado “Retirada de Irak”, en el que le concedieron una orejita (medalla) de regalo y que se vio  obligado a tirar al callejón antes de dar la vuelta al ruedo.

El 7 de abril de 2006 decidió cortarse la coleta en público, tras la lidia del toro “Dimisión”, algo bastante esperado por la crítica, que sabia que Falangerito lo que en realidad quería era optar al puesto máximo del escalafón como VI Califa de los ruedos patrios, algo que no consiguió porque cayeron al suelo 6 banderillas ( o votos) en el mano a mano que tuvo con “Zapaterito de León”. De tal forma que, por decisión del empresario, reapareció el 1 de abril de 2008, esta vez  como presidente de la Monumental madrileña de la Carrera de San Jerónimo.

En los últimos tiempos ha dudado en cambiar su apodo torero, sustituyéndolo por El Forrao,  dada la gran cantidad de “cortijos” y ganaderías, incluyendo hípicas y joyerías que posee en todo el campo español de España, que constituyen su rico patrimonio personal de torero de gran cartel y ganancias.

Falangerito asegura que todos sus numerosos ingresos son “honrados”, algo que no comparten algunos aficionados de las localidades de sombra, como María Dolores de Cospedal , “ La Millonaria del Cargo”,  a quien a la vista de su privilegiada nómina mensual algunos dedos se le antojan huéspedes.

Como presidente de la plaza conserva todos sus gestos mandones y autoritarios, tan de su escuela, y recientemente le ha mandado los guardias a Willy Toledo “El Espontáneo”, al que sacó el pañuelo verde y envió al calabozo, tras mostrarse insensible ante el degüello del toro “Pueblo Saharaui” por el “matador” marroquí Mohamed VI “Verduguito de Rabat”.

Los entendidos del 7 de la Fiesta creen que el toreo de intercambio de este diestro manchego le puede permitir en un, no muy lejano futuro, cambiar de “empresario” y acudir a los ruedos para dar exclusivamente su pase preferido: el torniquete de derechas.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a José Bono, “Falangerito de la Mancha”.

  1. Demócrata dijo:

    Lucas le ha faltado decir que en siendo jefe de lidia “Falangerito” en el “Gran Festival de la Fueza Armas” de hace unas temporadas, quiso reunir en el mismo paseillo a las “Cuadrillas de la División Azul” con la “Cuadrilla de los Excombatientes Republicanos”. La corrida estuvo tan tensa que apunto tuvo la Benemérita por bajar a ruedo con su diestro “Tejero ” con estoque en mano.

    La verdad que con sus “Lidias ” están animado a la afición, sólo falta que el presidente le reconozca su labor como cronista taurino.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s