Un Estado de alarma


La propuesta de ampliación del Estado de Alarma, que tras ser acordada por el Consejo de Ministros, va a ser debatida en el Congreso de los Diputados, sigue situándonos en los confusos límites entre el estado de Derecho y la república bananera.

Una medida excepcional, de uso constitucional limitado, se trivializa, se instrumentaliza para un conflicto jurídica y orgánicamente “menor” e inaugura un tiempo con un poder enfermo y necesitado de la milicia y los tricornios para hacer aquello por lo que se les paga y se justifica.

Las muestras de debilidad son mayores aun que las de nuestra economía y si hubiera un medidor de los coeficientes de riesgo sobre la solvencia y fiabilidad de los gobiernos, al nuestro lo pondrían por los suelos.

Y todo ello, además, para ocultar -o intentar hacerlo – lo esencial: la ola de privatizaciones que nos invade y nos va a seguir invadiendo. Lo último son las estaciones de ferrocarril. Pasado mañana pueden ser la Sanidad o la Seguridad al completo, para rematar privatizando el Estado. Aunque no caerá esa breva.

Sin salud no es posible ir a ninguna parte y este gobierno lo contradice: va decididamente al caos. No se debate su vergonzosa dependencia y subordinación a una potencia extranjera y sus palos de ciegos en política económica, laboral y de uso e interpretación de las leyes, nos ponen en la tabla rasa de una democracia, adquirida con esfuerzo y sacrificio frente a una dictadura tan secular como sangrienta.

Tengo la impresión que no han dejado a Rubalcaba ejercer al completo de Maquiavelo. La jugada estaba cantada: provocar a los controladores, tentarles con la posibilidad de amagar con otra huelga en la víspera sensiblera de la Navidad y meterlos, junto con la oposición en el mismo saco de la ira popular, zanjándola con una segunda y “sacrificada” declaración del Estado de Alarma.  La tormenta perfecta. Él y el gobierno habrían subido como la espuma. Y cada vez que hubiera una huelga que molestara a este reumático Estado, sacarían, recurrentemente, el decretito.

Y así, la apertura del Corte Inglés cada día de huelga general, habría perdido toda emoción. La televisión  y la reacción andante no hablarían de los “piquetes informativos”  porque el gran piquete se sentaría en La Moncloa en la confortabilidad de su renuente declaración de estado.

No existe diferencia, en el momento presente, entre política y cosmética, entre acciones de gobierno y crecepelos, entre estados o alarmas. Toda la política está “al cero”. Militar, por supuesto.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Un Estado de alarma

  1. impulsoverde dijo:

    Chapó, ¿Que tal la convalescencia? Espero que estes mejor.
    Un abrazo

    • Gracias. Me han quitado los puntos y ahora me tengo que acostumbrar a vivir sin vesícula -dicen que los hombres primitivos no la tenían, y que sólo por comer carnes y alimentos grasos y mas tarde, por beber alcohol, empezaron a tenerla-

      Te he leido lo del cambio de página y quedo como seguidor de los posiciones tan interesantes que teneís.

      Otro abrazo.

  2. Yo también saoy hija de un represaliado de la guerra y la dictadura, por ser republicano y masón. Estoy de acuerdo contigo. Pero no me fío ni un pelo de los controladores, pues todavía no están en pleno rendimiento. Son muy istos escriben para que la opinión pública diga que buenos son y vamos a levantarles la alarma por sedición, y el día 24 dejan Barajas como un campo de concentración.
    Yo también soy bloguera, simpatizante de la corriente interna de Izquierda Socialista, y estoy luchando por FB contra todas las injusticias de este Estado de Derecho.
    Hemos hecho una página POR UNA HUELGA GENERAL EUROPEA, para cambiar ideas y ver la forma que salgamos de este neoliberalismo que nos invade, por una crisis que nos han traído, aparte de la ladrillera nuestra, por ser aliados. . Espero leerte mas veces- Mi blog se llama Roseando’s wordpress.com. y no dejo títere con cabeza.
    Espero que te mejores. Salud y República.

    • Muchas gracias por tu respuesta. Tenemos bastante identidades. Leo con interés tu escrito por una” huelga general europea” con la que estoy de acuerdo. Tambien espero seguir leyéndonte.

      Salud y República.

  3. Demócrata dijo:

    De a cuero en su crítica, pero a los controladores ni mijita. Ya está bien de que sean los niños guapos de gominola y las chicas de figurín.

    Me alegro de que vaya recuperándose de su operación, en el lenguaje taurino corná. Le deseo Felices Fiestas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s