La irresistible ascensión (y caída) de la monarquía en España


 

Desde pequeño tengo convicciones republicanas. Obviamente, no sintonizo ni simpatizo en nada con realezas y monarquías de ningún tipo.

Aficionado a la historia y a su interpretación crítica, creo que la secular alianza trono-altar ha sido funesta para el progreso de los pueblos. Los reyes, y sus imperios, han actuado de permanente freno en las conquistas sociales y de libertades formales. Sus políticas de intereses han impulsado y sostenido cruentas guerras, con el pueblo llano como aportador de sangre y víctimas. Y sus fundamentalismos religiosos han reducido el cerebro y la visión del mundo a millones de personas durante milenios.

La evolución de la monarquía en nuestro país es paradigmática. La pomposamente llamada “Unidad Nacional” que lograron los Reyes Católicos se hace con la yuxtaposición de dos estados antagónicos (Coronas de Castilla y Aragón) y con enfrentados intereses, sus consecuencias las seguimos pagando en la actualidad.

El incompleto “estado peninsular” arrasó otro estado, como final de la mal llamada “reconquista”, islámico, pero mucho más avanzado cultural, administrativa, agrícola y económicamente.

El Imperio así formado fue heredado por un imberbe rey extranjero, ajeno a todo lo de este país, que tardó años en darse cuenta de lo que tenía entre manos. El primer “Austria” inaugura así una dinastía que fue en continua decadencia hasta el último de sus tarados miembros. El, probablemente, mayor fundamentalista de la historia, el rey Felipe II, pone todos los intereses del país al servicio de una trasnochada idea religiosa. Todos sus sucesores viven hipotecados a la influencia de la Iglesia Católica y elaboran un país mojigato e inquisitorial, una España negra en lo político, cultural y religioso. Los “Austria” terminan su ejecutoria con un monarca que los resume a todos: hechizado, impotente y sin sucesión.

No mejoraron las cosas con la nueva dinastía. Los Borbones, que ya estaban desacreditados en toda Europa antes de acceder al trono de España, mantienen una línea de deriva a pesar de un cierto empuje inicial. Cuando se llega al triste binomio, Isabel II- Fernando VII, las cotas de indignidad alcanzan límites más que notables. Una corte de inmorales, oportunistas, chaqueteros, juerguistas y adictos al sexo y al alcohol, nos gobierna o aspira a gobernarnos. La salud moral y política del Estado está al borde la quiebra.

Ya en tiempos casi contemporáneos la “restauración borbónica” ofrece más de lo mismo. Mucho afán de enriquecimiento personal, mucha juerga, mucho sexo irregular, mucho hijo bastardo y mucho negocio ruinoso.

Por razones de coyuntura corro un tupido velo, pero el último de los Borbones hace honor a la realeza y a su dinastía, y  en el año de la mayor crisis económica del planeta,  hace un discurso navideño, donde aparte de alinearse de manera inequívoca con las injustas medidas de un capitalismo voraz e insolidario, ignora por completo a las víctimas de esa crisis: los trabajadores, los pensionistas, los jóvenes y mujeres en paro.

El mal llamado “poder arbitral” de la Corona queda una vez en entredicho. Su neutralidad también.

Y en la, para algunos, Nochebuena, los que podían comían merluza, pavo y angulas. Otros, simplemente, se jodían.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La irresistible ascensión (y caída) de la monarquía en España

  1. argeles39 dijo:

    Los borbones han sido siempre gente de baja condición moral, aunque éste vale más que su abuelo, el cobarde y grotesco Alfonso XIII.
    Hacia la tercera república, y con la unidad del pueblo español, hay urgencia.

  2. Antiguamente los romanos imponían la llamada Pax Romana, luego aplicaban el Derecho Romano, que me parece que lo estudian los juristas. Los del quinto turno me parece que no lo aprenden, y por eso no necesitan la oposición.
    Hoy también hay un imperio, del que formamos parte, y te olvidas el referendum del año 1947, y el nombramiento del actual jefe del estado en el año 1969, en tu análisis histórico. La legitimidad de los regímenes políticos la dan las armas. Supongo que sabes que la Roma actual se llama Washington.
    Te voy a alegrar con cosas históricas de Córdoba de un libro publicado en el año1929, y cuyo autor es Claudio Sanchez-Albornoz. Lo trancribo textualmente:
    “varios ulemas me han referido que Soleiman ben Asuad era hombre algo bromista, de un cierto buen humor que casaba muy bien con su carácter y que a todos solía caer en gracia. Cuentan un caso que sucedió cuando actuaba como juez.
    Había en su tiempo un adul conocido por Abenamar, el cual tenía la costumbre de ir a la audiencia del juez y permanecer allí , impertérrito , constantemente sentado hasta que el juez levantaba la sesión. Este Abenamar tenía una mula flaca que se pasaba todo el día royendo el freno a la puerta de la mezquita: el trabajo la había extenuado y el hambre la había enflaquecido. Un día se presentó una mujer ante el juez y le dijo en romance:
    -¡Señor juez, atiende a esta tu desdichada!
    -Tu no eres mi desdichada-le contestó el juez en romance-;la criatura mas desdichada que he encontrado yo es la mula de Abenamar, que se pasa todo el día royendo el freno a la puerta de la mezquita”.
    Todo lo que dices es auténtico.
    Tengo otro libro de un tal Manuel Cigés Aparicio, que se titula España bajo el reinado de los Borbones, y que empieza así: ” Hambre e ignorancia es lo que caracteriza a España al advenimiento de los Borbones”. Este Cigés es el padre del actor Cigés de La Escopeta Nacional ( El que acompañaba a López Vazquez, y decía el catalán que había visto a un tio que se la estaba pelando), que tuvo la mala suerte de que le pilló el 18 de julio en Avila donde era gobernador civil, y amigo de Azaña.
    Cuando llegó este( El Borbón), hambre no había, ignorancia, no se, que lo diga PISA.
    El análisis que haces no es excesivamente racional, también a mi me impresionó en mi adolescencia, el retrato que hay o que estaba en los alcázares sevillanos del esposo de Isabel II, aun cuando luego me enteré, cuando estuve en El Escorial que estaba enterrado con las reinas. La heterosis da vigor a las razas eliminándose los efectos perversos de la consanguinidad, tal vez teniendo en cuenta los antecedentes puede haber existido algo de heterosis. Por esas cosas sentimentales no se debe actuar. Te imaginas que Zapatero fuera el Presidente de la III República Española, eso sería una broma que no la podría soportar ni el citado Soleiman ben Asuad.
    Habrás observado que mis fuentes históricas están cara al sol, porque han salido de la caverna, o porque nunca han estado en ella.
    Eso de islámico mas avanzado, es discutible. La mezquita es visigoda. Y el puente romano.

    • Empiezo por lo menos importante. Me parece incuestionable que los árabes del Califato tenían una organización administrativa, agrícola, comercial y cultural muy superior a la de los reinos cristianos. Gente burda que apenas sabían trashumar con ovejas (La Mesta era algo tan poderoso como la nobleza). La monja alemana Roswita dice que “hacer la enumeración de músicos y poetas del Califato era hacer el censo”. El rey Sancho el Craso de Navarra tuvo que venir a Medina Zahara a curarse la obesidad que padecía. Se lo curaron del modo más fácil: una cura de sueño de cuarenta días que le impidió comer en ese tiempo. Había mas de mil casas de baños o “hamman”. Los cristianos ni se lavaban. La reina Isabel pasará a la historia no por conquistar Granada ni por tener una hija esquizofrénica, sino por no muy amiga del agua y de la higiene. Mucho más “Guarra” que “Catolíca”.

      Siempre ha habido gente que se ha rebelado contra los imperios. Un pastor lusitano, “Indibil”, contra Roma, sin contar a un tal Anibal que les dio “pa ir pasando” en Tesino, Trebia, Tresimeno y Cannas. Sir ir mas lejos,un tal Assange le está formando la mundial al actual de Washington.

      Si ganan las elecciones los del partido de los gurteles podemos ser más desdichados (y corruptos) que la mula de Abenamar. No entiendo mucho eso de tus fuentes históricas de “cara al sol”. Me suena muy, pero que muy feo. ¿Una unidad de destino en lo universal?

      La mezquita tiene de visigoda lo que yo de obispo de Coria. De la catedral de San Vicente, que los árabes tuvieron el buen gusto de “comprar” no quedan ni las raspas. Lo mismo que lo “romano” del puente.

      Otro día sigo.

      Salud.

  3. Demócrata dijo:

    Las Republicas (no bananeras) son el camino propio de la evolución de los tiempos, parece que en esta piel de toro todo está aún por hacer, esperemos que las nuevas generaciones lo consigan, yo no lo verés.

    Tengo el recuerdo de cuando mi padre me contaba (por su puesto a escondidas) de como disfrutó aquel 14 de abril de 1931.

    Le deseo Felices Fiestas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s