El siglo de las luces (apagadas)


 

Como cada año, al llegar el mes de septiembre, las empresas eléctricas de nuestro país encargaron a sus expertos la elaboración de una propuesta de revisión (subida) de las tarifas.  En una curiosa, hipotética y falsa subasta se valoran costes, servicios y demandas, y siempre se concretan propuestas al alza, en previsión del más que posible recorte que el Gobierno al uso, tradicionalmente impone.

Así la propuesta de los “técnicos” quedó establecida en un aumento del 9,6 %, teniendo en cuenta que de aprobarse sería la cuarta subida en cuatro años y que en términos reales supondría un incremento de más del 40% en el mismo período.  Esta subida preveía  un “recorte” de entre 1 y 2 puntos por  parte de los llamados “gobernantes de la nación”.

Pero hete aquí la sorpresa. Esa cohorte de mal llamados “socialistas”, que habita entre La Moncloa y sus sueldos y prebendas de fábula,  corrige el insaciable afán de lucro de esa docena de “grandes de España”, y aprueba un incremento de tarifas del… 9’8 %.

La ciudadanía y los pobres ingenuos que aún creen algo en la ideología de una clase dirigente que han elegido con sus votos se quedan aterrados.  El espectáculo es bochornoso, el indecoro de clamor, y entonces llegó Miguel Sebastián, ministro y licenciado en Económicas por la Universidad de Minnesota, y dice que no es para tanto, que la subida equivale a un… “café al día”.

El listón se ha puesto muy alto. Me imagino la próxima campaña electoral y no quisiera estar en el pellejo del que quiera convencer a algún elector, no previamente convencido o fanatizado. ¿Qué les pueden decir o prometer? 

Viven en la mentira y en la nada. Son la nada que gobierna suprimiendo cafés y enriqueciendo a los ricos (Amancio Ortega, 4700 millones de euros en 2010) y temerosos de los índices de calificación de deuda.

No tienen en cuenta que sus “índices de calificación de credibilidad” están aún peor y que están enterrando a una ideología y a un partido a punto de cumplir siglo y medio.

Los cómicos se han ocultado siempre detrás del maquillaje y los hechiceros han bailado alrededor de la hogueras, estos chamanes se limitan a tomarnos el pelo y a tocarnos los… cada vez que abren la boca. A este paso volveremos al candil y a las velas.

Al menos nos ahorraremos ver sus caras de mentirosos compulsivos cada vez, que tomando un café, no veamos sus deprimentes telediarios.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El siglo de las luces (apagadas)

  1. Hace mas de treinta años escribía que había que escoger entre el tubo fluorescente y la capuchina. Hoy te has dado cuenta cuando hablas del candil.
    Todo lo que dices es verosímil. Además y te debe preocupar lo comparto.
    Solo una cosa no es muy rigurosa. Cuando nombras a Amancio, podías haber nombrado a otro de los que acudieron a la cita con ZP hace poco. Fueron todos los principales empresarios, pero Amancio fue de los que faltaron a la cita, posiblemente porque no necesite a ZP ni a sus acompañantes.
    Hace muchos años los correligionarios de ZP, uno sevillano por mas señas, le decían al mandamás de la banca que no tenían poder, y este les contestó que tenían el BOE, y que se lo dieran a él.
    Me parece que Rajoy si sabe lo que es el BOE, para eso es registrador de la propiedad.
    Saludos Cordiales.

  2. No creo que me haya dado cuenta “ahora” de nada. Estos están mas “calaos” que un melón de Carriles (el del mercado de San Agustín). Son la eterna sociodemocracia de siempre. Y ahora ni eso, son “liberaldemócratas” (y lo de demócrata va de regalo).
    Lo que Rajoy debería “registrar” es la enorme nómina de chorizos y mangantes que tiene en las filas de “la gaviota” (gurteles, fabras, jaumasmatas, etc..,, por cierto el Fabra se chulea de que sus delitos han prescrito, no que no lo haya cometido). Si publicara en el BOE la lista se acabaría el papel prensa.

    Saludos igual de cordiales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s