El botín de don Emilio, banquero genital


Hubo un tiempo, en que este biznieto, nieto, hijo, sobrino, hermano y padre de banqueros era un plato de gachas servido por los jesuitas de Deusto. Pertenecía a la burguesía rica de sonoros apellidos compuestos. Así el actual marqués consorte de O’Shea era, además, Sanz de Sautuola y López. Lo que quiere decir que era más de derechas que las gallinas de Hitler.

En un sarpullido juvenil, Emilito se las dio de progresista en el colegio de la Inmaculada de Gijón, aunque con una progresía al baño maría, pues años mas tarde estaba en Deusto en lo más rancio de lo jesuítico, antes de entrar y arrasar en el banco.

Este señor que ahora se pone la americana ante las cámaras de la televisión, dejando ver su corbata y tirantes de color rojo chillón, no es un simple hortera, es el presidente del parlamento empresarial de la España de los españoles. Es decir, que tal y como está el pescao, es el mandamás de los que mandan.

Don Emilio se permite el lujo de decir cuando no tiene que renunciar un presidente de los ingenuos electores, cuando se deben convocar las elecciones, quien tiene que ser el candidato, qué tipo de política y recortes deben hacerse, con qué alianza militar debemos bombardear a determinado país y a qué edad debe de jubilarse el prójimo.

Es un encanto. El año pasado sólo ganó 8.876 millones. Y en plena crisis.

– A ver, señor presidente, ¿sabe usted a como está kilo de plusvalía?

– Qué quiere que le diga.

– Mi rentabilidad es del 614 %.

– Yo solo cumplo con mi parte del trato.

– Pues espabile que el Mariano achucha con las pymes y los franquistas de toda la vida.

Este oligarca, capo de la oligarquía, es un consumado maestro en el arte de eludir a la Justicia. No ha habido forma de echarle el guante. En febrero del 2008 el Tribunal Supremo archivó un sonoro procedimiento que tuvo abierto. Mas tarde, Anticorrupción se tragó lo de las indemnizaciones multimillonarias a Corcóstegui y Amusáteguí, que aunque tienen apellidos de delanteros de la Real fueron biencobrantes del Central Hispano. Y mil causas menores. De todas sale impávido, con sus tirantes rojos y su beneficio (brutal).

Entre la oferta y la demanda, don Emilio, nos hace la democracia hueca. Ejerce de saltamontes de los candidatos y le dice a Zapatero que ni mu a las recetas de Bruselas y el FMI. Que su cartera sigue engordando, que la economía (de guerra) es una ciencia impecable y que hay que pasarle la garlopa a la ideología.

¿El presidente del gobierno?

– ¿Quién le llama?

– Dios en persona. Desde Santander.

– Volando voy.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El botín de don Emilio, banquero genital

  1. – Volando voy.
    – Volando vengo.
    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s