Un sheriff anda suelto


Nunca me lo he creído del todo. Los supuestos valores de la cultura de Occidente: democracia, derechos humanos, imperio del Derecho, moral pública… ha sido siempre mas una coartada que una realidad.

La caída generalizada de esta máscara de valores está siendo general. Se embarca al mundo en una guerra cruenta e imperialista como la de Irak, se producen episodios como los de Abu Graib y la cárcel alegal de Guantánamo, se pisotea cualquier vestigio de respeto a la vida humana, se invade y bombardea Libia en una nueva mascarada de “protección de los civiles” y, últimamente, todo un estado se convierte en pistolero internacional con los acontecimientos de Abbottabad y la muerte a tiros de un terrorista.

Al término de la II Guerra Mundial, con un terrible balance de 55 millones de muertos, al menos, se constituye un tribunal, se hacen unos procesos –el de Núremberg- se dictan unas sentencias y se cumplen unas condenas de los principales responsables vivos de esta tragedia.

En el momento actual, cualquiera le declara la guerra a cualquiera y en nombre del sacrosanto derecho de “combatir” el terrorismo ajeno se convierte en el más feroz terrorista. Avasalla fronteras, estados y derechos internacionales. Juzga sin jueces, mata sin sentencias y cámaras en directo y dispone de vidas y haciendas.

Nuestra sociedad deja de ser una “sociedad avanzada” y retrocede a la jungla y a la ley del talión. El Derecho es una entelequia y la Justicia una burla. Existe una evidente rebaja y degradación de los gobiernos y de la humanidad.

Y eso que el principal ejecutante de las últimas actuaciones es nada menos que un Premio Nobel de la Paz. Y el papel del corifeo internacional es casi tan aberrante como el del sheriff del condado planetario. Aplauden, celebran y justifican una acción de asesinato y la reducción sistemática de los Derechos Humanos a solemne papel mojado.

Las pistolas y los matones se han impuesto al Derecho. Sin aspavientos, la ausencia de Ley ha quedado enaltecida. Ahora sólo nos falta el imperio completo del ojo por ojo. Hay muchos aspirantes.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Un sheriff anda suelto

  1. Fotón dijo:

    Hace una fechas me expresaba mediante e-Mail a mi nutrida lista de contactos en los términos siguientes y que como observarás, tienen un gran paralelismo con los argumentos que tan acertadamente expones en este nuevo ‘post’ tuyo.

    Creo yo que cualquier persona sensata y con un mínimo de espíritu crítico debe llegar a la triste conclusión de que los tan cacareados valores de la ‘Civilización Occidental’ han sido absolutamente pisoteados, habiendo quedado ya, a estas alturas del relativamente incipiente Siglo XXI, en una pura entelequia.

    “¿QUIENES SON LOS TERRORISTAS?
    Los ‘medios’ nos informaban hace unos días de la muerte del hijo menor de Ghadafi y de tres de sus nietos tras un ataque de la OTAN. ¿Cuántos ciudadanos libios de todas las edades estarán siendo masacrados por nuestros pilotos dotados con las armas tan eficaces que les hemos ‘dado’?.

    ¿No os parece que debemos ponernos en lugar de los padres y abuelos libios, afghanos, pakistaníes etc. etc. que ven como sus hijos son asesinados por unos Estados “matones” a los que el ‘matón principal del Mundo’ les ha colocado las estrellas de ‘Ayudantes del Sheriff’?

    A mí, como padre y abuelo, estos hechos me producen una indignación y dolor indescriptibles, a la vez que me hacen sentir vergüenza de mí mismo, de ser un ciudadano que por acción u omisión es cómplice del asesinato que nuestros ejércitos están cometiendo en las personas inocentes de varios lugares del Planeta, en Estados que no han sido enemigos y ni han representado nunca una amenaza para nuestras familias o intereses.

    Tras esta reflexión, me hago una pregunta: ¿quienes son realmente los terroristas?, a la vez que crece en mí el temor de que más tarde o más temprano surjan nuevos 11-M en los que nos toque sufrir nuevamente la lógica ira de esos padres o hermanos de tantos seres inocentes asesinados con nuestra complicidad o, por lo menos, con nuestra pasividad ante tales actos arbitrarios fruto de la voracidad y codicia de los ‘Próceres de la Civilización Occidental’.

    ¡Ah sí, se me olvidaba¡, la actuación de nuestras Fuerzas está ‘amparada’ en Mandatos de la ONU, tales como ‘Acción de Exclusión Aérea’ o ‘Intervención Humanitaria’ .¡no os parecen simples eufemismos para enmascarar ataques terroristas a gran escala?; ¿no os suena a TERRORISMO DE ESTADO?
    J.A.

  2. Fernando Mora dijo:

    Recuerdo que hace algún tiempo hubo una muy rimbombante conferencia internacional para debatir y quiero recordar que para definir que era “terrorismo”. Tras varios días de intensos debates acabó el asunto en nada. No he vuelto a tener noticia de una nueva reunión para tal cosa. Estaba complicado el asunto desde luego. Anda que si acaban por hacer una definición en la que por un aquel estas últimas actuaciones pudieran legalmente ser reconocidas como lo que son, terrorismo puro y duro…mejor hablar de que no ha habido consenso y que todo quede como está. Como nosotros somos los buenos, los terroristas son esa gente que va con turbantes o txapelas etc.
    Un saludo,

  3. Beatriz Ruiz dijo:

    Bueno, yo tampoco he creído nunca en esos supuestos valores occidentales…

    Magnífica entrada…

  4. bemsalgado dijo:

    «Se hizo justicia. Quien ponga en duda que un asesino en masa [Bin Laden] no merecía lo que recibió, lo que necesita es que le examinen la cabeza». (Palabra de Obama)

    Si hemos de hacerle caso, tenemos que darnos prisa.

    Las listas de espera de psiquiatría pueden colapsar la Salud Pública, por más tiempo del que ya dura la operación “Justicia Infinita”, devenida en “Libertad Duradera” antes de que se produjera la “Tormenta del Desierto”, y que va camino de convertirse en “La Madre de todas las Batallas” profetizada por Saddam Hussein, siendo la romántica “L’aube d’une odyssée”, su primera hija afrancesada.

  5. Javier Ochoa Perez dijo:

    Buenas tardes.
    Solamente decir que acabo de descubrir tu blog y deseo felicitarte por tu manera tan clara de exponer tus criterios en los que estoy totalmente de acuerdo.
    Ha sido un placer leerte y ten por seguro que seré un fiel y asiduo lector tuyo.

    Saludos cordiales

  6. raromerol dijo:

    De entre los pocos programas televisivos que no sean documentales científicos que despiertan mi interés está uno muy parecido a ellos, que ha traducido, arrebatándole todo el sentido como “Crímenes Imperfectos”, cuando su nombre original es “Archivos forenses”. De modo que cuando lo que se pretende es demostrar la calidad investigatoria de la policía científica y los avances de la medicina forense, tratando de desincentivar el crimen, la estúpida traducción (como dicen los italianos: “traduttore, tradittore”, el que traduce traiciona) presenta las condenas judiciales como errores de los delincuentes, incentivándolos a poner más interés, más cuidado, para que no cometan errores, para que no los puedan atrapar. Pues bien, esta mañana, creo recordar, en uno de ellos, al investigar sobre una persona que, tras recibir una oferta de trabajo en otro Estado de la Unión, desapareció, se descubrió que podía estar implicado el suegro del desaparecido, tal vez como venganza porque su hija había perdido todos los juicios sobre problemas ocurridos en su divorcio y custodia de los hijos. Pero, al ir cerrando el cerco, se hechó encima la Agencia Central de Inteligencia, la C.I.A., impidiéndoles que siguiesen las investigaciones, pues el tipejo en cuestión era un colaborador suyo, que estaba intermediando en la venta de armas a Gaddafi para que pudiese realizar ataques terroristas en Europa. Y esto en un programa televisivo de Estados Unidos de (Norte)américa, con apariencia de gran verosimilitud, documentado y documental, en colaboración con la policía. El hecho se resolvió llevando a la esposa a que recociera los huesos del desaparecido e insinuándole que tenían pruebas de que había sido su padre, con lo que consiguieron que confesase.

    Ya anteriormente tenía conocimiento de que varios Fiscales en Jefe del mismo país habían dimitido porque la C.I.A. les impidió continuar investigando los mayores alijos de opio y heroian, porque, detrás de ellos, estaban los talibán: estaban pagando con droga las ventas de armas para acabar con el Gobierno progresista de la República de Afgganistán, que vendían a los ciudadanos estadounidenses para financiar la insurrección fascistas, igual que Estados Unidos colaboró con Franco, vendiéndole (al fiado) petróleo e información obtenida de escuchas de la Compañía Nacional Telefónica de España (y de las J.O.N.S.: en realidad la ITT, la misma que derribó a Allende en Chile, igual que la Compañía Nacional de Ferrocarriles de Nicaragua era en realidad la “United Fruit” de Rockefeller) en contra del legítimo y democráctio Gobierno de la República, a la que declararon el bloqueo económico para “parar la guerra”, llegando a incautar una partida de aviones que a éste se le había obligado a pagar por adelantado. Y ahora, para “arreglar” el entuerto tenemos que arriesgar (y perder) la vida de nuestros soldados en contra de los que antes, cuando se esperaba de ellos que autorizasen la construcción de un oleoducto que permitiese impedir la llegada de petróleo de Bakú a Ruisa y al resto de Europa, se había armado, tras el fracaso del golpe de Estado contra la República de Afgganistán, en defensa del anterior corrupto, despótico y tribal rey ¿Cuál es el verdadero Imperio del Mal?

    • raromerol dijo:

      Item más. En estos momentos en Estados Unidos se debate la “continuidad” de la “Ley del Patriota”, que permite la investigación de la correspondencia privada, por correo ordinario y por la Red Internacional de Telecomunicaciones, en abreviatura inglesa “Internet”, y las llamadas telefónicas SIN ORDEN JUDICIAL, sólo con que la policía mencione la palabra mágica TERRORISMO, o lo justifique con ello a posteriori. Pero se está llegando más lejos aún. No se trata de una simple renovación sino que, aprovechando que la derecha republicana ha conseguido mayoría absoluta, están ampliándola, de modo que se puedan anular páginas completas de “Internet” y direcciones de correo electrónico, al propio estilo de lo que se acusa a la República Popular de China, con la colaboración expresa de las grandes compañías internacionales de telecomunicaciones, como se ha hecho contra los manifestantes antigubernamentales en el Norte de Africa y Oriente Medio, por simple sospecha. Ya hay casos en que se está aprovechando la Ley de Propiedad Intelectual para hacerlo mediante la acusación, falsa, de “tráfico” de música o vídeos gratuitamente, como copias ilegales, ya que dicha Ley, igual que la española, prescinde de la constitucional invertención judicial, contra comentarios o ideas políticas contrarias a lo que la derecha consiente. Es un tema muy peligroso, ya que casi todos los servidores están ubicados en Estados Unidos de (Norte)América. Si alguien tiene alguna duda puede entrar en http://act.demandprogress.org/act/obl_patriot/?referring_akid=a1419061.431560.tRCM-_&source=auto-e

      Aunque está en inglés creo que resulta fácilmente inteligible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s