De aquellos polvos (con perdón) son estos lodos


La debacle general de Izquierda Unida en Córdoba merece una reflexión y un comentario tan localista como personalizado. La formación de izquierdas, que en general ha subido en porcentaje de votantes en todo el país, aunque menos de lo necesario y esperado, se ha caído con todo el equipo en su ciudad talismán.

Y nada se produce por casualidad. Y un resultado electoral, menos. Córdoba y su izquierda llevan años siendo víctimas de Rosa Aguilar, de su personalidad y de su ambición –política y personal-.

Cuando Rosa abandonó la portavocía en el Parlamento de la Nación, función que dicho sea en términos de estricta justicia, ejerció con brillantez, adoptó una doble pose: la víctimista y la exigente. Se presentó como la joven promesa política que “sacrifica” su carrera al servicio de su ciudad y de su partido. Pero no lo hizo gratis. Impuso unas duras condiciones a casi todo el mundo: su partido, sus compañeros, sus colaboradores. Ella haría y desfacería sin mas criterio que su soberana voluntad.

Y puso empeño en su “trabajo”. Impuso candidaturas, candidatos, asesores, sueldos y, lo que es peor: políticas.

Instalada en el narcisismo, loada y alabada por amigos y contrarios, Rosa se proyectó hacia su infinito. Y eligió el camino de intentar contentar a todos. A tirios y troyanos. A Bono y a Arenas. Al carnaval y a las cofradías. A Don Miguel y a Sandokan.

Su populismo era de manual. Lo mismo cogía la vara en el Santo Entierro que iba de perol en perol como “alcaldesa” por rastrojo. Eso, en política tiene un éxito momentáneo, pero al final se paga.

La primera consecuencia es que su política se hizo de “derechas”. Pactó, alentó y sostuvo lo más insano de la insana sociedad cordobesa: el trío de grandes constructores, el imperio corrupto de El Cura en CajaSur, el urbanismo parcelista y destructor del medio ambiente, las grandes superficies comerciales… A cambio de un puñado de votos.

Lo malo de este tipo de prácticas es su volatilidad. Rosa se volatilizó con su transfugismo al sol psoero que más calentaba, sus sucesores quedaron marcados como “rosistas” y los votos captados se han volatilizado cuando ha pasado por el aire y por las urnas alguien más populista aún.

Dicen que está feo señalar, pero uno que ha militado –con tufo antiguo y de clandestinidad- por estos lares desde hace unos lustros no acababa de entender que hacían en las concejalías y en las listas electorales determinados nombres. Con igual, o más méritos, podrían haber estado en otras formaciones, bastante menos izquierdosas.

Y ahora, el pato o el populismo ajeno lo ha pagado, Andrés Ocaña, un buen hombre y, probablemente, un buen gestor, pero de un bajo perfil y carisma, marcado, además, por su proximidad a su “excelencia”.

Inauguramos una mala época y nos toca vivirla bajo los parámetros de la dignidad. Ocaña, en un gesto que le honra, ni va a firmar el acta de concejal. Otros, y otras, en su momento, debieron hacer lo mismo. Pero el cebo del cargo les cegó. Ahora, perdido el lastre, ligeros de equipaje, con sangre, sudor y lágrimas, podremos volar de nuevo. Y remontar. No hay más cera que la que arde.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a De aquellos polvos (con perdón) son estos lodos

  1. enrique dijo:

    Ok!
    Pocas cosas que añadir, aunque creo que cuanto relatas está preñado de matices que desbrozar. Esa será la prueba del algodón para obtener el análisis más extenso posible de las causas, las consecuencias previsibles y de esta forma reinventar otras maneras de de actuar.

  2. janaca66 dijo:

    Algo parecido pasa en Asturias pero con PP y Paco Cascos, tengo curiosidad en ver como termina la guerra personal entre Gabino de Lorenzo y Cascos, va a dar para mucho, te recomiendo mi blog no tan serio antiglamur.wordpress.com

  3. Carmen dijo:

    el ego mata.

  4. Rafael Romero Luque dijo:

    Creo que de Rosa Aguilar se pueden hacer aún más acusaciones, la mayoría en base a sospechas y conjeturas, algunas de las cuales quedan insinuadas en el artículo. Por algo la acogió el PSOE y ella se vio obligada a hacerlo. Pero, en política, más importancia que la realidad de los hechos la tienen las apariencias. Lo cierto es que Izquierda Unida tragó con todas sus exigencias, lo que la hace corresponsable de lo ocurrido. Los votantes se pueden equivocar, lo han hecho, estrepitosamente, en los últimos comicios, en Cataluña, en Estados Unidos… votando por alternativas peores que las que querían castigar.

    Por ejemplo, querían castigar a Obama por no haber cumplido su programa electoral (lo que demuestra el desconocimiento de sus electores respecto de las deficiencias del sistema político, electoral, estadounidense y su grado de corrupción, con lo cual esperar de cualquier forma de arreglarlo resulta ilusorio: a través del desconocimiento, de la ignorancia, puede sonar la flauta por casualidad, pero es difícil que se enmiende nada) y, en cambio, votan por la oposición, que se negaba a todo su programa, especialmente a los seguros médicos obligatorios, que, tal como se han aprobado, constituyen un impuesto más para los trabajadores, y son los principales culpables, además de algunos corruptos de su propio Partido, de que dicho programa no haya podido cumplirse.

    Convergencia y Unión Democráticas de Cataluña, por Cataluña y sólo para Cataluña, entre otras cosas, criticaba las paridas independentistas de la coalición de centro-izquierda (con el apoyo a “Bildu”, que podría traducirse como “La Apriencia” o La Trampa”, siempre los nombres escogidos por los independentistas vascuences son susceptibles de múltiples interpretaciones, ha ocurrido lo mismo, y sin embargo Izquierda Unida sigue sin aprender, sin enterarse de que eso no le sirve, sino para perder votos, que el “puritanismo” está reñido con la política) la gente votó por ellos y, sólo unos días después, participó en otra de las mascaradas plebiscitarias con tal objeto.

    Se acusaba al PSOE, con toda justicia, por la incautación de derechos, cotizaciones, patrimonios y rentas propios de los trabajadores. Y resulta que, como castigo, votan por Convergencia y Unión Democráticas de Cataluña, por Cataluña y sólo para Cataluña y por Popeye “El Marianico”, que ha sido cómplices necesarios con su abstención o incluso voto favorable, para tales desaguisados.

    Sin embargo los votantes tienen un fino instinto, de modo que cualquier crítica que la izquierda haga de Rosa Aguilar recae, necesariamente, sobre la cabeza de Izquierda Unida, ya que presuponen, con toda lógica, que dicha coalición lo sabía y lo ocultaba, la amparaba, era cómplice, mientras permaneció en sus filas. Lo inteligente hubiese sido presentar su deserción como una prueba de que el PSOE había perdido el rumbo, y que precisaba, imperiosamente, la capacidad de Rosa Aguilar y otras gentes más a la izquierda para enderezarlo. Perdón, siniestralizarlo, derivar a la izquierda. Pero, cuando falta inteligencia, cuando sólo hay análisis simplistas, pasa lo que pasa.

    Claro está que Izquierda Unida tampoco podía incentivar tales deserciones, tenderles “la puente de plata”, porque el PSOE podría “comprar” a más predispuestos a la venta. A mi entender esto no es razón, de nada sirve “atemorizar” a tales “candidatos” al transfuguismo con el castigo del reproche, pues a ellos debe tenerle mucho sin cuidado y a los votantes les suena a rabieta, a pataleta.

    La única forma de “asegurar” a dichos personajes desideologizados, si es que interesa mantenerlos en las candidaturas, es el crecimiento delos votos, la expectativas de futuro, como hubiese sido de justicia si unos y otros, votantes y dirigentes, hubiesen utilizado más la cabeza y menos las simplezas y la impulsividad, las reacciones primarias.

  5. Rafael Romero Luque dijo:

    Se me olvidó indicar antes que la renuncia, la dimisión, es un error. Los votantes la interpretan como un berrenchín, o, peor aún, que se ambicionaba un cargo, por alguna razón, y que, al no conseguirlo, no merece la pena continuar el esfuerzo, o que se es culpable de algo y se trata de dar satisfacciones por hay materia para la extorsión. Izquierda Unida precisa, en Córdoba y en todas partes, gentes inteligentes, puesto que faltan muchas y mucho, además de dispuestas a trabajar y con sentido del honor y de la democracia. Dimitir, renunciar al cargo, alguien que pudiese tener tales prendas es malo para todos, especialmente para el pueblo y para Izquierda Unida.

    Y sólo supone comprar papeletas para que ocupe su sitio alguien que carezca de tales méritos, de apoyo o prestigio popular.

  6. antonio hens dijo:

    Pienso que los críticos, los rebeldes, los buenos que decidieron abandonar I.U., por la mala praxis de sus dirigentes, hicieron vulnerable el partido a la contaminación. También hay que cargar sobre ellos su parte de culpa de estos lodos.

  7. No me parece adecuada la valoración que haces de Andres Ocaña. Conozco su gestión de cerca en la Gerencia de Urbanismo y me ha parecido que ha ido en la dirección de la falta de sostenibilidad. El fenómeno de las parcelaciones o las naves de Gomez son de su época. Nombró a gerentes de urbanismo sin ninguna vinculación progresista, más bien al contrario.
    Impuso el aparcamiento de la calle Sevilla como rotativo en el Plan de Accesibilidad del Casco Histórico. Tuvo durante años apalancado el Plan de la Sierra, gracias a su gestión se va a derribar el mercado del Alcazar, etc
    La excusa de obedecer a Rosa Aguilar no justifica lo negativo de una trayectoria.

  8. Ildefonso López García-Sotoca dijo:

    Lo que no cabe duda es que la factura política de Rosa la están pagando las formaciones de izquierdas de esta ciudad.
    Rosa es una persona con grandes dotes de actora y vendedora de cualquier cosa, no me extrañaría que esté en su mente el alcanzar aún metas más superiores, a pesar de la derrota del PSOE, pues a hora, este apartido tienen que ganarse al electorado perdido a base de gentes que sepa convencer y Rosa para eso es maestra.

  9. Javier Ochoa Perez dijo:

    Primero desearía disculparme por no opinar sobre el tema en cuestión del que me ha parecido excelente, pero al desconocerlo prefiero no hacerlo..

    Solo deseo hacerte una pregunta que en mi opinión es la raíz de lo que realmente está sucediendo actualmente en este país y practicamente se está extendiendo por todo el mundo.

    ¿El nuevo Orden Mundial? ¿ El club Bilderberg? ¿ Las armas de desinformación masiva?

    El otro día le pregunté a un periodista que le parecía el secretismo del Club Bilderberg y me contestó que no tenía ni idea. Yo le contesté ¿como? le comenté que La Reina Sofía Banqueros, políticos del Psoe y PP, medios de comunicación como Cebrian del País , etc solían asistir todos los años, tambien le pregunté sobre la reunión del año pasado en Sitges. El citado periodista que estaba cubriendo la sentada de los trabajadores del Hospital Clínico, en Barcelona, y ante mi sorpresa, se encogió de hombros exucusándose que tenía que irse de inmediato para la radio sin ninguna explicación más.

    Lucas, me gustaría conocer tu opinión, ¿porque seguir anestesia-dos?

    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s