No nos representan


Hay gente que se siente muy complacida de ser como es. Viven en un mundo idealizado, confortable con sus hedonismos e inclinaciones consumistas, ajeno e insolidario con la desgracia, mal o pobreza ajena. Se rodean de conceptos, palabras y seguridades: democracia, respeto, libertad y las administran o explotan como una finca colonial.

Pero, llegados a un punto, sus democracias, sus libertades, sus falsos respetos y su falso patrón de la educación y las buenas maneras, no nos representan. Y sobretodo, no nos representan sus políticos. Corruptos, corporativistas, instalados en la nómina, la dieta, el coche oficial y el absentismo real de su labor de representación.

No nos representan sus parlamentos y sus sedes parlamentarias, alejados de las necesidades y problemas reales, apoyados en un orden falso y en una democracia ruin y vaciada de contenido.

No nos representan sus leyes electorales, amañadas, dirigidas e instrumentadas por una minoría aparatera, por una listas cerradas al mérito personal y bloqueadas a la auténtica representación de los electores.

No nos representan sus policías y las fuerzas de “su” orden, mantenedoras de su entrega sin condiciones al capitalismo financiero, a los banqueros internacionales y a la expoliación, acoso y derribo de derechos sociales conquistados en una lucha de siglos.

No nos representan sus cámaras parlamentarias, refugio de mediocres y reaccionarios de todo pelaje, aparente y teatralizadamente de opciones diferentes y hasta enfrentadas, pero en realidad manifestaciones del mismo y desgraciado magma del político trincón y profesionalizado.

No nos representan sus autonomías, inútiles y descafeinadas, dirigidas a la asimilación fácil de históricas nacionalidades y a la digestión benevolente de aspiraciones de soberanía y autogobierno seculares.

No nos representan sus alcaldes y sus ediles, reproductores a escala del patrón centralista, orquestadores y muñidores del habitual expolio de la riqueza urbana y medioambiental en beneficio de especuladores sin cuento, que les dejan sus migajas en forma de “regalos”, que ofenden por igual a la razón, la moral y a una ética elemental.

No nos representan sus imputados, sus procesados y sus condenados de cada día, hora, mes y año. Sus “chorizos”, obscenamente enriquecidos, sus miles de “asesores” con nómina de reyes, sus comidas, cenas y juergas en hoteles y restaurantes de lujo, su repugnante asalto al dinero de todos, su patriotismo hortera y de ocasión y el camuflaje de sus privilegios como una “razón de estado”.

Demasiado abyecto, demasiado tangible, demasiado evidente: ¡No nos representan!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a No nos representan

  1. Fotón dijo:

    Maravillosa reflexión querido Lucas y al respecto me hago una pregunta: ¿si alguno de los implícitamente aludidos lee esta demoledora denuncia tuya, se le caerá la cara de vergüenza?.

    Obviamente, es de ilusos pretender que se les caiga ‘algo’ que tienen más duro que el cemento armado y que requiere un mínimo de dignidad, cosa que no creo que ni sepan lo qué es pero, ¿cómo esperan que reaccione un PUEBLO indignado, exasperado o definitivamente desesperado?

    Cuando la ciudadanía ve secuestrada hasta el remedo de ‘democracia’ que tenemos, cuando tan manifiestamente corrupta está la clase política, cuando esos curruptos buscan amparo blindándose como aforados en las instituciones, cuando gran parte de la Justicia está en manos de individuos que la ejercen de manera tan arbitraria y curiosamente, siempre favoreciendo o protegiendo los intereses de las corruptas o claramente mafiosas oligarquías, cuando la mera subsistencia de una gran parte de la ciudadanía depende de la solidaridad de la familia ya también extenuada, cuando en momentos de tanta tribulación para el pueblo, los bancos ponen de manifiesto una vez más que son grandes beneficiarios y en gran medida responsables de las mil y una formas de expolio brutal a que está sometida la ciudadanía, cuando se ve una parálisis total en un ‘sistema’ incapaz de resolver o en parte remediar algo de ello….repito, ¿cómo esperarán que acabe reaccionando el PUEBLO ?

  2. Buena reflexión Lucas.

    Te pego aquí un magnifico artículo sobre Belloch

    http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=680040

  3. carmencoello dijo:

    ¿Y entonces qué hacemos? yo por lo pronto indignarme sin violencia. Indudablemente nos sentimos mal representados porque el aburguesamiento ha llegado a tales límites que ya no sabes reconocer quien es de izquierdas o de derechas e incluso hay momentos en los que representantes de la derecha llegan a ser más honrados que nuestros propios representantes de los partidos de izquierdas.
    Aquí en Tenerife que nos conocemos casi todo el dislate no tiene precedentes. Después de años luchando contra la corrupta y vergonzante política de CC se pacta con ellos al precio que sea y todo por dos malditos votos que hacen falta en Madrid para los presupuestos del año que viene.
    Se reparten cargos de confianza a diestro y siniestro.
    Mis compañeros y compañeras y yo misma somos víctimas de esa caída hacia la derecha del PSOE regional, que provocó nuestra salida del partido de gentes que incluso llevaban más de 30 años en él. Hemos fundado una nueva formación Socialistas x Tenerife donde nadie vive de la política, ahora tenemos 13 concejales en la isla pero todos en la oposición, creemos que esto debe y puede cambiarse. Tenemos ilusiones de futuro

    • raromerol dijo:

      Perdona, pero el PSOE, y desde hace muchísimo tiempo, no es de izquierda. El “eu-anguelios” da una muy buena norma para distinguir a los falsos profetas: “por sus frutos los conocerías”. Como dice la “poesía popular” referente al Cristo hecho con un árbol estéril: “¡Quien te conoció ciruelo / en el huerto de mi abuelo…! / Los milagros que tú hagas / que me los cuelguen de los mismísimos”. Si dan leyes antiobreras es que son de derechas. Se llamen como se llamen.

    • raromerol dijo:

      Otra cosa más. La división técnica o especialización en el trabajo fue un avance de la Humanidad descubierto en el Neolítico, hace como 30.000 años. Volver atrás en el tiempo, y más aún tanto tiempo, es siempre un error. Ahora está “de moda” propagar que todos hagamos de todo. Gratuitamente. En lugar de fomentar la creación de puestos de trabajo. Los que se dedican a la política en exclusividad, a tiempo total, tienen perfecto derecho a percibir las retribuciones oportunas a la elevada labor que representan para la colectividad. Fueron los liberales radicales quienes plantearon, como un avance de la democracia, que los cargos públicos, sin excepción, fuesen retribuidos. Así no tenían que ser cubiertos por aristócratas o capitalistas rentistas, que tuviesen asegurados unos ingresos fijos dedicasen a lo que dedicasen su tiempo, y que, además, se consideraban con perfecto derecho a la corrupción política para compensar el tiempo que perdían de disfrute en otros vicios.

      Deben ser retribuidos y en línea con sus posibles alternativas, en la empresa privada. No puede explicarse de ninguna manera, ni es bueno para fomentar las buenas intenciones, que nuestro Presidente de Gobierno cobre (oficialmente) 76.000 € al año, mientras Alfredo Sáez, Consejero Delegado del grupo Banco de Santander, cobraba ¡10.200.000 €! en igual unidad de tiempo. Sin embargo la ofensiva propiamente fascista contra los políticos (especialmente contra los del PSOE) no se dirigía con igual indignación contra los empresarios, a los que sí parecen otorgarles tal derecho por explotarnos, despedirnos -Ellos son los verdaderos y directos responsables del desempleo, y el Gobierno sólo indirectamente, en la medida en que no expropian, incautan, las empresas incumplidoras, igual que incautan, sin indemnización, los derechos de los trabajadores, sin que hayan incumplido nada, o no creen empresas públicas, que suelen despedir menos ¡Pero no se puede pedir peras al olmo, que se comporte como socialista quien no lo es!- extorsionarnos, engañarnos, recibir subvenciones públicas a cargo de los impuestos que pagamos, mayoritariamente, los trabajadores (las empresas no pagan I.V.A., sino que nos lo repercuten a los consumidores) incumplir los Convenios Colectivos Sindicales, rebajarnos los salarios, aumentarnos la jornada laboral, trasladarnos de un puesto o incluso ciudad a otra, subir los precios y crear inflación. Además, no se divulga que los políticos no cobran su sueldo neto, sino que les descuentan la parte proporcional de los costes de funcionamiento de su partido político, así como de atender a las deudas adquiridas con su financiación. Al menos así es en los Partidos que pasan por izquierdistas. Lo que se desconoce es la retribución real, neta, del rey, puesto que se engloba en la “Casa Real”, incluyendo todos sus gastos, como si fuese una empresa. Y el rey también es un político, aunque los fascistas no lo consideren así.

      En España además, tenemos la peculiaridad de pagar, también, una “Casa Principesca”, algo que no ocurre en ningún país del mundo. El rey o el Presidente de la República pueden asignar el sueldo que les parezca oportuno a sus hijos. Como si quieren gastárselo en putas. Pero lo que no tiene ninguna explicación es que le paguemos un palacio con todos sus gastos y empleados, como si fuese una empresa, sin desglosar cuanto se lleva neto. Porque el Príncipe también es un político, aunque los fascistas no lo consideren así. Sólo que “trabaja” a tiempo parcial, para ir quitándole trabajo a su padre ¿Por qué no pedimos que la familia real también “trabaje” gratis, por amor al arte, como parece que se pretende los políticos y del resto de mortales no capitalistas?

  4. Fotón dijo:

    Enhorabuena Carmen, eso es coherencia…precisamente algo de lo que también están muy faltos los profesionales de la política.

  5. Javier Ochoa Perez dijo:

    Lucas. Solo decirte que….. Chapeau.

    Ahora lo que hay que tener es voluntad de reformar la Constitución, para desatar lo que está atado y bien atado.
    Nunca olvidaré cuando Arias Navarro nos dijo en TVE, al poco de morir Franco.
    “Españoles tendremos una democracia, pero será una democracia a la Española”
    Y mira por donde, continua muy pero que muy activa.
    Saludos.

    • raromerol dijo:

      No basta con tener voluntad para reformar la Constitución o la Ley electoral: hace falta tener votos para ello o coincidir en intereses, realizar una propuesta que lo concite y negociarla hábiltamente con los que sí los tienen ¿O es que eso es tan difícil de comprender? Todo lo demás son idealismos ilusorios.

  6. Fernando Mora dijo:

    Gracias por el post.
    Un saludo,

  7. Carmen dijo:

    Totalmente de acuerdo con tu comentario Lucas, no nos representan, pero la realidad es que sí nos representan, aunque no los queramos donde están, sino en la cárcel, la gente les ha votado y yo siento vergüenza de ser valenciana, me consuelo un poco pensar que en mi pueblo han perdido la alcaldia.
    De todas formas o recuperamos una sociedad con buenos valores y no me refiero ni mucho menos religiosos o estamos perdidos, sinceridad, honestidad, justicia, no es necesario que siga. Saludos a todos.

    • raromerol dijo:

      Me parece muy bien. Esa incoherencia de que no nos representan pero la realidad es que sí nos representan define perfectamente la situación actual de falta de análisis certeros, sin los cuales es imposible plantear alternativas. Como escribió Lenin en “¿Qué hacer?”, en vascuence “Eguin?”

  8. NICOLÁS PUERTO BARRIOS dijo:

    Muy de acuerdo amigo Lucas. La confusión en la que nos han metido algunos de nuestros excompañeros y excamaradas, de la que yo he tardado en darme cuenta, es que por el hecho de estar adcrito en la izquierda lo que hacíamos era correcto y eran los otros los corruptos. Los jóvenes del 15-M se han dado cuenta, y ya no discriminan si los/as zinverguenzas son de izquierdas o de derechas y hay que denunciarlos. Como dice Carmen Coello más arriba, los peores son los de izquierdas, cargos públicos y dirigentes sindicales, en los que confiábamos. El problema se puede presentar,como te comentaba otro día., es cuando estos granujas se quieren poner a la cabeza también de estos nuevos movimientos de indignación, y no lo digo por Cayo Lara, que el hombre ha heredado una organización decompuesta en lo territorial, descabezada por los tránsfugas que se han refugiado en el pesebre sociata y desligitimada por los malos ejemplos que hemos dado allí donde la izquierda ha tocado poder. Tenemos que ayudar a los jóvenes a que estas denuncias que hacen, que se mascan, se cncreten, porque a veces es muy dificil de desmarañar. El problema no es solo que haya imputados en casos de corrupción de los políticos, que al fin y al cabo están en manos de la justicia, el mayor problema es que hay implicados en corruptelas de tráfico de influencias por adjudicaciones de obras y servicios a amiguetes y por enchufe de familiares para puestos de empleados públicos. en algunos casos más de uno. El hecho de que empresas dignas y serias hayan intentado por la legalidad conseguir adjudicaciones o que jóvenes se hayan pagado con su trabajo ( o con el sacrifio de sus padres) academias para superar pruebas de oposicones, donde en ambos casos se ha burlado la ley, es un crimen. Esto no debe quedar impune y hay que ayudar a que se pierda el miedo y desde las mismas instituciones, las personas legales denuncien estos hechos.. Sé que hay una Ley del Silencio, y yo la estoy viviendo personalmente, cuando quiero abordar esta tarea en un caso concreto y no encuentro apoyo en los que se decían de los nuestro. ¿ No sé si he metido la zorra en el corral de las gallinas?. Ya se verá.

    • raromerol dijo:

      Estar en contra de todo no sirve para nada. Pedir que no se vote (“Tu voto vale mucho: ¡no se lo dés a nadie!”, decían) sólo sirve para que triunfen plenamente lo acríticos. Y después pasa lo que pasa. Ya ocurrió algo parecido durenta la IIª República española (sin contar la efímera de Sevilla o la de más larga duración, aunque con la colaboración francesa, la de Cataluña) además del voto femenino, que, como estaba cantado, se fue hacia la derecha, cuando los anarquistas se decidieron por la abstención. No es que les faltaran motivos, pero es que la abstención no sirve para nada. No eran capaces de comprender que el Gobierno estaba formado por la mayoría de partidos liberales, que el PSOE sólo tenía 3 MInistros, y el Partico Comunista ni un sólo diputado, ya que, hasta que llegó José Díaz a la Secretaría General, se oponía a la “democracia burguesa” y pedía “todo el poder a los soviets”, en un mimetísmo fuera de tiempo y lugar. Cuando se dieron cuenta de lo que habían hecho decidieron “solucionarlo” mediante la huelga general revolucionaria, que sólo triunfó en Asturias durante 15 días, contra la cual Franco, entonces Jefe de Estado Mayor del Ejército, envió al Tercio de Extranjeros (posteriormente redenominado Legión) la aviación y la Marina de guerra para bombardearlos, superando lo que se le imputa a Gaddafi.

      Y, más tarde, vienen las “depres” por la impotencia, se quiere impedir la entrada de los parlamentarios en el Parlamento o de los concejales en el Ayuntamiento. Lo que hay que hacer es ser inteligente y procurar alterar el sentido del voto previsto, y no hacer el idiota para enfurecerse después.

    • raromerol dijo:

      Carmen Coello no escribió que los de izquierda sean los peores. En tal caso la conclusión lógica sería votar por la derecha, que es lo que ha ocurrido ¡Alegría, entonces! Yo creo que Carmen Coello se refería al PSOE, que hace muchísimos años que no es de izquierda.

  9. raromerol dijo:

    Como de costumbre yo lamento discrepar. Pero discrepo. Si puedo. Si no molesto a nadie. Estoy completamente de acuerdo en que lo que hay no nos representa a algunos. Pero es absolútamente erróneo, fuera de la realidad, generalizar, sin poner limitaciones. Y, como es absolútamente erróneo, puede ser bonito para hacerse pajas mentales, pero no sirve para hacer ningún análisis, para establecer ninguna estrategia ni esperar a que baje el Supremo Salvador para cambiar lo que hay. Desgraciadamente la mayoría está perfectamente representada. Porque quieren lo que hay. Quieren que haya corruptos. Quieren que haya corrupción. Sin ir más lejos, en Córdoba, cuando votan por el Sandokán de la especulación inmobiliaria para heredar el cargo de su amiga -la segunda parte contratante de la primera parte contratante ¿O era la primera?- Rosa Aguilar. Quieren que a los políticos les regalen trajes de varios millones de pesetas, que no sé de qué puede estar hecho un traje de “caballero”, sin oro ni pedrerías, para valer tanto. Quieren que haya cohes y limusinas públicos. Por ejemplo, en Cataluña, aunque tengan que quitar el dinero de otros sitios. Quieren que el dinero que el Estado dió para enjugar la deficiencia de la Sanidad Pública se emplee en una cruz que lució durante 24 horas. Quieren que se privatice la Sanidad Pública. Quiere que se pague o se copague o que se repague la consulta al médico de atención primaria. Quieren que la estación de ferrocarril de alta velocidad (francesa, por supuesto) de Guadalajara esté a 12 kmtrs. de Guadalajara, con carretera de doble sentido y un sólo carril y limitaciones de 60 k/h precisamente en la finca del Grande España esposo de Esperanza Aguirre y su familia, para que puedan especular con sus terrenos reurbanizados como “chalets” de superlujo, lo que popularmente se conoce como “Avelandia”. Quieren corrupción y por eso votan por los corruptos. Quieren que les quiten derechos: por eso votan por los que les quitan sus derechos, prometen que van a quitarles más derechos, dicen que aún no nos han quitado “suficientes” derechos (y tienen razón: aún no se ha vuelto a autorizar la esclavitud, aún no se puede contratar “legalmente”, que el empresario tiene “derecho” a darte latigazos y a llevarte al catre) como exigen los empresarios, y consienten, por activa o pasiva, en que se aprueben tales desaguidados.

    Los que quieren todo eso están perfectamente representados, puesto que son mayoría. Los que votan en blanco o los que se ahorran el esfuerzo de votar, de elegir entre lo más próximo que pueda tener alguna utilidad, aunque no se coincida exactamente con ello (¿alguien puede coincidir exactamente con alguien? ¿coincide uno mismo con sus propios pensamientos de una época a otra, de un día para otro, de un momento a otro?) estarían perfectamente representados, ya que demuestran que les dá exactamente igual quiénes salgan elegidos, puesto que no se toman la molestia de hacer un esfuerzo útil a favor de otras alternativas. Y tampoco los que emiten votos nulos, cuyo contenido sólo conocerán las 4 ó 5 personas presentes en el recuento y, luego, se adjunte a las actas, por si hubiesen reclamaciones, sin que tengan el menor valor para elegir representantes, ni vayan a dar la menor vergüenza a nadie. Por que, como decía un amigo mío: para dar primero hay que tener. Como se reitera el tema de las listas cerradas y bloqueadas no me queda otra opción que hacer un nuevo llamamiento a la realidad. Hay países en que ésto se lleva a cabo, es decir, la posibilidad de tachar nombres de la lista. Por ejemplo, en Bélgica. En estos países no llegan a alcanzar el 10% de los votos emitidos. Y, como los tachados por unos y otros son distintos, el resultado real es cero: no sirve para nada. Quizás para descargar la conciencia de quienes no están de acuerdo al 100% (¿se puede estar de acuerdo al 100% con algo?) con la lista y, de otro modo, se abstendría o votaría por otra. Por ejemplo, en casos de determinados corruptos. O por antipatías personales. Pero el verdadero problema es que falta formación política, que hemos permitido que la propaganda lo domine todo, que falte absolútamente capacidad crítica, que la censura previa de los medios de desinformación masiva impongan los intereses de los Partidos que apoyan y los capitalistas que las financian. Si no comprendemos dónde está el problema será imposible atajarlo.

  10. NICOLÁS PUERTO BARRIOS dijo:

    Para raromerol, que no sé cómo te llamas.
    En primer lugar, además del movimiento del 15-M están naciendo otras alternativas políticas como EQUO;
    ¿ No debemos apoyarlas porque no van a conseguir representantes?. ¿ Habría que haber hecho esto cuando en su momento se crearon el PSOE y el PCE?.
    ¿ Cuando es útil el voto? ¿Cuando se vota a partidos que de facto forman una coalición en lo importante, como es mantener el sistema electoral y el poder de la banca, la iglesia y las multinacionales.?. ¿ Cuando se vota a los que han traicionado los valores éticos de personas que fueron perseguidas, torturadas y aseienadas por sus ideales de justicia y solidarios ?
    ¿ Quienes han permitido desde 1975 que el funcionamiento de los medios de comunicación que tu criticas y que yo estoy de acuerdo, sea ajeno a los problemas de la población? ¿Quienes privatizaron las empresas públicas rentables, la Caja Postal y la Televisión?. ¿ Quienes han mangoneado con las adjudicaciones de obras y servicios o con el enchufismo en las adminisrtraciones que gobernaban?.
    Afortunadamente, muchísimos jóvenes de este país han entendido que la verdadera democracia es otra cosa y han decidido que hay que cambiar como funciona la actual: ¡ DEMOCRACIA REAL YA!.
    La confusión que algunos ya maduritos les estamos intentando provocar con nuestras diatribas utilitaristas porcentuales( pan para hoy y hambre para mañana) que, de no ser interesadas están ya obsoletas y manidas, los infiltrados, como dice Lucas, y la complejidad de la situación, les está dificultando avanzar, pero no hay duda, que con el apoyo de los que confiamos en ellos lo van a conseguir más pronto o más tarde. .Por mucho que alguien pretenda desviar los debates que les interesan. Aparte de la gran formación académica de la mayoría de ellos, el conocimiento que tienen de la situación política y económica y la pulcritud de los procedimientos democráticos en sus asambleas, superan con creces a los que , aun con buena internción, hemos empleado los que llevamos muchos años en esta lucha por un verdadero cambio en nuestro pais y mayor solidaridad en el mundo. Lo que les pueda faltar, como ellos reconocen, lo aprenderán ejerciendo la democracia y la participación política, que no solo es votar cada cuatro años. .
    Ellos van a ser los ciudadanos y dirigentes que este pais va a tener en los próximos años. Si a algunos le cambia los esquemas o les peligra el sillón y/o prebendas que hayan conseguido con la situación actual, lo siento. No van a poder frenarlos porque son la fuerza de lo nuevo que lucha contra lo caduco, ” Marx dixit” .

    (Perdonar que escriba a estas horas, pero durante la jornada de trabajo el ordenador lo uso para la función y tareas que me corresponden y por las que me pagan. En el resto de la jornada libre, procuro participar en los foros políticos y culturales a los que puedo llegar).

    Nicolás Puerto Barrios. Ciudadano de Córdoba

  11. raromerol dijo:

    Yo creo que antes de votar por nadie lo primero que hay que saber es si se presenta a las elecciones. Lo segundo es saber qué pretende. Yo no votaría por nadie que presenta mensajes contradictorios, porque así nunca cumplirá al menos parte de lo que proclame. Yo no votaría por nadie que propague que lo que hay que hacer es no votar. Yo no votaría por nadie que diga que no es político ni sindicalista, que está en contra de los políticos y los sindicatos. Eso es precisamente lo mismo que proclamaban Falange Española y las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista. Si esto no lo saben los jóvenes es que están mal informados, y no se puede confiar en ellos. Si no lo saben los viejos es que han perdido la memoria, y de poca utilidad podrán ser. En estos momentos yo no votaría por alguien que no se manifieste profunda y convencidamente de izquierda, que no quiera banderas que le definan. Porque de la indefinición se puede esperar cualquier cosa. Como proclamaban Falange Española y las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista, que decían y que no eran ni de derechas ni de izquierdas. Y hay quienes no aprenden. Nunca. El PSOE fue necesario cuando se creó porque había que acabar con el turnismo entre conservadores y liberales, y forzar la extensión de votos a más sectores de la población obrera, a los que pagasen menos impuestos o ninguno, y hasta a los analfabetos, que eran la mayoría. Tras la colaboración del PSOE con la dictadura de Primo de Rivera, especialmente de su ala derechista, encabezada por Julián Besteiro, que terminaría dando, junto con el Coronel Segismundo Casado, el golpe de Estado que acabó definitivamente con la IIª República y entregó Madrid al fascismo, era imprescindible votar por opciones más a la izquierda. Pero en Alemania, a partir de 1.928, con Hitler como segundo candidato en votos a la presidencia de la República, cuando socialdemócratas y comunistas debieron unir sus votos, en la segunda vuelta, a favor del utlraderechista y militarista Mariscal Hindenburg, como mal menor, yo hubiese apoyado la propuesta de Frente Popular con los socialdemócratas, a sabiendas de que, desde hacía muchos años, había dejado de ser izquierdista, y en contra de las instrucciones de Stalin y de la KOMINTERN. En cada momento hay que escoger lo más conveniente, y, actualmente, lo que menos puede favorecer es diluir el voto en opciones que no son propiamente de izquierda, en experimentos difusos e indefinidos, que pretenden ocultar sus verdaderos planteamientos. Todos los desaguisados que menciona fueron obra de Unión de Centro Democrático, el PSOE y el Partido Popular.

    Yo, desde luego, no votaría por ninguno de ellos. Ni lo he hecho nunca. Aunque sí estoy de acuerdo a que se llegue a acuerdos con ellos, sabiendo que son el enemigo, que defienden intereses opuestos a los de nuestra clase, siempre que se atengan a un programa intermedio, el más útil posible, y ofrezcan garantías (poltronas) de cumplimiento. Si llamarse “socialista” no significa que lo sean, llamarse “democraciarealya” tampoco prueba nada. Los que se dejan engañar por los nombres se equivocarán muchas veces. La formación académica no me sirve para nada: a los economistas actuales, por ejemplo, les han lavado el cerebro con jabón ¿neo?liberal. Mi propio hijo ni siquiera tiene claro cómo funciona el ciclo económico, con lo cual, como la mayoría, ni sabe distinguir la cúspide de la crisis económica, si aún hemos llegado a ella o no, o qué es la depresión económica. Y eso que está acabando un “Master” y tiene una excelente preparación en economía crítica. Todo es relativo ¿En realidad es la fuerza de lo nuevo o es la reiteración de errores pasados? ¿No están copiando planteamientos ya caducos? ¿Qué se puede esperar de quienes rechazan la colaboración para evitar desahucios? ¿Cómo se puede esperar la utilidad de votos a quienes representan tales planteamientos de desunión? Precisamente contra Izquierda Unida, que lleva decenios llamando a la juventud a manifestaciones públicas masivas contra el paro y las medidas económicas. El 22 de junio hay convocadas manifestaciones contra las medidas económicas de la Unión Económica Europea. Allí tendremos oportunidad de ver quiénes participan, qué intención tienen unos y otros, si están presentes los más de cuatro millones de parados que oficialmente existen o tienen otras cosas más importantes que hacer, dónde está lo nuevo y qué fuerza tiene para acabar con lo “caduco” ¡que sea negativo! Porque si lo que intentan, como parece que pretenden algunos, es acabar con lo que consideran caduco que es la única esperanza válida ¡aviados estamos!

  12. Rafael dijo:

    Me alegro de leer las palabras de Nicolás Puerto Barrios.Hemos estado,durante muchos años,esto no es nuevo,dando cobijo a los que creíamos de “los nuestros” ¿para qué??..para endiosarlos y verlos vivir como verdaderos Reyes…éllos y toda su familia,,verdaderos “pijos”.
    Los que vivimos fuera de ese tejido político en el que vosotros llevais toda la vida,aunque somos
    de creencias de izquierdas o al menos socialdemócratas,llevamos viendo esto casi desde la época en que Lucas León levantaba a los trabajadores en las asambleas..
    Se nos ha tachado de ser reaccionarios por criticar lo que sabiamos,se nos ha dicho de todo porque no defendiamos a estos “mangantes”, que sólo se ponían el “mono” para acudir a dar una vueltecita por las factorias..en fin que me alegro que Nicolás lo ve a así también.
    Y esto es sólo la parte de “abajo” que ha estado tan a la vista de todos,imagino que Nicolás, que se ha movido en esferas políticas más altas esté viendo hasta “los bueyes volar”.
    Nunca es tarde.Fuera mangantes,prevaricadores y a currar..la gente no está por políticas dictatoriales,somos muchos/as. más los que creemos en políticas de reparto equitativo justo que en extremismos que han demostrado ser un fracaso total..
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s