Malos perdedores, buenos ganadores y los tramposos de siempre


Dice un tal Patxi que a los que no nos gusta la elección de Donostia como Capital Cultural de Europa en el 2016, somos “malos perdedores” y, por extensión, se sitúa en el elegante papel de “noble competidor” que ha “ganado” con lealtad.
Olvida este político profesional, al que sólo algunos ingenuos llaman “lendakari”, que todas las competiciones o lides tienen unas reglas de juego que hay que respetar y no ampararse en el subterfugio, el soborno o la compra de jueces para alzarse con la victoria.
El tal López quiere hacernos ignorar que uno de los seis jurados designados por el ministerio (en su caso “ministra”) de Incultura de este doliente país, trabajaba y cobraba del Gobierno que él preside y que en un mínimo ejercicio de vergüenza torera –y de cualquiera de sus especialidades- debería haber dimitido antes de hacer valer su función y su voto.
No sólo no lo hizo sino que marcó una auténtica “hoja de ruta” a la ciudad luego ganadora, para que desde dentro y con evidente ventaja sobre las competidoras, “gustase” al sospechoso jurado todo lo necesario.
En definitiva, López, la ministra y una tal Cristina Ortega, nos han tomado el pelo, la ilusión y los recursos a todo un pueblo (el andaluz), una ciudad (Córdoba) y una candidatura, diez años vieja, por el viejo y seguro procedimiento de trucar/comprar a los jueces y a los árbitros.
No queremos descubrir el bicarbonato. La candidatura de Córdoba la apoyaban gentes como Saramago, Bob Dylan, José Luis Sampedro, Arthur Penn, Eduardo Galeano, Lenny Kravitz, Soderberg, Serrat, Morente…
A San Sebastián, el Patxi, el Elorza y una tal Cristina. La diferencia está en que Dylan no votaba ni se reunía a puerta cerrada con el Gran Jurado y la Cristinita, sí.
Aquí lo resistimos casi todo. El paro, la marginación y la disentería política. Pero como Petronius le dijo a Nerón: “Lo único que no soportamos es tener que haberle oído cantar”.
No nos gusta “el canto” crudamente tramposo de Patxi y no queremos ni esbozar una plácida sonrisa a los que simplemente, nos toman por tontos.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Malos perdedores, buenos ganadores y los tramposos de siempre

  1. antonio hens dijo:

    Lucas: Te ha salido redondo. ¡Qué bueno!

  2. Demócrata dijo:

    Amigo Lucas mejor no se puede decir. Buen verano

  3. gorilon dijo:

    Genial , un brazzo

  4. raromerol dijo:

    ¿Hubiese rechazado Córdoba la designación si el representante de España hubiese votado a favor Córdoba? ¿Rechazó Granada su Olimpiada de invierno porque los representantes de España votasen por ella? Cuando Sevilla vio despreciada su candidatura a los Juegos Olímpicos por los representantes de Cataluña y los de España, que también lo eran del Partido Popular, a los andaluces no sevillanos no parecio importarles mucho. Quizás habría a quienes les alegrase. Por aquello del sentimiento de envidia que hay quienes dicen que es sano. Aunque estaba previsto compartir instalaciones, pruebas deportivas y alojamientos con Cádiz, Huelva, Córdoba y Málaga. Incluso, en vista del percal que tomaba el asunto, se llegó a pactar que se compartiesen instalaciones y eventos con Madrid, lo que tampoco sirvió. Ni entonces ni en los tres intentos/engaños subsiguientes, ni los madrileños ni aquellos a quienes designan sus representantes, por corruptos e imprensantables que sean, han estado a la recíproca para ofrecer que se compartieran instalaciones con Andalucía. Así es la vida, así nos tratan a los andaluces y así reaccionamos los andaluces incluso en contra de nuestros propios intereses ¿Por qué habría que importarles, ahora sí, al resto de andaluces el desprecio realizado a Cordoba? Y, como no tenemos memoria, resulta que nombramos alcaldes a los que hicieron lo posible para que ni Sevilla ni Andalucía fuesen sedes de los Juegos Olímpicos ¡Qué bueno es tener memoria y ser justos! Siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s