Interrumpen sus vacaciones


Los rotativos europeos abrían sus cabeceras con grandes titulares: Cameron, Berlusconi o Sakorzy interrumpen sus vacaciones. Nos queda la duda si la noticia es la “gravedad” del hecho en sí mismo o el trasfondo que les obligaba a esta “dolorosa” decisión.

Superada la trascendencia de la noticia, Cameron, recién llegado de la Toscana, se aplicaba a declarar que iba a aplicar “todo el rigor y el peso de la ley” a los más de mil detenidos, la mayoría menores de edad, de los disturbios producidos en Inglaterra.

Es decir, que el conservador británico tiene dos claras varas de medir, con el claro rasero de “fuerte con los débiles y débil con los fuertes”. ¿Por qué no ha aplicado “todo el peso de la ley” a los banqueros defraudadores y especuladores financieros que están produciendo la crisis económica mundial, de su misma nacionalidad muchos de ellos?

No se tiene noticia de que haya puesto una sola libra de peso en este platillo de la balanza ni de que haya un solo detenido o juzgado por este motivo.
Si, ha llenado las cárceles de adolescentes, imberbes “hoddies”, que no han trabajado en su vida ni tienen la menor perspectiva de poder hacerlo. Han tirado cuatro piedras a cuatro lunas de cuatro escaparates de multinacionales. Y, claro, han puesto en peligro la cultura occidental, los valores fundamentales del orden y la propiedad privada. Ejes, como bien se sabe, del privilegiado estándar de vida de una minoría de respetables británicos instalados en la esterlina.

Los valores de nuestro planeta dan asco. Tenemos un papa hitleriano que protege y exculpa a un clan mundial de pedófilos, a un violador como ex presidente del Banco Mundial, a una traficante de influencias que le sustituye, a un decrépito rijoso gobernando en Italia y a una legión de presidentes menores, alcaldillos o concejales corruptos, que roban todo lo robable para ellos y sus partidos y van a meter en la cárcel a una menor de 12 años porque ha robado una blackberry.

Esto parece el remedo de una opereta. Para acabarlo de arreglar, en un pueblo de Cantabria acaban de nombrar concejal de Medio Ambiente a un pirómano declarado, juzgado y condenado como responsable de cuatro incendios provocados. Es como el Cameron “aplicando” la ley.

Sin aspavientos, yo he interrumpido mis vacaciones para escribir esto y no he salido en ninguna portada.

Nos gobiernan, e informan, insignes detritus.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Interrumpen sus vacaciones

  1. raromerol dijo:

    Como (casi) siempre, ¡magnífico! Item más: la “caja tonta”, que en realidad no es tan tonta como nos hacen creer, sino muy mal intencionada, dio ayer la noticia de que se va a expulsar de las viviendas subvencionadas, en alquiler o renta reducida, a los que no tienen hipotecas que pagar ni dinero para ello a todos los implicados en violencia callejera, aduciendo que no pueden tener derecho a vivienda a los que no respetan a su comunidad. Lo mismo se podría decir del poco respeto por la comunidad, al recortarle sus derechos sociales, respecto del inquilino (gratuito) de la residencia oficial como Primer Ministro ¿No debería él también abandonar dicho palacio (encubierto, de engañosa apariencia, por el exterior) pagado con dinero público, de la comunidad a la que estafa? Aunque la noticia no profundizaba mucho parece que lo relacionaba en que, al tratarse en mucos casos de menores de edad, a los que no podían encarcelar, iban a castigarlos así. Pero, si son menores de edad ¿cómo pueden tener una vivienda en alquiler o renta reducida, subvencionada, a su nombre? ¿Quiere decir que se va a expulsar de las mismas a padres y hermanos de los presuntos culpables? ¿Que van a castigar a sus familias por lo que ellos hayan hecho, en orden inverso a la tradicional “justicia” moisíaca y coránica? ¿Que van a permitir que menores de edad se queden sin vivienda, incumpliendo lo que Gran Bretaña, y tantos otros, han firmado como Declaración de los Derechos Humanos en la Carta Fundacional de la Organización de las Naciones Unidas? Otra reflexión es bajo qué parámetros consideran adecuado entregar armas a los rebeldes libios, que están atacando ciudades y al ejército, y demonizar a los que “sólo” han quemado algunas viviendas (aún no está demostrado quiénes fueron) roto algunos escarates y arrojado algunas piedras contra algunos policías, en lugar de acceder a todo lo que piden, como le exigen a al-Gaddafi.

    No está demostrado que el anterior presidente del Fondo del Monedero Internacional, del cual hizo una encomiable y progresista gestión, sea un violador o se trate de un nuevo montaje para acabar con él, como hizo la extrema derecha estadounidense, gastándose millones de dólares para que la tal Mónica (en absoluto una ingenua muchacha, sino que ya había abortado dos veces; tampoco lo es la denunciante en el caso actual, sino que es la novia de un recluso, al que le dijo por teléfono que tenía un plan para conseguir dinero suficiente para sacarlo de la cárcel) manchase su vestido con semen de Clinton para acabar con él. Sí está demostrado que tanto él como su esposa, como el indicado Berlusconi, son maníacos sexuales. Pero a mí me importa más que haga una buena y progresista gestión del Fondo Monetario Internacional o que no gobierne Italia un fascista, a los vicios privados que pueda arrastrar cada uno, simepre que no los cargue a los Presupuestos Generales del Estado, como ocurre con bastante frecuencia. Recuerdo la definición de Gobierno que daba Max Weber: un grupo minoritario que impone sus decisiones a un grupo mayoritario llamado pueblo, con auxilio de medios coactivos, como son los jueces, la policía o el ejército ¿De qué nos extrañamos? ¿Queremos que cambie todo? ¿Queremos hacer la revolución? ¿Teniendo miedo a votar? ¿Teniendo miedo a votar por los que más pueden acercarse a dicha visión? ¿Votando por el Partido Popular?

  2. Carmen dijo:

    Los valores humanos hace tiempo que los hemos perdido por completo, tendremos que recuperarlos como sea, sino estamos perdidos; la gente en general vive muy cómoda sin responsabilidad ninguna en el futuro que se vislumbra bastante negro para nuestros hijos y nietos. ¿Cuando habrá una reacción masiva a favor de la recuperación de la honestidad y la justicia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s