La gran agresión de la derecha o como fracasar en sólo seis días


Viven en el castillo de los recortes. Se alimentan de insolidaridad, injusticia y mentira. Sirven a sus señores: los bancos, la reacción y las iglesias. Sus consejos de ministros son insignes detritus de banqueros fracasados, fabricantes de bombas de racimo y señoritos andaluces con caballo. Mienten hasta a su santa madre y son la indecencia trasmutada.

Convencieron a un electorado, o manada de débiles mentales, que iban a acabar con el paro, reflotar la economía, sanear la administración pública y congelar las subidas de impuestos.

Han congelado el salario mínimo, el más “mínimo” de las Europas, han subido el IRPF, generado recortes o medidas que provocaran otro millón de parados, mantienen en la nevera el sueldo de los funcionarios, toman el pelo a los pensionistas con un pírrico aumento del uno por ciento y amenazan con subir el IVA, hacer más ricos a los ricos y empobrecer, aún mas, a millones de pobres.

Dijeron pocas cosas en campaña pero las que dijeron han resultado mentira en tan sólo seis días. El concepto de lo público, la sanidad, la enseñanza y la cultura, están en serio peligro de extinción, todo puede privatizarse, despedirse o recortarse. He aquí el trajín central de la retrógrada derecha española: un espasmo de los intestinos. Su única ideología es el confort de los poderosos y la miseria de los débiles. Su intelligentsia está al servicio del capitalismo internacional y de agradar a los nuevos emperadores de la mercadería andante.
Su política es un clamor, una gesticulación añeja, una disentería pasiva, una intoxicación servil, una humillante página de boes autoritarios y guiños cómplices a los lobbys especulativos.

La Historia Moderna, tan esquiva con los pueblos y las personas, jamás había registrado una tan cruenta concentración de mezquindad, de arrasamiento de derechos y de garantías, de pedregosos mercenarios del cainismo político.

La política de la derecha en el poder absoluto es una simple y contundente agresión. Para confundir, en fin, a quienes quieran confundirse y privilegiar a los privilegiados. Su supuesta legitimidad proveniente de las urnas, se diluye en sus mentiras.

Cero al cociente.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La gran agresión de la derecha o como fracasar en sólo seis días

  1. raromerol dijo:

    En un comentario a un artículo anterior, en el que hiciste una estupenda relación del historial (la ficha, delictiva) de algunos Ministros, se me olvidó incluir que el presunto “caballero” andaluz no es tal, sino madrileño. Es andaluz consorte, con suerte, de braguetazo de alta alcurnia de ascendencia caballeresca-cuadreste-taurina-etílica-ganadera francesa-domecquiana. Como insistes, te lo has ganado. Por lo del ganado. Es mucho menos andaluz que Felipito González Márquez, hijo y nieto (y demás caterva) de asturiano, vaquero-ganadero. Iguales antecedentes que los De la Borbolla, aunque éstos llegaron antes. Ya estaban medrando aquí durante la dictadura de Primo de Rivera. Los pepero-populistas y sus acólitos no tienen perdó de Dios por mucho que comulguen con el Papa nazi con el que ahora están tan contentos. Llevaban 8 años de campaña electoral continuada prometiendo que iban, no a mentener, sino a bajar los impuestos. Criticaron al PSOE por subir el IVA. Prometieron en la última campaña electoral que iban a bajar los impuestos. En el debate de investidura, ya con los votos en el bolsillo, dijeron que habría que subir algunos impuestos, aunque se negaron a dar más pistas. Y a la semana siguiente van y suben el impuesto sobre la renta de las personas físicas, que pagamos, sobre todo, los trabajadores. Sobre todo porque las rentas del capital tienen un tipo fijo, que no parece que vayan a subir, del 19 %: una ridiculez. Igual que es una ridiculez el 1 % sobre los beneficios de las sociedades de inversión en capital variable. Pero no es una ridiculez la desgravación por las inversiones en rentas de captial, falsamente denominadas fondos de pensiones, porque las únicas pensiones que merecen tal nombre son las de la Seguridad Social. Y el “izquierdista” de Burro-al.cava pronostican que van a hundir el país con la subida de impuestos. Según una encuenta el 63 % de los españoles preferían que nos hubiesen recortado los gastos sociales, a los pobres, a que nos suban los impuestos a los que los pagamos, a los que podemos pagarlos

    ¡Ole ahí la solidaridad, la conciencia de clase y la perspectiva de futuro! Con gentes así es lógico que el fascismo avance a pasos agigantados. Prometieron que iban a subir las pensiones según el índice de precios al consumo (que no incluye las oscilaciones en los precios de los inmuebles, recordémoslo para comprender cuánto nos deben con retraso a los que nos han subido el sueldo con tal referencia) y resulta que sólo han subido un 1%, cuando dicho índice ha sido del 3 %. Eso es lo mismo que ha hecho Rodríguez Zapatero en los dos últimos años y ellos le criticaban, prometiendo que ellos no lo harían. Pero ¿cómo van a reconocerlo los empedradores del camino al fascismo, cuando aún no terminan de sentirse triunfadores por la goleada del Partido? Ahora dicen que España está en peligro de muerte, en estado crítico. Pero ¿no decían que la crisis era toda culpa de Rodríguez Zapatero, que era un cuestión de confianza y que bastaba que éste abdicara en ellos para que todo mejorase por arte de magia? ¿Cómo ahora dicen que, aún, van a tardar 6 meses más en que todo se arregle? Que van a seguir fornicándonos, para decirlo latina y finamente, durante 6 meses más… como mínimo. Que van a seguir aumentando el desempleo 6 meses más… como mínimo ¿No es esto lo mismo que prometía Rodríguez Zapatero? ¿Dónde está el cambio? ¿En qué hemos ganado y quiénes? Ahora resulta que los Gobiernos no tienen otra forma de “arreglarlo”. Que todo se “arreglará” cuando Dios quiera. Que los Gobiernos no pueden ¿no pueden? hacer nada para arreglarlo ¡Pues para ese viaje no necesitábamos alforjas! Para sacar a España del peligro de muerte van a ofrendar sacrificios humanos al dios “Mercado”.

    Creo que los aztecan hacían algo parecido, mostrándo públicamente los corazones aún palpitantes, aún eyectando chorros de sangre con sus últimos latidos extracorpóreos para que el Sol saliese cada día, se alzase cada primavera para que el maiz madurase, aunque a otro dios, lo que me parece mucho más encomiable que salvar a España, y a los españoles nos pareció muy mal: asesinamos a un gran número de aztecas para que sus sacerdotes no les mataran o matasen a los esclavos y prisioneros de guerra, por el bien de la civilización, la cultura superior y el Dios que los crió. A los españoles. Pero ahora tenenmos un dios superior, mucho más (¿también anda Más en esto?) supremo que el de antes, y hay que volver a los sacrificios humanos. Y ahora yo me pregunto (pregunto mucho, mucho Más ¿verdad?) ¿qué debe tener preferencia en peligro de muerte, España o los españoles? ¿Es que España es un ser vivo? (para vivo, Más) ¿Puede morir algo que no esté vivo? ¿Podría sobrevivir España sin la parte de los españoles que trabajamos para que vivan tan ricamente los ricos, los que no tienen que trabajar para vivir? Ya hay quienes manifiestan que “cualquier Gobierno lo tendría muy difícil”. Y es que, el que no se justifica es porque no quiere. Ahora resulta que la culpa no era de Rodríguez Zapatero, sino de la época que nos ha tocado vivir. Que no eran los salvadores de la Patria. Que daba igual votar por unos que por otros, que todos hubiesen hecho lo mismo ¿Hubiesen hecho todos lo mismo? Es como si los pepero-populistas se hubiesen hecho quincemeros, tardíamente. Pues si eso es lo que piensan, que les hagan caso y se abstengan para el futuro. Que hacerse abstemios es una buena curación para los intoxicados, los drogadictos, acabar con los delirios y ver la realidad. Y, entonces, podrán pensar antes de votar.

    Pero otros, los fanáticos de siempre, aducen (¿serán unos abducidos?) que las cuentas estaban peor de lo que pensaban ¿Y cómo se comprometen con su jefa, la suma sacerdotisa Angela Merkel, sin conocer las cuentas? ¿Qué tipo de irresponsables son por haberlo hecho? ¿Por qué incumplen las promesas a sus electores y no los votos, de sumisión y obediencia, a su pontífica? ¿Con quiénes debían estar más (otra vez Más) comprometidos? ¡Qué pregunta más tonta! Según el principio de autoridad, de obediencia al mando, a la jefatura, el “führerprinzip”, como decían los alemanes, idioma que deberemos volver a aprender, y que, en español, podemos traducir por el siguiente diálogo (¿Diálogo? ¿Dos pensamientos? ¡Pero si sólo hay un pensamiento único, como el dios “Mercado”, y Rajoy, entre otros, es uno de sus profetas!) “¡Mi Capitán, que son los nuestros!” Respuesta: “Nada, nada, el que manda manda y cartuchos al cañón”.

    Yo creo que el que da en la tecla de todo ello es un “compañero” (¿Compañero? ¿De quiénes?) cabecera de lista por la UGT en mi centro de trabajo, que dice que insulta (dese por reproducida su serie de exabruptos malsonantes, ordinarios y extraordinarios, de lo Más PPSOEz, al tiempo que me señala con su índice Más diestro) a todo el que se queja, en su cara, ya sea en el “supermarket” o en la tasca, que ahora les toca a ellos (posiblemente a mí me incluya entre ellos, porque haya defendido a Rodríguez Zapatero o al PSOE simplemente porque soy un amante de la verdad y de la justicia, cuando consideraba los ataques inmerecidos y, sobre todo, errónea la alternativa que planteaba, como se está demostrando) que sufran (utilizo un pseudosinónimo para evitar herir la sensibilidad de los posibles lectores) igual que ellos han estado sufriendo todos estos años. Sin que él sea un desempleado o esté en la miseria, ni mucho menos, como deja traslucir en su sello y reloj con pulsera de oro, que exhibe.

    Sin considerar que España estaba en el año 2.007 en la cúspide del crecimiento económico, como nunca había estado en su Historia, y que en el año 2.006 había más empleados, Más cotizantes a la Seguridad Social, en valores absolutos, Más porcentaje de población activa que en toda su Historia, aunque no más porcentaje de empleados desde antes de la llamada “crisis del petróleo”, de la que, considerando el nivel de desempleo español y mundial, si es que ésa fuera una forma de medida, algo que importase a los Gobiernos de gran parte del mundo, y de todos los capitalistas, aún no la habríamos superado. Remataba la faena añadiendo que, el que se queje, que se marche al extranjero. Así es como el fascismo avanza a pasos agigantados. En su descargo debo alegar que este retrasado mental es bético. Y los béticos, ya se sabe, están acostumbrados a que los jodan (por no emplear la más PPSOEz y realista expresión propia de los realistas beticistas, que, hasta en esto, son incongruentes con su pretendido republicanismo) a mostrarse orgullosos por estar jodidos y continuar en la lealtad y fidelidad a su asociación (en inglés, “club”) de forofos de ver cómo unos multimillonarios les dan patadas a las pelotas, a muchos millones por cada patada y por cada pelota, con todas las pelotas que tiene la cosa, manque continúen jodiéndoles inmisericorde y continuadamente.

    Pero lo malo es que muchos consideran que “su” partido político es como “su” asociación de pateadores y repateadores de pelotas, aunque no paguen ningún tipo de cuota ni billete (Caso de la mayoría de los béticos, según la definición del imputado en proceso judicial señor Ruiz de Avalos, “alia nomine cognitu”, para sus actividades presuntamente delictivas, como Lopera, de taberna ¿O dijo de caverna? ¡Como es difícil entenderlo cuando ladra!) y defienden más sus colores, por mucha corrupción que conlleven, por mucho que les mientan, que el juego limpio, e incluso que los resultados o las formas de conseguirlos. Y así es como el fascismo avanza a pasos agigantados. Seremos esclavos si nos dejamos esclavizar. Como Hitler hacía con los deportados, ya que estamos con deportes, a los campos, no de balompié, sino de exterminio, cosiéndoles a las ropas “estandartes” de diversos colores.

  2. Montserrat Olivella i Nadal dijo:

    Los artículos del senyor León són siempre acertados, por la información que contienen, por la forma, el tono, y la intención. Tienen además el gran valor de saber comunicar lo que pretende con las palabras justas, concretas, y escuetas. En el estilo que sea, en literatura “menos és más”, lo demás són elucubraciones dignas de un sofa de psicólogo, donde por cobrar el servicio el pobre senyor no tendrá más remedio que aguantar hasta el final, sin apenas seguir el hilo de semejantes desahogos. Leer los artículos del amigo Lucas puede ser un buen aprendizaje para lectores inteligentes.

  3. bemsalgado dijo:

    Hace ya bastantes años, en un programa de TVE dedicado a la sevillana Feria de Abril, escuché decir a un socio de una caseta de la Feria que ellos mismos, los socios de aquella agrupación, habían sido quienes habían levantado la instalación, trabajando gratis, porque, añadió, “gratis es la única forma de trabajar que deja a uno plenamente satisfecho”.

    Nunca antes había hecho tal reflexión, pese a compartir esa misma sensación que él cada vez que he participado aportando mi esfuerzo, de múltiples formas y en muchas más ocasiones, en la realización de trabajo en beneficio exclusivamente colectivo. Desde entonces, siempre tengo presente lo que escuché a aquel sevillano.

    Veo en tí a un ciudadano indignado, pero sobre todo a un sevillano satisfecho nacido en Córdoba. Y con razón. Sólo trabajando gratis se puede hacer tan bien como tú lo haces.

    Gracias, soy uno de los beneficiados por ello.
    Un abrazo, Lucas.

    • Muchas gracias Bem por tu comentario y por tu elogios. He podido conocer tu blog y me ha impresionado, por su calidad y por ese esfuerzo que haces de recoger poesia en galego. Te doy mi más efsuiva enhorabuena y te reitero mi agradecimiento. Un abrazo.

  4. Pues pongámonos a temblar más todavía, es posible que en la era tenebrosa a la que nos llevarán con su mayoría absoluta y absolutista, en España no crezca más la hierba de la libertad, ya lo dijo José Luis San Pedro o rompemos su sistema o su sistema nos romperá a nosotros
    Saludos
    http://reflexionesdeunindignado.over-blog.es/

  5. José Antonio dijo:

    Estimado Lucas, yo llevo varios días buscando en Google Earth una isla en las antípodas, a la cual no llegue el hedor que desprenden los ‘zombis’ que están saliendo de Cuelgamuros y de todos los grandes panteones erigidos ‘in-memoriam’ de los más egregios fachas, tras ver confirmado que, efectivamente, todo quedó atado y bien atado, tal como su invicto caudillo les prometió.

    Todos se reunirán bajo el largo balcón de la Plaza de Oriente para vitorear al Salvador de la Patria y asistir el sublime momento de la resurrección de sus negras almas.

    También se contempla la asistencia al acto del 23% de los ciudadanos de este país, dato obtenido del número de votantes al PP.

    ¡Ah!, Rouco Varela bendecirá tan gran evento con su habitual pompa y boato., ¡como no podía ser menos!.

    Y a los ‘curritos’, ¡que Dios nos coja confesaos!, como diría un castizo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s