La mano que mece la cuna del armamentismo español


Celebran la Pascua Militar, que nadie sabe muy bien qué es. Estrellas, vanidades, fantoches vestidos de fantoches, fantoches vestidos de reyes y extrañas bandas cruzando pechos y espaldas.

Se alaba la austeridad y se presume de “recortes”. Almirantes, coroneles, jefes de Estado Mayor y reyes con yernos corruptos dicen que el presupuesto se ha recortado en 340 millones.

Firmes, ceremoniosos, patriotas de ocasión, olvidan que las depauperadas arcas de la nación, el erario público, debe afrontar este ejercicio 30.000 millones de euros comprometidos en un préstamo de gran armamento. Igual que en los últimos quince años. El cuádruple que la “gran tijera de la derecha” recortó el pasado día de los Santos Inocentes a trabajadores, funcionarios, pensionistas y demás gentes de mal vivir.

Cada españolito saldrá a 638 euros en este escote en balitas y cañones. Desde Amancio Ortega, que paga sus impuestos en Andorra, pasando por Julio Iglesias que los paga en Florida, hasta el jornalero andaluz en paro que se toma unas copas (Durán dixit) tras cobrar el PER. De las costillas de cada gilipollas andante de esta piel de toro y de Urdargarin saldrán 106.378 pesetas para “defendernos”.

¿De quién? ¿Del Morito Mohamed que puede invadir un islote con cuatro cabras y siete ramas de perejil? ¿Del islamismo de los afganos, que allí en su asiática y helada tierra quieren seguir siendo islamistas? ¿O en ayudar a Al Queda a meterle un palo por el culo a Gadafi?

El ministro del racimo, quiero decir del ramo, Pedro Morenés, sabe muy bien a quien hay pagarle esta factura. Este dispendio. Y sus comisiones. Aunque al mismo tiempo se vayan por el desagüe la cultura, la sanidad pública, la enseñanza, el poder adquisitivo de los funcionarios y pensionistas, el incremento del IRPF de millones de trabajadores, los derechos laborales conquistados en siglos…

Su mano mece esta cuna. El extremo efecto de fabricar bombas y poner la mano. La metamorfosis del sujeto en verbo. Del verbo en el laberinto de la estupidez. De la estupidez en la interminable seducción de la política.

El Rey, sobrio aún, llevaba una faja roja.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La mano que mece la cuna del armamentismo español

  1. raromerol dijo:

    Tratando sobre recortes, en mi comentario de ayer se me olvidó incluir otro que he visto en un blog, en el que alguien se quejaba de la subida de impuestos, completamente a contracorriente de las promesas derechistas (¿Cómo promesas? ¡Si ya advirtió la Lola de Coz-pegar, al día siguiente del recuento, siempre después, que habían ganado sin hacer promesas de nada!) para que las empleasen en subvencionar a los sindicatos. Si se refería a los sindicatos obreros, sólo reciben 7’7 millones de euros, para distribuir entre todos ellos, y sólo Comisiones Obreras, la mayor asociación que existe en este país, requiere 128 millones de euros de sus afiliados para mantener la coordinación de sus acciones y la democracia interna. Si se refería a los sindicatos patronales, éstos reciben 9’9 millones de euros al año para impedir que se acuerden Convenios Colectivos Sindicales, decirnos que ganamos mucho dinero, echarnos la culpa de que los empresaurios suban los precios, lo que hacen cuando es de su exclusiva voluntad, y extorsionar, sobornar y financiar a los respectivos Gobiernos y partidos políticos para que se acabe con las jubilaciones (públicas, no las “jubilaciones”, es decir, las rentas del capital acumulado, privadas) la sanidad y la ensañanza (públicas, no los negocios privados) les reduzcan las cuotas a la Seguridad Social y los impuestos a ellos y nos lo suban a los demás y otros actos similares que deberían considerarse delictivos, no merecedores de ningún tipo de subvención. En total 17’7 millones de euros.

    Y, mientras tanto, he leído en “Público”, única publicación periódica progresista, que presentó el martes pasado petición de suspensión de sus pagos, como si fuese el Gobierno de Estados Unidos, que no puede hacer frente a su Deuda Pública (sí, no me refiero a Grecia, a la que no se lo permiten porque dicen que sería una catástrofe mundial) y está cambiando los vencimientos a corto plazo, aplazándolos por Deuda a largo plazo, periódico que merecería nuestro apoyo, que no desaparezca, la notica de que la Banca europea tiene depositados en el Banco Central Europedo ¡455.000 millones de euros! Por ellos se les paga el 0’25%. O sea, casi 1.200 millones de euros a un año, si se mantuviera dicha cifra. Y por ella, el propio Banco Central Europedo les está cobrando, ya que se lo presta, para darle liquidez y que puedan seguir dando crédito a su clientela y engrasando la economía -según dicen- al 1’75%. Es decir, que están perdiendo dinero, puesto que están cobrando por dicho dinero menos de lo que están pagando por el mismo, que ya no especulan con la Deuda griega, por ejemplo, ni siquiera dan créditos, cuando, parece ser, que hay una demanda ¿solvente? insatisfecha de endeudamiento ¿Qué está pasando? ¿Se han vuelto del todo locos? Ni siquiera lo emplean en cancelar dichos préstamos, para que no les cobren por ellos. Interpreto que están atónitos. No saben qué hacer. No son capaces de predecir el futuro. No se fían del Gobierno “tecnócrata”, una dictadura de banqueros, que han impuesto ellos mismos, en Grecia. No se fían de dar créditos que quizás no puedan cobrar. No se fían de cancelar los préstamos a bajo interés que les “hemos” dado, con nuestro dinero, tal vez porque los vencimientos a corto plazo pueden ser enormes, y estén evaluando que se va a descubrir el pastel, que no puedan tapar más sus cuentas y tengan que presentar suspensiones de pagos, concursos de acreedores, en cadena ¡Una cuestión de confianza!

  2. Carmen dijo:

    Estoy tan tan cabreada (perdón por la expresión) que no entiendo ésta mansedumbre de España entera ante la locura de este pais ¿es que ya no tenemos sangre que nos corra por las venas? en un plis plas nos hemos cargado todos todos los derechos del trabajador y nos hemos rendido al salvajismo corrupto indeseable, traficante mafioso de los banqueros y politicos, no me entra en la cabeza, no lo puedo entender.

  3. marolu dijo:

    No habrá antidepresivos en este pais para frenar tanta apatía, digna por otro lado, de un enfermo crónico. trato de comenzar la mañana con la mayor de las alegrías, dejando atrás las penas y desconsuelos del día anterior. Cuando veo a mi alrededor tanto bosque, tomo aire y lleno mis pulmones del mejor oxígeno posible “que aún es gratis”, para abandonarme al trabajo diario de funcionario. Sin embargo, pronto comienzo a sufrir el síndrome de la información tsunami, esa que llega en oleadas y me hunde hasta lo oscuro del pozo. ¿quéda algún lugar en este país donde no haya corruptela? decidme pues, hacia donde debo mirar, donde encontrar un resquicio al que asirme y disfrutar siquiera de un minuto de paz. tenemos motivos suficientes para hacer que tiemblen las estructuras del poder, tenemos la fuerza de la razón pero falta voluntad.
    Yo no tomaré antidepresivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s