Cuando la derecha criminaliza la pobreza


“El Ayuntamiento de Barcelona denunció a 811 personas ‘sin techo’ durante el segundo semestre de 2011 por dormir en la calle, según ha informado el concejal de Movilidad, Eduard Freixedes (CiU), en la Comisión de Seguridad y Movilidad de este jueves.” (Europa Press).

Ya lo saben, ser pobre, no tener donde dormir, lavarse en una fuente pública es un “delito” para la derecha que nos gobierna. La única ventaja es que la multa no la podrán cobrar estos mequetrefes de la dieta y la tijera. ¿Con que la van a pagar los indigentes que tienen “la suerte” de dormir en un banco público o en el recinto de un cajero los mas afortunados? Insumisos totales.

Creo que la principal preocupación de estos señoritos del orden convergente no es que estos seres humanos no tengan donde dormir, sino que se “les vea” y esa idea del progreso inmaculado que tienen de si mismos se tambalee.

Es decir, que esta noticia sirve para contrastar y verificar que nuestra sociedad ha fracasado. Si un Ayuntamiento no es capaz de garantizar que una parte de los onerosos impuestos que pagamos sirvan para atender y paliar las necesidades extremas que es capaz del producir el “sistema” es que no nos sirve este modelo de convivencia. Ni el sistema.

Ya lo dijo Juan Jacobo Rousseau en el “Contrato Social”, el hombre da mas a la sociedad que lo que recibe de ella. Si un ayuntamiento no sirve para lo que se creó, sobra el ayuntamiento. O los que lo gobiernan. En este caso, el que preside el señor Trias, no tiene mas motivo de imaginación que multar a unos ciudadanos, de no menos calidad por el hecho de ser pobres, porque se ven en la obligación del dormir al raso.

En esta geografía patria de “a ver quien es mas derechas” los acólitos del honorable Artur van tomando ventaja. La nueva serie de fachas gobernando está recreando el mito de los inmortales: Hitler, Mussolini, Franco…

Son nuestra realidad, estremecida y suprema. Aunque hay un punto de esperanza. A fuerza de ser fieles a si mismo se caerán de golpe. Y a sus débiles yugulares no las salvaran ni sus multas.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Cuando la derecha criminaliza la pobreza

  1. José Antonio dijo:

    Triste y vergonzosa actitud que deja bien en evidencia la nula calidad humana de esa derecha burguesa y fascista o, más coloquialmente, los malos instintos y mala leche ‘que la adornan’.

    ¡Mal rayos partan a todos los Artur Mas del mundo mundial!

    Muchas gracias Lucas, por estar siempre “al quite”.

    Contando con tu beneplácito, reenvío esta nueva entrada tuya a todos mis contactos.

    Afectuosos saludos desde Mallorca.

  2. Si no quieren que los sin techo duerman en la calle, que hagan más albergues; que vuelvan a poner duchas públicas; que vuelvan a poner urinarios públicos con lavabos para lavarte las manos. En Barcelona sólo conozco un albergue, El de SANT JOAN de DÉU. No sé si existe alguno más. Los urinarios públicos que conocía han desaparecido todos. Y las duchas también. En cuanto a comedores sociales sólo conozco a dos. Y eso en todo un Barcelona.

  3. raromerol dijo:

    Muy buena denuncia pública de lo que está ocurriendo, del sendero que estamos recorriendo. También me parece muy esclarecedora la lógica alternativa de Mercè. Igual que desalojaron de las vías públicas (¡las calles son de ellos! al estilo de Fraga; o eso es lo que se creen los absolutistas) a los indignados por cuestiones de estética. La siguiente fase será encerrarlos en “centros de internamientos”, como hacen con los inmigrantes indocumentados. Después vendría conectar los tubos de escape con el habitáculo, de forma que no sean necesarios dichos centros de internamiento, sino que los “apeen” directamente en el cementerio. Y la fase siguiente sería llevarlos a hornos crematorios, donde puedan eliminarlos más rápida, pulcra y eficientemente, sin dejar rastros indeseables ¿Verdad que veo fascistas hasta debajo de las camas? Lo que nos separa del fascismo es simplemente nuestra capacidad de resistencia, de lucha. Como primer paso, mientras se nos permita, el uso inteligente de nuestro derecho a voto. Si es que ya no es demasiado tarde, si no le hemos dado excesivo poder a los que siempre han querido utilizarlo en nuestra contra.

    Había quienes planteaban que la deforma de la Constitución no tendría ninguna virtualidad ¿Que más daba que estuviese en la Constitución o no, si el equilibrio presupuestario era el Norte de los “neo”liberales? Por lo visto no se planteaban que, si fuésemos libres (y ahora me refiero a las mentes, no a la represión exterior a cada uno de nosotros) para decidir nuestro voto, podríamos optar por Partidos que no fuesen ¿neo?liberales, se llamen como se llamen. Y que, como muchas otras cosas propagandísticas que se incluyen en la Constitución y que no se cumplen (derecho a la vida, digna, derecho a unos ingresos mínimos que garanticen la vida, derecho a un puesto de trabajo y no a que los empresarios nos puedan expulsar de nuestro medio de vida en cuanto se les antoje, derecho a un salario digno, derecho a una vivienda, derecho a la salud, que garantice la vida, derecho a la Justicia… ¿no es cierto?) pues lo mismo ocurriría con eso. Que bastaba votar por un partido político con otra visión económica para pasar por encima de ello. Ahora, cuando empiecen a llevar ante los tribunales a los que se atrevan a contravenir al pensamiento único y obligatorio, verán qué es lo que hemos hecho, lo que hemos permitido, con nuestra pasividad y con nuestro voto al contubernio bipartidista que no sólo demostraron que los derechos constitucionales para los trabajadores son papel pintarrajeado, sino que sirven para “sjutificar” el incumplimiento de esos mismos derechos constitucionales, de valor inferior a los que los contradicen, con nuestra desidia a votar por alternativas que se opusiesen a dicho estado de cosas.

    Los actuales mandatarios del Ayuntamiento de Sevilla, cuando estaban en la oposición, entre sus muchas campañas de acoso y derribo a los anteriores responsables, coreadas por los medios de desinformación masiva, iniciaron una ofensiva para que se acabase con la prostitución en Sevilla Este, organizando manifestaciones en las calles. Más sensato, la anterior mayoría se negó a actuar en tal sentido mientras no se consensuara unas normas de consenso de todos los grupos municipales. Los que hoy nos gobiernan denunciaron a la opinión pública, reproducido por los medios de desinformación masiva, que se trataba de excusas dilatorias para la inacción, que debían intervenir de inmediato las fuerzas de orden público, y en tal sentido azuzaron a los ciudadanos a manifestarse públicamente. Ahora, cuando resulta que son “ellos” quienes dirigen la ciudad, cuando ya se tienen dichas normas de consenso, la prostitución no sólo ha vuelto a Sevilla Este, sino a la Alameda de Hércules, un espacio urbano, céntrico, rehabilitado para la ciudadanía, para los actos públicos, para la juventud y la infancia por el anterior consistorio, al que se opuso los que hoy gobiernan, lanzando a parte de la ciudadanía contra los mismos planes que se aprobaron mediante participación ciudadana, en las que participaron los que tenían la malsana intención de sabotearlos, y, que, por lo visto, desean que todo vuelva atrás. Y también en Santo Domingo de la Calzado, donde se ubicaba un antiguo centro de torturas de la Guardia Civil para represión de los demócratas derrotados.

    Sólo un medio de comunicación masiva lo ha denunciado. Pero los vecinos, actualmente, han recobrado “la tranquilidad”: ya no les intranquilizan las putas, sabiendo que ellas y sus hijos cuentan con el respaldo de la mayoría absolutista ¿Qué van a hacer ahora, llamar a las Compañías de Operaciones Especiales para que acaben con ellas? Los empresarios sevillanos llevan lustros, casi desde el mismo momento en que se terminaron las obras, pidiendo que se amplíe y mejore la zona edificada del Palacio de Congresos y Exposiciones de la Feria Iberoamericana y Exposiciones de Sevilla. Con cargo al erario público, “lógicamente”. Es decir, que los pobres les paguemos a los ricos sus negocios, para que ellos obtengan y se lleven los beneficios, como debe ser. Este ya menos nuevo Ayuntamiento aceptó asumir el sobrecoste de dichas obras, en tiempos de recortes para los pobres. Es decir, “aceptó” que nosotros, los pobres, pagásemos tal sobrecoste para los ricos. Unos 7.000.000 de euros de nada. Más que lo que costó la obra inicial de dicho Palacio de Congresos y Exposiciones. Ahora el PSOE ha pedido que se haga público tal acuerdo, que se puedan analizar los detalles de tal comprosimo. Ahora, los del absolutismo, que decían que iban a gobernar con luz y taquígrafos, no sabemos dónde, se indignan por tal exigencia, algo que debería ser de sentido común si se creyese en la democracia.

    Durante decenios la anterior oposición en el Ayuntamiento se obstruyó la Torre Cajasol, diseño del arquitecto italiano Pelli, llegando a denunciarlo a la UNESCO para que nos extorsionara con eliminar nuesta ciudad de la lista del Patrimonio de la Humanidad ¿Lo harían “por nuestro bien”? Para mí, y para la izquierda, era un esperpento innecesario y antiestético. Sobre todo cuando sobran locales de oficinas en la ciudad, más aún tras la depresión del ladrillo. Y que, para hacerlo, debieron derribar el cinematógrafo Omnimax y el local, vacío, del incendiado Museo de los Descubrimientos, propuesto como Museo de las Ciencias, y cuya indemnización por siniestro de la Compañía de Seguros, que se utilizó, con toda legitimidad, para propaganda de la misma, se empleó en disminuir la deficiencia financiera de la Exposición Universal de 1.992, en vez de reponer un espacio para el conocimiento y aprendizaje público, como debió haberse hecho. Pero había algo mucho más peligroso: la especulación inmobiliaria de Tablada, antiguo aeropuerto militar y anteriormente hipódromo. En realidad debería haberse rehabilitado como aeropuerto militar, como base de pruebas para la cercana fábrica de Construcciones Aeronáuticas, como fue en su época, y no utilizar el aeropuerto civil para tal peligroso triple uso. Pero eso costaría mucho dinero. La izquierda se proponía la construcción de un parque periurbano en dicha zona. Para ello debió llegar a un pacto con el PSOE, que entonces dominaba Cajasol. Y dicho pacto incluía, como mal menor (la bocamanga, de la más ancha, en canal, del mal menor, de los tahures) aceptar la construcción de tan innecesaria y esperpética, megalómana, Torre.

    Después de años de paralización, posiblemente porque constataran la falta de “mercado”, en unos cuantos meses se ha dado un avance increible, tal vez porque sabían que la decisión de la UNESCO estaba “al caer”. Y así ha sido. Ahora piden limitar la altura slo pena de excluir a Sevilla de dicha lista de Patrimonio de la Humanidad. Con exactamente el mismo argumento que, durante siglos, ha esgrimido el arzobispado de la ciudad: que ningún edificio pueda sobrepasar a la Giralda. Quizás debieron concretar tan medieval “argumento” en la punta de la cruz sobre el escudo del giraldillo, la mal llamada Santa Fe, porque, en realidad, es la imitación de una estatuta de la diosa griega de la Victoria (ya saben, Niké, la de las zapatillas aladas) que había en Florencia. Y, “lógicamente” ¿o es que no estaba eso previsto desde un principio? Cajasol pone la mano y pide que se le indemnice por ello, por unas obras que no hace un año no habían iniciado, sino en su fase destructiva ¿Cuál creen ustedes que será la indemnización que pidan y que el actual Ayuntamiento les dé? Apuesto que será la pérdida para la ciudad del parque periurbano de Tablada y la licencia para su especulación inmobiliaria para el futuro, que es lo que siempre ha hecho el PP, desde que aprobó la Ley por la que era innecesario la entrega de suelo para uso público para la concesión de licencias de obras y urbanización. Habrá quien piense que uno ve fascistas hasta debajo de la cama.

  4. Con esto de la pobreza me siento confuso.
    Cuando el imperio romano el funcionario llamó a San Lorenzo y le requirió los tesoros de la Iglesia: Se presentó al día siguiente con todos los pobres de Roma, y como el funcionario no tenía sentido del humor lo llevó a la parrilla y por eso El Escorial tiene forma de parrilla.
    En la película Viridiana de Buñuel, la protagonista acaba jugando al tute, o tal vez al guiñote, con su primo, olvidándose de los pobres.
    Las religiones influyen en las ideologías, y el calvinismo, en definitiva los protestantes han condicionado el pensamiento del imperio actual, y dan como sabido que cuando uno es pobre es porque algo ha hecho mal. Por lo menos ya no te llevan a la parrilla. Los catalanes como son tan modernos posiblemente estén condicionados por el imperio, para no parecer charnegos.
    El guiñote es como se conoce al tute en la tierra de Buñuel, los veinte y las cuarenta se cantan con la sota en lugar del caballo.
    Buñuel como el imperio, no era favorable a los pobres.

    • raromerol dijo:

      El “pecado” del Emperador Valeriano fue no sólo continuar el terrorismo criminal, torturador, contra cierto número de despreciables esclavos, que están para eso, para deformarlos, enviarlos a los reformatorios, a los hornos crematorios, expropiarles sus derechos, medios de subsistencia, bienes y vidas, sino atreverse, además, a exiliar e incautar los patrimonios de los patricios que también desafiaban al pensamiento único y obligatorio haciéndose cristianos, lo que, en su momento, era realmente revolucionario. Y ya eso era demasiado. Como la Hacienda Pública romana estaba muy mal, exigió al diácono Laurentius (“El Laureado”) al parecer nacido en Huesca -¿Jugaría también al guiñote? ¿Cómo es que Buñuel no hizo una película sobre este personaje?- o en Valencia (¿también sería dado a las corruptelas, a recibir trajes a cambio de trajines y a desviar los patrimonios de unas manos a otras?) a donde se dice que envió el Santo Grial para salvarlo de la depredación de la Administración Pública imperial, administrador de los bienes eclesiásticos, la entrega de los mismos. En lugar de hacerlo, se los gastó invitando a un ágape (del griego “agapé”, amor sublime) a todos los pobres de Roma, en una comunión puramente comunista.

      Así que se los presentó al Pretor de la ciudad diciéndole que ese era el patrimonio eclesial (del griego “ecclesiam”, asamblea) posiblemente señalando con el índice a las tripitas, aunque eso no lo detallan las leyendas hagiográficas. El Pretor no debería tener mucho sentido del humor ni ser condescendiente con la gula (¿del centro?) ajena, cuando menos, así que lo condenó al fuego lento, vuelta y vuelta. Ocho días después también fue decapitado el también diácono San Agapito, “El Amado” o “El Amable”. Ya saben el chiste: “Mi nombre es Bond, James Bond”. “Pues yo soy Pito, Aga-Pito”. El Monasterio del Escorial -depósito de escorias- fue el acto de contrición, a cargo del erario público, porque las tropas españolas no respetaron el derecho de santuario, cometiendo sacrilegio contra la ermita de San Quintín, donde se habían refugiado los defensores franceses, bombardeándola, y tiene forma de parrilla, según dicen (más bien es un diseño ortogonal, en alineaciones que encierran patios interiores, con cuatro torres en sus esquinas) pero… bocabajo, del revés, quizás reposando después de su uso.

      Buñuel no renegaba de los pobres, sino que advertía que sólo el trabajo creativo puede redimir a los marginados de que se conviertan en infraproletariado o “lumpenproletariat”, los desclasados en los que se apoya el fascismo. Estoy completamente de acuerdo en que esas son las “argumentaciones” de los neocuantitativistas, los “Chicago boys” del premio Nobel de Economía Milton Friedman, asesor de Pinochet, según los cuales el capitalismo permite que todos nos hagamos ricos, que es facilísimo hacerse de un capital (¿robándolo?) para montar una empresa y ganar los dineros a espuertas, y los pobres es que son flojos o tontos. San Lorenzo no estaría de acuerdo con ellos.

      Si fuesen gentes racionales habría que preguntarles la causa de que lleve 40 años de empobrecimiento constante, que la mayoría de la población sea más pobre cada día, que la legión de hambrientos, desafiando los “objetivos del milenio”, se “reproduzca” cada vez más, hasta morirse de hambre por millones. Que, desde que desapareció la Unión Soviética, “los malos”, con los que había que compararse, cada vez nos incautan más derechos, a los pobres, se violan más Derechos Humanos: a la vida, la salud, derecho a juicio justo, derecho a la libertad salvo proceso judicial, un salario digno, negociación sindical de las condiciones de trabajo, la inviolabilidad del domicilio, de la correspondencia, de las comunicaciones, al tránsito transfronterizo, a presentarse a elecciones bajo cualquier ideología, etc.. O por qué hay cada vez más empresarios arruinados, expulsados de la burguesía y que mendigan un puesto de trabajo, como si fuesen despreciables obreros. Pero los iluminados, los profetas, no se rebajan a argumentar: los demás somos los que estamos equivocados, descarriados. Y ello son los que se hacen (cada vez más) millonarios.

      • Me encanta la ilustración, pero Viridiana acaba jugando al tute con su primo según Buñuel, y eso que explicación tiene.

      • raromerol dijo:

        Voy a atreverme a enunciar una posible explicación. Ruego que se me perdone, por anticipado, pero mi intención es sólo rsponder a una amistosa petición. Para comprender la Historia muchas veces es necesario conocer hechos previos, ocultos, que son los que iluminan, desde la oscuridad, el oscurantismo, las consecuencias.

        En el caso de la película “Viridiana” (¿transparente o quebradiza como el vidrio?) el maravilloso final, impecablemente realizado, conla sonrisa del auténtico protagonista, un excéptico, agnóstico, prosaico y pragmático, irreverente ante cualquier ideología trascendente, pero con una visión práctica, capacidad de trabajo, de organización, suficientes para llevar adelante una explotación agraria antes en ruinas, dar puestos de trabajo y no mendrugos a los que carecían de ellos, y la alegría a una madre soltera condenada a la perpetua penitencia y arrepentimiento; la mirada cabizbaja de ésta, poniéndose en pie, cuando el retorno de la coheredera amenaza con volverla a “su sitio”, los fogones y el fregado; la mano izquierda del protagonista, forzándola a permanecer sentada; la entrada seria, sumisa, de dicha coheredera, como mártir que se ofrenda voluntariamente al sacrificio; y la frase final, lapidaria, del protagonista (“ya sabía que mi prima y yo terminaríamos jugando a las cartas”) insuperable, con absoluta economía de palabras, ausente de cualquier sensualidad, evidenciando sentimientos íntimos sin necesidad de expresarlos, una maravilla del arte escénico, de la dirección e interpretación artísticas, fue para mí evidente cuando la ví por primera vez, creo que con 17 años. Quizás porque uno es, ha sido siempre, un obseso sexual reprimido. Pero resulta que dicho final no era el que fue filmado originalmente.

        La última escena (pasada ya la de la reproducción de la última cena, un robo por exceso de confianza en quienes no la merecína, que acaba con la violación sexual de la ilusa benefactora, que acaba asumiendo el papel protagonista, femenino, de coheredera, de modo voluntario, aunque empujada por las circunstancias y la realidad de la vida) transcurría en el desván, en la cama abandonada que había en él. Mientras lo limpiaban, compartiendo tareas, responsabilidades, protagonismos y servidumbres, como una pareja normal en un mundo contemporáneo, libre, no aristocrático, ni dominante ni servil, el protagonista y la criada, la madre soltera, terminan topándose. Ella rehuyó el cuerpo de él y su mirada, se lajó sin tocarlo. Pero él, con otro punto de vista, la coge, sin forzarla, la abraza y se meten en la cama. Entonces entra Viridiana, en el momento más inoportuno, interrumpoiedno la actuación. La pareja la mira, desde la cama, desconcentrada de lo que estaban haciendo. Ella, la criada, comprendiendo que la han exopulsado de la cama, del paraiso, intenta ponerse de pie y retomar el lugar “que le corresponde”. Pero el coheredero la retiene, levanta una esquina de la manta y le dice a Viridiana: “pasa, entra aquí con nosotros”. Lógicamente, la censura franquista no podía permitir tal cosa. Así que llegaron al acuerdo de no autorizar la exhibición pública de la película si no se cambiaba tal final. Para ello, meses después de rodada, hubo q

      • raromerol dijo:

        Continúo porque se me ha cortado. Hubo que traer, de Méjico, a la protagonista femenina y rodar de nuevo la escena, tal como la conocemos actualmente. De todo esto me enteré muchos años más tarde. A mí no me cambió la comprensión de la película. Aunque sí me quitó parte de la visión meritoria del origen de dicha obra de arte: ¡el mérito era, parcialmente, de la censura franquista! Entonces comprendí la sonrisa burlesca de Paco Rabal y el semblante serio, virginal, martirial, de ambas mujeres: ¡Sabían lo que había ocurrido, lo que habían filmado, y lo que estaban haciendo! ¡Burlándose de la censura franquista! Entiendo que esa es la explicación de esa contención gestual, culmen interpretativa.

  5. Javier Ochoa Perez dijo:

    Buenas tardes, Lucas.
    Gracias por hablar de un colectivo de personas dejadas de la mano de Dios, como se suele decir.

    Es difícil encontrar en los medios de comunicación alguna noticia que haga referencia a estos grupos de personas, Sin hogar y Sin techo, a no ser para hablar de algún acto violento o de alguna muerte –digo, alguna porque de la mayor parte de las muertes de los pobres y de los excluidos ni se habla.

    Cuando hablamos de una persona Sin techo nos imaginamos un individuo sucio, mal vestido, que huele muy mal y va arrastrando unos cartones medio rotos. Pensamos quizás en un individuo hecho polvo, agarrado a un “tetrabrick” de vino y que habla en voz alta desvariando. Hasta alcanzamos a verlo durmiendo en los soportales de alguna iglesia o en algún cajero automático, cuando no lo esquivamos o desviamos la mirada para no sentirnos afectados. Lo que define a esta persona es la falta de un techo.

    Pero también tenemos que referimos a aquellas personas que si bien tienen un techo en el sentido literal de la palabra les falta todo lo que supone vivir en un hogar verdadero.
    Son las personas Sin hogar, me refiero a aquellas personas que si bien tienen un techo en el sentido literal de la palabra les falta todo lo que supone vivir en un hogar verdadero. Malviven quizás en algún albergue o en una pensión barata de ésas que se pretende eliminar para “poner guapas” a las ciudades. Pero carecen de las mínimas condiciones de vivienda que les permitan vivir con dignidad, el calor de una familia, el apoyo de un grupo de amigos… Hay muchas personas que son Sin hogar, pero están ocultas puesto que la soledad, el sufrimiento y la angustia se pueden disfrazar. Pero no por ello su situación deja de ser un auténtico drama.

    En mi opinión siempre ha sido y sigue siendo una asignatura pendiente por parte de los políticos de no mover ni un dedo para remitir sus penas, al contrario los joden más porque molestan ya que según ellos deterioran la imagen de las ciudades. Pero es evidente que también la sociedad tenemos mucha culpa de ello. Falta de conciencia quizás?

    Que cada uno saque sus conclusiones.
    Un cordial abrazo.

  6. MDF dijo:

    Sr. Rajoy:

    Sus recortes para controlar el déficit son tan inútiles como los del Sr. Zapatero. La prima de riesgo de nuestra deuda soberana continúa estando en DEFCON 1 (por encima de los 300 puntos básicos) y sin el más mínimo indicio de bajar. Todos sabemos que a usted le encanta poner de ejemplo a las familias, y por ello haré lo mismo. Su política, como la de su predecesor, equivale a la de un padre (y no conozco a ninguno que realmente así lo haga) que sustrae el pan de la boca a sus hijos (los ciudadanos) para pagar las deudas y avaricias de otros (los especuladores y la banca). Y como los otros nunca se sacian, los hijos están condenados a morirse de hambre. Pone usted como ejemplo de sacrificios a Portugal, y todos sabemos como su gobierno ha condenado a vivir en el asco a sus propios hijos. E insisto, ¡para nada!. Portugal sigue teniendo, tras Grecia, la prima de riesgo más alta del planeta… Pulsar “Entrar” (para ver datos) en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

  7. Pingback: Multados por ser pobres | ASAMBLEA VINARÒS

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s