Apocalipsis según Mariano


El diario “Cinco días” pasa por ser el vocero o portavoz de una entelequia llamada “empresariado” español. Saliendo de la obscuridad de sus sepulcros, abajo ya todas las caretas, al pairo del viento dominante, en su edición del jueves publicaba: “El Gobierno, con pacto o sin él, debe abaratar todos los costes del factor trabajo, o eliminar la trampa normativa que ahora lo impide. Salarios, cotizaciones, despido, retenciones sobre la renta laboral y formación. Por los resultados de esta reforma medirán el desempeño del Gobierno los españoles”.

Con la nuca ligera venia a remachar el clavo que un artículo en el Financial Times de ese señor llamado Luis de Guindos, que aparte de arruinar bancos va de Fleming por la vida. El lumbreras venía a pedir con infinita urgencia un solo modelo de contrato de trabajo, anulación de la contratación colectiva y una indemnización por despido con el máximo de una anualidad.

Y ya estamos todos salvados. El país, Camps y los 5.200.000 parados.

Es decir que la patronal quiere abaratar los sueldos, abaratar el despido, abaratar las cotizaciones sociales y reducir el tiempo en la prestación por desempleo. Y de Guindos, de propina, excluir a las Pymes (el 90 % de las empresas españolas) de la contratación colectiva. Hablar de reformas fiscales, combatir el fraude, reformas del sistema financiero y control de la banca y las grandes fortunas es cosa de rojos y otras gentes de mal vivir.

En próximos decretazos y consejos de ministros nos servirán, calentito, su anhelado menú. Tiene una ventaja todo esto. Ya les va a resultar difícil volver a reclamar una “reforma” laboral. Salvo que directamente pidan la vuelta a la esclavitud.

Una descendiente de Pepe Botella, alcaldesa de Madrid, quiere generalizar los trabajos voluntarios gratuitos en favor de la ciudad. La voluntariedad es sólo coyuntural. En unas semanas tendremos un país de esclavos, sin sanidad ni enseñanza, públicas, sin cultura popular, que pagará los medicamentos, el uso de las carreteras y mirarse al espejo.

¡Mariano, si eres el último, tira de la cisterna!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Apocalipsis según Mariano

  1. raromerol dijo:

    En el discurso de investidura Popeye “El (año) Marianico” se sacó una estadística europea, hasta entonces desconocida, en la que se difraban en cinco millones y medios los desempleados en España. Posiblemente no encontró ninguna otra que registrase más. A cargo del fenecido, del obligado a dejar el cargo por deslealtades internas (encabezadas por el traidor consumado, Felipe González Márquez; solo por eso me alegraría que su delfín, Burro-al-cava, corriese la misma suerte que el anterior, Almunia, que tuiveron que colocar en Europa para, desde ella, traicionar a los españoles, igual que su jefe, y continuar enviándonos amenazas y malos consejos, para hacernos fracasar y arruinarnos a todos, a base de recortes, mermas y sisas) y externas, y la exigencia de su esposa, que debe pesar más que sus convencimientos políticos o ideológicos.

    Cuando Carmen Chacón se postuló para las primarias los felipistas amenazaron con convocar un congreso del Partido, en el que contaban con obtener la victoria, dado que la mayoría de los delegados eran cargos políticos que debían asegurar la poltrona. Ante la amenaza del ejercicio de “democracia interna”, el ya moribundo, dispuesto al sacrificio del retiro, convenció a su Ministra de la Defensa para que no se arriesgara a la democracia interna, que eso era muy malo. Pero, como suele ocurrir cuando se intenta escapara de las amenazas, las extorsiones, tarde o temprano terminan cumpliéndose. Porque a cada amenaza, extorsión, que surta efecto, se reiteran, encarecen y radicalizan en el futuro, dado que la codicia no tiene límites. Para eso sirve ceder a las extorsiones. Hasta que se hacen insufribles e imposibles de cumlir, de aceptar. Así que, finalmente, el PSOE tendrá el congreso que los felipistas amenazaban con convocar. Sólo que, ahora, ya casi no les quedan cargos públicos con los que extorsionar, los traidores felipistas no pueden asegurar la presencia de los suyos en dicho congreso, y Don Felipe, borbónico aunque no Borbón, faltando a su palabra, otra vez más, debe salir a la palestra en ayuda de su delfín, que no lo tiene nada claro.

    La estadística del desempleo registrado por las Oficinas de Desempleo, digo, de Empleo, no corroboró las cifras dadas por Don Mariano. Pero nadie se fijó en eso, sino que durante todo el año pasado, a pesar de todas las “deformas” del mercado de esclavos, o, posiblemente, por ello, el desempleo aumentó. Mont-oro se descolgó auspiciando una encuesta de población activa que delimitaría el desempleo en 5.400.000 ¡Un descenso de 100.000 desempleados respecto de las cifras dadas por su jefe, que nadie sabía de dónde se las había sacado! Pero resultó que, cuando se hizo pública, resulta que ¡sólo era de 5.278.000! ¡Una reducción de 222.000 desempleados! ¡Todo un éxito! Sólo que, si las comparamos con las encuestas del tiempo del fenecido, retirado, resulta que entonces sólo llegaron a raspar los cinco millones ¿Con qué cifra se debería comparar, entonces? El pretendiente, digo, el candidato, aseguraba a su jefa, Frau Angelika de Hamburg (ya saben: la ciudad del jamón, de los jamones, las jamonas y las jamburguesas, que anuncia los muslámenes en vitrinas a la calle con luces rojas, del hexacolorofeno) que postraría a toda España a sus pies, cumpliendo todo lo que le ordenase, cayeran los miles de desnutirdos que cayesen, que a él no le temblaría la mano con los despreciables obreros. Burro-al-cava, iniciando, por anticipado, la etapa de demagogia desde el electoralismo y la oposición, se comprometía a renegociar los deberes-castigos que nos impone el imperio germánico. Y ahora, resulta que De Guindos ha caído en que es insufrible la extorsión, la amenaza germánica, y que hay que renegociarla. Como escribía Lenin: la realidad es tozuda. No se deja convencer tan facilmente.

    Decían que iban a cumplir todas las cifras que Doña Merkel tuviese a bien ordeñar, digo, ordenar ¡En qué estaría yo pensando! Le respondió el PSOE que la mayor parte de la deficiencia financiera estaba en las autonomías, que, para entonces, eran casi todas pepero-populistas. Entonces éstos, cayendo en la cuenta, dijeron que les iban a dar un plazo de dos años para ponerse al día. Lo que suponía acelerar el ritmo del resto del Estado para compensar dicho retardo en los recortes. A continuación Marianico confensó que el 75% de la deficiencia presupuestaria era culpa de las autonomías. Lo que significaba darle más que la razón a lo alegado por el PSOE. Pero no dieron marcha atrás en los de prorrogarles los plazos, en dos años, a los suyos autonómicos. Más aún, se comprometieron a dar créditos adicionales a las autonomías que lo precisasen urgentemente para atender pagos ya aceptados. Es decir, posiblemente sólo para las suyas, mientras se les niega el pan y la sal a las menos endeudadas, pero que son “de los otros”. Esto significa reducir la deficiencia financiera de tales autonomías a cargo del Estado, aumentado el endeudamiento de éste y, con ello, el pago de intereses y disminuyendo la cotización y la calificación de la Deuda soberana, qué coñaca ¿Esa es su forma de arreglar las cosas? ¡Arreglados estamos! Más tarde, ya en plan directamente amenazador, aseguran que encarcelarán a los que comprometan pagos o inversiones con financiación aplazada ¿Qué ocurriría si se hiciese lo mismo con los empresarios privados? ¿Iban a consentirlo los Bancos, que se quedarían sin negocio? Pero, cuando se les exige que concreten, dicen que sólo sería para el futuro, no para los que ya se han endeudado, los suyos los que más. Un futuro que retrasan en 8 años, cuando, si todo va bien, ya no sería necesaria tal amenaza. Y, si todo va mal, para todos, ellos habrán sido desalojados del poder, y no tendrán nada por lo que responder.

    ¿Cómo que no ha habido reforma fiscal? Según cálculos de Comisiones Obreras para ingresos no financieros superiores a 20.000 € nos enteraremos, pasadas las elecciones andaluzas, que tendremos que pagar ¡un 28% más de media! Pero, para las mismas cantidades de rentas de capital (lo que incluye los dividendos de las sociedades) sólo un 8% adicional, un 2% para los que no lleguen a dicha cifra, y nada a los que obtengan por dicho concepto menos de 6.000 € ¡Casi nada la reforma! ¡Y sin anestesia!

  2. Carmen dijo:

    Fabulosos los dos comentarios, los comparto.

  3. Javier Ochoa Perez dijo:

    Buenos días.

    Comparto la opinión de Carmen sobre los dos comentarios.
    Lo triste es ¿que alternativas tenemos para parar tantas incongruecias, y mentiras de los neoliberales a nivel mundial?
    Habrá que hacer alguna cosa, creo yo.

    Un cordial abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s