¡Qué asco de país!


Hay momentos para la nausea infinita. Este es uno de ellos. Nunca me he sentido demasiado orgulloso de ser español. Conozco demasiado de la historia de este país. Rinconete, Cortadillo, el patio de Monipodio y El Lazarillo de Tormes no se escribieron por casualidad. Son un retablo, un parco reflejo de nuestra naturaleza.

Este es un país de gente ruin y torva. Truhanes, ladrones, maleantes y gente enquistada en las peores baldas del ser humano. Un clan de esta madera, el llamado Tribunal Supremo, acabar de condenar al juez Garzón a 11 años de inhabilitación y su expulsión de la carrera judicial.

¿Por qué? Casi da igual. Aparentemente por ordenar escuchas ilegales entre los cabecillas de la trama Gurtel y sus abogados cuando estaban en la cárcel. Grabaciones que estaban solicitadas por la policía y avaladas por el fiscal que llevaba el caso. Estamos hablando de una trama sistemática y organizada para financiar ilegalmente a un partido del poder. Del robo de miles de millones del erario público para lucro personal de unos cuantos y de la “rentabilidad” electoral de un partido.

Asco infinito. Este país se va por la alcantarilla irremisiblemente. Un delincuente manifiesto como Francisco Camps, responsable además de la quiebra completa de la Comunidad que presidía y de un “agujero” de 60.000 millones de euros entre el Banca y la Caja de Ahorros de su territorio, es declarado no culpable y el primer condenado de un proceso sobre mafiosos es el juez que lo investiga.

Este, el blog donde escribo, es un último reducto para decir lo que pienso sin servidumbres ni a los poderes fácticos ni mediáticos. Y me siento avergonzado de pertenecer a esta comunidad mal llamada patria.

Un exponente de esa España de cuchitril y mesa camilla fue Fernando VII, “El Rey Felón”, que defecó varias veces sobre su dignidad, la de la corona y las de sus leyes. En una de sus idas y venidas fue recibido en Madrid por una muchedumbre de chulapos y manolas al grito de: ¡Vivan las caenas! Hoy, un remedo de jueces emboscados en su fascismo militante, han vuelto a gritar lo mismo. Por escrito. ¡Que les den!

Una soplapollas como Esperanza Aguirre ha recibido la sentencia con una amplia cara de satisfacción diciendo.: “un triunfo del Estado de Derecho”. ¿De qué Estado? ¿De que Derecho? ¡Que le den!

Me producen un asco supremo los jueces de este país, y sus leyes, y sus gobernantes, sus manolos, chulapos, ministros, curatos y obispos pederastas. Fatalmente, malvivimos en el reino natural del latrocinio. ¡Que les den!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¡Qué asco de país!

  1. María Dolores dijo:

    Lucas, yo estoy tan indignada y avergonzada como nunca lo había estado y siento ganas de correr y exiliarme de este país, hasta ganas de llorar tengo y no se que puedo hacer contra esto.
    Estoy muy triste. Lola.

    • bemsalgado dijo:

      Puede que Garzón debiera ser juzgado, incluso condenado, por causas por las que, hace bien poco, era halagado por quienes ahora le condenan.

      Esta condena, en cambio, amenaza a todos los jueces, aunque sean justos, pero sobre todo si son justos, para que se tienten antes de cruzar líneas rojas que son de dominio público.

      Los mismos que tienen el poder para hacer la Ley, incluidas todas sus escapatorias, a la medida de sus intereses, lo detentan para interpretarla, aplicarla, perseguir con ella en la mano, o protegerse de ella cuando son ellos mismos quienes la vulneran.

      Y se permiten decir, hoy mismo, que “el fin no justifica los medios”, los mismos que no tienen inconveniente alguno, e incluso lo encuentran virtuoso, en condenar a millares de ciudadanos al paro, el desahucio, la privación de asistencia sanitaria, el hambre, la miseria, al desamparo en suma, en la procura de una hipotética recuperación económica.

      Por eso tengo claro que esta sentencia va contra todos.

      • bemsalgado dijo:

        Empachados de corrupción, están hoy ebrios de placer celebrando el triunfo rotundo del Estado de DERECHAS, que si la semana pasada triunfó en el circuito de Valencia, ahora corta orejas, rabo y lenguas en ese coso de las Ventas, y pasado mañana se consagrará en el Bernabeu a la Virgen de la Almudena.

  2. Antonio Rodríguez Navas dijo:

    Y esto no queda aquí,ahora van a por el juez (cordobés me parece que es) que está investigando el caso Urdangarín. Este país pone de moda las palabras de Montesquieu y que ya en otro artículo tuyo comenté: “No hay justicia mas tiránica que la ejercida a la sombra del poder y revestida con tintes de legalidad”. A lo que yo añadía “Y con la deleznable connivencia de políticos y jueces corruptos”. En fin … para vomitar.

  3. raromerol dijo:

    Les dan, les damos, votos, mayorías absolutistas absolutísimas. A los que controlan los medios de desinformación (asesinatos informativos, culturales) masivos. Recuérdese que, sin información, no hay democracia posible. Porque, para votar, para ejercer la democracia, hay que saber, conocer, qué es lo que están haciendo, qué es lo que está pasando. A los que controlan la judicatura. El poder totalitario. La totalidad de los poderes. “Democracia totalitaria”, como decía que era “la suya” su buen amigo Pinochet, al que el Gobierno de “Asnal” decía que no podía extraer, porque a un Jefe de Estado que se haya nombrado a sí mismo mediante un golpe de idem no se le puede juzgar. Sólo Dios puede hacerlo. En el supuesto de que dicho Señor exista y se encargue de tales cosas, tarde, siempre después, en lugar de haberlo evitado anticipadamente. En cambio, si ha sido elegido democráticamente, como a Noriega o MIlosevic, entonces sí.

    A contracorriente, como es mi costumbre, quiero llevar la reflexión de que Baltasar (ya saben: en babilonio “El dios Baal protege al rey”) Garzón pudo haber impedido la mayoría absolutista de “Ansar” imputándolo por obstrucción a la justicia por ello. Como dicen los reporteros balompédicos: si se perdonan las ocasiones se termina perdiendo. O, como dicen los americanos: “No hay problemas, sino oportunidades. Cuando se desperdician las oportunidades aparecen los problemas”. Si Garzón hubiese imputado al Partido Popular como organización terrorista por su implicación, complicidad, negligencia o inutilidad manifiesta en los ataques terroristas contra los trenes de cercanías de Atocha, entonces no habrían podido (¿No habrían podido? ¿Les detiene para nada la legalidad, la jurisprudencia, si se opone a sus intereses partidistas?) crucificarlo por su escuchas de las conversaciones entre abogados transmisores de organizaciones de delincuentes criminales y sus defendidos, porque este mismo Tribunal Supremísimo ya ha sentenciado, reiteradamente que, en tales casos, el derecho a la confidencialidad en dichas conversaciones no está protegido por la Constitución, aunque dicho “Gran Privilegio” (en latín “Carta Magna”) no mencione tales distingos.

    Recordemos que el Consejo General del Poder Judicial, dominado también por la extrema derecha, se negó a admitir la petición de amparo de dicho juez cuando fue objeto de crucifixión mediática, cuando comenzó a investigar en contra de los intereses de la derecha. Los mismo que le aclamaban cuando investigó los asesinatos del GAL (en vascuence “Venganza”) contra el grupo terrorista VYL (“Vascongadas Y Libertad”, en vascuence “Euskadi Ta Askatasuna”) y que hoy sí amparan al Tribunal Supremísimo cuando es criticado por el despropósito que refrenda ante el mundo (“urbi et orbi”) que en España no hay Justicia, que no somos un Estado de Derecho, al contrario de la propaganda que hace de los suyos la Condesa consorte de Morillo.

    Hoy mismo nos hemos enterado (constatadamente) que se imputan en el mismo caso Correa (en alemán “Gürtel”) los latrocinios cometidos con la excusa del homenaje al Papa nazi Benedicto XVIº (¿cómo puede Dios permitir semejantes cosas?) en su visita a Valencia ¿Sólo a Valencia? ¿No también a Madrid, cuando era alcalde de la misma el hoy Ministro del Ramo de la Justicia a granel y a conveniencia, actualmente suplido por una “legionaria de Cristo”, Rey, de la “legionella”? Como de costumbre las mafias y la santa mafia cogidas (aunque se las declaren “inocentes”) de la mano, como con el Banco Ambrosiano y el Instituto de Obras de la Religión, antigua “Propaganda Fide”, anteriormente “Index” de libros prohibidos por el Papa, heredera del Santo Oficio de la Inquisición de Herejes, que todo es la misma cosa. Hoy mismo el BBVA ha presentado su Informe de Situación, según el cual en España el Producto Interior Bruto creció el año pasado ¡un 0’7%! Sí, creció. Uno 0’7%. SI HABIA “BROTES VERDES”, aunque las pesticidas y pestilentes reformas los hayan agostados. Un crecimiento el año anterior. La herencia del pasado, que dicen que es tan mala y que tiene la culpa de todo. No Frau Angelika, Obama o los poderes globales de la Banca mundialísima. El mismo informe prevee un decrecimiento, sí decrecimiento, para este año (Aunque lo dulcifican rebajándolo a “sólo” ¡el -1’3%! Todo el Informe intenta salvar la cara de Rajoy) y, también ¡para el siguiente! Aunque para éste sólo un -0’3%. Eso no es el pasado, sino el futuro. Dos años previstos de decrecimiento continuado. Casi los mismos que los de Rodríguez Zapatero. Dicho Informe incluye una sorprendente recomendación a reducir la jornada laboral para evitar que aumente mucho más el desempleo. Ahora que están los suyos en el poder. Es lo mismo que llevamos exigiendo desde el Sector Crítico de Comisiones Obreras desde hace 17 años. Si la realidad es tozuda, más tozudos aún son los que se niegan a verla, a admitirla.

  4. Carmen dijo:

    La verdad tengo que deciros que no me ha venido de nuevo despues del juicio de Camps. Siento angustia, asco, rabia que os voy a contar……. Pienso que este pais ya no es que sea diferente no, es que Franco sigue vivo, con él la dictadura pura y dura, de democracia nada de nada en ningún momento, nos han vendido una farsa que hemos aceptado desde el principio de alguna manera, a la vista está y así nos vá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s