Danzad, danzad, malditos


La cosa está quedando meridianamente clara. Las políticas neo liberales que están aplicando los gobiernos de derechas de todo el mundo corresponden a directrices acordadas en el Club de Bildelberg.

Y las ineficaces medidas económicas que están llevando al desempleo y a la pobreza a millones de personas de todo el planeta no son otra cosa que una conjura para imponer la dominación capitalista, la destrucción sistemática del “Estado de Bienestar”, la planificación económica y las conquistas sociales de cualquier legislación o constitución vigentes.

Así es que nuestra Reina Sofía, Donald Rumsfeld, Goldman Sachs, Ana Botín y Étienne Davignon, entre otros, son los responsables de la ola de atracos planificados y enriquecimientos abusivos que asola al planeta. De la desesperación de millones y millones de funcionarios, pensionistas, jóvenes, mujeres y desempleados que en la mayor impunidad son azotados y condenados a una vida indigna.

Los dos rescates de Grecia, los de Portugal e Irlanda, el ataque a los derechos laborales, educativos y sanitarios de España han sido y son perfectamente inútiles. Un grupo reducido de maleantes de alto copete nos han puesto en su punto de mira, en su chatarra mental y han convertido el corazón de Europa en un ejército de mendigos. Son, sin que nadie los combata, la peor calaña de terroristas que haya podido caer sobre nuestra especie.

¡Danzad, danzad, malditos!, dicen sus ministros apostados en parlamentos y mayorías truculentas. Recortan todo lo recortable y trafican impúdicamente con nuestra hambre, nuestra salud o la educación de nuestros hijos. Privatizan, estrangulan y decapitan a bordo de sus índices de deuda o déficit público. Zarandean nuestras nóminas y se ciscan en nuestras vidas o sus proyectos.

¡Danzad, danzad, malditos!, su filosofía es la mentira. Merkel, Sarkozy, Cameron o Rajoy son la misma cara de la misma moneda, el excremento que expele el becerro de oro, el capitalismo en estado puro. El FMI, el Banco Mundial, la Europa de los mercados y los mercaderes son la sotabarba del latrocinio elevado a la máxima potencia.

Ahora, arriado ya todo indicio de justicia, de humanidad, de razón de cualquier gobernante, solo nos quedan los dientes. Y utilizarlos en una gran metáfora revolucionaria.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Danzad, danzad, malditos

  1. ¡Magnífico alegato Lucas!…que suscribo punto por punto… y que voy a enlazar de inmediato al blog colectivo en el que intervengo, y a mi muro de FB.

    Al igual que tú, soy de la opinión de que debemos señalar con el dedo a los auténticos responsables de esta tiranía, que no son muchos por otra parte…’ni están en remotos desiertos’…aunque si son muchos sus cómplices y lacayos.

  2. Una maravilla de exactitud y claridad.

  3. raromerol dijo:

    ¡Estupendo, Lucas! Y todo esto había personas que ni se lo imaginaban. Que votaron por Popeye “El Mariano”, o se abstuvieron, o votaron en blanco,o por otras alternativas inútiles, en un momento crítico, de enorme trascendencia, Quienes creían que éstos lo iban a hacer mejor. Cumplirán las órdenes del imperio germánico caiga quien caiga, muera quien muera. Pero siempre de los nuestros. Porque los que se quedan sin trabajo son siempre de los nuestros. Ya comenté el peligro de que esta mayoría absolutista también cuente con los jueces de su parte. Una sentencia judicial ha otorgado a Instalaza, empresa de la que se cayó De Guindos, una indemnización de 40 millones de euros por la prohibición de fabricar bombas de racimo. Es como si tuviésemos que indemnizar a las empresas que pagaban salarios inferiores a las mujeres porque la Organización de las Naciones Unidas acordó que no se podían pagar sueldos inferiores a las mujeres. Pero no se indemniza a los trabajadores por robarnos nuestros derechos, nuestros impuestos, nuestras cotizaciones a la Seguridad Social, nuestro derecho a la jubiliación o a la indemnización por desempleo. Otro juez sentenció que nos tienen que subir la tarifa de la electricidad.

    Recordemos que De Guindos formaba parte del Consejo de Administración de Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA) hasta que fue comprada por los italianos, por Ente Nazionale di Electricitá, ENEL. Y también Aznar ¿O era Felipe González? Parece que los jueces le abren paso a las tropelías de esta gentuza, que les sirven de justificación. El absolutismo y el despotismo absolutista. De Guindos no es Economista por ninguna Universidad, sino por lo que hoy se llama Colegio Universitario de Estudios Financieros, antes Centro de Estudios Financieros, institución creada por la Banca, que antes expedía títulos privados, no reconocidos oficialmente. Y que, hasta el momento de ser nombrado Ministro, formaba parte del Consejo de Administración de la Banca Mare Nostrum, formada por Cajamurcia, Caja Granada y “(co)Sa Nostra”, entre otras.. Que Caja-Duero se negó a fusionarse con ella porque detectó que estaba descapitalizada, que necesitaría unas aportaciones de capital que harían sumamente costosa dicha fusión. Así que, al final, terminaremos descubriendo un nuevo agujero que tendremos que tapar usted y yo. Los de la confianza, los que decían que todo era cuestión de confianza, han llevado la prima de riesgo de España por encima de la de Italia, a la que ya sacamos más de 50 centésimas porcentuales. En tiempos de Rodríguez Zapatero nunca estuvo la prima de riesgos española por encima de la de Italia. Los que le echan la culpa a los de antes. En Grecia han acabado con los Convenios Colectivos Sindicales. Conforme estos van venciendo los trabajadores deben “negociar” individualmente con la dictadura del empresariado sus nuevas condiciones de trabajo. En los Convenios Colectivos Sindicales que han vencido en los últimos dos meses esto ha supuesto la pérdida de un 23’67 % de los salarios. Y ahora alégrese de que le quiten subvenciones a los Sindicatos. O proteste porque sus máximos dirigentes cobren como los directores de empresas municipales.

    El fascismo avanza a pasos agigantados. ALCE, un grupo de presión republicano, relacionado con el “Tea Party” (“Partido, fiesta o velada del té”, rememorando cuando los colonos norteamericanos arrojaron al mar un cargamento de té, disfrazos de indios, para protestar por la subida de impuestos sobre dicho artículo de lujo de la época) ha hecho aprobar en varios Estados y ha presentado al Congreso estadounidense una iniciativa sobre Identificación del Domicilio en las votaciones, utilizando el pasaporte y la licencia de conducir. En Estados Unidos no existe algo semejante al documento nacional de identidad, cuya obligatoriedad se considera anticonstitucional. El pasaporte (“pase para todo”) fue inventado por los revolucionarios franceses para permitir el tránsito entre ciudades, para protegerse de los actos terroristas de los partidarios del despotismo aristocrático. Es un documento voluntario que sólo piden los que tienen previsto viajar al extranjero. Es decir, los que cuentan con un determinado nivel de rentas. Algo parecido, aunque menos, ocurre con la licencia de conducir. Pero no se acepta la tarjeta de la “Seguridad Social” (que deberíamos traducir como “Padrón de Beneficencia” sanitaria) o el hoy obligatorio seguro médico, porque los consideran emitidos por organismos privados. Como los estadounidenses, sobre todo los trabajadores, viven en su mayoría de alquiler, y canmbian de barrio, incluso de Estado, con gran frecuencia, trasladados por sus empresas o para buscar nuevos empleos, esta aparentemente inocente iniciativa significaría la pérdida del derecho de sufragio a ¡5 millones de votantes! en su mayoría jóvenes, estudiantes, ancianos, jubilados, desempleados y negros. Los que, según múltiples estudios sociológicos, votan mayoritariamente por los demócratas. Si no se lo cree lea http://act.credoaction.com/campaign/alec_id/

  4. Javier Ochoa Perez dijo:

    Hola Lucas, despues de bastantes días con problemas de salud, de nuevo estoy en condiciones de volver a opinar especialmente en tu blog que como siempre es muy gratificante poderte leer.

    Ya que nombras el Club Bilderberg, no se si ya estarás al corriente de que la reunión de este año 2012, parece ser que será en Israel en la ciudad de Haifa 3ª ciudad en importancia y que seguramente se hará en la Masión de los Rothschild que posee en esta ciudad.

    En ocasiones ya te he comentado sobre los los Rothschild Esa dinastía que mueve los hilos del nuevo orden mundial.

    Así nos va con toda esta gentuza, que más bien creo que son enfermos mentales de sus codicias y de sus deshumanizaciónes.
    Lucas, Un abrazo muy cordial

  5. antonio hens dijo:

    Qué clarividente Lucas y que triste

  6. Binah dijo:

    Bueno; también nos queda que debemos admitir, como seres inteligentes que somos, tratar por todos los medios de impedirlo. Porque quedar como sumisos a los capitalistas no demuestra mucha inteligencia. Más bien cierta cobardía. Así que no se a qué corresponde criticar tanto desde la pasividad social.
    Espero que no sea su caso.

    Saludos a Javier Ochoa Pérez , al que deseo que se encuentre bien de salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s