Tocata y fuga de Rajoy (Esperpento I)


“Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento”. (Ramón del Valle Inclán)

El espejo cóncavo de nuestra inmediata realidad nos da la imagen del llamado presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, huyendo por un garaje del Senado de los periodistas que querían preguntarle por el recorte de 10.000 millones en sanidad y educación. Puro esperpento.
Un presidente que ha alardeado de “decir siempre la verdad y no esconderse” que con cara lívida y descompuesta huye por un pasillo, ante una nueva y flagrante mentira (“no habrá ningún tipo de recortes en sanidad, educación y pensiones”) refleja la calidad, humana y política, de quien preside un gobierno donde el vicepresidente segundo de Comunicación de un partido (Carlos Floriano) desmiente al ministro de Economía, donde se despacha la práctica liquidación del mal llamado “estado de bienestar” con una simple nota de prensa, mal redactada y peor leída, y donde una marquesa consorte liquida el estado de las autonomías (y de paso la Constitución) con un puntapié en el culo de la democracia.

Esto es lo que hay. Un gobierno vergonzante, ridículo e ineficaz que mueve más a risa que a dolor. Una “peña” descoordinada, filofascista y liquidadora, por encargo de terceros, de los derechos y garantías de los ciudadanos de un país de pandereta regido por mercachifles.

No hay más cera que la que arde. Y si yo fuera, cosa que afortunadamente no ocurre, un agente de una agencia de calificación de riesgo, elevaría al infinito los índices de la prima de un país cuyos gobernantes usan a la prensa extranjera para hacer las mas trascendentes declaraciones, que las desmienten en escasas horas, que hacen una enmienda de los presupuestos a los diez días de haberlos presentado, que tienen un nulo respeto a los ciudadanos y hasta a sus propios votantes y que, esperpentos vivos, viven instalados en él.

Esta es la España de Mariano y sus apóstoles. Donde nos cubrimos la cabeza con monteras, tricornios y capirotes, de obispos ultramontanos y curatos, de defraudadores y sumergidos, de borrachos que gobiernan y de otros que gobiernan borrachos (se beben hasta el agua de los floreros), que un día liquidan por decreto el pacto social de la transición y que otro se cepillan de un plumazo la sanidad, la educación y las autonomías.

Este es el vacío de nuestra clase gobernante. Novelar y politizar la nada. Pobres hijos de puta.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Tocata y fuga de Rajoy (Esperpento I)

  1. Simplemente Carmen dijo:

    Felicidades buen post has dicho verdades como templos así es nuestra España actual, mientran tanto ellos” sólo saben decir la herencia que nos han dejado!!
    Feliz día
    P.D. te copio la frase de don Ramón

  2. Lucas, t’as pasao…yo me precio de ser buen fotógrafo y por lo tanto de captar bien a la gente y su ‘espíritu’ pero es que tú ‘has clavao’ a Rajoy y a esa panda, les has hecho una foto que es para ponerla en un marco… ¡y después quemarlo!, con sus birretes , togas, tricornios y capirotes.

    No imagino que esta país pueda soportar toda una legislatura con gente tan inepta y al mismo tiempo tan descaradamente vendida a unos intereses totalmente ajenos a los de quienes dicen representar…No olvidemos la memorable frase “somos el partido de los trabajadores”. ¿Se puede ser mas cínico y falaz?

    Yo me pregunto; ¿qué pensará uno de esos ‘españolitos de a pie’ que votó al PP el 20N?; aunque después, razonando, llega uno a la conclusión de que si un trabajador es tan necio como para votar a esa gente, difícilmente tendrá suficientes ‘luces’ para percatarse de sus desmanes y seguirá pensando que ‘la culpa es de Zapatero’…

    Un abrazo.

    • raromerol dijo:

      El Partido contra los trabajadores. Selección pepero-populista, 1.000, mileuristas y parados en general, cero.

    • racomu dijo:

      Muy de acuerdo en general con tu comentario José Antonio. Aquí de nada valen ya los exabruptos, aunque el mayor de ellos se quedaría pequeño para calificar a quienes dieron la mayoría a estos genizaros de la política española, porque: “El vicio dominante de la humanidad es la hipocresía; y lo admirable es que, a pesar de eso, los hombres no toleran sino a aquel que con hipocresía les engaña.” (como decía el gran pensador español Ben Hazm allá por el siglo XI).
      Saludos a todos.

  3. raromerol dijo:

    Cuando alardeaba de decir siempre la verdad y no esconderse ya llevaba lustros mintiendo continuamente ¿Habrá dicho alguna verdad a lo largo de su vida? La primera “verdad”, con lo primero que debería dar la cara, es sobre sus auténticas tendencias sexuales, y no esconderse bajo la mentira, la falsedad permanente. Pero a la gente les gusta que las engañen, y votan por los que más mienten y más se esconden. Como bien apuntas, en España nunca hemos tenido Estado del bienestar, sino de malestar permanente. Lo contrario sería reconocer que lo teníamos en tiempos de Franco, pues, desde entonces, en el aspecto de derechos sociales no hemos hecho otra cosa que retroceder. Si bien es cierto que entonces sólo eran propaganda, que no tenían intención de cumplirlos, que bastaba decir la palabra mágica “comunista” (como ahora “terrorista”) para que se esfumasen como por encantamiento cualquier derecho reconocido. Los que decían que todo era cuestión de confianza, que bastaba con que Rodríguez Zapatero abdicase en ellos (¿Qué idea tendrá esta gentuza de lo que es la democracia y para lo que sirve? Tal vez la misma que el Partido Popular europedo respecto de los Gobiernos “tecnócratas”) para que todo se solucionase como por ensalmo. Pero resulta que tenemos la prima de riesgo más alta, que hemos superado en 50 puntos centesimales porcentuales a la de Italia, datos constatadamente peores que con Rodríguez Zapatero. Y ahora dicen que los mercados no sirven, que se trata de un contubernio judeomasónico contra la Patria. Ahora sí, antes no. Los servidores de los mercados, los vendepatrias a los mercados y a las potencias extranjeras. Los que se rasgaban las vestiduras mostrando pública e impúdicamente sus desvergüenzas cuando dicha prima de riesgos llegaba a la mitad de lo que está ahora.

    Los que se reían porque Rodríguez Zapatero exigiese el lugar que correspondía a España por haber superado a Italia en la Renta Nacional, Producto Interior Bruto, variable mucho más tosca que les gusta emplear a los ¿neo?liberales. Ahora, tarde, culpan a su amigo del alma Sarkozy (¡Qué malos amigos tiene Marianico! Cada vez que aparenta amistad con alguien termina desenmascarándose como un estafador descarado) por haber hecho campaña electoral poniendo como ejemplo a España de lo que no debe hacerse (O sea, de obedecer al extranjero, de hacerle caso a él y a Frau Angelika, de postrarse a los pies del imperio germánico en lugar de cumplir las promesas electorales a la ciudadanía, haciendo ilegítimos los respectivos triunfos electorales fraudulentos ¿Frau Du Lentos?) en lugar de haberle respondido como se merecía en su momento. Recordemos que, en circunstancias parecidas, sin merecérselo, Rodríguez Zapatero intentó defender a José Mª Asnal “El Tempranillo” cuando Venezuela y Nicaragua le acusaban de estar implicado en los intentos de golpes de Estado (¡Viva la democracia… a mi gusto!) en sus repetidos países. Fue entonces cuando Su Majestad El Rey Nuestro Señor dijo su frase digna de pasar a los anales del papel higiénico: “¿Por qué no te callas?”. Cosas de la vida. Ahora quieren asemejar la resistencia pasiva con el delito de terrorismo. El exterminio de todos los derechos. Los que hacían propaganda (y algunos continúan haciéndola) de no votar, que votar no servía para nada, que lo bueno era no votar para conseguir cosas, que todo se podía arreglar con manifestaciones callejeras, incendiando las avenidas, ahora se deben enfrentar a la dura realidad.

    Según tengo entendido aún continúan en la cárcel personas detenidas en Barcelona, antes de que se produjese ninguna quema de contenedores de basuras, durante la huelga general del 29 de marzo. Para ello, lógicamente, deben contar con la colaboración de los jueces. Ya advertí de la “cola de gallo” (“cock-tail”) explosiva que supone una mayoría de jueces pepero-populistas, carente del menor sentido de la decencia, la justicia, la democracia o los derechos de la ciudadanía, la mayoría absolutista de esta gentuza y el control de la mayoría de los medios de desinformación +IVA. El Ayuntamiento de Sevilla dice ahora que no puede paralizar la Torre del argentino Pelli porque se enfrentaría a una demanda. Después de haber estado dos años haciendo demagogia en contra de ella y de Sevilla, acusándola en todos los organismos internacionales que les ha parecido, en donde más daño podían causar a la ciudad y a la ciudadanía, al negocio turístico que dicen defender, regalando millones de euros (ya van por 33) para el Palacio de Congresos y Exposiciones para los negociantes. En lugar de haber empleado este año para negociar con Cajasol e impedir que se iniciasen dichas obras, si estaban de verdad en contra de ellas. Pero, eso sí, se han hecho un bastón de mando para cada concejal (¿no era potestad exclusiva del alcalde?) para desfilar en chaquet-ados, marcialmente, por la Avenida de la Constitución (antes de José Antonio Primo de Rivera) para asitir a los sagrados oficios del Viernes Santo en la Santa Iglesia Catedral ¿Se habrán arrepentido de sus pecados, de sus mentiras, de su falsía?

    • Simplemente Carmen dijo:

      Se puede decir más alto pero no más claro…el obispo deberia de pedir disculpas y el que esté limpio de culpas que tire la primera piedra, habráse visto!!
      Saludos a los dos y perdonar mi intromisión, pero esque me duele ver tanta mierda con perdón

    • La Avenida de la Constitución ( en Sevilla), no era antes a nombre de uno que era director general de la Guardia Civil en el año 1.931, precisamente el 14 de abril. Conforme me hago más viejo estoy más tonto, si eso puede ser posible,

      • raromerol dijo:

        Perder la memoria no es lo mismo que hacerse más tonto. De siempre los sevillanos hemos deseado amplias plazas delante de la catedral, para poder admirar en toda su dimensión dicha obra. Y siempre nos la han frustrado la secular especulación inmobiliaria. Era incomprensible que, por la fachada del Sagrario, no hubiese una calle decente, de amplias proporciones. Más aún considerando que, según descubrió el anterior Consistorio, al realizar las obras de renovación del alcantarillado, las conexiones telefónicas terrestres, la nueva pavimentación e instalaciones del tranvía (todo lo cual el electorado no ha tenido en la menor consideración) a continuación de los vestigios de la Casa Grande de San Francisco, el mayor convento del país -para unos 300 frailes, que ocupaba desde el muelle de los humeros o ahumadores hasta los terrenos cedidos al Ayuntamiento, que anteriormente sesionaba en la Plaza del Cabildo, soportando toda la presión eclesial, y cuya construcción lo separó de la Plaza de la Pescadería, hoy de San Franciso, alejando la pestilencia de la podredumbre, piscícola, no me malinterpreten, hasta la actual Plaza Nueva, antes de San Fernando y antes de Isabel IIª- había un antiguo cementerio mahometano. Y, a continuación de él, al otro lado de la catedral, las ruinas del antiguo convento de Santo Tomás. En lugar de ello había callejuelas de distintas dimensiones, no alineadas, que tomaban distintos nombres. La mayor de ellas, históricamente se denominaba calle Génova, coherente con las aledañas Francos y Alemanes, donde se asentaban los gremios de mercaderes de dicha procedencia, respectivamente

        Este tramo fue tomando diversos nombres, como Avenida de la Libertad, etc.. El tramo que desembocaba en la Puerta de Jerez, ante la estatua de Ceres o Cibeles, la diosa de los cereales, se denominó Avenida de José Antonio Primo de Rivera, nombre que fue extendiéndose, indebidamente, a todos los demás, conforme sucesivos Ayuntamientos fueron alineando y ensanchando las anteriores calles, dentro de lo que cabe. Los sevillanos siempre realizamos una tenaz resistencia pasiva a la nomenclatura franquista. Así, la oficialmente Plaza del General (obsérvese que la ciudad conquistada, en todos los aspectos, por Queipo de Llano, se negaba a aceptar la preeminencia de aquél, contra toda realismo) popularmente seguía siendo de la Magdalena. La de Falange Española, de San Francisco. La del General Sanjurjo, que es el nombre con el que se debe confundir, de la Alfalfa. Y el mencionado conjunto de calles, las unificamos popularmente como “Las avenidas”, que a mí me traían a la memoria las riadas, habvituales hasta que se produjo el poco paisajista entubamiento de los ríos que pasaban por Sevilla, convertiendo el brazo del Guadalquivir en dársena insalubre, hasta que la Exposición Universal de 1.992 volvió a reponerle fluidez y curso.

        Y, ya puesto con la historia, voy a replicar un comentario de hace un mes, sobre “La caña de las Españas”, que, en su momento, me cogió muiy atareado para contestar. España no ha existido sino a partir del Decreto de Nueva Planta borbónico de 1.715, de Felipe Vº, tras vencer en la Guerra de Secesión. Antges existían “Las Españas”, cuatro reinos con sus respectivas Cortes, legislaciones y coronas, aunque llegaron a estar unificados en la cabeza de un mismo “Rex hispaniorum”. Cada reino tenía sus propios impuestos, unidades de medida, fronteras y aduanas. Aunque, cidertamente, cada localidad tenía sus propios impuestos, portazgos y alcabalas, y sus propias aduanas., formadas por las murallas y sus puertas, respectivamente. Hasta que, en Sevilla, el “alcalde palanqueta” y su Ayuntamiento liberal decidió acabar con el cuadro, que los conservadores, se volvían a ocupar el poder, no pudiesen reimponer las odiadas tasas (¡qué tiempos aquellos, cuando se luchaba por salir del yugo de los conservadores!) y derribó casi todas las murallas y, con ellas, las fronteras y aduanas de la ciudad, salvo las de sus puertos, el fluvial y el, más moderno, aéreo.

      • raromerol dijo:

        Fe de ratas: El General que he dejado anónimo, al que el pueblo sevillano asemejaba a La Magdalena, era Franco. Precisamente. En la Plaza del Cabildo sesionaba el cabildo eclasiástico, o bien en el coro catedralicio, si no había oficios religiosos y podía impedirse la entrada al público en la catedral metropolitana, hasta que la ampliación de la misma le consiguió espacio propio, marmóreo, y, más tarde, al construirse el Palacio Episcopal, en éste. El cabildo civil o municipal, tras un cierto tiempo en dicha Plaza del Cabildo, lo hacía en la de los Olmos, hoy bajo la Plaza de la Virgen de los Reyes y la esquina del Palacio Arzobispal, ciertamente soportando el peso eclesiástico. Creo que tenía algo más que rectificar, pero se me ha olvidado, ahora mismo no lo recuerdo ¡Lo que es la vejez!

      • raromerol dijo:

        ¡Ya está! ¡Ya lo he recordado! ¡Ya lo he visto! No era Guerra de Secesión, sino de Sucesión.

  4. Querido Raromerol: El perder la memoria es hacerse más tonto, si adoptamos como parámetros aquello de : memoria,entendimiento y voluntad.
    Sin embargo el concepto de inteligencia ha variado con los tiempos.
    Ahora se valora la inteligencia como la capacidad de adaptarse a las situaciones.
    Ejemplo: Un individuo que haya descubierto la teoría de la relatividad, lo abandonas en una selva amazónica, y para sobrevivir es más tonto que un indígena, por lo que dicho individuo es tonto en comparación con el indígena.
    El José, judío, supo adaptarse a su situación. El José, cordobés,también. A lo mejor ignoraba esas cosas de trabajo objetivado, valor de uso y valor de cambio,etc, pero eso en la selva para que sirve. Por cierto esas cosas no las veo, ni las leo en los comentarios. En la selva la gacela dice que el león es malo. El león dice que la carne de la gacela le ha resultado dura. Pero hay unas relaciones entre los leones y las gacelas que se deben regular o dejarlas al libre mercado, para que sobrevivan los leones y las gacelas.
    Espero que te guste esta elucubración.
    Saludos.

  5. raromerol dijo:

    Pues no, no me gusta. La memoria no tiene nada que ver con la inteligencia. Aunque, en determinados casos, puede suplirla. Yo tenía un jefe que decía que la memoria era la inteligencia de los burros. Claro que él lo decía porque tenía muy mala memoria y se creía muy listo. Era del Opus Dei, y mi empresa le dio la patada, como a todos los viejos (aunque él no lo fuera, sino que había hecho ostentación de podefr, y eso genera invidias y recelos) sin que hubiese aprendido nada de experiencias anteriores, sin que se lo viese venir, sin sospecharlo. Luego no era tan inteligente como se creía, a pesar del poder que había acumulado. La inteligencia se puede definir de muchos modos. A mí la definición que más me gusta es la capacidad de aportar soluciones innovadoras a problemas nuevos. La solución debe ser innovadora y el problema nuevo, porque, en otro caso, no sería una demostración de inteligencia, sino de memoria. Aunque, a veces, se puede tratar de resolver nuevos problemas aplicando, por analogía, soluciones similares a las de problemas antiguos. Si da resultado, lo que no siempre ocurre, estaremos supliendo, parcialmente (la adecuación de soluciones antiguas a problemas novedosos, apreciar la analogía, también es una forma de aplicar la inteligencia) inteligencia con memoria. No se puede/debe confundir inteligencia con conocimiento. Un aborigen que sepa sobrevivir en la selva no demuestra inteligencia (su tribu, el colectivo al que pertenece, que debió descubrir, colectivamente, tales técnicas, sí) sino conocimiento. El conocedor de la ley de la aplicación universal en todo tiempo y espacio de las ecuaciones físicas, como a mí me gusta llamarla (por oposición a los de “teoría de la relatividad”, como la denominó Lorentz, por despecho, para desmerecerla, para restarle credibilidad) no demuestra inteligencia, sino conocimiento.

    Tal vez credibilidad, falta de espíritu científico, porque muchas personas aceptan acríticamente dicha Ley ignorando cómo se llega a ella a partir de la aplicación de torsores, tensores y desarrollos en serie de las ecuaciones de Maxwell completadas por Lorentz por mera intuición, por el principio estético de la simetría, y diese explicación al reiteradísimo y siempre fallido experimento de Michelson-Morley, por el que se pretendía probar la tesis medieval del “éter sutilísimo” o fluido del espacio interplanetario que permitía el movimiento de las esferas concéntricas de cristal celestiales con un mínimo rozamiento, que emitiría la armonía o música celestial, y que podría servir de soporte al desplazamiento ondulatorio o vibratorio de la luz. Es decir, sin saber por qué, sólo porque les han dicho que es así y ellos se lo han creído, sin más. Sin embargo, si dicho conocedor de las leyes de la física, o aunque no lo siera o siese, fuera capaz de descubrir, por sí mismo (si se lo cuentan no vale) las técnicas de supervivencia en la selva, entonces sí demostraría su inteligencia, más allá de sus conocimientos. Marx utilizaba muchos conceptos de economistas anteriores, particularmente de Adam Smith. Muchos marxistas no lo saben, porque ignoran la economía convencional. Pero también lo ignoran los economistas convencionales, porque los escritos de Adam Smith han sido censurados, capados de todo cuanto significaba crítica al capitalismo. Recordemos que Adam Smith no era economista, sino catedrático de moral, ética y lógica.

    Y sólo a individuos muy peculiares y minoritarios se les ha ocurrido leer directamente de los originales, no dejarse engañar por los resúmenes tergiversados que se publican, evitando que puedan ser empleados por los revolucionarios, por los críticos del sistema. Marx criticaba, sobre todo, a David Ricardo y los economístas más modernos de su época, acríticos con el sistema, utilizando, fundamentalmente, argumentos de Adam Smith. La oposición de partida entre ambos bloques de economistas clásicos partía de la llamada teoría del valor. Para Smith el valor de las cosas provenía del trabajo aplicado a ellas. Porque todo, en plena naturaleza, es gratis: sólo hay que cogerlo. El valor lo da el transporte y la transformación, la elaboración. Pero ésto significa que el sujeto insustiuible para la supervivencia de la Humanidad es el trabajador, y que negarle el poder que debería provenirle de ello constituye un robo, expropiarle el derecho que por naturaleza le debería corresponder. En cambio Ricardo partía de la base de que el valor de las cosas lo da el mercado, lo que incluía el beneficio del empresario que, de dicho modo, ve justificada su existencia y su poder, y los intereses del capital. Marx se empeñó en encontrar una solución para tal contradicción.

    Y lo hizo aplicando su método filosófico (Marx no era economista, sino doctor en Filosofía) del materialismo dialéctico, hallando la síntesis: había un valor de uso, de utilidad, intrínseco en las mercancías, aportado por los trabajadores, y un valor de cambio, de mercado. La diferencia estribaba en los salarios no pagados a los trabajadores, como debía corresponderles en justicia, sino por la plusvalía expropiada injusta, inmerecida, injustificadamente, por el capitalista, que no pagaba, quedándose con ella, con sus ganancias. Ni la gacela ni el león hablan. Su capacidad de comunicación es muy limitada. Posiblemente se limiten a decir: “¿dónde estás?”, “estoy aquí”, “me duele”, “me gusta”, “como no huyas te muerdo” o “no te vayas que te follo”. El león no es malo. Simplemente sobrevive, y ni sabe ni puede hacerlo si no es cazando ¿Es malo el rey porque caza? Pues sí, porque él puede sobrevivir sin matar a nada ni a nadie, y lo hace exclusívamente por su diversión, sin considerar que se trata de una especie en peligro de extinción, aunque localmente puede estar superpoblando dicho territorio. Si el hombre no hubiese vallado dicho terreno el elefante se expandiría y no habría ningún problema ni sobrepoblación ¿Sabe cuál es la etimología de “problema”? Los azenienses tenían un consejo de ancianos denominado Boulé, que debía analizar que todas las leyes nuevas respetasen la Constitución, la religión y la tradición. Así que todos los proyectos de Ley se remitían “pro-boulema”. Y como difícilmente una nueva Ley no entre en contradición con la Constitución, la religión o la tradición, siempre era un problema. Al león no le preocupa que la carne le resulte dura porque no tiene alternativa posible. Si no puede digerirla se muere. Simplemente.

    Las relaciones entre gacelas y leones ni están reguladas, entre ambos, porque carecen de un órgano superior deliberante, decisorio y que pueda imponer castigos por el incumplimiento, ni constituyen mercado, puesto que carecen de un precio o contraprestación. Sin embargo existe tal relación, basada en la convivencia, el equilibrio y la armonía. Si hay muchas gacelas crece la población de leones. Si hay muchos leones disminuye la población de gacelas y, por tanto, de leones, bien porque se mueran de hambre bien porque emigren, retornándose al equilibrio armonioso. Como los leones se comen las gacelas enfermas o más débiles, impiden que se propaguen las epidemias, como sí ocurre entre los seres humanos. Las gacelas que sobreviven son las más perspicaces, las más rápidas, mejorando su especie. Los leones que sobreviven son los más inteligentes, los más aptos. La convivencia, el equilibrio y la armonía, puede parecernos cruel, pero hace que ambas especies evolucionen adaptativamente. Es “bueno” para ambas. En cambio el ser humano a lo que ha llegado es a la destrucción mutua asegurada, el terrorismo militar de las armas de destrucción masiva, de energía de la desintegración atómica, la supervivencia en desequilibrio, la pérdida de armonía. En definitiva, el mercado desregulado.

    • Creo que te ha gustado, porque esas cosas que no las veo, las he leído ahora aunque desde una perspectiva levógira.
      Te acuerdas cuando echaban plomo al pan para que pesara más. Eso se lo dices a los del 15M, o a otros, y lo toman a cachondeo.

      • raromerol dijo:

        Yo no llegué a conocer eso. Al menos conscinetemente. No soy tan viejo como para eso. Sí que los calentitos tenían bolas de estaño, pero no tanto para engañar en el peso, puesto que, según creo, el estaño y el plomo son más caros que la harina, sino porque los peroles picados los soldaban con dicho material. Hoy no necesitan aumentar el peso, echarle barro o yeso, que eso sí lo he conocido, materiales más baratos que la harina, porque dan al pan el peso que les da la gana. Y ni siquiera le echan harina de trigo, sino de arroz o incluso de garbanzos, o de lo que siese, según a cómo cotice el libre mercado. Hoy no me he gustado el “Patio de Monipodio”: que nosotros seamos unos impresentables vasallos del imperio germánico no nos autoriza a poner en duda la soberanía nacional de los argentinos ¿Por qué una empresa privada española puede comprar una empresa pública argentina y el Gobierno argentino no puede expropiar, nacionalizar, como hacemos nosotros con nuestros Bancos y Cajas de Ahorro -obsérvese el sarcasmo, por si no lo han notado- a una empresa de su país? ¿Por qué las empresas son España y los españoles no? ¿Por qué debemos defender a las empresas que nos suben inmisericordemente el precio de la luz, la gasolina, el gas-oil o el butano, cuando los españoles, la mayoría del país, está indefenso ante tanto latrocinio?

        ¿Por qué a los trabajadores pueden incautarnos el sueldo, el horario de trabajo, la indemnización por despido, las cotizaciones a la Seguridad Social, los hospitales, la sanidad, la asistencia médica, las medicinas, la jubilación, los expedientes de regulación de empleo, el Convenio Colectivo Sindical, la negociación colectiva, la representación sindical, retrasarnos la edad de jubilación, sin indemnizarnos, y debemos defender a las empresas, que piden que nos hagan todo eso y les van a indemnizar judicialmente?

        Después de tanto desmerecer a España, en la figura de Rodríguez Zapatero, ahora resulta que nos enteremos, por Wikileaks, que los espías de la C.I.A. se reían de Asnal. Que obama le ha hecho el corte de mangas a (Mamón)Ra-joe. Que Frau Angelika no se pone al teléfono, en este caso. Que en el mes de enero le dimos la orden del Toisón de Oro a Sarkozy, para que ahora nos lleve la prima de riesgos 200 puntos centesimales porcentuales por encima y la cotización en Bolsa ¡1.000 puntos! por debajo de lo que cotizaban en tiempos de Rodríguez Zapatero, por poner a España como ejemplo de lo que no va a ocurrir en Francia ¿Se referirá a lo de anular el derecho a la negociación colectiva, como ocurrió en Argentina en el 2.001 y el pueblo argentino se puso en pie de guerra, cortando carreteras durante meses? Un periodista le ha preguntado a Sarkozy que por qué se compara con Rodríguez Zapatero, que es el pasado, cuando ya ha dimitido (el incremento de la perspectiva de voto del candidato socialdemócrata, que lo supera, y el del Partido Comunista, que supera el 15%, para las próximas elecciones presidenciales, debe tener mucho que ver en ello) que ahora en España hay un Gobierno de derechas de toda la vida de Dios, como está mandado. Y, agárrese a la silla, Sarkozy le respondió que él se refiere a la España actual. Con tales amigos ¿para qué necesitamos enemigos? Regálele toisones para eso. Uruguay ya ha salido en defensa de la soberanía argentina, y en contra de la arrogancia colonialista europera.

        ¿Cuántos más tomarán la palabra, ahora que saben que Obama no va a mover un dedo a favor de España? ¿Podrá decirles Su Majestad el Rey Nuestro Señor eso de “por qué no te callas”, ahora que está convaleciente de la caída cumbre etílico-cazadora en un viaje pagado por un mangante, quise escribir magnate, sirio, saben Dios y ellos a cambio de qué favores inconfesables? Si ya había demostrado su inutilidad hundiendo prestigios, no siendo capaz de evitar los ataques terroristas, hundiendo la economía, quién sabe si reverdeciendo terrorismos, anulando derechos y democracia por doquier, ahora queda evidente el desastre en política internacional: nos han dejado solos en vuestra aventura jactanciosa. Una vez más ¿Dónde están nuestros socios? ¿Quién nos va a rescatar? ¿Quién va a intervenir? Pero ¿no estamos ya intervenidos, quirúrgicamente, cuando hacemos, justamente -o injustamente- lo que nos amenazan con hacernos? ¿De propio grado?

  6. gaviotasinamor dijo:

    Moralmente no tienen legitimidad, pero ahí están los nueve millones de votantes y eso aunque joda es la democracia….y ahora resulta que nadie le ha votado, nadie saca la cara, tan sólo unos pocos, de sus ideologías.
    Pero claro según ellos todo es culpa de la herencia recibida!
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s