El cementerio de los elefantes


Ahí sigue el tío. El país se va por el sumidero, hay cinco millones de ciudadanos entre la desesperanza, el hambre física y el desempleo, retroceden las libertades, se anulan conquistas sociales de siglos, quieren condenas de cárcel hasta para la resistencia pacífica, una jauría de corruptos –incluyendo a los de su propia familia- se forran el bigote ante el empobrecimiento de la mayoría, desaparecen la sanidad y la educación pública… y el Jefe de este Estado de desgraciados se va a cazar elefantes a Bostwana.

Estamos llegando tarde a casi todo, y a un presunto golpista nos lo venden como “salvador” de la democracia, a alguien que hace y ha hecho negocios con tiranos y genocidas de medio mundo como garante de nuestra libertad, a alguien que se bebe hasta el mistol y se cae peloto cada tres semanas como arquetipo de la familia hispana, la pobre.

Bien haría en hacer como su abuelo y escaparse por el foro. ¿En nombre de que autoridad moral puede regirnos alguien que entiende que una realidad social como la nuestra se afronta matando elefantes en el África profunda a 37.000 euros el pelotazo?

Todos hemos sabido siempre algo de su desastrosa vida privada y levantafaldas, de sus negocios con una flor en ojal y una cuenta en Suiza, de la trivialidad de su inteligencia “campechana”, pero esta brutal confrontación entre el sufrimiento de un país que se deshace impotente ante los mercados y su casquivana indiferencia de cazador de búfalos y elefantes es una sobredosis.

La nariz, antes fina de uno de sus yernos, huele por todos. El olor a pescado podrido llega a todos los pueblos y estamentos. Cuando los ciudadanos sufren recorte tras recorte, cuando suben la luz, el gas, el butano, el IRPF, el transporte público, se imponen copagos y repagos, los niños y los estudiantes pasan frío en las aulas, el Jefe del Estado, de este Estado, mal pergeñado y peor articulado, no puede irse a tumbar elefantes a costa del erario público, cuando las asignaciones a su casa real apenas se han recortado un 2 %.

Ha dimitido un alcalde que no pagaba el IVA. Con mucha mayor razón debería dimitir quien afrenta los esfuerzos y el sacrificio de la ciudadanía desde su “majestuosa” autoridad con una absoluta falta de respeto y solidaridad con ella misma.

Llegará un día en que nadie creerá en nadie. Y que los reyes serán sólo otro chorizo empanable más. Y que los poetas, esperaran en un café, que pase el dorado entierro de la democracia. Camino del cementerio de los elefantes.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El cementerio de los elefantes

  1. Magnífico relato de los hechos el tuyo querido Lucas. Resumes magistralmente el sentir de millones de ciudadanos que apenas logramos dar crédito a esta cruda realidad con la que fortuitamente nos hemos dado de bruces.

    Si la monarquía ha dado ya sobrados motivos de repudio, con este último esperpento ya se ha cerrado cualquier atisbo que de credibilidad pudiera quedarle.

    Y por si fuera poco, amigo Lucas, a todo el mundo se le está escapando algo que de saberse aún indignará más, como es que los famosos 37,000€ son solo la punta del iceberg ya que estableciendo tres supuestos, la cifra puede llegar a ser de escándalo o, incluso aún más bochornosa que el mero despilfarro de los caudales públicos. Y entro en detalle.

    Es obvio que el rey no viaja en vuelos comerciales y en base a ésto cabe suponer que para realizar un desplazamiento de más de 15,000kms que es la distancia de ida y vuelta a Bostwana, acompañado por su nutrida escolta ha utilizado uno de los dos Airbus A-310 del Grupo 45 del Ejército del Aire. Esta es la primera opción, la más lógica por otra parte, aunque existan otras consideraciones como son que previamente suelen desplazarse agentes del CNI a ‘peinar’ la zona y establecer los protocolos de seguridad pertinentes.

    Aunque es muy difícil cuantificar el costo por hora de vuelo del gran avión mencionado, sería ilusorio pensar que esa cifra es inferior a los 25,000€/hora y considerando que ese vuelo de 15,000kms ha requerido unas 18-20 horas, la cifra resultante (500,000€) ya deja muy atrás los mencionados 37,000€. Todo ello sin entrar en otros gastos más que los estrictos del desplazamiento.

    2ª Posibilidad: El Monarca ha realizado el vuelo en unos de los fabulosos trirreactores Falcon-900 ejecutivos que también tiene a su disposición, lo cual técnicamente es menos probable puesto que su autonomía no le permite el vuelo sin escalas y ello conlleva muchos protocolos y gastos adicionales, amén de que para el desplazamiento de la escolta requiere de un avión de apoyo adicional que pudiera ser un CASA 235 ó 295, (descarto el Hércules por racionalidad), bastante económicos operativamente, ello hablando en términos relativos.

    En este caso la hora de vuelo del Falcon, según su fabricante, son unos ‘modestos’ 7000€ que multiplicados por 20 horas ya nos dan la cifra más razonable de 140,000,- (a la que hay que añadir) la del avión de apoyo logístico, es decir el de la escolta, el cual desconozco pero sería ilusorio pensar que es inferior a los 3500/4000€/hora de vuelo, cómputo que nos llevaría a una cifra también más que respetable de 210,000 / 220,000 euros.

    3ª Posibilidad: Se ha comentado otra hipótesis, que no debe descartarse pues al parecer es una práctica relativamente ‘normal’ y frecuente y de ahí mi comentario en el sentido de que hay ‘gestos’ que estén bastante más allá de un reprobable derroche de los recursos públicos como los supuestos que anteceden.

    Y esta información nos lleva a conocer que Botín, March, Fluxá, Escarré, Telefónica, Repsol, etc. ponen sus fabulosos reactores a disposición de la Casa Real y como la mayoría de estos aviones están a nombre de empresas interpuestas, nunca sale a relucir el nombre del ‘generoso’ amigo, auténtico propietario de la aeronave…

    Las conclusiones las dejo a tu percepción y a la de los lectores que visitan tu página.

  2. racomu dijo:

    Bueno tampoco es para tanto, tratándose de un rey, como es el rey de España, esos 37.000 euros del coste de la cacería. Ya se que las comparaciones suelen ser odiosas, pero en este caso sirven para empequeñecer la acción del Borbón, sino fuera por sus propias limitaciones y su heredada y risoria torpeza. Mira si no Lucas, el safari que se preparo el señor Roosevelt y, sobre todo, lo que costaría aquel despliegue. Lo cuenta muy bien Javier Reverte en Vagabundo en Africa.
    “Intenté imaginar las escenas del safari. La caravana de Roosevelt, anota la biografía oficial de la Casa Blanca, se realizó en 1909, tras dejar la presidencia. Salió desde el Norfolk con novecientos
    porteadores, dicen, cargado de carros con los elementos necesarios, y llevando hasta tractores para arrastrar los vehículos por la sabana. Iban a cazar. Eran los dueños de Kenia. Cuentan que
    entre Roosevelt y su hijo mataron a más de quinientos animales, entre ellos nueve rinocerontes blancos, que estaban al borde de la extinción. Una carnicería, justificada por los animales que se enviaron después al Smithsonian de Washington.”
    No olvidemos que aunque el escenario hoy en España sea de crisis, sigue habiendo muchos ricos y éste es el rey.
    Saludos

  3. Eduardo Cerezo dijo:

    El general Franco atosigado por los generales monárquicos de sus F.A, sacó informes variados y precisos de Juan de Borbón; sintetizaba el astuto general gallego,”como entregar los destinos de España a un hombre de vida disoluta. Costumbres cercanas al vicio y al libertinaje, según la Real
    Academia de la Lengua. De “casta le viene al galgo”

  4. Carmen dijo:

    Que se vayan a buscar trabajo a Alemania,eso si que nos devuelvan lo que nos han robado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s