Rajoy regresa al planeta de los simios


El insomnio le ganaba la batalla al cansancio. Los titulares del día martilleaban en mi cerebro, y, quizás en mis hígados. El intacto trasunto de la realidad me producía una terrible desazón. En la frontera onírica, aquella que tan bien describió el rey-poeta Al Mutamid, resbalaban las pesadillas.

Veía la estatua de Las Cibeles inclinada y medio hundida sobre un lodazal de decretazos, medicamentazos y matriculazos. Alguien, con la misma cara de Charlton Heston gritaba: ¡Yo os maldigo a todos! ¡Os maldigo!

En el violeta y azul de la noche me di cuenta. El gobierno del PP, nos había hecho regresar al planeta. Al de los simios. Rajoy, huyendo por un garaje, era el gran simio. Y allí estaban sus monos, y sus monas, armados de decretos, reduciéndonos a esclavos. Sin derecho al trabajo, a la sindicación, a la negociación colectiva, a la huelga. Sin medicinas, sin escuelas, sin pensiones. Reprimiendo y criminalizando las protestas, con un ejército de monos policías, comandados por el gorila Fernández.

Y la mona Soraya, y la chimpancé Esperanza y la monita Mato, morena de rayos UVA y subida a un Jaguar. Jadeaba en blanco y los monos me acosaban. Atacaban mi pensión, mordían las matriculas de mis hijos y me robaban la cartera. Era el terrorismo institucional de los monos en el poder. La drogadicción a causar el mal ajeno. Y los oía en sus declaraciones a una televisión intervenida por el titi Urdaci: ¡Si solo son cuatro cafés!

En carne viva. Los simios lo controlaban todo. Ponían condenas de cuatro años a la calavera de Gandhi, compraban arsenales de pelotas de goma y blindaban el acceso a los ayuntamientos, al ejemplo de Nieto, el monito cordobés. Y esta marabunta de simios nos devoraba.

Unos llevaban tatuada la cruz gamada y otros, directivos de un club de monos, querían pasarse a cuchillo a todos los sindicalistas y a los que se atrevieran a hacer huelga. La cultura consistía en convertir su violencia en folclore, la estafa de crisis y su ocupación del poder en una coartada para acabar con todos los derechos.

Entre patrulla y furgón policial, acerté a ver al gran simio Rajoy, en una visita oficial a Bostwana, declarar abolida la Constitución y proclamar el estado de sitio simiesco. Solo los monos, los simios como él, tendrían derecho a la vida, las pensiones y las medicinas gratis.

Antes de despertarme, sobresaltado, vi una gran llama de esperanza, con Rajoy huyendo en busca de su garaje, La Moncloa, comenzaba a arder.

Ya despierto, no paraba de gritar: ¡Monos de mierda, yo os maldigo!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Rajoy regresa al planeta de los simios

  1. Pingback: Rajoy regresa al planeta de los simios

  2. MDF dijo:

    Spain. ¡POR LA INSURRECCION ENERGETICA!.

    El 8 de abril de 2012, una vez más, fui detenido ilegalmente en A Estrada (Pontevedra, Spain). Me negué firmemente a colaborar y, tras ello, agarré vigorosamente el volante de mi coche. Un policía local sacó de su bolsillo una porra extensible. Y con su vértice golpeó con rabia las uñas de mi mano derecha. Las trituró contra la superficie del volante, hasta hacerlas sangrar. Cuando el dolor se tornó insoportable extendí mi brazo izquierdo. Entonces lo agarró impetuosamente y procedió a torcer mi antebrazo como si de una toalla se tratara. Los ligamentos del codo fueron casi quebrados y el daño anuló la resistencia de mi cuerpo. Mi cerebro obnubilado vio como ese cuerpo era arrastrado fuera del coche y tirado sobre el arcén. Al mismo tiempo salvajemente abatieron contra el suelo a mi hijo y lo esposaron. Y… ¡aquí, con vosotros, el pueblo, vuelvo a estar!.

    Este régimen ya no es “sostenible”. Necesario es aunar esfuerzos para derogarlo. Ataquemos lo que más le duele: sus beneficios económicos.

    ¿No habeis notado como vuestros coches consumen ahora más combustible?. Dicen por ahí que hace meses disminuyeron el poder energético de los mismos. Los pagais más caros y os duran menos. Las grandes petroleras están haciendo con vosotros un negocio redondo. Para ir a la misma velocidad teneis que pisar más vuestro acelerador. Y a mayor carga de trabajo sobre el coche, más desgaste, y menos duración del vehículo. Y la gran industria del automóvil está también haciendo con vosotros un negocio redondo. Os expolian y no os enterais. ¡Son unos sinvergüenzas!. En la sede teneis la publicación de un gallego (con un par de huevos) que os enseñará a usar aceite vegetal (sí, aceite de cocina, aceite de freir) en vuestros coches, camiones, tractores, calderas de calefacción…

    Agrucultores de nuestra Galiza: el girasol no se da bien en esta tierra, pero la colza sí. Ya, sin daros cuenta, la estais cultivando. La llamais “colinabo, nabillo,  nabiza , nabo, nabo forrajero, nabo gallego…”. Con leves modificaciones en vuestras viejas máquinas de triturar la uva, podreis triturar las semillas de colza. Con leves modificaciones en vuestras viejas máquinas de prensar la uva, podreis prensar la colza. Volvereis a tener cultivos rentables en vuestras abandonadas tierras, y nosotros tendremos combustible barato para nuestras calderas de calefacción y nuestros coches. ¡Levantaos y hacedlo!.

    Pueblo de explotados. Si teneis miedo de usar el aceite, sabed que un grupo de compañeros socialistas, comunistas y anarquistas han probado ya las siguientes mezclas sin que las máquinas sufrieran ningún daño:

    .) Para coches diesel 20 euros de gasoil con un euro de gasolina sin plomo y dos litros de aceite de girasol.

    .) Para calderas 45% de gasoil con 45% de aceite vegetal y 10% de gasolina sin plomo, a 11,5 bares de presión y máximo aporte de aire.

    Pulsar “Entrar” en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

  3. raromerol dijo:

    Tres miembros de un piquete huelguístico del pasado 29 de marzo, de Comisiones Obreras, han sido acusados de pertenencia a organización criminal. Mientras tanto a Hurtangaring y a los secuaces pepero-populistas no se les acusa de pertenencia a organización, banda, criminal de bandidos organizados para el crimen. Al contrario: se le permite el pasaporte y que resida fuera del país ¿porque no genera alarma social ni hay riesgo de tocata y fuga? Al mismo tiempo (Amón)Ra-joeriano concede el indulto para los Comandante que se “equivocaron” al identificar a la mitad de los cadáveres que Federico Trillo envió a la muerte en un avión de alquiler privatizado de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Asamblearias ¡Claro! ¡Como eran de los suyos, como sólo hicieron cumplir con lo que les habían ordenado! Quizás habría amenazado con largar. Aunque, en la actualidad, sin elecciones ni democracia a la vista ¿que más le da que se sepa la verdad? Ya han pasado las elecciones andaluzas. Y, por otro lado, ha expulsado a los sindicatos del Consejo de Administración de Televisión Española. Entonces ¿es que siguen sin querer que se sepa la verdad?

    • raromerol dijo:

      Desconozco los incautados pertenecen a alguna organización política, aunque, en todo caso, seguro que no era el partido pepero-populista.

    • raromerol dijo:

      Me refería a los incausados por la última, hasta ahora, huelga general. Acabo de enterarme que no sólo los sindicatos, también los representantes de Izquierda Unida han sido expulsados del Consejo de Administración de Televisión Española. Recordemos el sermón “¿Qué hubiera hecho Jesucristo?” que algunos consideran una poesía de Bertolt Brecht, en realidad del pastor lutherano Martin Niemöller, quien apoyó a los nazis porque creyó en la palabra de honor de Hitler y en su compromiso de apoyar a la Iglesia, hasta que descubrió que era un mentiroso: “Primero vinieron a llevarse a los comunistas / guardé silencio, / porque yo no era comunista. / Cuando encarcelaron a los socialdemócratas / guardé silencio, / porque yo no era socialdemócrata. / Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas / no protesté / porque yo no era sindicalista. / Cuando Cuando vinieron a llevarse a los judíos / porque yo no era judío. / Cuando vinieron a buscarme / no había nadie más que pudiera protestar.

  4. Maria dijo:

    Lo has dicho querido Lucas, son monos y encima nazis.

  5. Isabel dijo:

    ¿Está seguro Sr. León?, http://vimeo.com/11127915

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s