La hipocresía como paradigma de la sociedad española


La hipocresía domina, como una lacra, en los valores de la sociedad civil española. Un partido, que ahora resulta el mayoritariamente votado, se ha pasado ocho años sin dar tregua a su principal oponente, calificando todas sus actuaciones de inútiles, incapaces e insolventes, y ahora resulta que su labor al frente del gobierno es, si cabe, más inútil, más incapaz y más insolvente. A la par que más lesiva para una gran mayoría de ciudadanos y más injusta y desigual con respecto a otros.

Ha habido un retroceso sin parangón en la calidad de nuestra democracia, un empeoramiento de todos los servicios que el Estado debería prestar a los ciudadanos y se está instaurando un régimen policial y represivo sin que salte ninguna alarma significativa de los teóricos garantes de la libertad y el orden jurídico constituido.

No deja de ser significativo que cada protesta social que se ha producido se salde con un considerable proceso de detenidos, agredidos o multados por injuriantes multas de la llamada y muy discutida “autoridad”. Un ejemplo, el mismo día en que se conoce que tres policías son multados con un total de 900 euros por la muerte no accidental de un emigrante nigeriano, se conoce también como decenas de estudiantes valencianos son multados, cada uno, con 6.000 euros, por su participación en las protestas del pasado mes de febrero.

La ley del embudo. La misma que se aplica la jerarquía eclesiástica, convocante de decenas de manifestaciones contra el aborto, los matrimonios homosexuales o la asignatura de Educación para la Ciudadanía y que todavía no hay dicho esta boca es mía cuando se atenta de manera grave e irreparable contra la sanidad, el derecho al trabajo o la educación de todos.

Pura hipocresía, que es el pelo de su dehesa, por otra parte. Que una asignatura escolar reconozca la diversidad sexual, incluida la homo, es una circunstancia “gravísima”, merecedora de manifestaciones con autobús y bocadillo pagado y que dejen sin atención sanitaria a miles de emigrantes no merece ni una coma de su santa inteligencia y acomodaticia moral.

Es probable que la situación ignominiosa que vivimos empeore, y que las cosas vayan a peor, que nuestros gobernantes crezcan en su aldeano partidismo y en su absoluta incompetencia, y que nos sigan azuzando el miedo, la represión y su porras mercenarias como substituto, pero que no se quejen si el péndulo gira y los que tienen que correr, pagar las multas y llenar las cárceles son ellos.

Nada nuevo bajo el sol. Todas las políticas de “salvación” las ha cerrado, sin piedad, el fracaso.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La hipocresía como paradigma de la sociedad española

  1. Ana María dijo:

    Ciertamente es repugnante ver como se pegaron 8 años importunando y poniendo todo tipo de palos en las ruedas del anterior gobierno, y ahora tienen la caradura de decir que la oposición debe colaborar con ellos en ponernos el pie al cuello.
    Pero esto es orwellandia, lo blanco es negro y lo negro es blanco. Si te manifiestas contra los recortes, te ponen multas y hasta prisión, pero si te defraudas unos cientos de millones de ná de euros, puedes regularizar tu situación por dos perrillas.
    Yo a este desgobierno no le doy ni dos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s