El alcalde de Móstoles reaparece


La patria está en peligro. Madrid y las demás ciudades y pueblos del país, el estado y la nación perecen víctima de la perfidia neoliberal. Españoles acudid a salvarlas.

Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, es notorio que el fascismo neoliberal, apostado con engaño en la voluntad popular y la mayoría absoluta, y dentro de las instituciones y normas democráticas que nos dimos, han tomado la ofensa sobre este pueblo, lo esquilman y engañan a diario; por manera que en han quebrado nuestras leyes y las han puesto al servicio del capitalismo y la banca internacional.

Somos españoles y es necesario que muramos si hiciere falta en defensa de nuestros derechos, ultrajados, restringidos y pisoteados por la barbarie neoliberal, armándonos, moral y materialmente, contra unos pérfidos que, so color de representarnos, nos quieren imponer un pesado yugo, haciéndonos pagar el saqueo, la estafa y el robo de su crisis y sus banqueros manirrotos. Arruinando nuestra economía e hipotecando nuestros futuro y el de nuestros descendientes, arrasando los servicios que pagamos y hemos pagado con nuestros impuestos, vaciando de eficacia y contenidos nuestra sanidad y nuestra educación y poniendo en los trabajadores el estigma de la esclavitud sin derechos.

Procedan vuestras mercedes, pues, a tomar las más activas providencias para escarmentar tal perfidia, acudiendo al socorro de la ciudadanía, las leyes y los pueblos tropeliados, los parlamentos, alcaldías y concejos, y alistándonos, pues no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los vascos, catalanes, gallegos, andaluces, canarios, asturianos, leoneses, extremeños, murcianos, valencianos, aragoneses, navarros, riojanos, cántabros, manchegos o baleares lo son.

¡Por el restablecimiento de la libertad, los derechos y garantías que nos dimos constitucionalmente y por la justicia y reparación inmediata del robo, saqueo y destrucción que esta pérfida casta e ideología nos están infringiendo!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El alcalde de Móstoles reaparece

  1. ¡Jejeje!…pues si seguimos en la ‘máquina del tiempo atrás’ en que nos ha metido ‘el Mariano y su banda’, es más que probable que nos encontremos con el inefable Alcalde en el camino…

    ¡Querido Lucas, muy bien traído este ejercicio tuyo de Recuperación de los Derechos que esos mafiosos nos han arrebatado, a través de la “Recuperación de la Memoria Histórica”!.

  2. isabel c dijo:

    Os lo creáis o no, hay grupos que se están organizando. Aspiran a que lleguemos en breve a una asamblea constituyente y reforma la constitución y la ley electoral, antes de llegar a tener un nuevo Congreso.
    Estoy convencida que en nuestro desastre ha tenido mucho q ver Europa, a los políticos de la transición, España se les quedó pequeña. Soñaron con Europa, con codearse lontano y se olvidaron del pueblo.
    Y tb ha tenido que ver la justicia o las leyes que se hicieron y los códigos que se han reformado. No se han pedido responsabilidades y cuando se han dilucidado ha sido a medias y las penas tan tenues que casi invitaban a repetir.

    • raromerol dijo:

      ¿Una asamblea constituyente en las plazas de los pueblos? ¿Reformar la Constitución y la Ley electoral sin obtener mayoría en el Parlamento? ¿Mayoría parlamentaria absteniéndose de votar? ¿Por arte de magia? ¿Mediante una guerra civil? ¿Mediante una dictadura? ¿Necesita Constitución o Ley electoral una dictadura? ¿Se puede ser más tonto? El problema del franquismo no fue la muerte ni del sucesor designado (el Almirante Carrero Blanco del Opus Dei) ni del propio dictador, sino la “crisis del petróleo”, provocada por Estados Unidos de (Norte)américa, ante la pérdida de poder económico y político causada por su derrota en Vietnam, y de la que aún no hemos salido si tomamos como magnitud determinante la tasa de desempleo. De tal forma que España, como muchos países periféricos, se quedó sin mercados en los que colocar sus productos. Se necesitaba a Europa como sustituto del mercado estadounidense, que se había hecho inaccesible. Fracasaron en el intento el franquismo terminal, en estertores agónicos, Unión de Centro Democrático cristianodemócrata, y sólo triunfó en ello Felipito González, pero a costa de tragar con unas condiciones destructivas. Se confió en las subvenciones europeas mientras nuestras empresas, o desaparecían o eran compradas por grupos industriales foráneos. Llegados a este punto, bajo el falso optimismo de la llegada de ingentes capitales y tursimo extranjero, nuevas depresiones económicas exacerbaron la rivalidad (competencia, le llaman) europea, Alemania quiso quedarse con todo, se abrieron las puertas al Este europeo, sin comprender lo que esto significaba para nosotros, España dejó de ser necesaria, ni siquiera útil, nos cortaron las subvenciones y, sin capacidad industrial autóctona, todo se vino abajo.

      El problema no han sido las leyes y los códigos “reformados” (excepto los que tenían como objetivo disciplinar e incautar los derechos de los trabajadores, volvernos a la esclavitud para que así aumentase la tasa de ganancia de la dictadura del empresariado) sino una judicatura controlada por la extrema derecha ¿Como va a castigar a los suyos, a los corruptos, como si fuesen jueces, a los ladrones enchaquetados, a los estafadores? Y menos aún si, mediante proclamas a la abstención, les damos a ellos la mayoría absolutista. Tenemos lo que nos merecemos, por retrasados mentales.

  3. raromerol dijo:

    ¿No es una contradicción mezclar fascismo con neoliberalismo?

  4. raromerol dijo:

    Asturianos de braveza,
    vascos de piedra blindada,
    valencianos de alegría
    y castellanos de alma,
    labrados como la tierra
    y airosos como las alas;
    andaluces de relámpagos,
    nacidos entre guitarras
    y forjados en los yunques
    torrenciales de las lágrimas;
    extremeños de centeno,
    gallegos de lluvia y calma,
    catalanes de firmeza,
    aragoneses de casta,
    murcianos de dinamita
    frutalmente propagada,
    leoneses, navarros, dueños
    del hambre, el sudor y el hacha,
    reyes de la minería,
    señores de la labranza,
    hombres que entre las raíces,
    como raíces gallardas,
    vais de la vida a la muerte,
    vais de la nada a la nada:
    yugos os quieren poner
    gentes de la hierba mala,
    yugos que habéis de dejar
    rotos sobre sus espaldas.

    Crepúsculo de los bueyes
    está despuntando el alba.

    Los bueyes mueren vestidos
    de humildad y olor de cuadra;
    las águilas, los leones
    y los toros de arrogancia
    (…)
    La agonía de los bueyes
    tiene pequeña la cara,
    la del animal varón
    toda la creación agranda.

    Si me muero, que me muera
    con la cabeza muy alta.
    (…)
    la boca contra la grama,
    tendré apretados los dientes
    y decidida la barba.

    Cantando espero a la muerte,
    que hay ruiseñores que cantan
    encima de los fusiles
    y en medio de las batallas.

    Miguel Hernández
    Fragmentos finales de “Vientos del pueblo”

  5. En la tarde del 2 de mayo de 1.808 se encontraban en Móstoles Juan Pérez Villamil y Paredes, recientemente nombrado Secretario del Consejo del Almirantazgo (por tanto, un hombre de confianza de Godoy) que tenía casa en Móstoles, a donde huyó desde Madrid (había sido nombrado para la clandestina Junta Secreta de Sustitución, por si los franceses disolvían la Junta Suprema de Gobierno, en el lugar de Jovellanos, que aún estaba en Mallorca) cuando conoció, dos días antes, la petición del General Murat de llevar a los infantes menores de edad a Bayona (desde entonces comenzó a urdirse una trama conspiratoria, en la que participaron el Regente, en ausencia de Fernando VIIº, los Duques del Infantado y de Osuna, Daoiz y Velarde, entre otros, aunque rápidamente fue superada por la iniciativa espontánea popular) a solicitud de la reina Mª Luisa, que se encontraba muy sola sin su Godoy, y Esteban Fernández de León e Ibarra, Superintendente de todas las Rentas de Caracas y hermano del Marqués de Casa León, que iba camino de Badajoz, posiblemente cumpliendo órdenes secretas de la Junta Suprema de Gobierno. Ambos acordaron convocar al levantamiento a Andalucía, donde se acantonaban la mayor parte de las tropas fuera del alcance de los franceses. Perez Villamil redactó la proclama, en forma de bando municipal, y lo pasaron a la firma a los alcaldes. En aquellos tiempos de transición, y escaldados por lo ocurrido en las revoluciones estadounidense y francesa, los pueblos tenían dos alcaldes ordinarios: uno por el Estado General (la burguesía) y otro por el Estado Noble. El escrito decía así:

    “Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, de mi el alcalde ordinario de la villa de Mostoles.
    Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid, y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a estas horas mucha sangre. Somos españoles y es necesario que muramos por el rey y por la patria, armándonos contra unos perfidos que, so color de amistad y alianza, nos quieren imponer un pesado yugo, después de haberse apoderado de la augusta persona del rey. Procedan vuestras mercedes, pues, a tomar las más activas providencias para escarmentar tal perfidia, acudiendo al socorro de Madrid y demás pueblos, y alistandonos, pues no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son.
    Dios guarde a vuestras mercedes muchos años.
    Mostoles, dos de Mayo de mil ochocientos ocho.

    Andres Torrejon
    Simon Hernández”

    Murat llamó a los alcaldes mostoleños, a quienes hizo prisioneros. Fueron acusados y condenados a pena capital. Se defendieron de la responsabilidad del manifiesto cargándosela a “un hombre, no conocido, que se aparecio con tropa en Mostoles la tarde del 2 de Mayo”, y que les obligó a firmarla. Gracias a ello y al pago de una cuantiosa fianza de más de 30.000 reales se libraron de su ejecución. Hasta 1.908 la versión oficial era, en estilo bastante telegráfico: “La patria está en peligro. Madrid perece víctima de la perfidia francesa. Españoles, acudid a salvarle. Mayo 2 de 1808. El Alcalde de Móstoles”. Fue publicada por primera vez, al parecer, en una obra del político liberal asturiano Álvaro Flórez Estrada, “Introducción para la Historia de la revolución de España”, publicada en Londres en 1.810. Se sospecha que el contenido aproximado del texto pudo habérselo referido, durante su estancia como refugiado en Sevilla y Cádiz, el propio Esteban Fernández de León, promotor y testigo del bando de los alcaldes mostoleños. Como nadie recordaba el texto exacto, sólo pudo conocer una síntesis escueta, pero a la vez eficaz y revolucionaria, debido al dramatismo que desprende. La tradición y la mitología popular han revestido a los alcaldes de un patriotismo y una valentía exagerados. Por la documentación que nos ha llegado, no parece sino que ambos alcaldes fueron instrumentos de Pérez Villamil y de Fernández de León, en sus planes para asegurar la continuidad de la dinastía borbónica. Además, por lo que manifestaba Pérez Villamil en su folleto de agosto de 1.808, que parece reprochar la actitud pasiva de ambos, se vio él mismo obligado a redactar la proclama y a presionarles para que la firmasen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s