Es el capitalismo, idiotas


Cae plomo derretido sobre el Valle del Guadalquivir. El aire, adensado, se hace irrespirable por momentos. Se aprovecha cualquier mínima brisa nocturna para estar al aire libre. La conversación se hace fácil. Casi como un bálsamo frente al rigor del estío.

Tomo una cerveza en un velador callejero. Un conocido, saca como tema de conversación mis escritos en este blog. Me da una larga opinión.

Dice que están bien pero con un problema de fondo. Son utópicos y fuera de la realidad. Según él, los momentos actuales son de “liquidación del estado de bienestar”. Este, “irreal estado”, se creó como un contrapeso al desarrollo de los sistemas comunistas. Las socialdemocracias hicieron una serie de concesiones sociales para frenar el auge del socialismo real.

Una vez, -según él- caído y fracasado el modelo, el liberalismo económico se impone y se vuelve al darwinismo social que caracterizó la primera revolución industrial. Los estados “se adelgazan”, extirpan o reducen las dependencias y necesidades sociales de los ciudadanos y se vuelven a la pura subsistencia de los mejor dotados. Si alguien quiere tener una pensión cuando se jubile que se la pague. Igual con la Sanidad, la Cultura o la Educación. El estado sólo debe atender lo mínimo, lo justo para que la gente no se muera por la calle o no sea analfabeta del todo.

Según mi interlocutor esto es lo “moderno” y hacía lo que se encaminan, en globalización, las economías del planeta. Dice, que a los progresistas nos puede gustar más o menos, que podemos patalear, manifestarnos o ponernos en huelga. Pero que esto es lo que hay.
Se pone agorero y dice que en el caso, cada vez mas probable, de una intervención global de la economía española, que nos despidamos de la pensiones de orfandad y viudedad, que las pensiones por jubilación se reducirían por encima de su tercera parte, lejos cualquier atisbo de ayuda a dependientes, parados o enfermos y de cualquier vinculación mínimamente fija de los contratos de trabajo. Pura “modernidad”

El verano se hace más agobiante. Estoy ante un representante, amable circunstancialmente, del abyecto caudal de ideas que nos mal gobiernan. No acierto a valorar la verosimilitud de sus análisis, pero si fuera cierto, ya estamos perdiendo el tiempo. Hay que reventar las calles, los parlamentos, senados y ministerios.

La fuerza que quiere desintegrarnos es, básicamente, la más perniciosa forma de terrorismo conocido hasta la fecha, ni siquiera llevan capucha, porque a sus ejecutores casi nunca se les ve. Les llaman mercados, primas de riesgo, partidos populares o “tea party”.
La ambigüedad, lo comodidad o el silencio pueden resultar sus cómplices. Tal vez nos esté esperando una larga, tenaz y contundente resistencia. Cada uno de nosotros una respuesta. O barricada.

Es el capitalismo, idiotas. O ellos o nosotros.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Es el capitalismo, idiotas

  1. Pues por lo visto, es así Lucas; ese parece ser el propósito del capitalismo, llevar nuevamente a la Humanidad a la economía de mera subsistencia o simple supervivencia…y lo malo es que cuentan con las actitudes de desconocimiento, complacencia, aceptación o mera sumisión de los ciudadanos de todo el Planeta; y ese conocido tuyo se encuentra en uno de los tres últimos estadios.

    Sí, el asunto es más preocupante de lo que la mayoría percibe, y si eso ya es malo en sí mismo, es peor cuando observas que son precisamente y mayoritariamente las generaciones más jóvenes las que no acaban de reaccionar ante lo que se avecina…

  2. raromerol dijo:

    ¡Exagerado! ¡En el “Valle Grande”, “al-Uadí-al-Quevir”, no hace calor hasta que no llegamos a los 49º! Este año no ha hecho calor. Todavía. No les falta razón a tu contertulio noctámbulo y a José Antonio. Si cada uno nos tenemos que pagar nuestra propia “pensión” con todo y sólo lo que hemos aportado, entonces no es una pensión, sino rentas del capital. Este es el concepto que no comprendemos. Eso será lo que quieren que sea lo “modelno”, pero es caminar hacia atrás, como muy bien explica antes José Antonio. Es volver a los salarios de subsistencia, como muy bien analizaron Malthus y, a través de él, aunque sin citarlo (puesto que, ya para su época, éste había caído en descrédito) Karl Marx. Lo de que patalear no nos servirá de nada me recuerda a lo que “profetizaba” Queipo de Llano respecto de las mujeres que se resistiesen a ser violadas o violentadas sexualmente por los “defensores de Dios, el Cristiniasmo, la Justicia y la Familia”. Ver http://pasalodigitalsevilla.blogspot.com.es/2012/08/gallardon-expide-el-titulo-de-marques.html.

    En realidad ya han desaparecido las pensiones de viudedad. Basta con leer la Ley. El viudo o la viuda sólo tienen derechos si el conjunto de sus ingresos, contabilizando como tales la renta atribuida a la vivienda u otros inmuebles que le pertenezcan o utilice y las rentas de los capitales ahorrados o invertidos, incluyendo los que haya recibido en herencia o usufructo de su esposa o esposo, son inferiores a los del fallecido causante, y sólo hasta dicha diferencia. Con lo cual sólo recibirán dicha “pensión” las viudas, generalmente, de acaudalados con régimen de separación económica de bienes, ya que, si el régimen es de gananciales, tal requisito resulta casi de imposible cumplimiento. Y, en todo caso, no se trata de una pensión, un derecho exigible en cualquier circunstancia, fruto de una cotización, de la condición de trabajador del causante, sino de una limosna.

    Pero hay un importantísimo error, fallo lógico, en los “análisis” anteriores. Y es que sí hay alternativas. Sin ir más lejos la triunfante República del Pueblo de China, la segunda economía del mundo y en constante aumento, que se prevee será la primera potencia económica mundial en el 2.015, o antes, si continúa igual, precipitándose por el precipio, cayaendo cada vez más, la depresión económica de “Occidente”, con lo que pasarían por encima de Estados Unidos de (Norte)américa. En dicho país, de economía mixta, conviven las empresas públicas, que suponen un tercio de la economía del país, las empresas mixtas, que normalmente se computan como privadas, aunque las administraciones públicas tienen medios para conocer la realidad interna de las mismas, negarse a su cierre, al despido de los trabajadores y a la defraudación de impuestos. Y mantienen la planificación económica, imperativa para las empresas públicas e indicativa para las demás. Eso no es capitalismo, como intentan hacernos creer. Eso es, o bien el comunismo de la Nueva Política Económica de Lenin, no el comunismo estatalista que impuso Stalin, o bien el socialismo propugnado por la Escuela socialdemócrata austríaca de principios del siglo pasado. En cualquier caso no es el capitalismo del siglo decimono al que pretenden retrotraernos. Será si nos dejamos.

  3. raromerol dijo:

    Se me olvidaba: en la República Popular China el suelo es de propiedad pública. Se conceden licencias de uso, para un tiempo y un uso determinado, reversibles a la administración pública de que se trata al expirar el plazo o incumplir el uso licenciado. Se puede solicitar el cambio de uso de la licencia, pero se autorizará o no si a la administración pública le parece adecuado o no. Claro que esto se presta a la corrupción, sobre todo si no existe un sistema democrático que pueda controlarlo. Pero en España tenemos democracia ¿y no hay corruPPción? De modo que si una empresa quiere cerrar porque considere más rentable despedir a los trabajadores, cerrar, y especular con los terrenos, no puede hacerlo. Los capitalista pueden irse en cuanto quieran: sólo tienen que vender sus acciones a quien quiera comprarla (por ejemplo, a las administraciones públicas) y al precio que puedan obtener, pero los terrenos, las instalaciones y la maquinaria se quedarán en China. Funcionando. Acaparando mercados. Así se puede luchar muy bien contra el desempleo. Bajo el capitalismo puro y duro, no.

  4. Amigo Raromerol, muy oportuna y acertada tu puntualización relativa a la diferencia entre el que el que los medios nos ‘venden’ como ‘El Nuevo Capitalismo Chino’ … y la realidad formal de ese modelo de economía mixta con gran control estatal…y que parece servirá de referente a Cuba.

    Y lo que debería preocuparnos sobremanera de la quiebra del capitalismo es que, tal como fiera herida, se vuelve más peligroso y cruento por momentos…y ya se han quitado la máscara, van a por todas…y por todos los medios; y con ello me refiero a las materias primas y estratégicas del Mundo, caiga quién caiga en el expolio…

    ¡Que disfrutéis de los ‘escasos’ 40º a la sombra’…!

    • raromerol dijo:

      Yo, desde luego, sí los disfruto ¡Me gusta el calorcito! Lo que no entiendo es cómo por todas partes no se imita el modelo chino, que tan asombrosos resultados está dando. Posiblemente porque los medios de desinformación más IVA hcen todo lo posible por desorientarnos, convencernos que es auténtico capitalismo dominado por un auténtico comunismo. Lo bueno es capitalista, y no hay por qué imitarlo (entonces ¿por qué el resto del mundo está fracasando?) y lo malo es comunistas, por lo que, menos aún, hay por qué imitarlo.

  5. Montserrat Olivella i Nadal dijo:

    El contenido del articulo, acertado, excelente, como siempre. La forma, el lenguaje, ocurrente, creativo, oficio de nivel. Los comentarios de Romerol y José Antonio, digno acompañamiento que amplia la visión global. ¡Gracias a los tres! Cuanto menos que nos pille de lleno la crisis “pensando y razonando” mientras disfrutamos de los 40 grados de nada, en espera de los 49, aunque personalmente incluso para el debate: no hay nada como un buen invierno.

    • raromerol dijo:

      De nada por lo que pueda corresponderme. En invierno hace mucho frío ¡Donde esté el calorcito, el sol, la luminosidad del verano… ! ¿Eres tú la que padecías radiculitis por protusiones artrósicas?

  6. En primer lugar felicitarte por haber aguantado a este tipo sin romperle la cara. No creo que yo hubiera sido capaz de tener tu resistencia, tu contención, tu sangre fría. Más bien creo que hubiera tenido que venir la policía para sacármelo de las manos. En segundo lugar ¿Viste si llevaba la cruz gamada o el Yugo y las Flechas, o algún signo del mismo significado en la solapa o donde fuera?.

  7. Javier Ochoa Perez dijo:

    Buenas tardes Lucas y demás foreros.
    Por desgracia también en Catalunya tendremos que parar los pies a .los neoliberales de CIU.
    En realidad son lo mismo que el PPsoe, pero a la catalana.
    Pongo dos enlaces interesantísimos para que veáis hasta que punto de arrogancia han llegado.
    No os lo perdaís.
    Abrazos cordiales.

  8. Eduardo Cerezo dijo:

    Pienso que el capitalismo es el dueño de la “bola”, llamemos balón de fútbol, de baloncesto, balonmano, balón…etc. Cuando va perdiendo en un juego, dice, se acabó el partido, ahora jugaremos a otra cosa, y así sucesivamente. Siempre seremos perdedores. La social democracia es impulsora del juego, arbitro en el conflicto y siempre cómplice del dueño del balón.
    Podríamos decir más cosas, pero para qué.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s