Ponga un maltratador en su Corona


Lo sabíamos casi todo. Que era un crápula, que había hecho su “montoncito” utilizando la institución que mal representa, que bebía como un cosaco, que iba con la bragueta abierta engendrando bastardos por tálamos ajenos, que emborrachaba osos y cazaba elefantes en safaris organizados por su amante, que se caía y tropezaba con las puertas cada dos por tres por no se sabe que efectos etílicos o de la edad…

Lo que no sabíamos es que también, por encima y por debajo de una artificial fama de “campechano”, podía ser un maltratador. Alguien, que por unos metros más cerca o más lejos en el aparcamiento de su coche, agrede, verbal y físicamente a un servidor directo, no es una persona de fiar.

Su carácter, su verdadera personalidad, ocultada y enaltecida con réditos a los adeptos a la institución que vive una jugosa desgracia en todo el mundo, nos era desconocida en parte.

Ahora sabemos que “el campechano”, cuando se apagan los focos de la imagen retocada, es violento y desconsiderado, heredero de sus crapulosos y degenerados ancestros, de la misma y embriagada camada.

¿Qué más podría depararnos? Con hilos de plata le han construido una imagen de mártir y combatiente de la democracia, por encima de “elefantes blancos” y otras razonables dudas, pero este tiparraco con corona ha cambiado la elaborada virtud por una agresión casi pública a uno de sus sufridos servidores. ¿Es violencia empujar a una cajera de supermercado y no lo es agredir al propio chofer? En la caverna mediática, como siempre, se han callado como putos.

No somos iguales ante la ley. Dejando a un lado otras feroces desigualdades, este sujeto (coronado) puede ser fotografiado sin cinturón de seguridad en el asiento delantero de un vehículo en las puertas mismas de la DGT sin que nadie lo multe.

Y ningún perro ladraba.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Ponga un maltratador en su Corona

  1. Pues no sé si me equivoco, pero el hijo y la nuera (vaya los príncipitos de Asturias) son aún mucho peor. Recuerdo que hace bastante tiempo (creo que aún no estaban casados) y sus guardaespaldas maltrataron a un periodista de la TV (amenazas y no sé si algún empujón). El periodista lo denunció desde la cadena en que trabajaba y la cara de espanto era patente. ¡Ah! Este periodista no tenía nada que ver con materia política (le va demasiado grande) Este periodista, trabajaba, sino recuerdo mal en ¿DONDE ESTAS CORAZON? O sea en un programa comecocos de revista de peluquería y no pienses que es pecado.

    • raromerol dijo:

      Aparte de los hechos que relacionas, que peores fueron los de sus hermanas y cuñadas respectivas, esta pareja es mucho peor, mucho más derechista que el rey actual: el futuro que se nos pinta es bastante negro.

  2. Javier Ochoa Perez dijo:

    Buenas.
    Muy pero que muy bueno tu artículo, Lucas.
    Buscando en el baúl de los recuerdos, he encontrado algo interesante también para añadir por si puede interesar si lo crees oportuno.


    Un abrazo.

  3. cristóbal dijo:

    así hay que decir las cosas de claras,al pan pan y al vino vino.

  4. raromerol dijo:

    ¡Pero hombre! Es que el “chauffeur” ése lo había dejado justamente delante de una manifestación de protesta por recortes, a los pies de los caballos. Por una cosa así un esclavo merece ser flagelado. Ya que andamos con elefantes, resulta que “El Mundo” mundial ha publicado la tarjeta de piezas abatidas de la Real Federación de Caza presuntamente correspondiente a Su Majestad el Rey de España por su abatimiento de elefante botsuanés. En ella, si es auténtica, resalta que necesitó ¡7 disparos! para cobrar la pieza ¡Menudo cazador! ¡Con lo grande que es un elefante! No se sabe si el último de dichos disparos, el mortífero, definitivo, lo hizo su “guía”, no espiritual sino cazadero, y también se desconoce si ya en el suelo o antes de que lo alcanzase y lo aplastase.

    En cambio tu analogía me parece perfectamente atinada, certera, no como los seis tiros reales, pólvora de rey que pagamos los de Hacienda Real somos todos, pero la mangonea Monto-oro. Desplazar a una cajera de supermercado que impedía el paso, sin ser su cometido, antes de que hubiese constancia de ninguna ilegalidad, es violencia, y hasta de género, según la marquesa conrote que salva tierras no comunales sino privativas, que cobra un sueldo por defender al pueblo y que, hasta ahora, que se sepa, no ha salvado a nadie, sino que se pone en contra de los que intentan mejorar las condiciones del pueblo, aunque sus métodos no parece que sean todo lo efectivo que debiesen. Como es violencia, la imputación presunta no es de hurto, sino de robo con violencia ¿con desprecio del sexo? Pero castigar físicamente a un trabajador, a un funcionario público, por parte del empresaurio, del dueño del cotarro, no lo consideran agresión física y trato indigno a un trabajador, sino “una broma” ¿No está investido un conductor automovilístico real de autoridad pública, como lo están los maestros de escuela o celadores hospitalarios, respecto de las agresiones de padres, usuarios, pacientes y sus familiares y allegados? ¿Tendría que ser una “choferesa” para que la Marquesa consorte de Salva sea la Tierra saliese en su defensa popular? ¿Es defensora del pueblo o defensora de género, la Marquesa “de corazones” que no del pueblo? ¿Qué es lo que se entiende en este país por “justicia”? ¿A qué jugamos?

  5. Querido Lucas, ‘puesto’ ya nos lo puso, y bien ‘puesto’, el caudillo genocida, tal vez esperando reencarnarse en este malandrín que probablemente la Historia lo sitúe, por sus felonías, junto a él y a su pariente, el innombrable Fernando VII. ¡Vaya trío histórico!…

    Ahora se trata de ‘quitarlo’…

  6. Beatriz dijo:

    Efectivamente, ahora se trata de mandarlo pal carajo… y con lo puesto. Eso sí, que se lleve a toda la familia excepto a robangarin y su doña, que todavía tenemos que juzgarlos…

  7. Desde luego Lucas cada vecz que leo un articulo tuyo me siento más orgullosa de tus escritos,me encantan siempre das en el clavo y lo redactas tan bien que me quedo con la boca abierta.Todos los españoles,o caso todos,creian que el rey es un pobreton y mira por donde que sin dar palo al agua y sin tener fortuna personal,ahora está en el sexto lugar de los más ricos del Mundo.Por eso con este gobierno se le ve más integrado y agusto,esta con los suyos,los ladrones.Un saludo y sigue deleitadonos con tus comentaríos.Al clero y al Borbon ,escobom.

  8. Queridov Lucas genial como siempre, dicen que tenemo lo que nos merecemos,en este pais yrnrmos una mierda de monarquia corrupta que es el seguimiento del franquismo, sin lugar a dudas en mayor cantidad puesto que son mas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s