Llanto por la democracia perdida a las cinco de la tarde


Eran las cinco en punto de la tarde.
Un país, una democracia herida
a las cinco de la tarde.

Un pueblo atado de pies y manos
a las cinco de la tarde.

Lo demás eran mentiras y votos robados
a las cinco de la tarde.

Riesgo, primas y estafas
a las cinco de la tarde.

Y una historia de engaños y banqueros
a las cinco de la tarde.

Nos robaron la salud
a las cinco de la tarde.

Nos quitaron la enseñanza pública
a las cinco de la tarde.

Nos dejaron sin cultura
a las cinco de la tarde.

Saquearon los ahorros
a las cinco de la tarde.

Nos hicieron pagar sus burbujas
a las cinco de la tarde.

¡Y el pueblo, solo corazón arriba!
a las cinco de la tarde.

Cuando el sudor de la vergüenza fue llegando
a las cinco de la tarde,

cuando la libertad se cubrió de yodo
a las cinco de la tarde,

la muerte heló desahucios
a las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde.
A las cinco en punto de la tarde.

Un bochorno de recortes
a las cinco de la tarde.

Bancos y cajas desparramadas
a las cinco de la tarde.

El armario no se abría
a las cinco de la tarde.

El desfalco de la libertad
a las cinco de la tarde.

A lo lejos ya vienen sus ladronas señorías
a las cinco de la tarde.

Sus mentiras les embriagan
a las cinco de la tarde.

Generales y banqueros
a las cinco de la tarde,

Nos llenaban de cadenas
a las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde.

¡Ay qué terribles cinco de la tarde!
¡Eran las cinco en todos los relojes!
¡Eran las cinco estafadas de la tarde!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Llanto por la democracia perdida a las cinco de la tarde

  1. raromerol dijo:

    Ayer se me olvidó indicar que la esposa de Arias Cañete es la dueña de la ganadería de Jandilla. Es lógico que las subvenciones a los toros no se hayan recortado ni un céntimo: 450 millones de euros de gracias, de nada. Como tampoco se han recortado a la Iglesia Católica, ni se le cobran alquileres por los inmuebles que son suyos ni impuesto sobre bienes inmuebles a todos los que nos han robado, falsificando documentos públicos con la firma de un simple deán, sin que les pongan multas ni los lleven a la cárcel. Y eso que 116.000 inmuebles robados valen mucho más que un carrito de comido de un supermercado ¿200 €? Para ellos no hay depresión económica. Tendremos que volver al llanto (o planto, un género literario semejante a la elegía, aunque de mayor extensión, menos lírico, menos dramático, pero más teatral) por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías. La cogida y la muerte. Un niño trajo la blanca sábana. Una espuerta de cal ya prevenida. Lo demás era muerte y sólo muerte. En las esquinas grupos de silencio. La muerte puso huevos en la herida. Un ataúd con ruedas. A lo lejos ya viene la gangrena. Trompa de lirio por las verdes ingles. Las heridas quemaban como soles. Alma ausente. Porque te has muerto para siempre. Como todos los muertos de la Tierra, como todos los muertos que se olvidan. Tu apetencia de muerte y el gusto de su boca. La sangre derramada ¡Que no quiero verla! Dile a la luna que venga, que no quiero ver la sangre de Ignacio sobre la arena. No quiero sentir el chorro, cada vez con menos fuerza ¡Qué deslumbrante en la feria!

    • raromerol dijo:

      Creía haber escrito cobrar alquileres por los inmuebles que no son suyos. Rentas regaladas por las fincas que ocupan sin pagar. Cárcel por hurto de comida entregada a los menesterosos. Multas por robar una lata de anchoas de un euro de valor al tercer hombre… más rico del mundo, medalla de bronce de la fortuna, o a una madre de tres hijos, soltera, despedida y con la prestación por desempleo agotada. Pero ignorancia del robo de inmuebles patrimonio colectivo.

    • raromerol dijo:

      El planto o llanto también se conoce como endecha, cuando proviene de la cultura popular tradicional, especialmente la medieval, de autor desconocido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s