El gato que resistió un desahucio


Lourdes, de 35 años, madre de dos hijos, embarazada, ha sido desahuciada de su vivienda de Córdoba, de manera artera, sin información previa, en media hora, por el auto de una juez que ha defendido, por encima de las rayas gordas del sentido primero de la justicia, la propiedad privada de una vivienda, vendida vergonzantemente por un vergonzante miembro de la vergonzante banca española a un acaparador financiero de Luxemburgo.

A Lourdes le dieron media hora para recoger lo imprescindible de su casa cuando volvía de llevar a sus hijos del colegio y le reiteraron, enfáticamente, que no se lo dijera a nadie. Es lo que temen, que su inhumana conquista pueda ser conocida o frenada por algo que en ocasiones se llama el pueblo o la opinión pública.

Al salir del colegio sus hijos ya no tenían casa. Ni juguetes. Ni televisión. Y la beatifica propiedad privada, los bancos – ¡que no deben nada a nadie!- pueden hacer una mueca más en su infinita capacidad de envilecimiento.

El Banco de Santander, si, el de Emilio Botín, el de los tirantes capitalistas, dormiría tranquilo ayer. Y hoy. A una familia cuyo cabeza lleva tres años en el paro, que ingresa al mes 400 euros, que además discute la ignominia parlamentaria, le ha vuelto tocar “joderse”. ¿Verdad Andrea Fabra?

El capitalismo nos deja su marca. Su huella indeleble en nuestros corazones y en nuestras vidas. José Manuel, el compañero de Lourdes, hablaba de hurtar el último euro a su ingreso mensual y comprarse una tienda de campaña. La metamorfosis de la pobreza en angustia. Mientras don Emilio vigilará el rendimiento de sus ingresos hurtados al fisco en Suiza.

Pero, ha habido un ser vivo, un latir indesmentible a la injusticia. Lourdes porfió en busca de su gato. No se dejaba encontrar ni desahuciar. Cuando lo encontró, el felino mantuvo el pabellón de la dignidad y arañó, mordió, maulló y no pudo ser objeto del destino esclavo del capitalismo con tirantes.

En una obsesionante tarea de degradación cívica, los jueces, los autos con alevosía horaria, el “banco de las personas”, la búsqueda y el cálculo de los mercados no han podido con una capacidad irreductible.

“Mientras que te queden puños, uñas, saliva y te queden, corazón, entrañas y tripas, cosas de valor y dientes… dijo Miguel Hernández.

El mamífero casero pensaría que no hay cosa ´mas inasumible que el auto de una juez de provincias, vestigio último de una sociedad que se cae, de pura podredumbre. Su mensaje es de gran valor: ¡Hay que arañar!

Y la pestilente ética moral capitalista no ha podido con un gato.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El gato que resistió un desahucio

  1. gaviotasinamor dijo:

    Lucas, hoy casi me haces llorar pro Lucía, no sé que decir que no hayas dicho tú, lo que más me duele es que encima a estos impresentables el gobierno encima les de dinero pobrecitos banqueros, y el señor Botín duerme bien? o va a la iglesía?
    me quedo con las palabras de mi paisano MIguel Hernández

    “Mientras que te queden puños, uñas, saliva y te queden, corazón, entrañas y tripas, cosas de valor y dientes…

  2. Carmen dijo:

    Espero que se ahoguen en su propia mísera avaricia, tienen mucho dinero pero ¡qué pobres son!

  3. raromerol dijo:

    Los pobres somos nosotros. En pocas horas las urnas dirán cómo somos de pobres de corazón y de-mentes. Muy de acuerdo en casi todo. Lo de casi no están en proporción al contenido de tu artículo, sino de tu argumentario, que me aprece muy atinado. Voy a añadir algo que posiblemente no se sepa por gran parte de la población. Las listas de los defraudadores de muchos países fue extraída de la Banca suiza por un empleado de la misma. Esto es un delito para todos los países del mundo: denunciar a los delincuentes está prohibido por las leyes que protegen a los delincuentes, entre ellos la Banca, que lo considera derecho de confesión para lo que le interesa, lo que le da intereses. Pero la Red Internacional de Telecomunicaciones, “Internet” en abreviatura inglesa, no tiene ningún derecho, lo que escribimos y leemos puede ser investigado, como si fuésemos presuntos terroristas, a los trabajadores nos pueden leer nuestros correos electrónicos y nuestras conexiones electrónicas, incluso perdemos el derecho a nuestra imagen, como otros reclaman publicamente, grabándonos en video, como si fuesemos delincuentes, por el Gran Hermano (como escribió George Orwell en “1984”) patrono-capitalista. Pues resulta que Francia e Italia han ignorado las órdenes de búsqueda y captura de la policía suiza, y han dejado que este ciudadano viaje libremente por sus países, en pago a los servicios prestados por su delación de delincuentes. Pero en España no. Aquí el Gobierno protege a los delincuentes, los amnistía, y han encerrado en la cárcel, donde permanece desde el mes de abril, en espera de entregarlo a quienes piensan dar con él un escarmiento, para que ningún otro se atreva a delatar a los delincuentes capitalistas. Entre ellos Don Emilio. Sucesivamente “inocente”, o, más exactamente, “no culpable”, de todo lo que se le ha acusado hasta la fecha. Sólo a su Consejero-Delegado se atrevieron a condenarlo. Pero el anterior Gobierno también lo amnistió. Posiblemente como pago por la financiación de la campaña electoral, que tampoco les valió para nada.

    Pero hay cosas que no me las creo. Para que una deuda financiera se considere morosa deben pasar tres meses desde que sea exigible. En ese plazo el cliente ha debido recibir al menos tres cartas y varias llamadas telefónicas de reclamación-intimidación. Cuando la deuda pasa a los servicios jurídicos los deudores, sus avalistas y los propietarios de los bienes pignorados o en garantía reciben una carta o telegrama conminatorios, certificados y con acuse de recibo, que los jueces exigen como prueba de que la deuda ha sido previamente reclamada “amistosamente”. Antes de interponer la demanda de justicia ante los tribunales, dichos servicios jurídicos llaman por teléfono a todos los que van a ser demandados, porque saben lo lentos que son los jueces y la “justicia” a la española. Cuando, finalmente, el asunto pasa a los letrados, estos vuelven a llamar por teléfono o a escribir otras cartas intimidatorias, porque saben que ésta es una forma fácil, rápida y cómoda de ganarse parte de sus nohorarios sin invertir mucho tiempo y esfuerzo. Además, según la actual Ley del Código de Buenas Prácticas, para las Entidades Financieras que las han asumido voluntariamente, entre las que supongo que estará el Banco de Santander, debe ofrecérseles la posibilidad de dación del inmueble para (no “en”, que significa cancelación total de la deuda, sino sólo en la cantidad que se acuerde como valoración del inmueble entregado) incluso con la opción de alquiler la vivienda que, a partir de la dación, dejaría de ser de su propiedad. Admitida a trámite la demanda el juez la traslada a los demandados y le concede un plazo de 10 días hábiles, desde la recepción de la misma por cada uno de ellos, para contestarla. Si hay contestación (lo que implica aumento de las tasas judiciales) se convierte en un juicio ordinario que puede tardar 2 años en sustanciarse, si se agotan todos los plazos y recursos, sumando costas al proceso.

    En otro caso el juez notifica a los demandados que el embargo cautelar, si lo hubo, se hace firme, y, si hay bienes inmuebles, se inicia el trámite de la pública subasta. Para ello hay que comunicar el valor de tasación actualizado y el precio mínimo de puja del bien a subastar, que el juez debe trasladar a los demandados, dándole un plazo para responder. Si no hay respuesta, o ésta es insustancial para el proceso, fija el lugar, la fecha y hora de la subasta pública, con un plazo nunca inferior a un mes, pero que puede llegar hasta los 6 meses, dependiendo del agobio de subasta y disponibilidad de locales donde hacerlo que exista, y lo notifica a todas las partes interesadas. Como las Entidades Financieras, mediante la puja hasta cifras próximas al valor de tasación actualizado, la depresión económica y la explosión de la burbuja inmobiliaria han acabado con los subasteros, es rarísimo una subasta que no resulte desierta. Así que debe repetirse hasta 3 veces. En la última, el juez adjudica el inmueble al acreedor, previo pago de la cantidad que haya comunicado como tope máximo de adjudicación, aunque siempre tenga la posibilidad de subir la puja si aparecen competidores, hasta la cifra que considere adecuada a sus intereses.

    La experiencia demuestra que las Entidades Financieras han sido extremadamente optimistas con las tasaciones y pujas efectuadas, uno de los motivos por el cual se encuentran saturadas de inmuebles que no pueden vender (ganando dinero) que inmovilizan sus recursos financieros, dificultad (dificultaban, ya esta etapa parece que ha pasado, puesto que ya hemos superado la recesión económica y ya estamos en la depresión, aunque aún muy lejos, dos años evalúo yo, por la cuenta más corta, hasta hacer crisis) la concesión de nuevos créditos, obligan, según las normas del Banco Internacional de Pagos de Basilea, a proveer mayor capitales propios y, a falta de ellos, al Estado a avalarlos (recordemos que vivimos en un país capitalista, en el que el Estado pertenece a la clase dominante, la burguesía, facción financiera, lo que se recalca a cada nuevo proceso electoral) y a prestarle el dinero, y, como no lo tiene (puesto que ha rebajado tanto los impuestos a los ricos que carece de colchón financiero de maniobra) a pedirlo a la ¿Unión? Europera, sacándonoslo de nuestros pellejos, impuestos, salarios, ordinarios y diferidos y gastos sociales. Adjudicado el inmueble el juez debe comunicarlo a los propietarios, usuarios, usufructuarios, inquilinos y ocupantes del mismo, conmiinándolos a desalojarlo, así como a todos los demandados, informándole de cómo se ha reducido la deuda con tal adjudicación, qué parte de ella subsiste impagada y cómo se ha incrementado por las costas judiciales e intereses acumulados. A reclamación del adjudicatario se inicia el proceso de desahucio, lo cual vuelve a comunicarse a todos los afectados por el mismo, concediéndoles un nuevo plazo, que suele ser de unos 10 días laborables, si no estoy mal informado. Si estos no hacen la entrega pacífica del inmueble, el propietario actual del mismo debe instar el lanzamiento de sus ocupantes. Para ello el juez debe notificar a los mismos la fecha y hora aproximada en que se efectuará.

    Si, además, el agente o secretario judicial otorgan un plazo adicional de media hora estará actuando de forma benévola, por su propia cuenta y riesgo y sin ningún apoyo legal. Si los ocupantes oponen resistencia, como puede interpretarse por la llamada o presencia de personas ajenas al acto judicial que se realiza, se considera el lanzamiento fallido y así se comunica al juez. Este debe entonces decretar el lanzamiento forzoso, del que no se informa fecha ni hora a los ocupantes, y que se realiza con presencia de fuerzas del orden y un cerajero, que deberán abrir la puerta del inmueble, asegurar que no quedan personas en su interior, cambiar la cerradura y entregar las llaves al representante del nuevo propietario. O sea, que la media hora será adicional a los mínimos 9 meses, un parto, que habrán transcurrido desde que debió satisfacer la deuda reclamada y demostrada y no lo hizo. NO hay que confundir la realidad con las fantasías porque los argumentos pierden fuerza, se transforman en cuentos. Las mentiras dejémoslas a los que las monopolizan: los pepero-populistas.

  4. Antonio Hens dijo:

    Gracias Lucas, por esta denuncia

  5. Lucas siempre dando en el clavo,pero hay situaciones que ponen los pelos de punta,esta es una de ellas¿.Como van a denunciar a los delincuentes si són ellos mismo? Y parece mentira que la juez siendo mujer tenga tan poca sensibilidad,habra copiado de la Fabra,de la Cospedal,de Espe,su amiga la Botella,que dice que los mendígos afean la Capital de España.Todo sería denunciable si de verdad vivieranos en una Democracía,pero esto que vivimos es una Dictadura,no solapada de verdad,Es gentuza sin sentimientos ni principios,ni verguenza.¿Yyo me pregunto no se puede atajar esta sinrazón? ¿no se puede hacer nada? tenemos que pasar por todo si que la gente se ponga en pie y digamos !!!!BASTA!!! Yno faltaba más que aprobaran una ley ,como quiere la policia;que no se pudiera filmar en las manifestaciones.Entonces matarían impunemente a todo el mundo,vamos un verdadero HOLOCAUSTO.YO SIGO INDIGNADA O MEJOR DICHO INDIGNADISIMA.

    • raromerol dijo:

      Estoy de acuerdo contigo. Sin embargo hay que reconocer que los jueces, aunque sean mujeres, deben cumplir las leyes, que son las que hay. Que son las que queremos que haya, porque si quisiéramos otras leyes, aprovechándonos de la democracia que ha habido, podíamos haber votado por otras alternativas que proponían otras leyes, entre otras cosas para los desahucios, para las hipotecas, para la dación de bienes en (con cancelación de la deuda total) o para (con cancelación parcial de la deuda por el valor acordado de los bienes entregados) pago de la deuda,”et cet era”. Pero no debió interesarnos, porque no votamos por tales alternativas, sino por los que pretendían mantener la legalidad, capitalista, vigente, apoyar y defender a los capitalistas, a los supermercados y a los Bancos, sobre todo, y financiarlos, en contra de los intereses de los trabajadores y a nuestra cosa, sobre nuestras espaldas. Dentro de unas horas sabremos si la situación ha cambiado o seguimos igual de tontos.

      Hace unos días varios medios de mentiras enteras adictos al régimen publicaron la falsa (otra más) “noticia” de que la manifestación convocada por los sindicatos había sido un fracaso. Si hubiese sido una manifestación para pedir el encarcelamiento de mujeres y personal sanitarios que participase en un aborto legal, con todos los gastos pagados, habrían dicho que eran 5 ó 14 millones. Pues un comentarista de dicho artículo escribió que le parecía muy bien, que él lo que apoyaba era al 15M y al 25S. O sea, que quería que nos siguieran recortando el sueldo, los derechos a los trabajadores (probablemente no fuese un trabajador, sino de los que siguen comiendo a costa de sus padres) las jubilaciones, indemanizaciones y prestaciones por despido y por dependencia para la realización de las necesidades vitales básicas, retrasando la edad de jubilación y subiéndonos impuestos y precios para favorecer a los capitalistas y darle dinero a la Banca. En lugar de favorecer la unión, la lucha conjunta, quería la división, la aniquilación de los sindicatos (también querría la desaparición de los partidos políticos, igual que pedía la Falange) las banderías, los tribalismos, las “taifa”, los colores. Por supuesto que sí nos representan. La Botella no sólo quiere acabar con los mendigos ¿coo hizo Hitler? ¿como hacía Franco? sino también con los quincemeros: hace tres años Gallardón se gastó el dinero en reparar la Puerta del Sol, y ahora, con la mayor deuda acumulada de todas las Comunidades Autónomas, su sucesora se propone “arreglarla” de nuevo.

      Se trata de acabar con las zonas peatonales, poner bancos ¿Bancos? arriates ¿sembrarlos de cactus? ¡no les demos ideas! árboles, que tapen a los manifestantes, que no puedan salir en televisión, aunque también acaben con el festejo de las campanadas a media noche del fin de año, para impedir que los quincemeros puedan acampar en ella.

      • ¡Ah! ¡Se me olvidaba! Y autorizar a las cervecerías a que pongan veladores en la plaza, para que estorben el tránsito del público, impidan las manifestaciones públicas y las acampadas de protestan, “defiendan” los propietarios del negocio y sus asalariados el “territorio” que el Ayuntamiento les va a otorgar, conceder, y que sirvan de vigías y justificación para que llamen a los antidusturbios para que defiendan su derecha al negocio ¿Lo comprenden? ¡Pues sigamos votando por los pepero-populistas y sus cómplices, los nacionalistas burgueses, en contra del internacionalismo proletario!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s