¡Que no, que no nos representan! (Cuento chino para la Navidad)


Con el otoño al fondo, con las lluvias regando sementeras, embraveciendo arroyos y atarjeas, con los ojos llenos del color dorado y húmedo, se nos anuncia en el horizonte en crisis, una nueva y temible Navidad.

Los que tendrían que ser “hombres de buena voluntad” están, en masa, en el desempleo, en la “gloria y en las alturas” sólo están algunos políticos y los directivos de la banca, no hay “paz en la tierra” y mucho menos en las conciencias y una recurrente y masiva ola de consumismo teledirigido, nos amenaza, como cada año en estas mismas fechas.

Los empleados públicos, los funcionarios, van a afrontar estas navidades sin paga extra. Los “señores de los recortes” y los “legionarios del Cristo neoliberal” van a amargar la vida, las uvas y las cabalgatas de Reyes de media humanidad.

Dicen, esos señores de verbo maquillado que nos gobiernan desde su sillón de mentiras, que es un “sacrificio inevitable”, pero, en realidad, los que son perfectamente evitables, eludibles y hasta casi extinguibles son ellos mismos. Y sus reformas. Y sus recortes. Y sus leyes. Y sus parlamentos y democracias de precariedad. ¡Que no, que no nos representan!

Van a ser unas navidades amargas, depredados por el paro, con la pobreza mordiendo la moral y el hambre de millones de personas y, además, con la carnaza añadida de una incentivación irracional al consumo y a la felicidad alcohólica, orientada y dirigida por abundante publicidad engañosa.
Uno, todavía siente capacidad para asombrarse, cuando descubre las indemnizaciones multimillonarias que los mayores responsables de este desaguisado han cobrado con la aquiescencia de supuestas autoridades, económicas y políticas. Un universo refinado de ladrones, una severa penitencia de chorizos designados por los partidos políticos que han agujereado las cajas, los bancos y la economía de todos y nos han dejado en los huesos y tiritando. Y todavía no hay ninguno en la cárcel.

Eluden las palabras, la verdad y los nombres propios. Evitan pronunciar “crisis” y “rescate”, y se maldicen a si mismos, porque en realidad son “estafa” y “secuestro”. Una agresión sin par tanto a la razón como a la mayoría.

Nos desearan “mucha felicidad” y nos largaran sus protervos discursos de Navidad y Año Nuevo. Sin que nadie los crea o los escuche, con ecos aún de safaris de elefantes, con el turrón duro y amargo y con el insincero llanto por un país saqueado por sus impunes.

Luces callejeras, champán, trajes dorados, mazapanes y eslóganes desteñidos nos esperan.

Francamente, hay que tener mucho cinismo –el que tienen- para que encima tengamos que soportar sus falsos deseos de felicidad en tópicos plazos.
¡Que no, que no nos representan, ni ellos ni “su” Navidad!

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Que no, que no nos representan! (Cuento chino para la Navidad)

  1. Están en Belén, con los pastores…

  2. Tienes razón Lucas,no nos representan,estas Navidases van ha ser muy tristes y si tuvieran dignidad tendrian que callar la boca,empezando por el Rey,y no decir nada.Las felicitaciones que las hagan entre ellos que son los que tienen motivos.Los demás que nos dejen con nuestras amarguras y no hurguen más en las heridas que nos han infringido sin piedad.Son unos ruines,despreciables y mezquinos.No saben el daño que están haciendo al pueblo A mi ni me representan ni me han representado en toda mi vida,sobre todo nunca he creido en las Navidades y mucho menos ahora.

  3. raromerol dijo:

    ¡Por supuesto que saben el daño que están haciendo! Es su objetivo: dominar y domesticar al enemigo, que somos nosotros, ponernos de rodillas, obligarnos a aceptar mayores tasas de plusvalía, menores sueldos, menos derechos, rerpimirnos y encarcelarnos, en beneficio de los beneficios de nuestros enemigos de clase, empresauriales y financieros. Sorayita ya no habla de crisis, sino de recesión ¿Teníamos, según ella, crisis en el 2.007 y recesión ahora? El camino al revés, en vía de retorno, al más puro estilo mentiroso neo¿liberal? en realidad ¿neo?cuantitativista. No habrá una ola de consumismo teledirigido. Como le preguntó Cayo Lara, el Coordinador General de Izquierda Unida a Monto-oro, no puede haber consumismo si se le ha incautado, sin indemnización, expdiente expropiatorio ni justiprecio, robado, la paga extraordinaria de Natividad a los funcionarios públicos ¿Con qué se va a pagar el consumismo? Con su mismo coche, con su mismo abrigo, con su misma corbata. En realidad deberíamos hacer una prolongada huelga general de consumo: nada de festejar una Natividad que no nos representa nada. Nada de felicitaciones sin que tengamos ningún motivo para felicitarnos. Dice esta gentuza que, a partir del 2.014, no de inmediato, como prometían desde hace 5 años, en cuanto dimitieran “los otros” en ellos comenzarán a creer, perdón, quise escribir crear ¿son capaces esta gentuza de crear nada? crédulos son los que les creen, puestos de trabajo. Pero el Fondo Monetario Internacional dice que, por lo menos, no se van a crear hasta el 2.016, es decir, cuando hayamos sido capaces de quitarnos de encima a PoPeye “El Marianico (n)”. Pero es que Frau Angelika de Hamburg nos pide que estemos 5 años sin respirar ¿Es esa la solución? ¿No nos asfixiaremos si estamos 5 años sin respirar? Esa es su solución: la muerte.

    Acabo de enterarme que, tal como yo adelanté, como ya están haciendo en Irlanda, que nos llevan la delantera, esta gentuza va a empezar a demoler pisos del “Banco malo” ¿hay alguno bueno? para el 2.017: eso es lo que sabe hacer esta gentuza, destruir. Esta es la solución que dan a la especulación inmobiliaria: destruir, como si hubiese sido una guerra, para volver a construir y que siga la rueda de la corrupción y la especulación. Y, si se demolen los pisos ¿qué es lo que piensan vender, de dónde van a salir los beneficios, el 15% que prometen en 15 años, que no sé si será el 15% anual, que me parece imposible, o en 15% en 15 años, menos del 1%, una ridiculez, menos de lo que cobra el Banco Central Europedo por créditos especiales para que la Banca pueda seguir en pie, para ver a quiénes enganchan, engañan? Siempre a cargo de nuestras espaldas: un “rescate” para demoler inmuebles desahuciados. No hay motivos para felicitarnos. No felicitemos. Nada de tarjetas ni de llamadas telefónicas. Nada de comprar dulces de Natividad, nada de pavo, ni de besugo ni de pollo, siquiera. Nada de jamón, ni siquiera de chorizos, que ya tenemos de sobra. Por supuesto, nada de champán. En todo caso sidra ¿No quieren recortarnos? ¡Pues vamos a darles recortes, a recortarles, a atascarles su “recortá”, sus trabucos, para que no nos atraquen, sus ventas, sus beneficios! ¡Que sepan las consecuencias de los recortes! ¡Que aprendan de una vez que con recortes recortan sus ventas, sus beneficios! Ni siquiera recortes de jamón, cuarto y mitad, 100 gramos para el cocido. Que se les queden colgando todos sus aprovisionamientos para los atracos navideños. NI siquiera uvas. Nada de jugetes, ni de Reyes, ni magos, ni prestidigitadores, ni ladrones ni cazadores. NI de Papás Natividad ladrones con escalada ¡Que se coman sus productos! ¡Que intenten “colocarlos” en Africa, por supuesto, una vez debidamente caducados, rancios y cancerígenos!

    Pero por supuesto que sí nos representan. No nos contemos tantas veces el mismo cuento chino que vamos a acabar creyéndonoslo ¡Claro que sí nos representan! Después de dos años consecutivos de recortes los catalanes piensan ¿piensan? votar por los que Más les ha robado, Más le ha recortado. Según sus propias encuestas, hechas por ellos mismos, otra mentira Más, con mayoría absolutista. Todos los que dan información pública falsa deberían pasar directamente a la cárcel, por falsedad en documentos públicos. Según las encuestas hechas por sus opositores, sin mayoría absolutista. Es decir, repitiendo, confirmando, los resultado de hace 3 años ¿Lo ven como sí nos representan, nos engañan, cada vez que quieren? Pero resulta que el segundo Partido más votado, según las encuestas hechas por ellos mismos, mintiéndonos Más y Más, serían los pepero-populistas. Aunque, según las hechas por la oposición, sería el PSOE. O sea, como en Galicia o el País Vasco: votamos (o les damos las mayorías dejando de votar) por los que nos recortan, nos roban y nos engañan. Nos gustan que nos roben, no recorten, nos engañen, nos peguen y nos encarcelen, como la putas o los cabrones apaleados que somos. Tenemos lo que nos merecemos ¡Que nos den Más fuerte! ¡Hasta la bola! Hablando sobre los hombres de “buena voluntad”, felicito al Señor Obama, no por su pírrica victoria, sino por haber preferido no conseguir más votos antes de meterse en una guerra electoralista.

    Pero ¿cómo esperan los estadounidenses que cumpla su programa electoral, que tanto le critican por no cumplirlo, por no haber impuesto el seguro médico, por convertirlo en un impuesto más, a cargo de los trabajadores, para que luego se lo anulen “los otros”, a los que les han dado mayoría absolutísima? Somos así de tontos y así nos luce el pelo. Pero ahora se viene el problema: ya ha ganado las elecciones, ya se han pasado los plazos que le daban los judíos de Israel y ambién los de Estados Unidos de (Norte)américa, con nueva mayoría absolutísima de los republicanos (¿no son tan buenos los republicanos, no es la República la solución a todo?) ha llegado el momento de desembarcar en El Líbano, en Siria, invadirla, y bombardear las instalaciones de enriquecimiento de materiales radioactivos en Irak, para que los israelitas puedan seguir disfrutando del monopolio de desintegración atómica en la zona. O sea, la guerra ¿Pax in terra hominibus bonae voluntatis? ¿Y qué nos piensan traer los demás, los de mala voluntad y mala puñalá, que son mayoría? Carbón no, petróleo. Por cierto, se ha detectado en el Catábrico un superpetrolero, de los mayores existentes, con bandera pirata de conveniencia de Malta, ¿asegurado? en Liberia y “clasificado” por la estadounidense ABS, que, a veces, hasta acierta: o sea, reproducción de todos los elementos elementales del Prestigio ¿Recuerdan cuando los gallegos gritaban “nunca mais”? No tenemos arreglo: queremos que nos recorten, nos roben y nos ahoguen en alquitrán, como hacía la Santa Inquisición de Herejes, “chapapote” en gallego y en haualt. Si nos representan. Nos merecemos que nos representen, que acaben con nosotros. Que nos prohiban respirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s