Inquina, safari, acoso y derribo de los sindicatos


“Que no me duele/tener la boca cerrada/sois vosotros quien ha hecho/del silencio palabras”. Lluis Llach.

El facherío hispano anda rabioso y revuelto. Intuye, –su capacidad intelectiva y cognoscitiva no da para mas- que los sindicatos son el último obstáculo para el completo imperio de su troglodita ultraliberalismo, y andan a trancazo limpio contra todo lo que sea capaz de hacer, convocar u organizar una mínima defensa social.

Si el debate se estableciera en términos de “vergüenza”, seria de eso, de la ajena, contemplar el espectáculo de la bazofia de medios o banderines de enganche de la legión capitalista, arremetiendo con plumas compradas por la canalla banquera o empresarial contra instituciones, personas o civilidades que representan el único oxígeno, no transido de mercantilismo servil, de la triste España, del triste Rajoy, del triste PP, de la triste cleptocracia de los cojones que nos gobierna.

Abrir una portada de ABC, La Razón, El Mundo, Libertad Digital, La Gaceta o Intereconomía es sumergirse de lleno en la mentira, en el escarnio mental de la razón, la historia y el derecho de gentes y acceder a un mundo tóxico y oligárquico.

Los libelos contra sindicatos y sindicalistas son frecuentes, cobardes y oxidados. Se les nota la rabia, el pelo de la dehesa y el latrocinio detrás.
Se dimensionan las “graves consecuencias económicas” para “su” patria de mangantes de una acción de huelga y se olvidan del estropicio de su burbuja ladrillera, lo que han robado y roban sus banqueros y bancos y, el monumental fraude fiscal de sus empresarios, notables con Sicav y patriotas evasores “suizos” (400.000 millones de euros en sólo un semestre de 2012).

Se pontifica sobre “la violencia inadmisible” de los piquetes y se ignoran las amenazas reales y por escrito de despido de sus empresas talismán (El Corte Ingles y Mercadona) y las coacciones generalizadas, en forma de “piquete empresarial”, de sus protegidos de la CEOE.

Nos expulsan de nuestras casas por decenas de miles, por mandato imperativo de bancos agujereados de trampas e indemnizaciones millonarias, que costeamos y rellenamos entre todos y se pasan por el arco del triunfo los mandatos constitucionales de la justicia gratuita, el derecho al trabajo y a la vivienda.

Se acuerdan del “derecho al trabajo” sólo en vísperas de una huelga, y en el resto de días, seis millones de conciudadanos se “joden”, a solas, y sin trompetería.

Hacen una cuestión de estado del empujón a una cajera de supermercado y se quedan mudos, ciegos y bizcos de cuerna y pluma, cuando gorilas uniformados y sin identificar, abren la cabeza a menores de 13 años o arrastran y apalean a mujeres y ancianos, sirviendo, al mismo tiempo, de mamporreros del fascismo y de los oligopolios.

Ningunean nuestras manifestaciones, protestas y presencia en la calle. Sus borborígmicas “delegadas del Gobierno” hacen el mayor de los ridículos con sus “35.000” donde hay millones de almas indignadas, con su monda inteligencia pepera, humeando en el mismo caldo de bankias y guerteles.

El 83 % del esfuerzo fiscal y de recortes se han dirigido y aplicado a las clases populares de este país de pandereta, mientras las grandes fortunas, la Iglesia y el “sursum corda” de esa incivilizada y tórrida clase social se han quedado inmaculados en el esfuerzo y el sacrificio. Incluso con amnistías fiscales y tributando un 10 % por su magro y negro dinero, cuando cualquier obrerete paga un 22 % de tipo fiscal medio.

Tenemos las terceras tarifas de electricidad más caras de Europa (detrás de Malta y Chipre que son islas sin ríos), sin anuncio de “reforma” posible ni probable, (el segundo coste del PIB después de los “reformados” costes laborales), las tarifas petroleras que tienen las tasas fiscales y márgenes de ganancia mayores, los mayores privilegios legales para los bancos y el mayor fraude fiscal de esa entelequia política llamada Europa. Y el capitalismo y la jerarquía eclesiástica más salvajes e insolidarios del planeta.

Y toda su energía, todos los ladridos de su jauría de perros amaestrados se dirigen en contra de idealistas, de esforzadas personas, comprometidas con su dignidad como humanos y con su clase social, en un ciego y enloquecido afán de desprestigio y venganza cainita.

Los que son, o en un pasado fuimos, sindicalistas vocacionales, tenemos dos poderosas armas a nuestro favor.

Una. Sus dobermans, sus pestosos lacayos, nunca conseguirán silenciarnos.

Dos. Nunca aceptaremos ser esclavos.

Menos mal que, en su tiempo, descubrimos el bicarbonato.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Inquina, safari, acoso y derribo de los sindicatos

  1. Pingback: Inquina, safari, acoso y derribo de los sindicatos

  2. Magnífico comentario, Lucas.
    Con tu permiso he subido la noticia a Meneame, a ver si la gente la quiere votar (cosa que desde aquí recomiendo a tus seguidores) y sube a portada.
    Yo también me indigné al ver las portadas de los medios que citas y vive Dios que porque no me dió tiempo, pero quería iniciar una campaña de BOIKOT contra ellos, al igual que desde hace tiempo tengo el rollo de papel higiénico del EL PAIS.
    Estoy contigo en que “…Abrir una portada de ABC, La Razón, El Mundo, Libertad Digital, La Gaceta o Intereconomía es sumergirse de lleno en la mentira, en el escarnio mental de la razón, la historia y el derecho de gentes y acceder a un mundo tóxico y oligárquico”.
    Que ese día, ocultaran en el mejor de los casos las manifestaciones, es tergiversar y no informar.
    Una cosa es ser tendencioso y otra no servir para lo que se está creado (bueno sí que sirvebn a los que sirven, claro).
    Si una comida no nutre es basura. Si un coche no anda, no sirve. Si unos medios no informan y engañan a la gente no solo no sirven, sino que son basura. ¿Pensamos en hacer una gran campàña de Boicot a estos medios y QUE NADIE LOS COMPRE?

    • raromerol dijo:

      “El País” ha sido uno de los más serios medios de información que ha habido en España. A los otros que se mencionan, que no resisten la menor comparación con el previamente aludido, lo que deberíamos hacer es quemarlos, se encuentren donde se encuentren, incluidas sus instalaciones de producción. Yo sólo los leo para saber lo que propaga, lo que pretende, el enemigo, de qué tenemos que prevenirnos y adoptar estrategias defensivas. Lo que no entiendo es que haya trabajadores que los subvencionen, que paguen por dichas mierdas, dsitribuidas en contra nuestra, para propagar nuestro perjuicio, desviar nuestros votos y hacer propaganda de los suyos, de sus corruPPtos.

  3. Aver si es verdad que se hace una buena campaña para que nadie compre esos periodicos infectados de mentiras e insultos.Que el pueblo rehacione y se de cuenta que todos sos lacayos del gobierno y no consuman esas porquerías de noticias.Y referente al (Corte Ingles y Mercadona )iden de lo mismo y de una vez para siempre comprenda los votantes que si ahora se meten con los Sidicatos es porque ellos saben que son los unicos que tienen capacidad para combocar una huelga y eso al gobierno y a sus lacayos les pone nerviosos.

    • raromerol dijo:

      ¡Muy bien, María! Pues aún hay listos, como uno de los comentaristas al recorte del artículo traspasado al “Menéame” que opinan que los sindicatos deberían desaparecer, porque “sólo” han convocado dos huelgas generales, cuando, en su opinión, deberían haber convocado 200 ¿Desapareciendo iban a convocar más? Mientras otros opinan que no hay que hacer huelgas, que hay mucho contrato temporal y pueden tomarles represalias, que lo chachi son las macromanifestaciones, aunque no se enteran cuando las hacemos.

  4. raromerol dijo:

    ¡Cojonudo, Lucas, que ya no sé cómo expresar mi admiración cuando bordas los artículos! Pero SICAB es el Salón Internacional del Caballo. Quizás hayas querido referirte a las Sociedades de Inversión de Capital Variable, en siglas SICAV. A mí no me gustan las siglas, un invento americano para ahorrarse esfuerzos a los que emiten el mensaje para complicar la vida y exigir esfuerzos a quienes lo reciban y pretendan entenderlo. Además, que se presta a errores con facilidad. Como en este caso. En lugar de bicarbonato debería tomar sidra, no champán, para brindar por tales “noticias”, desinformaciones, contra-propaganda del enemigo. Interprétalas como una confimación del triunfo de la huelga, cómo les ha dolido, cómo les está afectando ¿Recuerdas el chiste del que no podía dormir porque no podía pagar una letra? La esposa le preguntaba que cómo es que no se podía dormir por eso, le preguntó el nº de tfnº del librador de la letra, lo llamó y le dijo que su marido no podía pagarla, tras lo cual le dijo: “¡Eah! ¡Duérmete tú! ¡Que ahora el que no puede dormirse es él!” Pues eso: son ellos los que están sufriendo ardor de estómago, los que no puede digerir lo que está ocurriendo. Así que nosotros, en vez de bicarbonato, sidra, salud y fuerza. Y a prepararnos para la próxima. Para que sea mejor. Cada vez mejor, que para eso debe servir la experiencia ¡Y a ver si los catalanes aciertan al introducir la papeleta en las urnas y rematamos la faena votando por el poder obrero! ¡Ojalá!

  5. Carmen dijo:

    ¿Los catalanes? Mirad los valencianos, gallegos, España entera les vota, no lo puedo entender, ¿Se habrán enterado ya al cabo de un año de su mandato? Vaya anivesario de desastres, mentiras, manipulaciones, seres corruptos hasta la médula y salen de rositas. DENIGRANTE QUE ESTEMOS SOPORTANDO TANTO.

    • raromerol dijo:

      No es que los catalanes sean más culpables que nadie, es que no se puede modificar el pasado. En estos momentos la esperanza se juega en Cataluña, y por eso desearía que mostrasen sentido común y dieran a Convergencia y Unión Democráticas de Cataluña, por Cataluña y ¿sólo? para Cataluña el escarmiento que se merece. A continuación voy a copiar un comentario que inserté ayer y, los que no releen artículos anteriores, desconocerán.

    • raromerol dijo:

      Convergencia y Unión Democráticas de Cataluña, por Cataluña y ¿sólo? para Cataluña es el enemigo a batir. Es la personalización de la corruPPción, de los recortes de derechos y rentas de los trabajadores, así como de los gastos sociales. Es el socio preferido para todas las tropelías PPsoísticas, el cómplice, necesario o voluntario, gratuito o de pago, por excelencia. Consiguió recuperar el poder mediante mentiras, oponiéndose al “radicalismo independentista” de Izquierda Republicana de Cataluña e Iniciativa por Cataluña por hacer simulacros de referendos en pueblos y aldeas por el independentismo. Y ahora saca la bandera de un referendo obligatorio para el ¿2.020, es su última fecha? ¿será esta la refinitiva, la de verdad? sobre el independentismo. Pactó con el PSOE un recorte al Estatuto de Autonomía cuando se encayaron las negociaciones con Izquierda Republicana de Cataluña e Iniciativa por Cataluña sobre el mismo. Y ahora se postulan como más independentistas que nadie ¿Serán mentirosos? ¡Si parecen pepero-populistas!

      Y después de haber rebajado el Estatuto de Autonomía, pactan con los pepero-populistas que llevaron el Estatuto resultante ante el Tribunal Constitucional, y, con sus jueces pepero-populistas, impusieron nuevos recortes a dicho Estatuto ¡Y aún hay quienes confían en ellos! ¡Y aún hay quienes les creen! ¡Pero si no son otra cosa que pepero-populistas pro-capitalistas, con otra careta y otra bandera nacionalista! Son auténticos franquistas, tanto o Más que los otros, como se puede apreciar simplemente con el uso que hacen de los mozos de escuadra ¿O es que eso no cuenta? ¿O es que no se ve? A mí me gustaría que Izquierda Republicana de Cataluña quedase por encima de ellos. Y, sobre todo, Izquierda Unida. Hasta incluso el PSOE.

      Pero que se le diese un castigo ejemplar a esos farsantes, acomodaticios, que juegan con los sentimientos, con el futuro de los países, sin importarles las consecuencias, los destrozos que causen, a dónde se pueda llegar, simplemente para mantenerse en el mangoneo los próximos 4 años, por sus ambiciones personales, sin ofrecer ninguna mejora a la ciudadanía, sin perspectiva de mejoras económicas y, menos aún, sociales, bajo quiméricas adhesiones automáticas a la Unión Europera por la puerta de atrás, manteniendo todos los mercados aunque se creen nuevas y odiosas fronteras, y eliminando por arte de magia impuestos estatales, como si la creación de un nuevo Estado eliminase las necesidades de recaudación estatal ¡y aún hay quienes se lo creen! Cuando la verdad es que han anticipado las elecciones y pretenden la mayoría absolutista porque necesitan un brutal requeterrecorte de gastos sociales, especialmente en sanidad, y de derechos sociales, de los trabajadores, que intentan ocultar bajo la hipnótica bandera del nacionalismo independentista.

      Los incendiarios siempre me han parecido peligrosos, destructores del presente y del futuro ¿De qué sirve que todos y cada uno de nosotros proclame la República Independiente del patio de mi casa que es particular, no del seguro, nada colectivo, que cuando llueve se moja como los demás? Si lo que necesitamos es democracia, inteligencia y una confederación mundial única. Que acabe con todas las fronteras, con todas las banderas, con todos los nacionalismos, con todas las guerras, con todos los ejércitos, con todas las fuerzas represivas, y permita instaurar un poder obrero de ámbito mundial.

      • Raromerol, subrayo casi al 100% tu apreciación del maniqueísmo de CiU. El nacionalismo de esos es de cartón piedra, y sus caras de granito. El problema es que no todos los catalanes son tan flemáticos como, generalizando, se suele creer
        y cuando se toca la fibra nacionalista, los menos agitan las banderas con tanta energía y entusiasmo que ‘arrastran’ a la mayoría. Por otra parte, en Catalunya no existía un nacionalismo excluyente y xenófobo como el que están tratando de generar los ‘ultras’, como tampoco en el resto de las nacionalidades lo había respecto a Catalunya, que era vista con simpatía y sana envidia.

        Una frase de Carod-Rovira muy definitoria de la actitud pragmática de los catalanes, a la que hago arriba referencia: “De patriotas de lengua y cultura hay unos cuantos pero de bolsillo, lo somos todos”…y de ahí que Mas, en sus discursos, no apele en primera instancia a sentimientos ancestrales de orden cultural, sino que insiste machaconamente en el presunto expolio que ha sufrido el pueblo catalán (!).

        Curioso observar también que los más extremistas en esa reivindicación no suelen tener apellidos catalanes; la explicación radica en la necesidad de reconocimiento catalanista que tienen algunos cuyo origen genético no es catalán, un curioso fenómeno digno de profundo análisis psiquiátrico.

        Mis 25 años de residencia en Cataluña me han proporcionado una amplia experiencia en relación al carácter catalán…y de quién es depositario del verdadero ‘seny’, que no son las oligarquías precisamente, de ahí que intenten hacerlo suyo usurpándolo al pueblo…y exacerben un nacionalismo que para el pueblo catalán no es prioritario, tal vez por simple cuestión de pragmatismo-sentido común (seny)…han pasado tantas gentes por la abierta región catalana que una actitud intransigente les hubiera llevado a una situación de beligerancia constante…

      • raromerol dijo:

        José Antonio: pues yo sí suscribo casi casi, al 100% tu comentario. En realidad, tras leerlo, no he enconrado ninguna oposición a lo que yo había escrito. Completamente de acuerdo en lo de la fibra nacionalista, con la que pierden la cabeza, la frialdad, muchos admirables catalanes y catalanistas. Completamente de acuerdo en cómo ha ido evolucionando el catalanismo hacia el ultraísmo. Yo creo que en ello influye mucho la frustración, al ver que ni Más ni, menos aún, los pepero-populistas, constituyen alternativa para nada, son capaces de mejorar la situación, la economía, superar a sus antecesores en nada, y, sin embargo (actitud muy catalana) no querer dar su brazo a torcer, reconocer públicamente que se equivocaron. Como escribían los castellanos antiguos: “mantenella y no enmendalla”. Y también el oportunismo de sacar la badera de enganche nacionalista cuando las encuestas les daban como perdedores, justo castigo a todos sus recortes.

        Completamente de acuerdo en que el argumento principal se centra en “las pelas”, el cuento del alfajor del expolio fiscal. Lo que parece que pretenden es que les regalemos dinero a los ricos por ser ricos, en lugar de recaudarles impuestos: que paguemos impuestos sólo los que no podemos pagarlos, porque nada nos queda ¡Y con ello piensan atar los perros con longanizas! ¡Butifarra! La verdad es que Izquierda Republicana de Cataluña tampoco es mucho de fiar: pasa de uno a otro tipo de radicalismo de modo sorpresivo, demencial. Lo último que me he enterado es que ha firmado un pacto con Más sobre el independentismo. Sin embargo discrepo profundamente en lo de que el nacionalismo de las segundas generaciones de emigrantes deba analizarse desde una perspectiva psiquiátrica. Hay cuantiosos estudios sociológicos sobre la inconsistencia de las raices lejanas y las necesidades de raigambre en el entorno. Así los hijos de emigrantes italianos o irlandeses, podían ser, al mismo tiempo, “gansters” y furibundos patriotas estadounidenses. La película “Permesso…? Avanti!” cambiada el nombre en España a “¿Qué pasó entre mi padre y tu madre?” expone el hecho desde la visión cómica. Yo creía que lo de “seny” aludía al sentido señorial, es decir, a la tolerancia, al buen hacer, al cosmopolitanismo -que cada día van perdiendo más, cayendo en el aldeanismo- al sentido liberal y cortés propio de muchos catalanes, aunque no en pocas ocasiones no sea más que una engañosa apariencia ¡Sentido “comercial”, le llaman! Y que a mí me parece absoluto judaísmo, en tales casos.

      • raromerol dijo:

        Este sentido del patrioterismo de los “gansters”, además del sustancioso acuerdo alcanzado con el Gobierno, es el que le llevó a colaborar decididamente en contra de Mussolini, que estaba persiguiendo el poder de la “mafia”, y, a cambio, infiltrarse en la Democracia Cristiana, mediante los alcaldes que designaban las tropas de invasión estadounidenses de una lista facilitada por ellos, y que ha perdurado hasta Berlusconi.

  6. Querido Lucas; como siempre la critica de tu artículo se ajusta absolutamente a la dramática realidad que estamos viviendo y sufriendo a manos del más nefasto gobierno que ha tenido este país desde la ‘Transición’, y por tanto, es irreprochable. También es muy justo que recuerdes a los muchos sindicalistas de base que han llevado hasta extremos mucho más allá de cualquier obligación, su solidaridad y los compromisos adquiridos con sus compañeros, y que históricamente pagaron muy caros.

    No obstante, y aunque en pleno fragor de la lucha que se está librando, no sea el momento más oportuno, sí me parece obligado hacer un paréntesis analítico y reflexionar en otros aspectos poco considerados que explican porqué los sindicatos de las clases trabajadoras pierden posiciones, con independencia de la responsabilidad que en ello tienen los medios, todos o casi todos en manos de los poderes oligárquicos, como es bien sabido.

    Debemos asumir, aunque ello nos duela profundamente, que los dos sindicatos mayoritarios no han ejercido una postura de real y clara beligerancia frente a las durísimas medidas antisociales de los dos últimos gobiernos; debemos asímismo admitir que ha habido cierta dejación de responsabilidad en la cumbre de los dos grandes sindicatos; incluso podríamos encontrar casos de dolorosa connivencia con las posiciones que sostienen las patronales o los gobiernos; también es cierto que han reaccionado tarde y mal y casi siempre a remolque de las exigencias sociales expresadas en la calle.

    Y esta nada gratuíta percepción ciudadana ha llevado como era de temer, a la desafección y al desencanto de millones de trabajadores, ya desarmados intelectualmente a consecuencia de las brutales campañas que sin pausa han llevado a cabo los ya comentados medios panfletarios, repletos de ‘negros’ que han vendido sus mejores habilidades al capital, sin que podamos olvidarnos tampoco del permanente cuestionamiento que a la labor sindical vienen ejerciendo las televisiones públicas, privadas y los medios radiofónicos.

    Otra de las razones de esa apreciación de los trabajadores, poco halagüena para los sindicatos, tal vez sea a que éstos no han sabido explicar sus acciones ni han hecho un esfuerzo en ese sentido cuando ha sido tan necesario y los primeros se han sentido desamparados; ello ha hecho posible que los ‘medios’ del capital hayan encontrado ese excelente caldo de cultivo para sus mensajes, que paradójicamente se tradujo hace un año en millones de votos a favor de su real y verdadero enemigo: la fascista y reaccionaria derecha que ya copa todos las instituciones del Estado y que ahora esté detrozando el resultado de decenios de auténtica lucha sindical y obrera.

    Sin embargo, el SAT es un caso paradigmático en sentido contrario; ello es fácilmente explicable ya que es evidente su claro posicionamiento ideológico, su buen hacer, su comunicación directa, la reivindicación inmediata y oportuna y su mensaje, que arrastra, que llega no solo al presuntamente sencillo razonamiento de los trabajadores del campo, sino que ha acabado removiendo las voluntades y conciencias de muchos millones de trabajadores de toda España que ninguna relación cabía esperar que tuviesen con el local Sindicato Andaluz de Trabajadores. En resumen, con su elevando espíritu de lucha, ha conseguido hacerse oir, respetar y temer por los poderosos, mucho más allá de la personalidad de sus entregados y comprometidos representantes Cañamero y Gordillo.

    Por tanto, insisto; la cuestión no es que esos panfletos se dediquen ‘a lo suyo de siempre’; sino que haya trabajadores que los lean; que aún haya muchos millones de españolitos en los que calen las mil y una veces repetidos eslóganes de los ‘negros’ que prestan su pluma a esa derecha ultramontana para demonizar a ese ya último bastión defensivo de la clase trabajadora que son los sindicatos, que con bastante torpeza vienen oponiéndose a las brutales acometidas que contra el mismo están ejerciendo con muy poderosos arietes.

    • raromerol dijo:

      Cualquiera que lea tu comentario llegaría a la conclusión que la huelga general ha sido un fracaso, por las causas que supones, y que parece que las presentas como justificatorias de tal fracaso, y que lo que hay que hacer es desafiliarse a los sindicatos y no participar en ninguna otra huelga en el futuro. O sea, exactamente lo mismo que los medios panfletarios, que no es que se hayan vendido al capital, sino que han sido constituidos precisamente por el capital, bajo su dirección y dominio. En pleno fragor de la lucha que se está librando, que no es el momento oportuno, convocas a parar la lucha para desprestigiar a los que la mantienen. De nada sirve que antes se haya batallado más o menos. Lo que importa es el presente y el futuro. Si somos capaces de impulsar una mayor combatividad o no. Y llamando a la desmoralización, a la desconfianza, no se consigue, te lo aseguro. De modo que Gobierno tras Gobierno llevan a cabo una ofensiva brutal contra los trabajadores, y son los sindicatos los que desmoralizan.

      Puedo darte la razón en que los sindicatos debieron pedir el voto directamente para Izquierda Unida, ante lo que se nos venía encima. Pero ellos dicen que no habrían cambiado significativamente la tendencia de voto, los iluminados que se creían que todo era una cuestión de confianza y que bastaba que llegase PoPeye “El Marinico(n)” para que todo se solucionase por arte de magia, y que iba a hacer absolutamente lo contrario que “el otro”, de modo que sólo hubiesen conseguido desprestigiarse más ¿Cuál de los dos análisis es el correcto? Nunca lo sabremos, porque se tomó una opción y ya no cabe marcha atrás, volver el pasado. Las batallas se dan siempre en el presente y en el futuro, no en el pasado.

      Comisiones Obreras está inmersa en pleno proceso congresual: si piensas que su dirección debe modificarse deberías haber participado en tal proceso y defender a tus candidatos idóneos. El Sindicato Andaluz de Trabajadores es paradigma del fracaso. Tiene a misma edad que Comisiones Obreras. Se opuso a que Comisiones Obreras se convirtiese en un sindicato. Y luego fueron ellos los que se convirtieron en sindicato. Tardía e ineficazmente. No han conseguido quitarle el sitio a Comisiones Obreras en ningún sector, ni siquiera en el campo. Y eso mismo se puede decir de todos los sindicatos más radicales, sobre el papel, que Comisiones Obreras ¿Por qué los trabajadores no confían en ellos? ¿Por qué no convoca huelgas generales el Sindicato Andaluz de Trabajadores, a ver qué pasa? Para mí que el Gobierno ha acabado con ellos, los ha acobardado a base de multas y amenazas de cárcel. Además de entregados y comprometidos hay que ser inteligentes y efectivos, eficaces.

      No han conseguido hacerse oir. Por cierto ¿qué pide el Sindicato Andaluz de Trabajadores? ¿Alguien lo sabe? Lo único que han conseguido es salir en las portadas de los medios de mentiras entreras. Precisamente como demostración de lo que no debe hacerse. Como forma de asustar a los trabajadores y separarlos aún más de la vanguardia sindical. No se han hecho respetar. No han asustado a nadie. Las acciones minoritarias no suponen ninguna amenaza para el sistema. Sólo han conseguido “justificar” la represión, acabar con formas de lucha sindical que se venían utilizando desde tiempos del franquismo, como eran las ocupaciones fincas, las ocupaciones de oficinas bancarias y de cajas de ahorro, o las marchas por carretera. Al relacionarlas con individuos que “roban”, han conseguido que les pongan multas y los amenacen con cárcel, con la indiferencia de toda la ciudadanía. Ellos ya no lo hacen ¿Por qué será? ¿Qué ventaja han conseguido con ello? La adecuación de medios y tiempos es la base de la estrategia. Lo contrario es la improvisación anarquista. Y su resultado es la derrota.

  7. No, amigo Raromerol, o no has leído mi comentario o la vehemencia te ha obnubilado y crees ver un mensaje entrelineas cuando yo he escrito con toda la claridad del mundo. Nada más lejos que pensar que la huelga ha sido un fracaso; Lo que yo no puedo es negar la evidencia, por mucho que me duela.

    La huelga a la antigua usanza no consigue los resultados que en otros tiempos se obtenían porque hoy, el tejido productivo ya no se ve grandemente traumatizado, pues ¡no existe tejido productivo digno de tal nombre! y por lo tanto el presunto daño económico es irrelevante y los poderes lo asumen de forma muy natural. Los movimientos de capitales, que son la fuente de la que obtienen las verdaderas plusvalías no se ven alterados por un día de paro laboral del Sector Terciario…que es fundamentalmente el que subsiste en este país.

    Por otra parte, precisamente el repliegue es simple estrategia; cuando una batalla se está perdiendo de forma tan evidente proceder a ello es imprescindible; para pasar a analizar en profundidad las razones de que no se logren los objetivos propuestos, en beneficio del enemigo, corregir los posibles errores tácticos propios -eso en política, como sabes, se llama autocrítica- y retomar la lucha en condiciones más favorables sin que ello implique ni hacer concesiones al enemigo o, ni muchísimo menos, la rendición, sino todo lo contrario: replantearse la lucha en términos más favorables. Y si es posible, introducir variables que lo desconcierten.

    Y para ideas, nada mejor que oir lo que se dice y se pide en la calle. Algunos mensajes pueden ser pura falacia introducida por ‘francotiradores’ de la ‘otra parte’, pero las ideas globales salen de la inteligencia colectiva: desoirlas no solo es una necedad, sería el principio del fin.

    Y si ahora has extraído una conclusión de mis palabras puedes llegar fácilmente a vislumbrar que lo que trato de decir es que el ‘paro tecnológico’, la interrupción de los flujos de información es inmensamente más lesivo que la multitud en la calle y la detención de servicios públicos…y eso no se ha conseguido más allá del 5%, en el mejor de los supuestos.

    Y sin hacer dejación de la huelga ‘clásica’, el conseguir paralizar la sangre electrónica que circula por la venas del ‘sistema’ es inmensamente más eficaz que la primera opción. Eso sí que les asusta…

    • raromerol dijo:

      Amigo “Pavel”, José Antonio: Lo que acabo de leer no me cuadra, completamente, con lo que había leído en el comentario anterior. Yo veía claridad en mi primera interpretación. Quizás haya alguien más que haya llegado a la misma interpretación que yo. Es cierto que soy vehemente y, a veces, impetuoso, llegando a conclusiones a partir de indicios. Pero mi experiencia vital es que vale más reaccionar a tiempo, aunque sea desproporcionadamente, a esperar que los hechos se confirmen y, entonces, ya no tengan remedio. El sector terciario es tanto o más productivo que el secundario. De la misma forma que el sector secundario era mucho más productivo que el primario, especialmente el subsector agrario. Que hayan cambiado las formas de producción, de extracción de plusvalías, no signfica que haya cambiado el modo de producción, la enajenación, alienación, de las plusvalías. El paro sigue siendo el arma principal de los trabajadores, incluso en el sector terciario.

      Lo que sí es cierto es que el sector terciario permite formas de acumulación casi automáticas. Por ejemplo, los intereses financieras siguen corriendo, los productos almacenados y las edificaciones se pueden seguir encareciendo, aunque no se vendan. Pero la materialización de la plusvalía precisa, necesariamente, el cobro de tales intereses y amortizaciones y la venta de las mercancías. Así que las huelgas en el sector tercíario sí son efectivas, aunque parezcan menos visibles. Sobre todo en momentos como los actuales en que los precios pueden no ir al alza, sino a la baja, y las materializaciones se hacen imperiosas. También es cierto es que los trabajadores del sector secundario han sido siempre hombres valientes, capaces de dirigir la vanguardia obrera y afrontar los riesgos. En cambio la economía terciarizada se caracteriza por lo que siempre se han denominado “cuellos blancos” (al estilo de la camisa de Mortadelo, personaje, junto con Filemón, extraídos de una antigua fotografía del Presidente y Canciller de Alemania renegociando, con sus gureses gafas y narices y escasos pelos, las indemnizaciones de guerra impuestas por los Tratados de Versalles) presdispuestos a hacer pelotas de mierda como los rastreros escarabajos sagrados, a venderse, a claudicar, a asustarse, a ser desleales con sus compañeros de clase, a competir deslealmente, inseguros respecto de sus capacidades y méritos y de la solidaridad de sus compañeros, que ellos mismos no practican. Y también que la imposición de “servicios mínimos”, hata de un 25 ó 40%, sin contar con los esquiroles que se “unan libremente”, siempre declarados ilegales, tarde, cuando ya no sirve para nada, por los jueces, son un invento para restringir el derecho constitucional a la huelga.

      Como se puede constatar, por ejemplo, en las ilegales prolongaciones gratuitas de la jornada laboral, o soportar los incrementos de ritmos de trabajo, de imposición de objetivos, sin rebrincarse. Pero ésto no lo ven los “ciudadanos”, que prefieren su comodidad, su “derecho” a comprar y utilizar lo que se les antoje cuando se les antoje, sin comprender que de lo que se trata es de paralizar toda actividad, asumiendo los sacrificios que ello comporte. Son aliados ignorantes del fascismo galopante. Pero que la huelga les sigue haciendo daño es notorio, como evidencian los cabreos de sus lacayos, que simultáneamente afirman que la huelga ha sido insignificante, un auténtico fracaso, y que España no puede pagarla, que es muy dañida ¿En qué quedamos? Si es tan negativa ¿por qué no se avienen a negociar con la representación sindical el reparto de cargas y esfuerzos. entre todas las clases sociales, para llegar, por fin, y superar la crisis económica, y las garantías del futuro reparto de los beneficios conseguidos para entonces? Sus decisiones no son técnicas, ni mucho menos, sino ideológicas. Son nuestros enemigos y actúan como tales, depredándonos, bajo la coartada de la depresión económica traída por sus amos, aunque con la colaboración de los partidos políticos afines. El caso más claro es Italia: bajo un Gobierno “tecnocrático”, no “político”, no “contaminado” por la deleznable política, pero impuesto por la Banca Galdman Sachs, culpable de inmensas quiebras económicas y corrupciones, como en el caso de Grecia (donde, por cierto, había otro Gobierno “tecnocrático”, no “contaminado” por la política, que no fue capaz de hacer nada… bueno) tienen la segunda plaza (tras Grecia) en el decrecimiento económico: ¡el -2’3%!

      Si siguen por dicho camino volveremos a la situación en la que estábamos bajo Rodríguez Zapatero, por encima de Italia. Y, ya que estamos, resulta que tanto el Fondo Monetario Internacional como el propio Banco de España han triplicado la “esperanza” de decremiento económico para el año que viene: no el -0’5% que dice el mentiroso PoPeye “El Marianico(n)”, sino ¡el -1’5%! ¿Brotes verdes? ¿Ahora sí, cuando estamos peor que antes. El único dato “positivo” es el descenso de la deficiencia comercial, y ello es debido a que la parálisis inversora y productiva en la que estamos ha hecho que reduzcamos las importaciones mientras que, como en el extranjero algunas países siguen funcionando, más o menos bien, podemos seguir exportando. Sobre la deficiencia presupuestaria habra que esperar a fin de año, porque el Banco Central Europedo dice que podríamos llegar al -7’4%, no muy lejos del -8% en que lo dejó el Gobierno anterior, a pesar de todos los inmensos recortes que nos han hecho ¿Necesitábamos alforjas para tal viaje? Y eso que han dejado de contabilizar grandes partidas presupuestarias a base de atribuírselas al “pasado”, sumándolas a la “herencia”. En lo que sí estoy de acuerdo es que a los métodos clásicos de la huelga debemos empezar a sumarles otros innovadores. En eso llevo 30 años predicando en el desierto. Debemos unir a la huelga el “boicot” de compras, en colaboración entre sindicatos y organizaciones de usuarios. Por cierto, Comisiones Obreras, que ya parece que entrevee el futuro, tiene su propia organización de consumidores y usuarios. En las últimas huelgas se han sumado las peticiones de paralizar las compras, los mercados. éste debe ser el futuro.

      Yo propongo que no hagamos compras de Navidad ni de Reyes. No tenemos nada que festejar: no hagamos fiestas. No tenemos nada que felicitarnos: no nos felicitemos por nada. Acabemos con este Gobierno y entonces podremos felicitarnos. Una cosa es la autocrítica y otra es llamar a un foro público para criticar a los que están conduciendo las huelgas, sin que haya otros con capacidad de sustituirlos, como haría las mismísima Esperanza Aguirre o los contertulios intereconómicos. Es imprescindible ver, oir y escuchar. Pero hay que tener capacidad de discernimiento, y comprender quiénes, cuándo, dicen, se ven, se oyen, mentiras, falsedades, y simplezas. Por ejemplo, que daba igual votar que no votar, que podíamos acabar con el Gobierno saliendo a la calle. Algo parecido dijeron los anarquistas en 1.933, a resultas de los cual se vieron obligados a intentar la huelga general revolucionaria del año siguiente, que los fascistas alegaron como falso antecedente para “justificar” su terrorista, al estilo fascista, como hoy hace Israel, guerra. Parar la guerra, sin haber conseguido la victoria, es una derrota sin paliativos. Eso es lo que pdían los cobardes desde 1.938 en España ¿Fueron mejores las consecuencias que haber mantenido la resitencia, por ejemplo en forma de guerrilla, esperar al despabilamiento de los aliados y hacer causa común con ellos?

      Las ideas globales no salen de la inteligencia colectiva: pueden ser la asunción de propaganda dirigida por los “tanques de pensamiento”, como el Club de Bilderberg, por ejemplo, o por ideas personales, individuales, que se admitan como valiosas. Así es como se forma el conocimiento colectivo, para bien o para mal. Pero lo que no podemos hacer es prestar oídos a las paridas de los que hablan desde el desconocimiento, la “inspiración” anarcoide o toxicoide. Te recuerdo que ya hubo un movimiento, anarquizante, a comienzos del siglo decimonono, que se oponía a los avances técnicos, quemaba máquinas cosechadoras y telares mecánicos, y que fracasó. Lo que sí es cierto es que debemos ser consciente de todo el daño que hacen las tecnologías, que acaban con los puestos de trabajo, con la mano de obra, y no ser tan proclives a suvencionarla, a darles nuestro dinero, para que creen puestos de trabajo en China, en condiciones de explotación, los destruyan en Europa y nos extorsionen bajo las premisas del “libre marcado” para que aceptemos esas mismas condiciones de explotación. Hay que ver más a lo lejos, no dejarse engañar por juguetitos, por las telecomunicaciones. Explícame cómo podemos parar la información ¿Cerrando los ojos, como hacen los niños para esconderse? ¿Tapándonos los oídos? ¿La boca, como las monas de China? ¿No leyendo los periódicos? Yo creo que lo que les hace daño es no comprarlos. O, mejor, quemárselos ¿No utilizando el ordenador electrónico en casa? Dónde no hay que utilizarlo es en el trabajo, haciendo huelga. La paralización del flujo informativo es tan eficaz como la paralización de la generación de intereses ¿Se puede parar el tiempo?

      Lo que hay que hacer es no pedir préstamos, que eso sí que hace daño a la Banca ¿Cómo se hace alto tan poético como “paralizar la sangre electrónica” ¿Yo vaticino que quien lo intente se electrocutará. O, al menos, le dará un calambrazo ¿Eso es más eficaz que paralizar el sistema, la generación de beneficios? ¿Asusta? ¿A quiénes? Tal vez a los que presencien la electrocución o el calambrazo, a los que deben trabajar a diario.

  8. ¡Jajaja!…hace dos horas escasas hablaba de ese ‘parón’ con dos personajes del más alto nivel tecnológico y con importantes responsabilidades, uno de ellos, en ese sector, no de los flujos informativos, que en definitiva nos son imprescindibles, de ahí que los poderes pretendan controlarlos, sino de un flujo electrónico mucho más sutil, altamente protegido pos sistemas redundantes, enormemente sofisticado como es el de las transacciones financieras, que se generan en discretos despachos de los grandes bancos y sedes de multinacionales. Extenderme sobre este asunto por este medio no es en absoluto prudente. Si le das instrucciones personales al respecto a nuestro amigo Lucas, él me haría llegar tu teléfono de forma discreta, o si lo prefieres, él te puede proporcionar el mio.

    Por cierto, la generación de inmensos e inmediatos beneficios ya no se produce con las grandes transacciones de bienes de consumo.

    • raromerol dijo:

      Me alegro de que te haga gracia. Muchos piratas informáticos han conseguido bloquear a los grandes Bancos y, al final, estos siempre han salido triunfantes. Ya sabes; con dinero se puede ganar la mayoría de las batallas, aunque esto no asegura que se gane la guerra. Hasta hace unos años las transacciones financieras internacionales multiplicaban la de los bienes reales. Y se hacían mayoritariamente por medios informáticos. Frente a ello se posicionaba ATTAC y la tasa o impuesto del Dr. Tobin sobre las transacciones financieras internacionales especulativas, que, por cierto, ha sido Angela Merkel la única con gónadas para imponerla, por primera vez en el mundo. Pero la situación actual es de desinflado de dichas transacciones especulativas ¿Volveremos de nuevo a la situación anterior?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s