La conjura de los ladrones necios


Todo el país era víctima de su conjura.  Infiltrados en la democracia, nunca habían sido demócratas. Hablando en nombre de las “personas de bien” eran una partida de malhechores. Diciendo representar a las “gente normal” eran una élite de ladrones a gran escala. Declamando en nombre de la “cultura del esfuerzo” se financiaban irregularmente y se repartían el botín. Pregonando la “responsabilidad” habían saqueado el país, a sus gentes, y a su riqueza.  En nombre de la “austeridad”, la ajena, habían hecho retroceder mil años la sanidad, la educación, la justicia y el “sursum corda” de los derechos ciudadanos.

Las medidas “duras” que decían estar “obligados a tomar” eran duras sólo para una clase, sus amigos, sus protegidos, tenían leyes, indultos y amnistías hechos a su medida.

Expoliaron a los sindicalistas, obreros, desempleos, sanitarios, mineros, enseñantes, hombres de leyes, funcionarios, pensionistas, jóvenes y ancianos. Subieron impuestos,  tasas y precios públicos. Privatizaron lo imprivatizable. Encarecieron lo incarecible. Sobornaron lo insobornable. Y saquearon el país. A fondo y a conciencia. Enriquecieron a sus amigos y empobrecieron a la mayor parte de una ciudadanía indefensa y apaleada.

Derribaron los pilares de su convivencia, destruyeron sus leyes y su democracia, corrió el fascismo por sus decretos y enmudecieron, agredieron y amordazaron la protesta social. Abatieron derechos, picaron garantías y hundieron el estado de bienestar, y a la venta pusieron empresas públicas, servicios imprescindibles y sanidades necesarias, cobraron moneda de traición a su pueblo y subastaron su pobreza, de sol a sol y de recorte en recorte.

Vendieron el país a los mercados y subordinaron su soberanía con escalo, agosticidad y alevosía. Recobraron la memoria del dictador y se repartieron su fascista herencia política. Ocuparon autonomías y ayuntamientos con mentiras, corrupción y pijeria, enlutaron la Cultura y echaron suertes sobre los restos de la Salud Pública, para un siniestro carnaval de sobres negros de robo y rapiña.

Pisotearon al país y a sus habitantes y se mofaron de su duelo, de sus desempleados y de sus ancianos, y, se repartieron, destruyéndola, la democracia.

Y cuando ya no tenían más que robar, necios de inteligencia, aparecieron ante la opinión pública para negarlo todo.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La conjura de los ladrones necios

  1. Solo una palabra Lucas: ¡¡SOBERBIO!!

  2. gaviotasinamor dijo:

    Y encima se pone hoy digno y habla de conjuras contra el partido popular, tendrá la cara dura este señor !!

  3. Maria dijo:

    Y lo peor de todo es que no entran en la carcel , se van de rositas como en los viejos tiempos.

  4. Paulus dijo:

    Y nosotros, cobardes, miramos y callamos

  5. MARÍA zurita dijo:

    No es que seamos cobardes,es que nos pilló con el paso cambiado,nos vino encima un gobierno de derechas completamente desbocado,les venía muy grande el gobernar y lo primero que pusieron en marcha fue subir los impuesto,meterse con la Sanidad Pública,con la enseñanza,y aumentaron el paro de una manera bestial.Asi nos tenian entretenidos y no veiamos que nos estaban robando por todos los lados.Si no lllega a destaparse lo de los 22millones no se destapa el monumental escandalo de los sobres y con eso no contaban ellos.Pensaban que todo estaba bajo control y que el pueblo nunca se iba a enterar del ladronicio tan bestial,pero como son tan cínicos lo defienden como si los demás fueramos tontos y eso mismo les ha perdido.Las declaraciones de Rajoy han sido de una sobervia bestial a la par de un cinsmoinaudito que parará a la historia como el discurso más cínico y más imbecil que ha escrito la historía.

    • Paulus dijo:

      Yo pienso que nos acobardamos con lo que sucedía y actualmente seguimos inmóviles. Sí, hay unas minorías pero, como sociedad estamos acojonados.

  6. Camilo Rosell dijo:

    Ya no los defiiende ni su puta madre

  7. Begi dijo:

    Son ladrones esclavistas,pero no necios. No suestimar porke por ahora el enemigo gana. Los esclavos sumisos pierden. Sed inteligentes…no displicentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s