El desahucio de la vida


Querían que no nos diéramos cuenta. Querían que ignoráramos su cruenta bacanal. Querían poner sordina a sus crímenes diarios.

Habitan en el paroxismo. Habían robado y echado de sus casas, de sus hogares, de sus intimidades sagradas a 400.000 personas. En esta orgía de la usura, la sangre, la vida, el ser humano, caía cada minuto, sin abstractos. Pero ellos, y sus testaferros, y sus leyes medievales, los disfrazaban de “suicidios”.

Y eran crímenes. Crímenes hipotecarios, crímenes bancarios, crímenes de sobre, crímenes suizos,  crímenes de estado. De cada día, de cada hora, de cada minuto.

El viernes cayó Rafa.  “No tengo donde echar mano”, decía con una mano en el cuello premonitorio.  El sábado la muerte  asesina se asomó en Basauri.   El martes, esta bacanal de horrores,  nos  vistió de doble luto en Calvíá.  Y el miércoles en Alicante.

¿Hasta cuándo? ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuantos?

Nuestro proyecto de nación, de estado, de civilidad, se ha demostrado inútil.  Un gobierno, un legislativo, una justicia, una organización civil que abocan a un colectivo de ciudadanos a la desesperación, a la angustia mortal y al homicidio por inducción, y  que están a punto de ignorar  una sangría humana de este calibre, no merece otra cosa que su desaparición en lo que realmente son: la nada.

Si de este pozo de indecencia moral, si esta sima de la inutilidad del contrato social,   no salieran las voces y la humanidad necesaria para impedirlo, dos millones de seres se quedarían sin vivienda en los próximos años, para engordar la mercancía grasienta de unos bancos quebrados por incapacidad mental, inutilidad e ineficacia, a los que todos, con el respaldo de unos sicarios, colaboradores necesarios de una burla a la ley y a la vida , pagamos sus burbujas fallidas, las  pensiones multimillonarias de sus delincuentes de moqueta y despacho  y las reuniones vergonzantes de sus consejos de administración en islas paradisiacas.

La vida humana sin valor ante la rapiña, la corrupción abyecta y el crimen organizado desde los consejos de administración.

Nos sobran sus leyes, sus parlamentos, sus vergonzantes sueldos y declaraciones de renta, su estilo de vida y de hacer política, sus infinitas corrupciones, sus cuentas en Suiza y  su palabrería huera del sacrificio y el esfuerzo común,  sus gominas y sus corbatas verdes.

No hay duda.  Esto se resuelve en la calle. Además de nuestros muertos, de nuestra sangre derramada, por la vía de la dignidad asesinada y pisoteada, podemos demostrar a todos los que quieren confundirnos que, aun sabiendo que los bancos y los banqueros también son combustibles, nuestro fuego, nuestro mensaje, se apoya tanto en la vida como en la justicia.

 ¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar!

 

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El desahucio de la vida

  1. Pingback: (OPINION) El desahucio de la vida

  2. Carmen dijo:

    Como siempre Lucas fabuloso y comparto en mi muro. Saludos.

  3. Marilú dijo:

    Magnífico artículo. Ya basta de paños calientes, como dice el autor, esto se arregla en la calle.

  4. Paco Muñoz dijo:

    No se puede añadir ni quitar nada. Enhorabuena como siempre. Preciso y concreto. Saludos

  5. MARÍA zurita dijo:

    Todo lo que está pasando,me angustía muchisimo,sobre todo la sangre derramada,Sabia que si ganaba la derecha lo ibamos a pasar muy mal,pero ni en mis peores sueños,podia pensar que esta gentuza pudiera hacer tanto daño impunemente y en tan poco tiempo.No hay más remedio que echarse a la calle y pedir la dimisión de este gobierno asesino,antes que sea demasiado tarde.Este gobierno es una MAFIA de la peor calaña,,y como tal no entiende de sentimientos,se rie de la justicía,del pueblo y de la Democracía.PEOR IMPOSIBLE…..Como siempre muy bueno tu artículo,Lucas.

  6. Observo en tus palabras el reflejo de la rabia e indignación que a todos nos embargan pero, aunque siempre he creído que la palabra es más poderosa que la espada, cuando el enemigo al que nos enfrentamos está sordo y ciego por la avaricia y ambición sin límites, cualquier razonamiento intelectual es por tanto inútil.

    Lucas, ya solo creo en la rebelión de las masas, en el napalm y el kalashnikov que en manos de una ciudadanía a la que le asiste la fuerza de la razón pueden llegar a ser instrumentos de una contundencia decisiva. No hay otra … no nos dan opciones…

  7. Javier Ochoa Perez dijo:

    Hola Lucas, aunque no haya comentado en tus anteriores artículos, deseo decirte que sí los he leido, pero por asuntos personales no he podido comentar hasta hoy.

    Decirte primero que tus denuncias son impresionantes y tan llenas de verdades como solo tú lo sabes hacer.

    Me gustaria pensar que estos enlaces que te envio te puedan servir para reflexionar muchas cosas del porqué sucede lo que sucede. presuntamente ya lo debes de conocer, pero creo que se debe dar la ocasión a que la ciudadanía contra más lo conozcan podrán ayudar más a que se pueda enterar los políticos corruptos vean que no nos chupamos el dedo.

    Y tambien creo interesante el siguiente,

    Este es el mundo que estos psicópatas oligarcas, tienen preparado para la masa ABORREGADA y MANSA que somos todos y cada uno de los ciudadanos de este mundo.
    Una nación de OVEJAS, engendra un Gobierno de LOBOS…
    Pero…………
    Cuando el último árbol sea cortado
    Cuando el último rio sea contaminado
    Cuando el último animal salvaje sea cazado
    Se darán cuenta que el dinero no se come.
    (No recuerdo el autor)

    Un abrazo

  8. gaviotasinamor dijo:

    ¿Has visto la opinión de Federico Gimenez Dosantos o como quiera que se llame este impresentable? sobre los suicidios por desahucio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s