Morir como un perro en España


Pedro Millana, de 47 años, ha muerto en una calle de Teruel tras ser desahuciado de su casa el pasado año.

Jesús Sepúlveda, de 57 años, ha sido indemnizado por el PP por despido improcedente con 229.000 euros.

Una mujer en paro, con dos hijos pequeños,  ha sido condenada el jueves de una semana por robar, el lunes de esa misma semana, en un supermercado de Vilafranca del Penedès por un importe de 241, 40 euros.

Carlos Fabra, ex presidente de la Diputación de Castellón, ha sido imputado por los delitos de prevaricación, cohecho y fraude fiscal tras nueve años de instrucción sumarial.

Más de 100.000 familias han sido desahuciadas de sus casas durante 2012 y 600.000 trabajadores han sido despedidos acogiéndose, los empresarios, a la Reforma Laboral.

El vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha interpuesto una denuncia en la comisaría del Congreso después de que este miércoles varios miembros de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) acudieran a su domicilio en Valencia para entregar cartas explicando su situación.

Es sólo una muestra, casi escogida al azar, de la realidad social y política de nuestro país.  Una minoría de “bendecidos” acapara recursos y privilegios. Otra parte, gran mayoría, es objeto de desahucios, despidos, recortes, violencia policial y denuncias.

Unos, mueren como perros en la rancia calle del abandono, otros “concilian” con su preeminente patrono una indemnización millonaria que unir a los muchos millones afanados en una actividad por la que está imputado judicialmente.

Unos, son condenados, a los tres días. Alguien, que se enriquece a ojos vista, que “le toca” la lotería siete veces en cinco años, demora, a trance seguro de prescripción,  unos delitos con los que burla a todos, a la Justicia, al Derecho, y a la Razón.

Contra unos se ejerce la violencia insuperable de una ley medieval que arrasa su derecho constitucional a la vivienda y otros se quejan y querellan por que se hayan pegado cuatro carteles en la puerta de su casa y se haya asustado a sus hijos.

Para los hijos de unos lo que había no era ningún susto, sino la ausencia física de sus casas y sus pertenencias, para otros un sueño de violencia asimilada por unos minutos.

Para unos hay despidos fulminantes con una indemnización promedia en 2012 de 1.400 euros y para otros, una conciliación previa que, disparando con la pólvora ajena del dinero público, “concilia” sin acceder al trámite judicial por todos los ceros que haga falta.

Toda la mitología ideológica se derrumba por la base.  Vivimos, o mejor morimos, sobre una entelequia. Los ricos, de dinero o de poder, tienen patente de corso para todo: robar, tocarle la lotería, burlar a la Justicia o hacer que prescriban sus delitos por bostezo de los jueces.

Otros solo tienen el derecho de morirse en la calle. Como perros.

 

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Morir como un perro en España

  1. Pingback: Morir como un perro en España | iu torredelcampo

  2. fejalex dijo:

    Impresionante… Con permiso reblogueo…

  3. Descanse en paz Pedro Millana. y los otros…ya terminarán sus vidas…

  4. lagaviotaconamor dijo:

    Me has puesto los vellos de punta sinverguenzassssssssssssssss

  5. Fernando dijo:

    Hola amigo Lucas, como siempre me identifico en tu artículo, como en TODOS.
    Apostillo en este con referencia a “Otros solo tienen el derecho de morirse en la calle. Como perros”, como PERROS CALLEJEROS, que por suerte hay pocos, MUCHOS MENOS QUE PERSONAS POBRES ¡NIÑOS, ANCIANOS Y ENFERMOS ENTRE ELLOS!
    Sus perros domésticos, los de LOS DE ARRIBA, viven mil veces mejor que las personas pobres, LOS DE ABAJO de esta españistan.
    Un abrazo.

  6. MARÍA zurita dijo:

    Hola Lucas ya estoy de nuevo en la brecha. Como siempre mu acertada tu exposición,todo es un desproposito de esta gentuza que nos gobierna y de quien les bailan el agua.Me hace gracía que el (bocazas) de Pons,denuncie a la Plataforma de los desahucios,alegando que han ido a su casay han molestado a sus hijos.¿Él no ha pensaso que los hijos que se ven en la calle porque a sus padres les quitan la vivienda,tanbien tienen derechos? ¿O piensa que sus hijos son mejores que los demás ? Antes de denunciar,que pase por un desahucio y vea a los niños llorando porque de un manotazo les han quitado,todo su mundo,o a unos ancianos que se ven en la calle por querer ayudar a sus hijos,o los cadaveres tendidos en la calle porque no han podiodo aguantar tanta misería. Ydespues que ponga la denuncia si es un hombre de bien y le queda una poca de dignidad,que lo haga..

  7. Carmen dijo:

    Harán penitencia esta semana santa y Dios como es muy bueno les perdonará su horrendos pecados o ni siquiera eso se irán a disfrutar de sus vacaciones a todo lujo y confort, ellos piensan que tienen derecho a todo, los demás a nada y educan a sus hijos con esos valores sin alma humanitariamente hablando ni corazón, esa es la gente católica apóstólica y romana, la buena gente……COMO QUE DIOS MANDA, LOS INDESEABLES.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s