La Feria


Foto de Encarna Civantos.

Foto de Encarna Civantos.

Se celebra en estos momentos la Feria de Córdoba. De mi libro no publicado “Memoria de veranos, pájaros y estrellas” me permito publicar el capítulo que le dedico.

 

 

La Feria era el anhelo. El punto esperado del tiempo por vivir de todo el año. Hay una “feria” para cada persona. Pero se reúne en sólo tres verdaderas: la del niño, la del adolescente y la de del adulto.

 

La Feria infantil es la fantasía, la magia, la capacidad del asombro y la del traslado completo al mundo de los sentidos.

 

La Feria adolescente es encuentro con el temprano amor. Un roce no inesperado, una caricia y el mundo se transforma en joyas de ternura.

 

Una felicidad rotunda y brillante que llega tras el primer beso húmedo en la Noria, un sol que anida en la mágica llave del sentimiento abierto. Y el primer vino. Y la primera euforia.

 

Para el adulto la Feria es la ruptura. Con el sistema, el estado civil o con cualquier norma de virtudes impuestas. La Feria es un ámbito de libertad. Mayo suspira entre el vino, el deseo y la plenitud personal.

 

En el tiempo, es la asunción de las fiestas báquicas griegas o las saturnales romanas. Por unos días o por unas horas, uno es un ser abierto a la sensualidad, sólo. A la amistad, al vino y al sexo.

 

Soy persona de silencios, pero, en ocasiones,  me absorbe el estrépito ferial, tener que gritar para que mal te oiga el de al lado, ese aturdimiento cenital, que sólo se admite y se justifica por una solidaridad colectiva con el espíritu de la fiesta.

 

Y la vida, en horas o minutos, es deseo, es la voz cálida y susurrante en tu oreja, es la noche inmensa y artificialmente luminosa, la naturaleza del color vivo, el trastorno alcohólico (leve o no) y, en ocasiones, la puerta encontrada en el diamante del sexo y de la entrega plena.

 

Y la noche, en la altura de las atracciones es amatista y plata, y a lo lejos se entrevé la Mezquita y los patios, cual pájaro de agua.

 

Pero tú estás allí, colgado del azul, y abajo, una muchedumbre grita, bebe o fornica, feliz, en el recinto del exceso, en un paraíso flagrante por una semana, en el claro misterio constelado de la vida.

 

De nuevo volverá la luz del día y, en el ala florida de aquel tiempo, volverás a la yedra de la ciudad y de sus fuentes.  Y las mejillas, los labios y las caballeras lánguidas, serán  el espejo y el oráculo de la felicidad, sin suspiros. La Feria.

 

Hasta en la opresión, hay una filosofía que hace de la felicidad un arma indestructible. E insustituible.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La Feria

  1. Javier Ochoa Perez dijo:

    Lucas “Sensacional”
    ¿Por qué no lo publicas? Anímate para que tus pensamientos filosóficos merezcan ser conocidos por muchísima gente amantes de bellas palabras con pensamientos maravillosos y placenteros. Piénsalo.
    Un abrazo.

  2. Decídete a publicarlo, me ha gustado lo poquito que he leído. Buena Feria, un abrazo,

  3. La sensibilidad de tu alma te lleva a la poesía. Saca fuera esa identidad que ocultas. Da a conocer tu riqueza interior. Eres mucho más que un analista crítico de la sociedad corrupta. Muchos te conocerán en toda tu dimensión. Un abrazo

    t

  4. maría zurita mayo dijo:

    Lucas por favor,publicloló es una delicia,es poesia pura y bella.Tienes la obligación de publicarlo el libro entero.Eso no se puede quedar perdido en los cajones,comosi no fuera nada.¿Tú no sabes que un escrito como este que rezuma sensibilidad,tiene que lererlo la gente? No seas egoista y compartelo entre personas que admiran la belleza de las palabras.
    Gracia,por contar con migo para que disfrute de unas palabras tan sentidas y hermosas.
    Un saludo.

  5. Javier, Paco, Manolo y María: Muchas gracias a todos. Estoy intentando su publicación. Ya lo he enviado a un editor y parece ser que lo va a publicar. Un abrazo a todos y cada uno.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s