Adaptación de la “Desesperación” de Espronceda


francisco-marhuenda-2JOS_DE~1

Me gusta ver el cielo

 con negros nubarrones

 y Bárcenas millones

 robando al esquiar,

 me gusta ver la noche

 sin luna y sin estrellas,

 y a Wert  las religiones

hacerlas aprobar.

 

 Me agrada un cementerio,

 mangantes  bien repleto,

 Aznar por amuleto

 y Arenas  sin cobrar,

 y allá un sepulturero

 de tétrica mirada

 con mano despiadada

 sus  sobres machacar.

 

 Me alegra ver la bomba

 caer mansa del cielo,

 e inmóvil en el suelo,

 en “aquel” sitio explotar,

 y luego embravecida

 que estalle y que se agite

 y rayos mil vomite,

 y sobres  por doquier.

 

Que el trueno me despierte

 con su ronco estampido,

 y a Gallardón, dormido,

 le haga estremecer,

 que rayos cada instante

 caigan sobre su cuento,

 que se hunda el parlamento

 me agrada mucho ver.

 

 La llama de un incendio,

 ministros va quemando

 y sueldos derribando,

 quisiera yo encender;

 tostarse allí un villano

 un cerdo de banquero

 arder su billetero,

¡Qué gusto, qué  placer!

 

 Me gusta una CEOE

 despidos tapizada

 reformas regaladas,

 sin frutos, sin Rosell,

 merchanes  que allí canten,

 ni sol haya que alumbre

 y sólo se vislumbre

 la horca  en derredor.

 

 Allá en caja o monte,

 solar desmantelado,

 me place en sumo grado

 la caja reventar,

 moverse las libretas

 con áspero chirrido

 igual al alarido

 que anuncia el desahuciar.

 

 Me gusta que al Averno

 lleven a los chorizos

 y allá a los ministros

 les hagan padecer;

 les abran las maletas,

 les rasguen las braguetas,

 acaben con sus dietas,

 sin de ayes caso hacer.

 

 Insólita avenida

 que arrase “aquella” calle,

 de sobres sin que fallen,

 ladrones  por doquier;

 se lleve los “sobreros”,

 algunos “ganaderos”                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

 y estragos miles cause,

¡Que gusto, qué  placer!

 

 Las voces y las risas,

 Aznar y  las botellas,

 y los pelotas dellas ,            

 babosos, saquear ,           ,

 llevarse los millones

 a las cuentas suizas

 robar con tanta prisa,

 comprando hasta el fiscal.

 

 Romper después las cuentas,

 los sobres y sus leyes

 y abiertas las navajas,

 buscando al maricón

 que los recortes hace,

 mezclados con reformas

 y sin ninguna norma,

 llevarlo al paredón.

 

 Me alegra ver a Wert

 recortando las becas,

 mientras que su “muñeca”

 es Rouco en confesión, 

 y que otros, ya sin ley,

 se meen en Rajoy,

 cantando de la LOMCE

 impúdica canción.

 

 Me agradan las Sorayas,

 tendidas en los lechos,

 muñecas de desecho

 y “barbis” de salón,

 mostrando sus quebrantos,

 sin orden en escaño,

pastora del rebaño.

 

¡Qué gozo!, qué ilusión!

 

 

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Adaptación de la “Desesperación” de Espronceda

  1. Fernando dijo:

    Y a mi. Un abrazo Lucas.

  2. maría zurita mayo dijo:

    Todo eso que describes del gran poeta Espronceda,con mucho amor y contento tendría que suceder…Me alegraría que así fuera,que esta gentuza supiera lo que de verdad es padecer….Pero lo veo muy negro,tienen mucho poder,no solo una mano megra,tienen por lo menos TRES.
    Lucas te deseo que estes mejor….Un laludo.

  3. Manolo dijo:

    Señor Lucas, Ni es Ud. el único que comenzó a trabajar con 14 años, (otros empezamos a los 5; si, si a los 5) ni su familia fue la única represaliada por el franquismo -por cierto me pregunto que hubiera hecho su familia de haber granado los republicanos- ni el PP es el culpable de todos los males de España, ni Aznar provocó la guerra de Filipinas… en fín, destila Ud. odio contra media España…por lo menos.

    • Señor Manolo: Tiene usted muchas ventajas sobre mí. Conoce todo sobre mi -mi nombre, apellidos, edad, profesiones, familia, ideología… por conocer, conoce lo que destilo en mi destilería, por lo menos. Yo de de usted sólo conozco que se llama “Manolo” -si es que se llama así- y que empezó a trabajar a los 5 años. En mi tierra a esa edad trabajaban los monaguillos de la Iglesia de San Lorenzo… No, Aznar no provocó la guerra de Filipinas, pero sí la de Irak y uno, en sus destilaciones, a´´un confía en que algún día comparezca por ello, acusado como “criminal de guerra” ante una Corte Internacional. Hubo, en una primera instancia, millón y medio de muertos en Irak, en una guerra injusta, de rapiña, ilegal y planteada con falsos argumentos.
      Yo, en mis destilaciones, no me privo. Le tengo odio a mucha gente, al PP, a los que tienen cuentas en Suiza mientras empobrecen a 13 millones de españoles, a los que roban con descaro e incumplen al 100 % de su programa electoral, a los que bombardean convoyes civiles de niños y ancianos protegidos por la Cruz Roja Internacional y causan la muerte de un niño de tres años- mi hermano- y en general tengo todo el odio que se puede tener a la gente embozada, que se esconde, que se refugia en un anónimo para ofender… a gente como usted.

    • Antonio Sánchez Ruz dijo:

      Manolo, a pesar de empezar a trabajar a los 5 añitos no sientes ni siquiera algo de enojo contra los culpables de que eso fuera algo normal en aquella época del glorioso movimiento? Yo empecé a trabajar a los 15 años y fue porque no quise estudiar.

      • Manuel Martinez dijo:

        Buenos días Lucas: Hombre, te mentiría si te dijera que nunca he sentido rabia o enojo por todo lo que tuvimos que pasar tanto yo (aunque era muy pequeño y no podía entender) como mi familia, que, esos si que lo pasaron mal, imagínate a mi pobre abuela, con un hijo fusilado y otro en la cárcel; pero es que hace mucho tiempo llegué a la conclusión de que el odio no te hace mejor persona y es muy dañino, pero oye créeme no te censuro porque lo sientas, perdóname si con mis comentarios te he ofendido, créetelo, no ha sido mi intención.

        Aprovecho para decirte que siento mucho lo de tu hermanillo y que a veces debería poder volverse el tiempo hacia atrás para remediar muchas cosas.

        Te envío un afectuoso saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s