Marhuenda o el albarán de Mariano


francisco-marhuenda-2

El enviado político de la derecha bancaria, dopado electoralmente,  se abate en seis meses sobre el Estado de Bienestar. Reduce a cenizas derechos y  conquistas sociales, entra a  degüello sobre funcionarios, pensionistas y estafados por preferentes y se jacta, tras un plasma, de la carnicería.

En la desbandada aparece un lameculos profesional, pelotas donde los haya, y glosa la gesta, en dosis diarias de “periodismo”, Sin Razón.  Y se pone a merendar bajo la brisa de sus tropecientas tertulias bienpagadas.

 

–           Muchacho, tienes toda “La Razón”.

–           ¡Por Dios, por la Patria y Rajoy!

–           Tú destino es imperial, Francisco.

–           ¿Puedo quitarme ya la cara de gay?

–           ¡Que se te quede sólo la de pelotas!

En la política, como en el Circo Romano, se ven espectáculos de esta índole.  Una pluma totalmente comprada a la corrupción infecta, una matanza diaria de la verdad, un zampabollos de la notoriedad con cara de mosquita muerta. Un crisantemo opusdeístico del expolio, un exegeta al borde mismo de la paranoia, un defensor, -ya en 1996- de un defraudador de las arcas públicas, disfrazado de De la Rosa y banquero.

De casta le viene a este galgo, la connivencia con la pasta fácil y el manteo redondo. En 1999, como funcionario de una Comunidad vendió un fondo documental protegido por 32 del ala. Y empezó a amar a un tipo de libertad como a las salchichas.

 

–           ¿Conserva usted el tesoro de la fe, Francisco?

–           Conservo todos los tesoros, cardenal?

–           ¿Y sabe mover el rabo?

–           He estudiado Eminencia y puedo pagar mi hipoteca. No como otros.

–           Reza tres avemarias y una jaculatoria a San Mariano.

Así como los rojos huelen a demonio, Francisco va siempre perfumado. Huele a felpudo y sacristía. A neocapitalismo y valla publicitaria. A expansión voraz y Consejo de Ministros. Defiende tanto a un decreto como a un embargo. A una fortuna incalculable obtenida “porque es un “lince” para los negocios, con final en Suiza” como a cualquier subsecretario designado por el Opus. Carromero es para él “héroe” con carnet de conducir y Ana Mato un Jaguar de la recuperación económica.

Le gusta más inventarse “causas generales” que a un tonto un discurso de Báñez. Es católico practicante y está enfangado de franquismo hasta las cejas.

 

–           ¿Hay oposiciones a gilipollas?

–           No te preocupes que las ganarías todas.

–           Entreno mucho en cada tertulia.

–           Serás catedrático.

–           Gracias, Mariano.

 

             Finalmente, Francisco lo ha conseguido, ha hecho del periodismo una muela picada. Lo que no ha podido conseguir es sacar las barbas del remojo. El día que el PP reviente, -que reventará-  implosionará sobre una ladera facha y se quedará, sin Razón, sobre las montañas nevadas.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Marhuenda o el albarán de Mariano

  1. maría zurita mayo dijo:

    Este tipo con cara de aguilucho,es un verdadero tiralevitas,le han hecho director de la “SINRAZÓN””,no por méritos propios si no,porque es material maleable en manos de la Cúria y de los políticos,que le arrópan sin ningun mérito como periodista…Y tienes mucha razón,cuando no esté el PP,no sé donde puede ir a pedir trabajo como periodista,nadie le admitirá,pero le puedén emplear de lameculos,que en ese menester,le puedén dar hasta una Cátedra.

    Como siempre muy bueno tu artículo…Un saludo muy cariñoso.

  2. Racomu dijo:

    El personaje queda muy bien retratado en tu artículo, efectivamente se le puede ver en varias tertulias en el mismo día junto a varios tertulianos, un día sí y otro también, lo singular de este periodista es la capacidad que tiene para quejarse de que no le dejan hablar y mantener una postura impertérrita de las decisiones llevadas a cabo por los que parecen sus jefes, sea el gobierno de Rajoy o sus adláteres del partido, hace de tentetieso de cualquier crítica que se lleve a cabo en su presencia y para todo lo que le echan como si fuera “un Casillas cualquiera” para que no le metan goles al gobierno de mentirosos/as de España.

    Es el director de un periódico que debe dirigir desde los platós televisivos donde planta sus posaderas muchas horas al día para intentar mantener interesados a sus seguidores y eso debe tener su mérito, porque los medios ni son tontos ni son desinteresados, Mahruenda les debe proporcionar audiencia… pero ha llegado a un punto que puede que patine ¿? Los oyentes no son tan tontos como cabría suponer, a tenor del número de horas que dedican a ver la tele, y algún sentido crítico hay que suponernos.

    Yo creo que a este paisano le ocurre como a uno de los jefes de personal que acudía a las asambleas de personal de mi empresa con el ánimo de reventarlas, el efecto que tenía cada vez que intervenía era justamente lo contrario. Al señor Mahruenda hace mucho tiempo que se le ve el plumero, como a otros muchos, defiende lo indefendible y mientras le paguen y le escuchen millones de televidentes está cumpliendo un objetivo, nos guste o no.

    La cuestión creo, está en la elección de los medios que promueven esas tertulias de periodistas “fijos de plantilla“, no sé si enchufados, y Mahruenda mientras tanto ha seguir dando titulares infumables para unos y cargados de expresión para otros que hasta se los compran. Mientras se esparce la idea que sus barbas están en remojo hasta el reventón final del partido de las PiPas.

    Un fuerte abrazo

  3. Javier Ochoa Perez dijo:

    Buenas.
    Este elemento llamado a ser una de las desdichas de este país por su contribución a que los medios de información se hayan convertido en armas de desinformación masiva, por su interés individual e ignorar el interés colectivo, convirtiendo su medio y otros afines, como la TV, en un espejo donde se refleja la derrota de nuestro sistema cultural.
    Ahora el Sr Lara, el “Planetario” y dueño de medios y cadenas de Tv, acaba de decir que tenemos que respetar a la derecha.
    Lucas, estoy totalmente de acuerdo en que un día, toda esta gentuza, reventarán, porque solo se puede triunfar como decía, Jean de la Bruyere, por la propia capacidad o por la imbecilidad ajena.

    Y cada vez más, somos menos imbéciles, a ver si se enteran de una vez.

    Lucas,Un abrazo muy cordial.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s