Vamos a contar mentiras


AND1-960x64soraya y montoro

Soraya Sáenz de Santamaría nos ha vendido un estado atropellado por una legión de parados defraudadores.

La vicepresidenta, con cara de fascista recién duchada, ha multiplicado casi por diez, y de su propia cosecha, los datos que le había facilitado la Agencia Estatal de Empleo.

La realidad es que el 72 % del fraude fiscal en nuestro país, casi 90.000 millones de euros, corresponde a las empresas incluidas por obra del Espíritu Santo en el IBEX 35 y que este fraude no consiste en olvidarse del DNI cuando se va a cobrar la sopa con caldo (513 euros de promedio) que supone el desempleo, para los que esta pájara castellana, llama, “defraudadores”.

Sorayita se crío en los cuarteles del franquismo rancio y en los aledaños de los tricornios golpistas, y de eso va.

Esta pelapatatas de la verdad acaba de atravesar el delgado tabique que delimitaba a los miembros de su Gobierno que no habían mentido en público y en el lugar que dicen que radica la soberanía popular, la pobre.  Su presidente, un presunto con barba, ya se había hartado de pecar, en público y en privado, contra este mandamiento de la ley de su Dios. Y el ministro o pararrayos Montoro, cada vez que abre la boca.

Claro, que cada uno trata de ser feliz a su manera, y Mariano vive en el nirvana – o pedorreta- de la “recuperación de la crisis”, Montoro en el chute de los salarios “creciendo moderadamente” y la hija del tricornio achacando la culpa del fraude nacional a los pobrecitos parados.

Me pregunto si estos seres, impasibles antes la desdicha individual y colectiva no serán sino el paradigma de Ícaro hundiéndose en el abismo.

Por lo pronto, dos de cada tres de sus votantes, ya no los votarían.

 

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Vamos a contar mentiras

  1. Pingback: Vamos a contar mentiras. | Izquierda Unida Torredelcampo

  2. maría zurita mayo dijo:

    Esta gente o es tonta,o es mala sin remedio,pienso que lo último es lo más acertado..¿¿En que pais viven éste atajo de gilipollas?? Poque en el que vivimos los demás mortales,NO. Son retorcidos,ladínos y crueles,son educados por cobardes y asesinos,si fuera de otra manera,pensarían más con la cabeza y el corazón.Ellos si que són una raza aparte,que no sabenos de donde,pero humanos no., Son como una plága que nos ha caido encima,sin apenas darnos cuenta y tenemos que huir de ellos o quitarles el poder de una vez por todas. La ultima noticia que he recibido hoy,Rosa Diaz se está arrimando a la Botella,para hacerse con la alcaldía de Madrid…¿¿¿A que no te pilla de nuevas???,a mí por lo menos no,de la DÍAZ ESPERO CUALQUIER COSA Y NADA BUENO,SIEMPRE LO HE DICHO Y EL TIEMPO ME ESTÁ DANDO LA RAZÓN.

    Muy bueno como siempre,Lucas.

  3. Racomu dijo:

    Muy bueno Lucas por recordarnos donde está el peso del fraude ¡Ojalá se cumplan tus augurios! Y se pueda dar la vuelta a la tortilla limpiamente, legalmente, aunque sea complicado, por pedir que no quede.
    Un fuerte abrazo

  4. Amparo Moral Martn dijo:

    Otra puntualizacin amigo Lucas: la vice NO es hija del famoso militar. Sus orgenes son ms humildes y paganos. Procede de una familia humilde. Su padre oriundo de un pueblecito de Soria lleg a Valladolid con una mano delante y otra detrs. Trabaj como operario en la construccin y muri este pasado junio ignorado por su hija. Su alcholismo crnico no era un buen referente para la imagen y la ambicin ilimitada de la superpeggy. La rabia que siempre emana de su mirada y sus palabras proviene seguramente de esa ausencia de pedigree… Ya se sabe: no hay nada mas tonto que un obrero harto pan..

    • maría zurita mayo dijo:

      Gracias Amparo por sacarnos de tamaño herror,pensando que la señora Santamaría había nacido en una familia acomodada..Ya se la ve,por su tamaño y su poca conciencía,que es hija de un borracho,no es que ella tenga ninguna culpa,de lo que si es culpable es de ser tan retorcida y mala persona..

  5. Pingback: Vamos a contar mentiras

  6. Pingback: Vamos a contar mentiras | Lucas Leon Simon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s