El mayor progreso de la humanidad


botella

Estábamos equivocados. No fue el descubrimiento del fuego. Ni el de la rueda. Ni la metalurgia del hierro. Ni el papiro. Ni la escritura cuneiforme. Ni la navegación a vela.

Estábamos equivocados. No fue el conocimiento de la arquitectura para construir catedrales. Ni la técnica para acueductos. Ni la medicina. Ni la cirugía. Ni los fármacos. Ni la alquimia.

Estábamos equivocados.  No fue la democracia ateniense. Ni el teatro. Ni la música. Ni el Partenón. Ni el derecho. Ni el don de gentes. Ni la literatura. Ni la poesía.

Estábamos equivocados. No fue el Moíses de Miguel Ángel. Ni la Capilla Sixtina. Ni La Danza de Matisse. Ni El Guernika de Picasso. Ni Las Meninas de Velázquez. Ni Los Fusilamientos de Goya.

Estábamos equivocados. No fueron La Quinta de Beethoven. Ni Mozart. Ni Mahler. Ni Grieg. Ni Wagner. Ni Verdi.   Ni Los Beatles. Ni Ne me quitte pas de Brel.

Estábamos equivocados. No fue la Revolución Francesa. Ni la de Octubre. Ni la escuela alemana de Filosofía. Ni Carlos Marx. Ni Pablo iglesias.

Estábamos equivocados. No fue Shakespeare. Ni Cervantes. Ni Góngora. Ni Quevedo. Ni Nietzsche. Ni Gorki. Ni Tolstoi. Ni Juan Ramón Jiménez. Ni Borges. Ni Miguel Hernández.

Estábamos equivocados. No fue El acorazado Potemkin. Ni Casablanca. Ni  Muerte en Venecia. Ni El Padrino. Ni Bienvenido míster Marshall. Ni… Ava Gadner.

Estábamos equivocados. No fue el descubrimiento de la penicilina. Ni el de la energía atómica. Ni las vacunas de la peste o la malaria. Ni el Big Bang. Ni la teoría de la relatividad.

Estábamos equivocados. No fue la creación de la ONU. Ni la jornada de 8 horas. Ni la condena del colonialismo. Ni las políticas de igualdad. Ni la Declaración Internacional de Derechos Humanos.

Estábamos equivocados. El “mayor progreso de la humanidad” fue la Reforma Laboral del Partido Popular.

Fin de la cita.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El mayor progreso de la humanidad

  1. maría dijo:

    Sin querer,sin tener ganas,me has hecho reir…Ne encanta,lo que dices y como lo dices,es una esposición magistral…El final ha sído,de premio.
    Nada que añadir,solo mandarte un cincero abrazo con mucho cariño.

  2. Racomu dijo:

    ¡Vaya gilipollez se ha esnifado la Botellón! Que asco y que gentuza tenemos que aguantar. Mejor lo expresa el malogrado Rubianes: http://www.youtube.com/watch?v=Vbb9ryMBeEY
    Gracias por estar ahí siempre Lucas.

  3. Pingback: ¡Qué mundo más maravilloso! | Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s