Ya es otoño en el Corte Inglés (y en la casta española)


ISIDORO ¡LVAREZ

La parca se ha llevado en una semana a dos tiburones de este Mar de los Sargazos que son la economía y las finanzas en la “marca”. Ya es otoño en el Corte Inglés y, a lo que se ve, en la casta, sometida a un feroz proceso de renovación por vía mortuoria.

Bye, bye, a un monarca rijoso y trincón, a un “socialista” de cargo eterno y moqueta, a un evasor fiscal a gran escala y a un depredador de los derechos sindicales, protegido del “régimen” –especialmente en huelgas y manifestaciones -.

Lloran las plañideras a sueldo, desde los redomados fachas con columna mundanal y vomitiva hasta los radiofonistas de estómago y cuenta corriente agradecida. El país da asco ajeno, con princesas pre imputadas en los funerales y lo “mejor de cada casa” glosando a los fiambres.

Nadie se acuerda de los miles y miles de desahuciados, de los suicidados por quítame allá una hipoteca, ni de los “piquetes empresariales”, para que el “Corte” funcionara a pesar de todo, derechos laborales y de huelga incluidos.

Hay quien, con ilusión, alimenta la idea redentora que pueda ser una plaga, un ángel exterminador que persiga a esta casta de presidentes a la violeta y secuestradores de la libertad popular en forma de grúa financiera y corruptora.

-Don Isidoro, dele una oportunidad a mi platanito.
-Espera hombre, que estoy hablando con Suiza.
-Démela por Franco y su falange.
-Espera Dimas, ve cantando el “cara al sol”.

La naturaleza de esta grey, incluido el 3 o el 5 % al “molt honorable”, hace putrefacto todo lo que toca. De hecho este país está podrido hasta las trancas, no hay más que oír al Herrera, después de haber vomitado.
Dicen que el de los tirantes empezó de botones y que el del “corte” era sastre en Cuba. Mentira, tan podrida como sus sobres y sobresueldos, eran nietos de millonarios antes de ser concebidos. Se pegan el moco de la “cultura del esfuerzo”, cuando lo que priva es la “del soborno y el trinque” organizada, legislativamente, por los políticos amigos y comprados a precio de ministro de Hacienda amnistiador.

-¿Cómo puede ser “ingles” un corte tan castizo?
– Ya ves.
-Será para reunir al pijerio de corbata verde y belleza en siete días.
-Bueno, tú serás presidente y Carlos Herrera te defenderá desde las ondas.

La casta corre peligro de descalabrarse. Han palmaó dos en cuatro días y a los funerales han acudido “todos”. Hasta la infanta y doña Quijota de la Mancha, estilo mariposa. Los dorados seres de los consejos de administración han comenzado a buscar remedio para este ébola.
Ojalá no encuentren la vacuna. Le esperamos en nuestra “planta” del infierno, esquina a Preciados.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ya es otoño en el Corte Inglés (y en la casta española)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s