Veinte poemas de “desamor” y una canción desesperada


nolotil

En diciembre de 2010 escribí un artículo titulado casi de igual manera que el actual. Alguien muy cercano me ha animado a que dado que tuvo un cierto eco, lo “actualice”. Allá que voy.

No creo en esta Democracia, ni en este Régimen, ni en este Estado, ni en su Presidente, ni en ninguno de sus ministros, asesores y leguleyos. No creo en el Rey, ni en la realeza ni en la monarquía ni en ninguno de los reyes que en el mundo han sido.

No creo en la Unión Europea ni en sus inútiles y costosos Parlamentos de Bruselas y Estrasburgo. No creo en los “organismos” Europeos, ni en su Banco Central, ni en Fondo Monetario Internacional, ni en la madre que los parió.

No creo en la Banca ni en los Banqueros, ni en las Cajas, ni en los curas que las han gobernado y arruinado. Ni en la “burbuja inmobiliaria”, ni en el puto liberalismo de las narices.

No creo en los USA ni en su democracia, alimentada de guerras contra los débiles y la explotación sistemática de las riquezas ajenas. No creo ni en sus presidentes, ni en su diplomacia, ni en su permanente ejercicio de la mentira, el espionaje ajeno y en la tortura, demostrada miles de veces, de personas y países.

No creo en los llamados “valores” de Europa y Occidente, basados en la hipocresía, la avaricia y la insolidaridad, el sobredimensionamiento de unos hechos y el ocultamiento sistemático de otros.

No creo en la Iglesia Católica ni en el Papa ni en el Vaticano. Ni en los cardenales, obispos, curas y monaguillos. Ni en su falso mensaje de humildad e igualdad entre los humanos cuando se fundamentan y viven en la ostentación y el enorme apego al poder, la riqueza y las prácticas pederastas.

No creo en la Justicia ni en los jueces de mi país de nacimiento, ni en los fiscales, ni en los tribunales ni magistraturas, ancladas, emocional, política y jurídicamente, en el régimen franquista y predispuestas a condenar a los débiles y proteger, hasta el éxtasis, a los poderosos.

No creo en la llamada “Transición” ni en las leyes y prácticas a que ha dado origen, ni en la capacidad de democratización de las oligarquías que han gobernado y gobiernan este país, que producen una Casta y unos partidos tan corruptos como su financiación y como el control que hacen de los medios de comunicación
Estos son mis valores, y a diferencia de lo que dijo Groucho Marx, para el que no le gusten, no tengo otros.

Me quedo con las letras populares del flamenco, concretamente con una de ellas y lo que representa “ya va llegando la horita de que las agüitas vuelvan a su cauce. Las esquinas con sus nombres, ni reyes, ni santos, ni frailes ni roques”.

Pues eso.

¡Y mierda, no encuentro el nolotil!

¡Y no amanece!

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Veinte poemas de “desamor” y una canción desesperada

  1. elalmaalviento dijo:

    Vaya cuatro patas y media para un banco. Pues esoni reyes ni santos ejeje.
    Feliz sábado un buen post Lucas

  2. maría dijo:

    Yo tampoco creo en ninguno de ellos.Ni en la iclesia,ni en la gentuza que la dirigen,todos van cogidos de la mano y en la misma dicción,son gente poco fiable y con un poder inmemso,por lo que estamos viendo y padeciendo…Perdona Lucas la tardanza en contestarte,no me quito un catarro que tengo desde hace tiempo y me tiene aburrida sin ganas de hacer nada,espero salir pronto de él..
    De todos modos es un placer leer lo que escribes….

    Un saludo muy cordial,Lucas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s