Adaptación de la “Desesperación” de Espronceda


JOS_DE~1

Hace 20 meses, el 21 de junio de 2013, escribí un post tratando de hacer una adaptación de la famosa “Desesperación” de Espronceda. Deliberadamente busqué un lenguaje límite, desesperado, tremendista de palabras y conceptos para intentar estar a tono con la maestría “al borde de un ataque de nervios” del inigualable autor romántico.

Ahora, inesperadamente, una jauría de fachas ha tomado ese escrito mío para hacerme causa y diana de su inmadurez personal y política y recibo todo tipo de mensajes ofensivos por hasta tres redes sociales distinta a causa de ese escrito.

Yo sé responder mal a los insultos y al barriobajismo así que, como respuesta, se me ha ocurrido repetir el texto que tanta indignación causa a estos amantes del yugo y las flechas y la caspa facciosa. Es este.

Desesperación

Me gusta ver el cielo

con negros nubarrones

y Bárcenas millones

robando al esquiar,

me gusta ver la noche

sin luna y sin estrellas,

y a Wert las religiones

hacerlas aprobar.

Me agrada un cementerio,

mangantes bien repleto,

Aznar por amuleto

y Arenas sin cobrar,

y allá un sepulturero

de tétrica mirada

con mano despiadada

sus sobres machacar.

Me alegra ver la bomba

caer mansa del cielo,

e inmóvil en el suelo,

en “aquel” sitio explotar,

y luego embravecida

que estalle y que se agite

y rayos mil vomite,

y sobres por doquier.

Que el trueno me despierte

con su ronco estampido,

y a Gallardón, dormido,

le haga estremecer,

que rayos cada instante

caigan sobre su cuento,

que se hunda el parlamento

me agrada mucho ver.

La llama de un incendio,

ministros va quemando

y sueldos derribando,

quisiera yo encender;

tostarse allí un villano

un cerdo de banquero

arder su billetero,

¡Qué gusto, qué placer!

Me gusta una CEOE

despidos tapizada

reformas regaladas,

sin frutos, sin Rosell,

merchanes que allí canten,

ni sol haya que alumbre

y sólo se vislumbre

la horca en derredor.

Allá en caja o monte,

solar desmantelado,

me place en sumo grado

la caja reventar,

moverse las libretas

con áspero chirrido

igual al alarido

que anuncia el desahuciar.

Me gusta que al Averno

lleven a los chorizos

y allá a los ministros

les hagan padecer;

les abran las maletas,

les rasguen las braguetas,

acaben con sus dietas,

sin de ayes caso hacer.

Insólita avenida

que arrase “aquella” calle,

de sobres sin que fallen,

ladrones por doquier;

se lleve los “sobreros”,

algunos “ganaderos”

y estragos miles cause,

¡Que gusto, qué placer!

Las voces y las risas,

Aznar y las botellas,

y los pelotas dellas ,

babosos, saquear , ,

llevarse los millones

a las cuentas suizas

robar con tanta prisa,

comprando hasta el fiscal.

Romper después las cuentas,

los sobres y sus leyes

y abiertas las navajas,

buscando al maricón

que los recortes hace,

mezclados con reformas

y sin ninguna norma,

llevarlo al paredón.

Me alegra ver a Wert

recortando las becas,

mientras que su “muñeca”

es Rouco en confesión,

y que otros, ya sin ley,

se meen en Rajoy,

cantando de la LOMCE

impúdica canción.

Me agradan las Sorayas,

tendidas en los lechos,

muñecas de desecho

y “barbis” de salón,

mostrando sus quebrantos,

sin orden en escaño,

pastora del rebaño.

¡Qué gozo!, qué ilusión!

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Adaptación de la “Desesperación” de Espronceda

  1. Antonio Sánchez Ruz dijo:

    Extraordinario.

  2. Teo dijo:

    Muy bueno Lucas , no me extraña que les pique.un saludo

  3. Racomu dijo:

    Por aquello de contribuir un poco a tu pintura insuperable, permíteme este deseo, amigo Lucas:

    Horribles aquilones,
    Caigan sobre borbones,
    Por amasar tanta pasta,
    Y a España no ayudar.
    Y llenos los bolsillos, igual que los banqueros,
    De millones sin pausa,
    Les pese tanto el culo,
    Que ya no puedan cazar…
    Y un horrible jurado, pero de justo criterio,
    Con seso despiadado,
    A Rouco haga trabajar
    En su grandioso piso y cristales haga limpiar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s