El anormal que nos preside nos llama “raros”


Rajoy-celebra-Eurocopa-2012 Que una persona que ha hecho de la mentira una profesión. Que ha defendido y profetizado maravillas sobre delincuentes que cumplen condena. Que contrariamente a toda lógica ignora lo que ha ocurrido, delictivamente hablando,  en la organización que preside durante décadas, divida el mundo y el electorado entre personas “normales”  y “raros” no deja de ser una aproximación a la ciencia de la monstruosidad.

Este monstruo de la naturaleza, tan acostumbrado a hablar de “mayorías silenciosas”  se ha situado en el papel y el lugar de las “minorías escandalosas”.  Si, si todas las personas que no apoyan una política basada en el fraude y el engaño, la financiación ilegal, el contrato encubierto de obra pública, las cuentas huidas a países extranjeros, el urbanismo de pelotazos y los sms de apoyo a simples ladrones son “raros”, habrá que preguntarse qué es la normalidad.

Ya lo decía Humphrey Bogart: las personas se dividen en profesionales y no profesionales, de modo que búsquense a un buen fontanero, cocinero, ladrón o político porque el monstruo que cobra por gobernarnos no lo es, y sólo ve como “raros” a los que no le apoyan ovejunamente.

Esta bestia de la declaración tras un plasma llama populistas o demagogos a todo el que no vota a las “marquesas de la corrupción”, a los amigos de los narcotraficantes o a las liquidadores/as del estado de bienestar en forma de contratas de servicios públicos a sus amiguetes de cuenta corriente. Si no fuera porque sus dotes como médium están absolutamente desprestigiadas todas las nuevas tendencias que pastorean en la desgracia de país del que sólo los ilusos creen que “gobierna”, desaparecerán víctimas del autobombo de su eficacia y responsabilidad, frente al “infierno que son los otros”, -Sartre dixit-  que son sectarios y demagogos.

Pero este “violinista en el tejado de la mentira” tiene fama de polvorón y se desmoronará dentro de su papel cuando unos cuantos de millones de “raros” le peguen un revolcón en las urnas  a él y su partido de chorizos al vino. Así que más vale prepararse el ánimo para ignorar a esta generación de monstruos en forma de gaviota carroñera, que en sus graznidos en medio de su basura dicen que los “raros” son “una fuente de problemas para el país”. ¿O será que confunden los conceptos de “país”  y “cajas B”?

En las ruinas del Partenón, un mono con un látigo aún está azotando a Sócrates.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El anormal que nos preside nos llama “raros”

  1. Eduardo Cerezo dijo:

    Este ex fumador de puros coincide con el personaje del guión de los que manejan este escenario de marionetas. Hay un dicho popular que enuncia: “Si me engañas una vez, tú eres el responsable, si me engañas dos, soy yo el culpable”
    Salud

  2. wordusu dijo:

    No seas per verso, Lucas:
    Para una vez que dice verdad, no lo critiques:
    “En el PP, raro es el que no roba”
    Amén.

  3. maría dijo:

    Raro,raro, es él.Siempre se ve mejor la paja en el ojo ageno,que la viga en el propio. Es tanta la sobervia que le invade,que creo que ha perdido el Norte,ve que se le va el momio de seguir robando y eso le saca de sus casillas…Él no gobierna,él dirige un banda de mafiosos,por eso los nervios se desatan y dice burradas. Ve con desesperación que el castillo de naipes se va cayendo poco a poco y le tiene en un sinvivir.
    Lucas como siempre,un placer leerte.

  4. Uno que llega y dice... dijo:

    Ajeno se escribe con jota y ovejuno con uve. La gente vota a Rajoy, en la Valencia saqueada durante décadas por el PP, aún ganan las elecciones, en Andalucía donde el PSOE ha hecho lo propio, siguen siendo la fuerza más votada. En España, la población que no tolera lo que está ocurriendo es una minoría, cuantiosa pero aún así minoría, atrapada en un sistema blindado para su propia continuidad, y esta minoría tiene solo tres opciones, resignación, emigración o terrorismo. Yo he emigrado.

    • Muchas gracias por su corrección. Se -y escribo- que “ajeno” se escribe con jota, aunque en la totalidad del escrito no haya tenido que hacerlo en ninguna vez También se que “ovejuno” es derivado de oveja y se escribe con “v”. lo he escrito deliberadamente con “b” por variadas razones. Hay un pueblo cerca de donde vivo que se llama “Fuente Ovejuna” o “Fuenteovejuna”, derivado de su nombre latín “Fons Mellaria” o “fuente de miel” que cuando yo estudiaba siempre se escribía con “b” y me llamaba mucho la atención, aparte de recordarme el espíritu colectivo y gregario al que puso drama Lope de Vega. Yo también he emigrado, digamos mental y políticamente, porque por motivos de salud y economía no puedo hacerlo de otra manera. Pero no me resigno. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s