Vuelven los trileros de la calle Sierpes (O un particular análisis de los resultados electorales en Catalunya)


noche electoral

El supuesto y convenido análisis que se hace del resultado de las elecciones en Catalunya, con una falta de rigor, honestidad intelectual e ilusionismo político me lleva a pensar que aquella raza de tramposos, virreyes del reino del tenderete y esconder la bola, ha vuelto por sus fueros.

La primera bola que esconden es la de los ciudadanos catalanes que están a favor de la independencia. Con sospechosa unanimidad, los tramposos de izquierdas y de derechas, los vendedores ambulantes de ideas prêt-à-porter, han convenido que “sólo” el 36,8 % de los votantes de esta nación están a favor de la independencia.

¿Qué cómo lo hacen?  Pues el viejo truco del almendruco: se apropian del censo de abstencionistas (22,56 %) y por arte de birlibirloque se lo auto adjudican a los contrarios al soberanismo.  Los pobres abstencionistas bastante han hecho con quedarse en sus casas y engrosar esa masa informe a la que Rajoy, un torpe trilero gallego, llama “inmensa mayoría silenciosa y silenciada”.

Que ni era inmensa, ni mayoría, ni silenciada, salvo ahora que los han puesto –sin pedirles autorización-  a hacerle bulto a los “reyes del mambo españolista”.

La segunda bola que esconde es subsumir en su siniestra mayoría de la mixtificación y la mentira a los votantes de “Catalunya Sí que es Pot” (8,94%),  que su única voluntad conocida es la de estar a favor del “derecho a decidir”, que, conceptualmente están más cerca de los soberanistas que de los teatreros cantantes del “soy español, español, español”.

La tercera bola que esconden es engañar a quienes quieran oírles sobre el vencedor de las elecciones. Cierto que “Junts pel si” (62 escaños) tiene peores resultados que los que sumaban anteriormente sus dos principales partidos (71), de eso a decir que los ganadores de los comicios son “Ciutdadans”, que ciertamente también casi ha triplicado sus resultados (25 sobre 9) pero hasta que Pitágoras siga formando parte de nuestra cultura matemática, 62 son más (bastantes) que 25.

El tic fascista de apropiarse del voto de la abstención tiene raíces históricas, ya lo hizo un tal Adolf en las elecciones presidenciales de 1932 en Alemania, valiéndole para usurpar el cargo del fallecido Hindenburg y por esta “cuenta de la vieja” tendríamos que decir que la actual mayoría absoluta del Partido Popular (186 diputados) es sólo del 31,98 de los españoles (el 44,62 % del 71,69 % de votantes) y bien que nos están jodiendo a esa “inmensa mayoría silenciada (con leyes mordaza inclusive)” que somos el 69,02 % que no los votamos.

Llama poderosamente la atención en esta ceremonia del trile, el tono y la actitud del PP y de su líder de la idiocia estatal, Mariano Rajoy, que habiendo perdido casi la mitad de su electorado y 9 diputados, van celebrando no se sabe qué, atribuyéndose una “gloria” que ni siquiera puede estar en su imaginación.

Y también me causa especial extrañeza ver participar de esta manipulación a supuestos “progresistas”, también prêt-à-porter,  que aprietan las filas del nacionalismo español, el más nefasto de todos los nacionalismos peninsulares,  y se vuelven más visiblemente petulantes, citan con falsa erudición a Marx, a Spinoza o a un rebuscado Charles Franklin Kettering, pongo por ejemplo, para decirnos lo que todos ya sabemos, que a pesar de su aparente progresismo ellos están más cerca de la banderita española, el neoliberalismo de sobresalto y los “estadistas” españoles de la puerta giratoria y el Consejo de Administración untándoles el riñón, que de los ciudadanos que llevan 300 años maltratados en su identidad, su idioma y su economía.

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vuelven los trileros de la calle Sierpes (O un particular análisis de los resultados electorales en Catalunya)

  1. María Zurita Mayo dijo:

    Los trileros,Lucas nunca se fueron,siempre han estado entre nosotros,tramposos,fulleros,malnacidos y fascistas,sin dejar olvidado al clero que es el mayor trilero de toda la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s