Paisaje después de la batalla


 Duelo_a_garrotazos

Aquella batalla, aquel debate, lo perdimos todos. Los debatientes, como tal, tanto por el descrédito al que accedieron como por su ineficiencia misma, acabaron disolviéndose en su propio barro, en su propia indecencia.  Dejaron de tener sentido sus palabras  de una descompuesta política, bipartidista, que provenía del lodazal corrupto de la corrupta transición.

No había ideología en sus palabras, solo mentiras, y no se podía votar ni a sus partidos ni a sus personas. Profesionales del engaño, rodeados de cajas B, financiaciones ilegales y ERES,  habían trasladado a las pantallas el cuadro de Goya.   Enterrados en la arena hasta las rodillas de sus corrupciones,  se golpeaban mutuamente: ¡Indecente! ¡Ruin!

Habían visto pasar por delante de sus narices 38 años de inequidad y la realidad se le había sublevado. Se habían ido acomodando a esa fácil  estrategia de hacerse con el poder,  apoyados en los medios informativos, en los créditos impagados a sus bancos amigos  y en los trucados sondeos de opinión, que sus cifras de incumplimiento se le habían rebelado y no respondían al dolor o al engaño de la gente. Y los líderes, sin carisma, sólo con los tics de sus ojos mentirosos o de sus mutuas acusaciones de falsedad  eran figuras decrépitas, espectros de un pasado, tan fantasmal como ellos mismos.

Ya no existen. Lo que aparece con sus nombres, con sus siglas, con sus insultos, son ectoplasmas de un  fraude colectivo a un país y a un tiempo. Esta época, estas formaciones eran lo que siempre habían sido: una degradación, una degeneración de la política y la idea.  Era el final de una representación teatral,  en la que sus personajes de ópera bufa, aparecían que querían destruir al adversario, cuando en realidad eran coaligados en el mismo fraude. Era un win to win, donde sólo ganaban ellos. Y sus puertas giratorias. Y sus falsas crisis. Sus recortes. Sus planes de empleo que generaban millones de desempleados. Y sus falsas financiaciones ocultas en sus destruidos discos duros.

Esta comunidad bipolar resultaba ya bastante incomprensible. No se entendía cómo se podía seguir votando a gente que actuaba tan abusiva y fraudulentamente. Con tanto descaro.  Y que en realidad sólo eran ya actores de papeles funerarios. Sus realidades estaban muertas y el debate del lunes sólo fue su funeral.

RIP.

 

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Paisaje después de la batalla

  1. Antonio CORDOVILLA dijo:

    ¡¡¡Muy bien¡¡

    Gracias

  2. ¡¡Que bien has descrito el cara a cara de estos farsantes!!.¿Que pensaban,que con esa pamtomima,nos ibamos a olvidar,todo el daño que han hecho al país?,.Puede que haya gente que lo olvide,o les guste que les roben,les machaquen y los esclavicen,peo hay una mayoría muy tocada por la mala gestión de éstos parásitos miserables y ruines.Espero y confio que reacionen y voten con el corazón y la cabeza.
    Lucas,de verdad que es un placer leerte,te lo digo siempre,pero es cierto.

  3. Eduardo Cerezo Jimeno dijo:

    Más de lo mismo, un líder de plástico y otro de cartón piedra. Somos parte de un país de gente decepcionada, cada vez más.
    Magnífica exposición actual.
    Un fuerte abrazo

  4. Antonio Milla Romero dijo:

    Veo que has captado perfectamente el estado anímico en el que estamos una gran mayoría de los que no nos dejamos seducir por corruptos, falsos y embaucadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s