Los ricos también lloran y tampoco pagan impuestos


 

 

julio iglesias

Dejando a un lado a Aznar, que habita en el espíritu ascético de El Escorial, hasta que Darwin estableció la teoría de la selección natural de las especies los ricos no lloraban. Ahora, ya sabemos que tampoco pagan impuestos.

Desde Pilar de Borbón a Corinna, pasando por Bertín Osborne, un ministro compulso-mentiroso, la familia Domecq, la rata de Rodrigo, hasta el entorno de Felipe, Raphael, Bono,  Cameron de la Isla, el primer ministro islandés y un huido de Pakistán se dedican a chotear a los respectivos fiscos de sus pueblos y países.

Si no tuvieran bastante con las amnistías fiscales y las sicav al 1 por ciento, tienen a Panamá, Bahamas, Jersey, Niue, Gibraltar y todas la “ingeniería” fiscal de despachos, bufetes y asesores para no contribuir con un céntimo al erario público, ese que intenta sostener a los hospitales, los colegios y las carreteras que hacen que sus países no sean selvas donde Tarzán Rodrigo de sus saltos mortales, saltando de mitin en liana, pedagógicos y ético- tóxicos y tal.

Todos son “muy patriotas”, tienen en sus muñecas y en filo de sus camisas de seda, pulseritas bicolores, se le hinchan las cuerdas de cuello defendiendo la “unidad” de la patria, alaban a Franco o a Fraga, votan a Rajoy o a José Mari, les toca la “lotería” siete veces en un año y dicen que un canario flauta ha puesto muy alto el listón de la dignidad política dimitiendo tras pasarse una semana diciendo mentiras.

Ahora, pagar impuestos no va con ellos. Esperanza Aguirre dice que “porque es política” los paga, que si no…Los impuestos son cosas de la plebe y de los horteras que no tienen cuentas en Suiza. Ellos, la casta divina, no atienden a esas menudencias.

Con rolex de oro en la muñeca bailan sevillanas con la carita sonrosada del sol de febrero en las Bahamas, van por ahí en BMW exhibiendo billetes de quinientos y juran y rejuran la bandera –que no es de “su” patria, porque su única patria es la defraudación y el dinero-.

Veo con asombro un vídeo de una escala del buque-escuela Juan Sebastián Elcano en Miami y como “los tres grandes”: Bertín, Raphael y Julio Iglesias acuden a jurar y besar la enseña nacional, pero es probable que momentos antes hayan creado siete empresas offshore y tres sicav, todo, todo, todito, “absolutamente legal”. como decía Al Capone,

Se despiertan con las noticias financieras de Japón. Bostezan y se rascan la espalda mirando los recortes y los desahucios que le hacen a su pueblo, pero se van a dorarse al sol del Caribe yanqui donde sus cuentas están a salvo de los piratas que se llaman solidaridad, servicios sociales públicos o declaraciones de renta.

Llevan cuellos de pajarita y hombreras sin guata, siguen el régimen de melocotón con yogur y te entrevistan “en tu casa o en la mía”, pero se lavan la boca sin quitarse la navaja que esconden entre los dientes.

En realidad son unos desgraciados.  En cada perfume, camisa, bebida, raqueta, coche, crema, viaje, piscina, ordenador o pantalla de plasma dejan parte de su existencia. Su única filosofía-ideología real es robar, evadir, escurrir el bulto.

También lloran, pero nunca pagan impuestos.

 

 

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los ricos también lloran y tampoco pagan impuestos

  1. Antonio CORDOVILLA dijo:

    Gracias Lucas.

  2. Maria dijo:

    Más claro….

  3. Q dijo:

    No es que sea nuestro deber pagar los impuestos de Hacienda (cosa que veo razonable para que un País funcione ) lo que pasa que los trabajadores no se pueden escapar en su nomina ya lo quitan directamente al igual que en las pensiones. Los ricos son harina de otro costal tienen sus Paraísos Fiscales que consejeros tan sinvergüenzas como ellos se sabes todos los atajos y caminos segundarios.
    Total somos los trabajadores los que llevamos todo el peso sobre los hombros los que nos toca mantener a tanto golfo y malnacidos y así no vamos a ningún lado.
    Estoy asqueada desilusionada y muy cabreada de ver que el pez grande se come al chico y nadie hace nada por remediarlo España es diferente lo dijo el de los tirantes y tengo muy a pesar mío darle la razón.
    Lucas un saludo y a esperar a ver que hacen con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s