Vivir, ver y sentir


trenc

 

“ Dolç és viure,
veure i sentir.”
(Pintada en la playa de Es Trenc)

Sobre un texto del poeta de Pollença, Miquel Costa i Llobera, alguien ha pintado en un viejo bunker de la playa mallorquina de Es Trenc esta real descripción del entorno.

Mientras los políticos y la política fermentan la vida, pudren lo público y arruinan el pasado y el futuro, a los ciudadanos normales sólo nos queda el refugio de la naturaleza, el campo, los frutos o el mar.

“Dulce es vivir, ver y sentir”. Y no hay más. No hay que dar la espalda al espectáculo terrorífico de esa marea de miseria y hambre que se encuentra golpeando los muros de Occidente. Ni a ese esperpento gregario de la clase política española. Tan inútil como corrupta. En medio de este desierto de la casta encorbatada de España, que juega a la perejila,  sólo nos queda lo que podamos vivir, ver y sentir.

Sólo en esta reserva ética y estética se puede uno conformar con un atardecer rosado, mientras los cuerpos –muchos al desnudo- tocan al ser maravilloso que es el cercano, mientras el rey del universo –el sol- pone malva al horizonte y a los pinos.

Con escepticismo, con descreimiento, solo nos vale la plenitud del mar, las montañas más bellas, la arena más resplandeciente. Esta es la única “salvación” posible.

La amenaza de un nuevo gobierno de Rajoy sólo puede combatirse tomándose una cerveza helada o una ensalada de tomate con hierbabuena, poniendo los ojos por encima de las copas y yéndose al fondo de la memoria de niño con el sonido del mar.

La mezquina realidad del PSOE, el de Sánchez y el de Felipe, solo se aleja de nosotros si nos damos un baño en la atardecida y lo ofrecemos  -y entendemos- como un acto de rebeldía. ¡Revolcaros en la inmundicia  neoliberal, que yo, con la piel aún mojada, me he pedido un rape a la plancha!

¡Meteros el país, vuestros partidos y el mundo por el culo, mientras la espuma del mar me humedece la cara  y la de la cerveza acaricia mi paladar!

¡Vivir, ver y sentir!

Acerca de lucasleonsimon

Naci en Córdoba en Agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comence a trabajar en la empresa Cenemesa, mas tarde Westinghouse y mas tarde ABB. Me inicie en el sindicalismo y la política clandestina al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987 en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Vivir, ver y sentir

  1. Racomu dijo:

    Como un aldabonazo de tu vena poética has despertado el letargo agosteño. La mezquina realidad debería tocar a ellos en primer lugar, aunque a algun oráculo ya desde su sepulcro dudo le llegue tu dolorido cántico. ¡Vive, mira y siente!…
    Muy bueno.
    Salu2

  2. Gracias Luchas, es una gozada leerte y comprobar, que no estamos tan equivocados.

  3. Pingback: Vivir, ver y sentir | Raciozinando

  4. raromerol dijo:

    En los países donde las encuestas a pie de urna se han “equivocado” los han acusado de pucherazo electoral, por ejemplo en la República Federativa de Rusia ¿Por qué en España no, con los antecedentes de corrupción, que se juegan la cárcel, que tienen los PePerro-PoPulistas e Indra, los designados a dedo para el recuento de votos, en contra del concurso público que adjudicó la empresa de recuento de votos en diciembre, y con los antecedentes de Indra en falsificar elecciones? Lo malo es que no solo se meten el mundo por el culo (incluída la espuma del mar y la cerveza, espero que después de que nos salpique y la bebamos los demás) sino que también se meten nuestro dinero, nuestros puestos de trabajo, nuestra asistencia sanitaria, farmacéutica, la Justicia, la educación de nuestros hijos, nuestros sufrimientos y el de nuestros hijos, y “et cet era”. No podemos dejarlos solos, que nos roban. No podemos volverles la cara, porque… por si acaso se da el caso, de lo que no les alcanza a su culo. Hay que vigilarlos estrechamente. Y, sobre todo, hay que cambiarlos. Lo antes posible. Incluso pactando con el PSOE de Pedrito (con el otro, el que, siendo minoritarios, controlan el poder en la sombre y la corrupción, es imposible) y con “Ciutadans”, puesto que es la única alternativa a que siga desgobernando la extrema derecha en la actualidad. Si hay posibilidad real, aparte de las amenazas y faroles, de terceras elecciones, como “a la tercera va la vencida”, ya habría que planteárselo.

  5. Q dijo:

    Ante todo Lucas te doy la bienvenida me alegro que estés entre nosotros…Referente al cartel dulce es la vida hay que pensárselo mucho no hay dulzura en una vida que durante muchos años unos señores han ido amargándola poco a poco a media España y siguen sin tregua ni vergüenza.
    Estoy muy harta de que España desde 1939 esté gobernada por los mismos opresores corruptos y ladrones. y me inquieta que el Monarca sabiendo que este señor capitanea a lo más corrupto de la sociedad le haya propuesto para que forme Gobierno…No lo entiendo y me irrita y me hace perder la ilusión y la esperanza.

    Lucas como siempre un placer.
    Un saludo muy afectuoso.

    • raromerol dijo:

      El monarca (o sea “el único jefe”; fíjáte que, etimológicamente, también podría emplearse para el Presidente de la República) está obligado por la Constitución a proponer para la Presidencia del Consejo de Ministros al máximo dirigente (“El Jefe”, “Führer”, “Duce”, “Dux” o “Caudillo”) del Partido Político más votado y, si es que no ha habido pucherazo, no tiene otra elección hasta que éste fracase en su intento. Lo que no está previsto en la Consitución es que tal interfecto renuncia a cumplir el mandato, sin dimitir ni nada, su propio Partido Político no lo expulse de sus filas por incompetente e incumplir la Constitución, lo vuelvan a presentar a las elecciones ¿para volver a negarse otra vez a presentarse candidado a la Presidencia del Consejo de Ministros, para volver a fracasar de nuevo? y el pueblo lo vote otra vez para que pueda volver a negarse a presentarse candidado a la Presidencia del Consejo de Ministros, para que pueda volver a fracasar de nuevo. Si es que no ha habido pucherazo. Porque de otros países en los donde las encuestas a pie de urna se han “equivocado” los han acusado de pucherazo electoral, por ejemplo en la República Federativa de Rusia ¿Por qué en España no, con los antecedentes de corrupción, que se juegan la cárcel, que tienen los PePerro-PoPulistas e Indra, los designados a dedo para el recuento de votos, en contra del concurso público que adjudicó la empresa de recuento de votos en diciembre, y con los antecedentes de Indra en falsificar elecciones?

  6. raromerol dijo:

    Durante varios años fui miembro del Consejo de Redacción de “Realidad”, revista de Comisiones Obreras de la Unión Provincial de Sevilla. Un compañero, al que de alguna forma sustituí, filósofo, además de profesor mercantil, había iniciado una columna titulada “Pero… ¿qué realidad?” Yo la quise continuar cambiándole el título por “Pero… ¿qué pensamos en Realidad?” Trataba de llamar la atenciónn sobre que confundimos sentir, percibir, conocer, comprender, con ver. Supongo que porque la vista es el principal sentido de los animales arbolícolas, entre los que nos encontramos, aunque fuera de lugar, viviendo en el suelo artificiosamente: somos ardiopithecus, “monos de suelo”. El quería llegar a la conclusión, de algunos filósofos modernos, de que la realidad no existe. Mi punto de vista era hacer reflexionar sobre la subjetividad de nuestra percepción de la realidad, si nuestra vida, el universo, no será sino un sueño, que usted, y lo que está leyendo, no será sino fantasía, de uno de los dos, terminar con el mito de “el sueño de Buda”, que duerme durante 4.000.000.000 de años, y sueña, en su sueño crea el Universo, pero su creación termina siendo una pesadilla, se despierta y el Universo desaparece, pero se vuelve a dormir y crea otro Universo que vuelve a terminar en otra pesadilla. Y pensaba concluir con que el Universo, la realidad, sí existe y es ajena, exterior, a nosotros. Para ello pensaba utilizar la Ley de la Permanencia de las Leyes de la Física en todo tiempo y lugar (“no hay espacios ni tiempos privilegiados”) que sus detractores, encabezados por Lawrentz, en cuya serie de ecuaciones se basó Einstein para concluir dicha Ley, denominador, despectivamente “Teoría de la Relatividad” (del espacio y del tiempo respecto de la velocidad de los móviles) pero, posteriormente he llegado a la conclusión de que ni siquiera tales desarrollos matemáticos pueden demostrar la existencia de nada, porque también en sueños podemos fantasear teorías y tesis que no seamos capaces de comprender. Sin embargo los oficialistas tomaron el poder en Sevilla, acabaron con el sector crítico, con la crítica y con la revista, antes de que yo llegase a mis conclusiones. Entre otras razones porque me obligaron a reducir el espacio de mi columna y debí ir insertando llamadas a la actualidad antes de que los lectores se aburrieran con las filosofías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s