El día después del ¡A por ellos, oe!


 

1 oct

 

Cuando ha pasado una semana desde las elecciones en Catalunya, continúa el bochornoso espectáculo de los medios informativos afines y comprados por el estamento bancario de este país.

Han tratado, contra natura, de hacernos creer que el mal llamado “constitucionalismo” había triunfado en estas elecciones,  ya que el despliegue de recursos, presiones, medias verdades y declaradas mentiras entorno a la sospechosamente financiada candidatura de Ciudadanos les había dado un pregonado –más pregonado que real- ganador.

La realidad es tozuda y diferente. El independentismo ha resistido el envite. Su porcentaje de voto es muy similar al que tenía antes de la irregular aplicación del artículo 155 de la desprestigiada Constitución del 78.

No había “voto silencioso” ni otras zarandajas con que se ha argumentado maquinal y tradicionalmente cuando la capacidad de movilización del soberanismo, dejaba en ridículo al fervor patrio alimentado desde la Estepa.

Ha habido una participación de record, pero los abstencionistas de otras ocasiones han votado en la misma proporción y dirección que los que ya lo hacían. Se les acabó el argumento y la excusa a los estrategas del patriotismo dolido, de ventana provocadora en el balcón que mira a Suiza.

El batacazo del PP, de su política –en particular la represora y golpista del 155-, de sus políticos filonazis, de sus virreinas descabezadoras y de Mariano Rajoy, en particular, ha sido de órdago. Ni al 2 % de los votantes ha llegado una formación que se queda sin grupo parlamentario, no descabezada sino descoyuntada, pero que para vergüenza individual y colectiva sigue gobernando al día de hoy –vía golpe de estado- los destinos de una comunidad donde se les repudia y causa asco.

El papel de los medios informativos, destacando en lo zafio “El País” y “La Sexta”, ha sido abochornante. Han cantado en tono tifossi el pretendido éxito de la lista de Arrimadas, una política “recién llegada”, sin vocación conocida hasta que le llegó “el olor de las sardinas del cargo”, sin cultura política -¡Ay,  ese respeto a los votantes de una imaginaria “Constitución de 1.939”!- y se han negado a aceptar que el que ellos llaman despectivamente “independentismo” sigue teniendo la mayoría parlamentaria y la capacidad de gobernar un país donde ellos son, aparte de minoría, abiertamente indeseables.

Para el resto de Hispania, los editoriales, las líneas políticas de partidos desangrados –no menos “glorioso” ha sido el resultado del PSC de un impresentable Iceta- sigue siendo ignorar la realidad. La realidad de un cuerpo vivo, que enlaza cultural, idiomática y sentimentalmente con unas raíces seculares y al que sólo se le opone la gente desarraigada, nostálgica de banderas y aguiluchos, de dictaduras, fiscales y jueces sometidos que imaginan, condenan y encarcelan por ilusorios y grandilocuentes delitos: rebelión, sedición, incitación al odio.

Unamuno –que no era independentista- escribió en una carta a Azorín en 1.907, en ella decía:

“Merecemos perder Catalunya. Esa cochina prensa madrileña está haciendo la misma labor que con Cuba. No se entera. Es la bárbara mentalidad castellana, su cerebro cojonudo (tienen testículos en vez de sesos en la mollera)”.

Pues eso. Lo que los optimistas llaman “España” merece perder Catalunya. Han hecho redoblados méritos: incitar a la barbarie con el “A por ellos, oe!, moler a golpes a pacíficos ciudadanos “armados” de papeletas de voto y ponerse de espaldas al raciocinio cuando día tras día, año tras año,  se ha reclamado contra la discriminación y el ejercicio colonialista.

Se ha vuelto el Piolín,  Soraya y Rajoy han fracasado con estrépito, los que iban ¡A por ellos! se han vuelto con el rabo entre las piernas y a medio cenar … quedan los golpes, la cárcel injusta para algunos y un enorme despilfarro de medios y dineros por parte de los habituales despilfarradores de turno.

Ah, y la prensa cochina –en palabra de Unamuno-.

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El día después del ¡A por ellos, oe!

  1. Adolf San José i Arévalo dijo:

    Gracias Lucas x explicar lo q pasa sin contaminación.
    En esta infame e ilegal campaña del 21D la Junta Electoral han prohibido y hecho retirar los carteles q ponían “Democràcia” ó “Llibertat presos polítics” los lazos amarillos, el color amarillos en los arboles d navidad y en las fuentes con los Mossos obligados a retirarlos.
    En TV3 la retransmision d la manifestación en Bruselas solo 1 min cada media hora, 90.000 personas según la Policía Belga la más multitudinaria q se ha hecho jamas aparte las internas d Belgica.
    Prohibido llamar a Puidemont “President” ó nombrar “exilio” o “presos políticos” etc etc…
    En Europa están flipando en colores aún y nosotros también, hemos retrocedido en el tiempo 50 años en menos d 2 semanas.
    Los fascistas golpeando impunemente a ciudadanos en las calles, obligándo a besar la bandera Española o a cantar el himno Nacional Español bajo amenaza d paliza.
    Los candidatos principales en el exilio ó en prisión sin causa q puedan defender ante otra justicia q no sea la franquista q dominan, en Europa retiraron la euroorden para q no acabase siendo juzgada la injusticia Española.
    Hemos superado el shock de la aplicación ilegal del 155, la sucia y mentirosa campaña mediática, las encuestas manipuladas y el silenciamiento forzoso d la única TV q da una visión alternativa a los medios d manipulación oficiales.
    Con una participación record d mas del 82% hemos vuelto a tener mayoría independentista en el Parlament.
    Pero lo mas importante es q nadie ha olvidado el 1-O y lo mas decisivo es q no lo vamos a perdonar.
    Aprovechad el impulso si podéis y quereis para conseguir el referéndum “Monarquía ó Republica” y expulsar a estos marranos del PPoder.
    La paciencia d los Catalanes ha llegado al límite, no va a haber vuelta atrás, si es necesario pasaremos x encima d nuestros gobernantes para q la República Catalana sea una realidad incontestable en el mínimo espacio d tiempo.
    Reitero, aprovechad el impulso pq ya hemos desconectado d este desgraciado país llamado España, el resto es tan sólo cuestión d tiempo.
    Gracias x estar ahí

  2. Pingback: La opinión de un ciudadano español: LUCAS LEON SIMON – ACTUALITAT POLITICA

  3. e dijo:

    Vergüenza, debiera darles a los periodistas que se han vendido como bulgares rameras confundiendo a los lectores de la prensa qué aunque pocos todavía hay…Hace unos días ley un artículo de Eduardo Mendoza. No se ve la salida, entre otras cosas porque se ha llegado muy lejos sin saber ni cómo ni para qué es una tensión que ya no beneficia a nadie, que desgasta a sus protagonistas, descredita al país y causa unas pérdidas económicas reales y visibles y difíciles de corregir a corto plazo.
    Muchos sí pensaban que les iba a beneficiar y les ha salido el tiro por la culata. Ya la menina está fuera de sus pretensiones pero Arrimada no tiene ni la cultura política ni la otra tampoco para gobernar una Cataluña tan importante y llevarla a buen puerto eso es un despropósito monumental.
    Cómo dice el señor Mendoza no se le ve la salida.
    Un saludo Lucas , nos espera un 2018 muy calentito.

  4. Francisco Palma dijo:

    En el año mil novecientos setenta y tantos (no recuerdo bien la fecha pero fue antes de la muerte del dictador) participé en una manifestación en Córdoba con el eslógan altamente “revolucionario” de libertad y amnistía, íbamos un par de decenas de manifestantes y el recorrido fue por la calle Cruz Conde, pudimos recorrer poco más de una treintena de metros antes de que el miedo hiciera gritrar a alguno “la poli” y todos nos disolvimos por la calles laterales.
    Ese mismo día detuvieron a mi amigo Rafael y al día siguiente detuvieron a Pepe, Julian, Manuel, etc. Todos ellos terminaron en el Tribunal de Orden Público, lo que hoy es el Tribunal Supremo; uno de los detenidos estuvo varios meses en la cárcel y terminó perdiendo el empleo.
    Este es uno de los muchos ejemplos de lo que era una dictadura, de una represión fascista, y hay miles de ejemplos. Algunos de los que han sufrido en sus carnes la represión de la dictadura consideran que llamar dictadura represora al sistema político actual les degrada a ellos y a sus sufrimientos de aquella época.
    Quizá convendría medir mejor los adjetivos a la hora de calificar los hechos en Cataluña; entiendo que dramatizar y victimizar su frustración pueda ser una estrategia de márketing, pero que no debería nublar el criterio de las personas que conocimos aquellos años, que hasta el mismo año de 1975 en que por fin murió el dictador ejecutaron a 5 personas en un descampado de Zarzaquemada, que hoy es un barrio de Leganés.
    Un abrazo para todos

    • Mis padres fueron republicanos y combatieron en el frente durante la Guerra Civil. Mi padre, al término de la misma, perdió su condición de funcionario y tras pasar tres años en la cárcel por el delito de ser “desafecto al régimen” se ganó la vida como pudo, con mucha hambre y necesidad todos. Yo, con 15 años formé parte del grupo que fundó las Comisiones Obreras Juveniles en el Hogar Parroquial de Santiago. Formé parte de las Juventudes Comunistas y era miembro del “Partido” cuando el proceso 1.001 y Carrero volaba por los aires (1.968). Quiero decir con esto que mi compromiso con la izquierda y conocimiento de la dictadura es mucho más que participar en una manifestación por la calle Cruz Conde. Mi adjetivos como persona que ha estado y está en la lucha, con 70 años, son todo los medidos que yo quiero que sean. Y que en Cataluña se está ejerciendo una agresión dictatorial e imperialista está fuera de toda duda. Que personas que se dicen de “izquierda” no entiendan que la lucha de todo un pueblo en la calle no es “una estrategia de marketing” y que la propaganda del régimen de los Bancos y las Eléctricas dice que no hay que “dramatizar” que una actuación policial fascista agreda con porras a un pueblo armado con papeletas de votos, me parece de un sectarimo pequeño burgués inaceptable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s