El Messi de la corrupción


 

zaplana y pujalte

 

Eduardo es capaz de esconder la bola (corrupción) en un palmo de terreno. Se escapó con un regate del Caso Naseiro, se escabulló del desfalco de Terra Mítica, le dio una propina de seis millones de euros de los valencianos a Julio Iglesias sin que nadie se coscara,  dejó la presidencia de la Generalitat a José Luis Olivas, que posteriormente fue imputado por la quiebra del Banco de Valencia que precisó de una inyección de dinero público de 998 millones sin que le salpicase una bota, le grabaron tramando la elección de un Fiscal General con Ignacio González sin rozarle una espinillera  y presumía siempre de un expediente judicial inmaculado.

  • Muchacho, tu llegarás lejos.
  • Hasta forrarme.
  • Conserva el tesoro de tu piel al infrarrojo.
  • Ahora me he hecho amigo del Falangito.
  • Sois muy españoles y mucho españoles.
  • No me lo mientes, es un Me dio su confianza y así me veo.

Eduardo era un ejemplo para las Nuevas Generaciones. Podían aspirar a todo, mientras se jodían los parados y los jubilados. Sólo tenían que regatear y no dejarse coger como los otros 900 cargos. La libertad comenzaba a comer zanahoria. Hizo el gran regate de decir que dejaba la política.

Pero no era verdad. Cobraban un millón al año –de euros, no de  pesetas- como consejero adjunto al secretario general de Telefónica más una propinilla de 99.000/año de Logista, las dos privatizadas por su amigo José Mari que le prestó el montar en la jaca.

 

  • Oye, macho, conozco a una comisioncita imponente.
  • ¿De Colombia o de las Islas Cayman?
  • Habrá que darle su parte al “jefe”.
  • Pero hay que andar con mucho cuidado, las paredes oyen.
  • Quien oye es la UCO.
  • ¡Esto es un Erial!
  • ¡Lagarto, lagarto!

Se hizo un “pollo” con Elizondo y se repartieron los sueldos y las dietas del Senado y el Parlamento. Iban a lo que iban. A forrarse dando regates.  Pero Eduardo era un clásico, con su color moreno entre Caribe y Cabina, le llegaron a llamar “El Negro”. Pero Mariano esperaba mucho de él. Que en su día le abriera la puerta que gira, o giratoria.

Era mitad Messi, mitad pepinillo en vinagre y se abrazaba a Rita, mientras la multitud pagada gritaba: ¡Presidente, presidente!  Valencia era como un equipo de Regional Preferente, se dejaba golear, digo robar.

  • ¡Enhorabuena Eduardo, hemos inaugurado un ciclo de veinte años!
  • Vamos a dejar la Comunidad Valenciana que no la va a conocer ni la madre que la parió.
  • ¿Quieres un traje gratis?
  • Yo no quiero esas pequeñeces. Yo voy del medio kilo para arriba
  • Tienes clase, canalla.
  • Soy el Messi de las comisiones. Digo corrupciones.

Eduardo va a dormir esta noche en Fontcalient. Pero sus regates, sus goles al erario público, quedaran siempre en la memoria de los “buenos aficionados”. Su foto parece un anuncio del ron jamaicano.

 

Anuncios

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Messi de la corrupción

  1. Luis Mestres Ruiz dijo:

    Buenos dias Lucas.
    Una vez más, tengo que reconocer que eres el mejor entre los mejores comentarstas que suelo leer.
    Si alguna vez vienes a Barcelona , me gustaria poderte dar un abrazo.
    mientras mi mas enhora buena.

  2. e dijo:

    Hola Lucas :Hay que ver la mierda que está saliendo, luego saldrán con la copla que ya ha pasado mucho tiempo y que este señor no pertenece al partido y todas esas triquiñuelas que nos lanzan como si fuéramos tontos y han dejado pasar veinte años mientras han hecho de España una mierda… Lo de Zaplana lo sabían y ha sido el maestro de todos los que han venido detrás, él cuando se forró se apartó y dejo a los otros seguir su senda muy bien aleccionados. Estoy cansada desilusionada y muy muy cabreada, esto no tiene arreglo.
    Como siempre un placer leerte Lucas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s