Inventario (2)


 

 

corredera

 

En el siglo IV d.C. un obispo de Córdoba, Osio, definió los fundamentos de la fe Católica en una oración que se llamó “el Credo”.

Yo, que no tengo esa fe,  definí hace un año mi identidad en este “inventario”.

“Me gusta tomarme un medio de montilla en una taberna de Córdoba, me gusta pasearme un domingo de sol por La Corredera, me gustan los arroyos de la Sierra en primavera,  me gusta estar en un cine de verano y comer altramuces.

Me gusta estar a obscuras en mi azotea y ver las estelas de los aviones que van a ciudades y países desconocidos, los albaricoques maduros, los mercados de frutas y verduras, bañarme de noche desnudo en el mar, las obras de teatro desacreditadas de Federico,  las canciones de Aute y Silvio Rodríguez , las playas del Sur de Mallorca, Es Trenc, Es Cargol…

Los espetos de sardinas en un chiringuito de Los Boliches,  los teatros griegos en ruinas, tomarme un café irlandés en la terraza de un puerto, aun sabiendo que no dormiré en toda la noche y el discurso de Neruda cuando recibió el premio Nobel.

Me gustan el melón y la sandía. El verano, los atardeceres junto al mar, me gustan las reuniones con mis compañeros de curso, mi gato Veletta, Andalucía, Alberti, El Puerto, el Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba y el azahar de abril.

No me gustan los políticos corruptos, tipo PP, los mítines y las entrevistas a Rajoy, las gambas a la plancha rebosantes de grasa, los “patriotas” con cuentas offshore en Suiza o Panamá, la Legión (y su cabra), las Coronas, los Reyes y las Reinas, las cacerías de elefantes, los coronillas, los beatos, las beatas y los fascistas de mierda.

No me gustan las tómbolas y los mercadillos de Adevida, las rifas, megáfono en mano, de muñecos de peluche, los que rezan a gritos en la calle en procesiones de “silencio”,  los monumentos funerarios a militares genocidas, los tricornios, Manolo el del Bombo y los que se ponen monteras en los partidos de fútbol de la selección,  los admiradores de Fraga y de Franco.

No me gustan los telediarios de TVE, los de Canal Sur y los de Antena 3.  Inda, Marhuenda y la madre que los parió.  “Sálvame” y la gente que se “entretiene” con Telecinco.  Los “restaurantes” de carretera que sólo tienen pollo y conejo.  Los “ultras”, en el fútbol y en la política. No me gustan ni “Felipe”, ni la “Felipona” de Triana. Los que fuman en lugares cerrados y quizás también los que lo hacen en los espacios abiertos.

No me gusta esa Europa de mierda que no respeta los derechos humanos, ni los tratados que ella misma suscribe o genera.  No me gusta la OTAN, los gobernantes y políticos europeos, el euro, los neocoms y los neozasis.  Los obispos, los curas, los cardenales y los pederastas. Los robos de monumentos públicos y las inmatriculaciones.

No me gusta el obispo de Córdoba. No me gusta Rajoy.”

 

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Los fantasmas de “El Arcángel”


 

 

viejo arcangel

Hace unos meses, un amigo, Antonio David Jiménez, me pidió una colaboración semanal en un programa radiofónico que presenta en “Onda Cero”. Aunque estaba muy desentrenado en estas lides del deporte, del que fui comentarista en otro tiempo, acepté.

Ayer quise emular a Joan Manuel Serrat cuando evocaba los fantasmas del Cine Roxy de Barcelona y trate de imaginar a los que podría haber producido el Viejo Estadio de El Arcángel de Córdoba.

 

“Sepan aquellos que no estén al corriente, que el Arcángel del que estoy hablando, fue un recinto  de ilusiones que iluminó los sueños de tres generaciones de cordobeses.

Allí se ascendió a Primera División en dos ocasiones y el equipo se clasificó quinto en una liga en División de Honor.

Allí jugaron Di Stéfano, Kubala, Peiró, Collar, Cruyff y Gento. Los niños del Cola-Cao coleccionamos cromos de genios que, después, veíamos chutar en la portería del Gol Norte donde se ubicaba la mítica “General de Píe”

Allí jugaron el Eldense y el Real Madrid,  el Ceuta y el Zaragoza, de los “Cincos Magníficos” y pitaron Villena, Cotanda, Zariquiequi y Gardeazabal,  Araujo se proclamó “Pichichi” de Segunda y Sánchez-Rojas el “rey de la Palomita”. Y de nuestra cantera salieron jugadores como Tejada, Manolín Cuesta, el “Cone” Jaén o Escalante.

Ganamos, perdimos, nos atracaron, ascendimos y bajamos de categoría.

El Arcángel quiso semejarse en su arquitectura original a un cortijo andaluz y su torreta del Gol Sur, antes de que se edificara la grada, era de lo más elegante que había en un campo de fútbol.

La corta visera de la Tribuna era la envidia de los niños que nos mojábamos con la lluvia de noviembre, cuando el marroquí Riaji nos ilusionaba con su magia.

Era, fue, un estadio para la gloria de tercera y segunda división, la blanca clavellina de abril o el espacio de sombra de los moreros que había en la  Preferencia.

No tuvo nunca el sabor de un estadio de campanillas, pero allí fue donde juramos amor eterno al fútbol mirándonos en los ojos claros de nuestras novias de cada primavera.

Aplaudimos a Simonet, el “divino calvo”,  cuando corría la banda con frenesí  o lloramos cuando un autobús se cayó al río el día de un partido contra el Levante.

Yo fui uno de los que lloraron cuando el Atlétic de Bilbao nos impidió el pase a una semifinal de Copa, con un nefasto arbitraje de Birigay, colegiado “valenciano”, nacido en Bilbao, y se indignó cuando en una obscura operación inmobiliaria convirtió aquel “Teatro de los sueños blanquiverde” en supermercado de tres plantas con sótano para aparcamientos.

En medio de una roja polvareda en El Arcángel se jugó su último partido y malherido, por Finacom, se desplomó su fachada de goles en la acera desarrollista.

Y en su lugar instalaron tiendas de moda y supermercados con escaleras automáticas, y sobre las ruinas de la Torre Olímpica, un puesto de palomitas,  en la puerta de un cine.

Pero de un tiempo acá, en el supermercado ocurren cosas a las que nadie encuentra explicación.

Un vigilante nocturno asegura que una camiseta con el “8” de Juanín atravesó una noche el pasaje comercial y en la planta de aparcamientos,  Miralles y Navarro tiraban golpes francos contra la puerta que daba al Guadalquivir aljamiado en blanco y verde.

Y como pólvora encendida, por la Fuensanta y por Santiago, está corriendo la voz que los fantasmas de “El Arcángel” son algo más que un rumor.

Cuentan que al ver a Mingorance, en persona, en la cola de la  caja dos,  con su sonrisa ladeada y socarrona, una cajera se desparramó. Y que un vendedor de juguetes del Toy  sorprendió al mismísimo  Daniel Onega mientras buscaba el ascensor.

Así que no se espante, amigo, si esperando el autobús le pide fuego Roque Olsen.

…son los fantasmas del Arcángel que no descansan en paz.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Mentira


golpe23F

Todo en el pasado fue mentira. Todo en el presente es mentira. Todo en el futuro será falaz.

Hablaban de un pasado idílico, donde unos luchadores por la democracia había hecho una “transición ejemplar” contra una dictadura que era la encarnación de la mentira en todos los ámbitos.  Pero estos “luchadores” eran, en realidad, gerifaltes de la mentira. Mentira fue su transición, mentira fue su democracia, mentira fueron sus partidos, mentira fueron sus financiaciones, mentira fueron sus monarcas, mentira fueron sus golpes de estado. Mentira fueron ellos, todos.

Sus testas coronadas encabezaron y proyectaron golpes de estado, que más tarde abortaron, protagonizando una colectiva mentira ante las cámaras de televisión. Mentira fueron sus convicciones democráticas, mentira fueron sus proclamas de igualdad ante la ley, mentira fueron sus defensas de la familia, mentira fueron sus ejemplos de falsa austeridad, mentira fueron sus discursos en la mentirosa y “entrañable” navidad, fueron mentira hasta sus elefantes.

Sus presidentes de Gobierno fueron mentira, sus listas electorales a sus mentirosas elecciones, mentira de usar y tirar; sus parlamentos, sus leyes, sus congresos y senados y hasta la residencia de su voluntad popular, mentira satrapada en sus cortas patas.

Su presente vive atrapado en la mentira. Se alimentan de mentirosas “cajas B”, de mentirosas donaciones, de mentirosos sobres, de mentirosas adjudicaciones de obra, de mentirosos “3%”, de mentirosos discos duros apaleados.

Sus presupuestos son mentira. Sus PIBs y su deuda. Su Sanidad, su Educación, su Justicia, su protección a los parados, jóvenes y mujeres y  su Autonomía como Estado independiente de los mercados y de los bancos. Es mentira su Europa y su Comunidad Europea. Su Medio Ambiente es una monumental y deteriorada mentira.

Sus leyes presupuestarias, una melodía mentirosa, sus pactos, sus acuerdos y hasta sus incumplimientos convenidos, mentira pura. Son una mentira corrupta y putrefacta.

Son mentira sus discursos, sus ruedas de prensa, sus portavoces, sus ministros y ministras, sus gürteles y púnicas, sus marquesas y sus ranas, sus defensoras del pueblo, sus obispos, sus curas, sus telediarios y sus tertulias y tertulianos.

Son en definitiva, la mentira hecha Institución, Gobierno, Estado y Patria.

Están entre nosotros pero son Mentira.

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

La caverna, la casta, la caspa.


 

Federico_Jiménez_Losantos

 

Tele 5.  La Sexta Noche. Belén Esteban. Jesulín de Ubrique. José María Aznar.   Isabel Pantoja.  ABC. El pequeño Nicolás. Kiko Rivera. Jugones.  Iñaqui Urdargarín. Jaime Peñafiel.  María Teresa Campos. Hermann Tertsc. Bigote Arrocet.  Norma Duval. Infanta Cristina de Borbón. Diez Minutos.

 

Esperanza Aguirre.  El Mundo.  Kiko Matamoros. Rocío Carrasco. Ana Rosa Quintana. Curri Valenzuela. Salvador Sostrés. Isabel San Sebastián. Fernando Sánchez Dragó. Alfonso Rojo. Jesús Mariñas. Carlos Cuesta. Ignacio López del Hierro. Pablo Casado. Hola

 

Felipe González. Bertín Osborne. Mariló Montero. Boris Izaguirre. La Razón. Enrique Iglesias. Zapatero. Arcadi Espada.  Ortega Cano. Antonio Jiménez. Pablo Montesinos. Alfonso Ussía. Julio Iglesias. Marta Ferrusola. Francisco Rivera Ordoñez. Ana Botella. Leticia Sabater. Jordi Pujol. Arturo Fernández. José Antonio Griñán. Alicia Sánchez-Camacho. Artur Más. Antonio Burgos. Lecturas.

 

Dolores de Cospedal. Julián Muñoz. El País. Jorge Javier Vázquez. Isabel Preysler. Patricia Rato. Salsa Rosa. José Bono. Toni Cantó. Sergio Ramos. Vargas Llosa. Fernando Sabater. Elsa Pataky. Las Hermanas Koplowitz.  Patricia Botín.   Juan Rosell. David Bisbal. El Bigotes. La “Roja”. Alfonso Guerra. Arsenio Fernández de Mesa. El Albondiguilla. La Cope. Bieito Rubido. Carlos Herrera. Pronto.

 

Rodrigo Rato. Ana Mato. José Manuel de Prada. Raquel Perera. Anne Igartiburu. Gran Hermano Vip. La Gaceta. Luján Argüelles. Francisco Granados. Francisco Correa. Jorge Fernández Díaz.  Luis Bárcenas. Raquel Jiménez. Cristina Tárrega. Gerardo Díaz Ferrán.  Carmen Tomás.  La “Fiesta” Nacional. Juan Villar-Mir. Intereconomía. La Noria.

 

José María Aznar. Juan Luis Cebrián.  Fernando Onega. Carolina Cerezuela. Mónica Cruz. Miguel Blesa. Luis Bárcenas. Federico Jiménez Losantos. Javier Arenas. Manuel Chaves.  El Gato al agua. Francisco Camps. La “Gestora”.  13 TV. Joaquín Durán. Victoria Prego. Florentino Pérez. Sálvame.

 

Marhuenda. Inda. Susana Díaz. La Conferencia Episcopal. Juan Carlos de Borbón. Mariano Rajoy. Tómbola.

 

La caverna. La casta. La caspa.

 

España.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

En el segundo aniversario de la muerte de Manolo Alcalá.


Imagen030 - copia

Esta madrugada han cantado en mi patio los mirlos que anidan en el Palacio de Viana. A pesar del frío, la primavera debe estar muy cerca.  Pero hace unas noches una voz lúcida, pero desgarrada, me dió la noticia: “Se ha muerto Manolo”.

No estoy seguro de que estuviera oyendo la radio cuando me dirigía en coche al tanatorio, pero acierto a recordar que oí el nombre de varios forajidos que ensucian la vida pública.  Pero había muerto Manuel Alcalá, “Mao”, mi amigo, el ser más limpio, y por algún momento he pensado que él ya formaba parte de una militancia etérea que daba la batalla a la peste que nos asola.

Tal vez Manolo esté ahora convocando a una reunión de obreros, apelando a su conciencia de clase, allá en algún lugar del espacio universal, o esté afiliando al sindicato de luchadores a figuras níveas de ese ignoto lugar, pero yo seguiré esperando -¿o será recordando?- cuando Manolín, infatigable tras su mella dental, se pasaba por mi lugar de trabajo: “Niño, que esta tarde nos vemos para discutir el anteproyecto de convenio colectivo”.

Para él siempre había una reunión pendiente, una asamblea que preparar,  una pintada que hacer o un “Mundo Obrero” que vender.

Esa fue la pequeña patria de mi juventud militante: las reuniones en el “Juan”, la entrega de carnets en la casa rural en la parcela clandestina, la manifestación del “30 de abril” para el 1º de mayo… y Manolín siempre presente.

Manolo seguirá existiendo sobre la base de sí mismo: incansable, insobornable, puro ante la lucha social y la conquista de libertades. Un viento de tormenta se llevó las libertades por las que luchamos varios lustros y nos quedó sólo el olor a tinta de la vietnamita, las madrugadas en los polígonos industriales llamando a la huelga en pasquines caseros y aquella calidez humana tras cada nuevo y permanente esfuerzo de lucha.

Manolo Alcalá ha muerto, pero nos queda la rebeldía intangible del ser más puro. Luchó, más que nadie, por la libertad y se mantuvo siempre limpio de las suciedades de algunas políticas y políticos.

Canta ahora el primer mirlo de la primavera sobre la peste nuestra de cada día, y aunque todo parezca derruido, en algún lugar el esfuerzo humano habrá encontrado un punto de belleza en que apoyarse: un fuerte perfume a libertad.

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Hazteoir. Parábola del apocalipsis. El evangelio según Lucas (León)


hazte

 

 

“Y tomé el libro de las manos del ángel y me lo comí.” Apocalipsis X: 9,10
Luego vino otro hombre que dijo:
El que tenga una doctrina que se la coma, antes de que se la coma el templo;
que la vierta, que la disuelva en su sangre,
que la haga carne de su cuerpo…
y que su cuerpo sea
bolsillo, arca y templo. “

 

León Felipe

 

Los niños tienen pene y las niñas vulva. Decían unos ultras subvencionados por la Conferencia. Pero había una mujer que tenía la cara de un caballo. Mejor dicho de una jaca. Nunca había trabajado. Siempre había sido de la “nomenclatura”. Ya saben, conspirar y conspirar. Era ambiciosa y le gustaba ganar. La mayor parte de las veces, el poder. De Ella eran el Poder y la Gloria.

Y conspiró, y conspiró mucho. Una vez, ella y sus golpistas derribaron al líder de su tribu. Y pusieron a unos chamanes intermedios a los que llamaban “Gestora”.

Y la Gestora, -al fondo la cara caballo-  se “abstuvo” –es un decir- y el hechicero mayor de una tribu de Derechas, gobernó y gobernó. Y La Corrupción crecía y crecía. Y tiraron todos los derechos de los trabajadores al océano que estaba más cerca de aquella tribu de adoradores – a sueldo- del dios Capital.

Y se comieron la Sanidad, la Educación y la Justicia de los pobres habitantes de aquella Tribu o Desgracia Colectiva. Y empezó a oler a Chorizo.  Y todo se pobló de Chorizos, Ministros y Beatos. Y el Hechicero Mayor trotaba y trotaba. Sin salir de su armario.

Y promulgaron amnistías fiscales. Y ayudaron a evadir capitales a los Paraísos del Toco Mocho.  Y los ricos cada vez eran más ricos y los pobres cada vez más pobres. Y la Justicia cada vez dejaba más veces en libertad sin fianza a los eminentes chorizos reales del Reino.  Los ricos, por el hecho de serlo, siempre tenían una “conducta intachable”, para los jueces que los tenían que mandar a la cárcel.

“El que no tenga trabajo, que se joda”, voces de facha sonaron cerca de aquellos escaños. Palabras que evocaron al Gran Hechicero Genocida que dijo: “Qué nadie se acueste sin comer” Y el que no tenga para comer… que no se acueste.

Y el fascismo era carne de su cuerpo…
y que su cuerpo sea
bolsillo, sobre y puerta giratoria.

 

Y el autobús de los ultra fachas y ultra católicos se hacía oír. Y las Avispas bramaban contra la Ideología de Género. Y los cenizas de los tres millones de quemados por la Inquisición pedían Tolerancia con carácter retroactivo.

 

Y tomé las mentiras del Trota y las homilías de las Avispas y me las comí. Palabra de Dios.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Andalucia, desde el sentimiento.


fuenseca

 

 El 28 de febrero de 2015 publiqué este post titulado “¡Viva Andalucía, Viva! Evocando el grito de Antonio Gala en el Congreso de Historia de Andalucía.  Creo que el post tiene actualidad y también que si escribiera uno nuevo no lo iba a hacer mejor.

MEZQUITA

¡Viva Andalucía, Viva!

Haciendo el ejercicio –imposible- de “mirar para otro lado”, olvidándome del millón largo de parados, del 32 % de la población pobre, de los 15.000 desahucios al año, de los ERES, de la larga corrupción institucional, de los señoritos a caballo, de la pandereta y la gomina, de la jerarquía eclesiástica montaraz y reaccionaria… hoy, día de Andalucía, quiero evocar, desde solamente lo lúdico, lo festivo, lo cultural, lo gastronómico o paisajístico, a mi tierra, mis raíces, mi lengua y mi cultura.

Una mañana de abril en Fuenteheridos. Una noche de verano en la Axarquía. Un “medio” de Moriles. Un amanecer de primavera en Doñana. Una “Madrugá” en Sevilla. Un atardecer en la Alhambra. Un cante por seguiriyas de El Pele. Un espeto de sardinas, al mediodía, en Los Boliches.

Andalucía.

Una bodega, en penumbra, en Jerez. Los cerezos en flor en el barranco de Poqueira. Una tapa de jamón de Los Pedroches en Villanueva. Una noche de abril en la calle Betis de Triana. Una navidad en Segura de la Sierra. Una noche en una peña flamenca. Un poema de Federico.

Andalucía.

Un paseo en “golondrina” en el puerto de Málaga. Un baño en el mar de Agua Amarga. Un cartucho de pescaíto en el Puerto de Santa María. Un patio en flor de Córdoba en mayo. Un paseo en abril por la Sierra de Andújar. Un día de junio en La Alpujarra. Don Antonio Machado.

Andalucía.

El Mihrab de la Mezquita. Un fandango del Alosno. El aceite de oliva virgen. Un libro de María Zambrano. Un cante de Morente en el Albaicín. Un lunes de febrero en Cái. Un coro en la Plaza de San Francisco. Un rape a la alpujarreña. Montoro desde el Puente de las Donadas. Unas bulerías en el Barrio de San Miguel de Jerez.

Andalucía.

Una noche en El Perchel. Una ración de chanquetes. Una calle de la Judería. El mes de octubre en Galaroza. Un paseo por el Adarve de Priego. Un cuadro de Velázquez. Las playas de Monsul y Genoveses. El Barroco. Unos churros con chocolate, de madrugada, en las ferias de Sevilla o Córdoba.

Andalucía.

Un collage de Picasso. El Gran Poder en San Lorenzo. La Sierra de Cazorla en la berrea. La exportación de tomates de Almería. El Barrio La Viña. El museo de Juan Ramón en Moguer. La guitarra de Paco. La Plaza del Potro. Un vino mistela de Málaga en Casa de Guardia. La Giralda a contraluz. La Mezquita, sin catedral.

Andalucía.

Un paseo por el Guadalquivir desde la Torre del Oro. La manzanilla de Sanlúcar. Una tertulia con García Montero. Julio Anguita. Ánimas en el Realejo. Un almuerzo en “El Caballo Rojo”. Un huerto claro donde madura el limonero.

Andalucía.

Góngora. La Esperanza trianera en el Puente. La arboleda perdida y Rafael. La defensa de la Mezquita de Antonio Manuel. El ideal andaluz. Díaz del Moral. Antonio Gala. El 4 de diciembre y el 28 de febrero. Manuel José García Caparrós. Blas Infante.

Andalucía te quiere.

Andalucía te quiero.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

“No había pan para tanto chorizo”


mentira

 

 

 

Érase un país hundido en la más infinita corrupción. Todo estaba podrido. Una falsa democracia amparada en una falsa Constitución y soportada por unos gánsteres a los que se llamaba “políticos”.

El presidente del falso Gobierno decía que “la corrupción era una anécdota” y los teletipos de las noticias se reían a plena carcajada. Decenas de casos de las más variadas corrupciones se descubrían cada día: desde chorizadas urbanísticas de concejales de ayuntamientos de tercera a mafias organizadas en todo el Estado,  pasando por Autonomías de distinto color político.

Imperaba la “Ley del 3%”. Las empresas se adjudicaban contratos públicos “engrasando” previamente a los partidos gobernantes, a los ministros, consejeros, alcaldes o concejales. Cada obra o proyecto tenía sobrecostes espectaculares que doblaban o triplicaban el presupuesto inicial.

Se abrían cuentas en bancos de Suiza, Panamá, Jersey o Delaware por cualquiera: familiares de la Casa Real, cantantes, deportistas, folclóricas, tertulianos y el “coño la Bernarda”.

La evasión fiscal, la elusión de impuestos, el quebranto de la economía pública,  era el deporte nacional. Los ricos pagaban el 6 % del PIB y los pobres el 94 % restante. La mayoría de impuestos era indirectos y pagaba igual un parado que el presidente del Consejo de Administración de un banco, jubilado millonariamente con una auto-indemnización.

Los Bancos sólo estaban para obtener beneficios, engañaban a los pensionistas de forma “preferente” y si, por casualidad, tenían alguna pérdida, había generosos rescates que pagaban hasta el 30 % de trabajadores que estaban en desempleo crónico.

Una confesión religiosa estaba exenta de cualquier tipo de impuesto, recibía una generosa financiación de las arcas públicas e inmatriculaba como propia cualquier propiedad que pasara volando. Era la primera propietaria de bienes inmuebles, con diferencia.  Era reaccionaria en lo social, tenebrosa en lo cultural y medieval en lo religioso. Participa con amplitud de participantes e impunidad casi absoluta en la “multinacional pederasta” y sus obispos, haciendo honor a San Pedro, eran “una piedra”. De dura y pesada.

Los partidos se financiaban así, ilegalmente,  desde los tiempos de Maricastaña-Fraga. Acudían dopados a las elecciones que ganaban con el respaldo mayoritario de pucheros, monjas, curas, frailes y retrasados mentales varios. Los días electorales se llenaban de disminuidos físicos y mentales, arropados por monjitas de su asilo que buscaban su sopa boba.

La Justicia y todas sus administraciones y manifestaciones del poder de la ley, estaban “tomadas” por el poder de la “Cosa nostra”. Tribunales Constitucionales, Supremos, Audiencias Nacionales, Magistraturas, Fiscalías… estaban al servicio del Poder. El visible y el oculto.  Condenaban a tres años de cárcel por el robo de una bicicleta y dejaban en libertad sin fianza a los “investigados” y en algún caso, condenados, por media docena de delitos.

Había una “Casta”, super-poderosa,  de aforados, políticos activos y cesantes, jueces, militares con o sin graduación que disfrutaba de privilegios, pensiones, coches oficiales y pases gratuitos varios, con derecho de pernada sobre el pueblo llano, esquilmado, estafado o desahuciado a quien todos le habían perdido el respeto.

No había “pan para tanto chorizo”. Era el país del embutido. Eran amos inmortales del cerdo. Cerdos todos.

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

El “Señorito”


Arenas Bocanegra a 170000

Lo escribí en agosto de 2.013. Hoy una noticia conmueve las tipográficas. El “señorito” ha cumplido 34 años cobrando un sueldo público. ¡Vivan las gambas!

No es que se haya subido al caballo, es que no se ha bajado de él. No es que tenga la boca negra, es que las cigalas no dejan de ver el bosque. No es que haya cobrado sobresueldos, es que es el que más ha cobrado del toreo.
Este señorito, que parece una estampa de “capataz de paso palio”, lleva siglos viviendo –y cobrando- de la cúspide. Un boato de sueldos, gratificaciones, dietas, donaciones y amaños que le hacen el político “mejor pagado de la democracia”.

Enhorabuena, peperos.
¿Por qué?
Tenéis un político record.
Ahí es, la verdad.
Es el que más ha “trincao” desde Dioclesiano
.

Su vida son los hoteles de lujo y los restaurantes gourmets. Es un insecto para las tarjetas de crédito con cargo al presupuesto. Vertical de la exquisitez a gastos pagados, tiene un aroma de azahar de los señoritingos que en el mundo han sido. Ha perdido cuatro convocatorias electorales, pero mantiene, a mucha honra, su boñiga política. El gaznate le llega al Giraldillo pero te cambia tres demagogias por una copa de manzanilla.

Utiliza la punta de la nariz para tomar vuelo y escancia corrupción al rumor de las secretarías generales. La vida le ha sido siempre fácil, oyendo a los moscardones de la calle Sierpes y alzando altares a Dios y a los terratenientes.

Estuvo a punto de ser de centro pero acabó de profesional del sobresueldo y de las mansiones en Marbella. Ha sido concejal, teniente de alcalde, ministro, secretario general, general del trinconeo y mariscal de campo, del campo del peloteo.

Ya está.
¿Qué sucede ahora?
Voy a volverme a Andalucía.
¿Te dejaran entrar?
Soy el amo de todas las casetas de la Feria de Abril
Andalucía necesita un señorito como tú.

No se trata de impresionar pero la claraboya del cielo del Sur se ilumina cada vez que “se va a Madrid”, que han sido muchas, y la leche agria del partidismo se pone en remojo cuando “invita” a una cena de subsecretarios.

No es que sea un señorito, es que es la quintaesencia del señoritismo. No es que tenga la boca negra, es que es el Dios de todos los enjuagues. No es que haya cobrado sobresueldos, es que su vida es un sobresueldo.

Y el pueblo llano canta por bulerías.

“El señorito de Olvera
tenía menos vergüenza
que el trapo de la escalera.”

Fin de la cita.

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

El Bodrio


 

 

 

miseria

 

El ministro de Industria, Álvaro Nadal ha dicho “hay que acostumbrarse a que la energía eléctrica sea cara”. Este es el panorama que augura el ministro de un gobierno al que han votado ocho millones de españoles. Es decir, que la arrogancia chulesca se ha instalado en el poder y no le tiene miedo a nada.

Nuestra realidad política y social es esta. Hay un gobierno derivado de una asociación de malhechores que gobierna para los intereses de la banca y de los lobbys económicos y nos le da ni vergüenza que nuestra energía sea de las más caras de Europa y que esté enriqueciendo con descaro a una minoría minorista de la sociedad.

Este es el pronóstico. Unos pocos ricos serán cada día más ricos; la clase media derivara hacia la pobreza con mini sueldos, el precio de la energía por las nubes y leyes laborales de esclavitud y  los pobres de toda la vida bajarán otro escalón y se convertirán en mendigos.

Los ricos, los banqueros, los del club de la puerta giratoria se harán invisibles en sus yates y en los clubes financieros insonorizados; tramarán negocios redondos en los despachos de los ministros, pagaran sus impuestos en paraísos fiscales con generosas amnistías del gnomo abierto de orejas de turno, las damas aparcaran en la Gran Vía, arrollando a los agentes de movilidad y en la prensa y televisión de sus basuras pagadas alabaran  su “liberalismo”  y la falta de libertades que hay en Venezuela. Los viernes por la tarde se irán a sus fincas a matar venados o a esquiar a Baqueira.

La clase media no terminará nunca de pagar sus hipotecas sin suelo,  recortaran a la mitad sus vacaciones,  adaptaran su estómago a la comida basura. Adiós al solomillo, bienvenido el reino del pollo y del apartamento compartido con la suegra.  Habrá que elegir: entre el coche y el transporte público,  el cine o el helado,  la ropa de marca en el Corte Inglés o la rebusca en el mercadillo dominguero.

Los mendigos que vendían pañuelos en los semáforos, extenuados por el hambre, solo alargaran la mano. Habrá tantos parados como moscas en septiembre y  la justicia social será solo una cantinela como la “memoria histórica”,  suplantada por la caridad de los cristianos de Cáritas, la sopa boba, el ropero parroquial y el “bono social” de Endesa e Iberdrola.

Se implantará el modelo de democracia de Inda y de Marhuenda, nueva Ley de Huelga –con pena de muerte para los piquetes y los que las hagan-, Ley Mordaza con cadena perpetua – o en su defecto obligación de ver “Sálvame” todos los días- para el que critique al Gobierno y entre Cospedal y la Gestora decidirán todos los asuntos de “Estado”. Susana será la Oposición y la Izquierda.

El bodrio era un caldo que antiguamente se impartía en la trasera de las catedrales y conventos a la hora del ángelus a los mendigos que esperaban remediar el hambre.

Hoy no, se llama Álvaro Nadal y dice que “nos acostumbremos”.

 

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios