Collage


guernika

Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales que, lavándose las manos, se desentienden y evaden. Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse. Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren y canto respirando. Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas personales, me ensancho.

No duerme nadie por el cielo. Nadie. Nadie. Soy feliz, soy un hombre feliz, y quiero que me perdonen por este día los muertos de mi felicidad.  Cantaban las mujeres en la arena sin norte.

Si mi voz muriera en tierra, llevadla al nivel del mar y dejadla en la ribera. Los tomillos tienen flor y olor de niña desnuda.  Si no creyera en lo que creo: hacerse hermano de la vida.

A un rio le llamaban Carlos. Pero otro día toco su mano. Mano tibia. Tu delicada mano silente.

Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre se escucha que transita solamente la rabia, que en los tuétanos tiembla despabilado el odio y en las médulas arde continua la venganza, las palabras entonces no sirven: son palabras.

A veces ser humano es difícil. Yo fui columna ardiente, luna de primavera. Mar dorado, ojos grandes. El poeta cuya palabra lúcida es como diamante. Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta. Muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama, tendré apretados los dientes y decidida la barba.

Este hombre no es de ayer ni es de mañana, sino de nunca; de la cepa hispana no es el fruto maduro ni podrido, es una fruta vana de aquella España que pasó y no ha sido, esa que hoy tiene la cabeza cana.

Desdeño las romanzas de los tenores huecos y el coro de los grillos que cantan a la luna. A distinguir me paro las voces de los ecos, y escucho solamente, entre las voces, una. A las aladas almas de las rosas…de almendro de nata te requiero, que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero.

No vivimos del pasado, ni damos cuerda al recuerdo. Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos. Escribo en defensa del reino del hombre y su justicia. Pido la paz y la palabra.

Siento esta noche heridas de muerte las palabras.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La “Cosa Nostra”habla español


los-padrinos

He tenido un sueño. No sé si una pesadilla. Este país –o famigglia – se despertaba en su rosada mansión y comprobaba la existencia de una cabeza ensangrentada de caballo entre las sábanas de su actualidad.

“Don” Vito había vuelto a ser Presidente de Gobierno. Los “capos” de la teórica oposición se habían abstenido en su nombramiento, haciéndolo posible, tras mandar a “hacerle compañía a los peces” al que había dicho “no, es no”. Una consegliere del Sur, aleccionada por un rollizo Don Ciccio, de piel pulida en el Caribe mientras fumaba puros importados del despacho de Fidel, le hizo el trabajo sucio y mandó a un Luca Brassi, asturiano, a presidir un fantasma llamado “gestora”.

El país circulaba entre “negocios” de caporegimes”. Las “eléctricas” campaban por sus respetos, cortaban la luz a ancianas que morían incendiadas por sus velas, mientras la energía subía un 60 por ciento en cinco años. Las “cuatro familias de banqueros” se repartían el pastel. El capo-ministro de Hacienda hacía amnistías fiscales para blanquear los capitales evadidos, la “trattativa” del Gobierno del “Godfather”” con el “Forza los nuestros” de Panamá o Suiza.

Un día, la “Mamma” de aquesta “famigglia” apareció muerta en su hotel. Se había tomado un whisky y una tortilla antes de irse a la cama.  Una “Omertá” consensuada antes de tener que comparecer ante el “Gran Tribunal”.

Doña “Cospedala Finiquito” llevaba a su ministerio a “tiburones” de la “Cosa Nostra” y el imperio se consolidaba con el respaldo de los “Big Brothers” del barrio europeo. Un “pezzonovante”, caído en desgracia por un quítame allá 42 millones en Suiza, señalaba a un “consegliere” o señorito del Sur, como pactante de un acuerdo “entre caballeros”.

Todo el país apestaba a Chicago. Sicarios de gran y medio pelo llenaban los ministerios y consejerías. Todos los estamentos estában apestados de mafiosos que cobraban comisiones, subvenciones y donaciones. Acribillaban desde el estribo de su “PPartido” en marcha a pensionistas, jóvenes en paro y mujeres sin contrato. Tenían el sombrero Borsalino puesto, los ojos abiertos a lo que pudiera caer.

Sobre el pueblo, ignominiado, bajo las balas de la Ley Seca de los Derechos Laborales, se extendían los cementerios.

Todavía no he despertado del sueño. Creo que no se puede despertar.

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Los vándalos del Norte


mezquita

 

Cristina Cifuentes ha sido la gota que ha colmado el vaso. Con las venas del cuello a punto de saltársele dijo que “los madrileños se gastan 3.000 millones para que los andaluces tengan Sanidad”.

Antes, Durán i Lleida, Ana Mato, Artur Mas, Montserrat Nebreda, Esperanza Aguirre, Albert Rivera, Manuel Pizarro, Alejo Vidal-Quadras y el hasta el mismo Mariano Rajoy, han insultado, vejado y menospreciado a los andaluces tildándonos de analfabetos, vagos, incultos, mal hablados, cretinos o pita, pita,  de las gallinas.

Yo, como andaluz que para variar me siento orgulloso de mi tierra, de sus hombres y mujeres, de su forma de hablar y de expresarse, de sentir, de escribir, de su historia, de su naturaleza, de su arte, podría emplear una expresión que refleja un tanto escatológicamente el lugar hasta el que estoy de estos vándalos del Norte, pero daría un carácter demasiado vulgar a este escrito a pesar de ser apropiadamente contundente.

Y es que, además, su discurso es radicalmente falso. Los andaluces contribuimos fiscalmente exactamente igual que un ciudadano de Madrid, Barcelona o Bilbao. Qué en el obsoleto Fondo de Solidaridad Interterritorial, Andalucía contribuya con 6.700 millones frente a los 9.000 de Madrid, es sólo un efecto perverso más de la estructura de la propiedad en nuestro país, que  hace que la mayor parte de los ricos propietarios agrícolas de Andalucía tengan su domicilio fiscal en Madrid o en los bancos de Bilbao o Santander, que las sociedades de inversión donde eluden sus impuestos las grandes fortunas andaluzas se radiquen en Madrid o en los paraísos fiscales y que la mayor parte de las empresas que operan en nuestro territorio paguen sus impuestos de sociedades –si es que lo hacen- en los mismos destinos y bancos.

Los “andaluces” fuimos y nos sentimos andaluces, mucho antes que los “españoles”, españoles. Tenemos un pasado y un destino común desde hace 1.300 años. Nuestra lengua ha construido la mejor literatura hecha en la Península y ha sido el puente para que en América se hable el loado “castellano”.

Aunque nos han reprimido, forzado y espoliado hasta la desesperación y la muerte en masa, nuestra aportación a la llamada “cultura hispana” es la más decisiva en todos los órdenes: historia, bellas artes, poesía o lucha.

Somos andaluces. Y cualquier niño de esos a los que despectivamente llaman “analfabetos” los ilustrados de hace “un cuarto de hora”, tiene más cultura en sus genes y en su historia colectiva que sus tres generaciones burguesas de comerciantes o de repipis de derecha de la Castellana.

Al rey Faisal de Arabia lo intentaron ridiculizar en su propia jaima los asesores militares ingleses por su primitiva forma de llevar la guerra contra los turcos. Devolviéndoles la flema dijo: “En el siglo X, cuando Londres o Paris eran villorrios, la ciudad árabe de Córdoba tenía sus calles asfaltadas, con alumbrado y con alcantarillado”.

Pues eso. Cuando en toda la Meseta, en Castilla o en el País Vasco solo sabían esquilar ovejas y lavarse una vez al año, aquí hacíamos la Mezquita o la Alhambra,  se escribía “El collar de la paloma” o todas nuestras ciudades y pueblos estaban llenos de baños públicos.

¡A quitarse las cascarrias antes de hablar, vándalos!

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Cualquier sistema será derribado


 

leonard

 

Llevo un tiempo sin escribir, pero no me da la gana hablar de las elecciones norteamericanas o del caníbal de su presidente electo. No soy ciudadano del “imperio” y ni siquiera me siento “europeo” en el sentido trapajoso que tiene su aberrante actualidad.

En mi juventud me hice lector de Albert Camús y compartí su aproximación al absurdo, a ese simulacro del “fin de la historia” o ese espectro decadente al que durante demasiado tiempo se le ha llamado “democracia”.

Pero el tiempo presente es un horror. Se muere gente como José Luis Sampedro, Saramago o Leonard Cohen y quedan vivos gente como Cospedal o el trompetero de Chicago.

La geografía de mi alma – ¡la pobre!-  la dibujó Cohen con esta canción-poema:

 

“Cualquier sistema que montéis sin nosotros

será derribado

Ya os avisamos antes

y nada de lo que construisteis ha perdurado

Oídlo mientras os inclináis sobre vuestros planos

Oídlo mientras os arremangáis

Oídlo una vez más

Cualquier sistema que montéis sin nosotros

será derribado

Tenéis vuestras drogas

Tenéis vuestras Pirámides, vuestros Pentágonos

Con toda vuestra hierba y vuestras balas

ya no podéis cazarnos

Lo único que revelaremos de nosotros

es este aviso

Nada de lo que construisteis ha perdurado

Cualquier sistema que montéis sin nosotros

será derribado”.

 

Sobra con proveerse de libros, música y poetas y apagar televisores, pegarle fuego a tertulias y tertulianos y mandar al carajo a este puto sistema que, además, está en total crisis y que como dijo Leonard, “será derribado”.

Woody Allen dijo que no iba a recoger un Oscar porque ese día tenía concierto con su banda de jazz.  Yo no comento nada del pato Donald porque, en la proximidad de la Navidad, me he dado un atracón de roscos de vino de Málaga y me ha subido la glucemia.

No entiendo al pueblo norteamericano, no quiero entender a los fascistas corruptos que gobiernan en media Europa y me producen vómitos los ocho millones de españoles que votan a los ladrones.

Solos, en medio de este bosque de adoradores del dios poder, que encumbra a millonarios y a presidentes tapaderas del latrocinio, tal vez la primera cosa que tengamos que aprender es a mandarlos a tomar por culo ¿O no?

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

Crónica de un país pasmado


pasmado

 

Érase un país donde la corrupción salía por la ventana.  Resultaba obvio que la primera tarea que tenía que afrontar quien quisiera gobernarlo era desmantelar el entramado criminal que hacía posible este estado de cosas. Y las estafas y despilfarros multimillonarios de los que se pasaba factura a un pueblo exhausto, hambriento y sin trabajo.

Pero no. Los que anunciaron a bombo y platillo que eran la alternativa a la indecencia, eran igual de indecentes. Meterle mano a la gobernanza de aquel país supondría quitarle el pesebre a muchos de su partido, y no estaban dispuestos.  Y se aliaron con los del otro lado. Del pesebre.

La Monarquía de aquel país, pasmado de mangantes, estaba pasmada en dólar. Los partidos que lo habían gobernado, los ex presidentes y los ministros, los dirigentes hasta la escala local, unos iluminados que giraban sobre puertas que engrasaban  las mafias internacionales.

Una confesión religiosa  vivía en el privilegio absoluto. No pagaba impuestos de sus abusivas propiedades y, además, esquilmaban al Estado con una financiación abducida de corte medieval. Inmatricularon-robaron- hasta los retretes de su mucha mierda

La Justicia era una burla. Robar una gallina se pagaba en años de cárcel y robar o evadir miles de millones era una lisonja, que duraba una semana en el candelero crítico. Era el paraíso de la impunidad.

Todos los que tenían poder, robaban. O estafaban. O ambas cosas. Y no pasaba nada. Tenían unos medios de comunicación propios que blanqueaban, adulteraban y manipulaban la realidad. Impunidad elevada al infinito.

¿Y el pueblo? Empotrado, apoltronado, inmóvil. Pasmado también. Toda la infamia de esta realidad pasaba ante sus ojos y se convocaban elecciones tras años y años de atracos, de recortes, de descargar los palos en sus costillas, y volvían a votarlos. A los ladrones.

El moho de las neuronas, la desidia general de pensamiento, palabra y obra hicieron lo que tenían que hacer y el país, sin desodorante, olía a muerto.

Sobre aquella tumba sólo quedaron los rebuznos de los/las bestias. Y el ladrido de los perros. Le llamaban portavoces.

 

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Un candidato de rebote


psoe

 

Andan todo apesadumbrados en el PSOE por el dilema a que han abocado al partido el conservadurismo subyacente en las “clases acomodadas” del mismo, la ambición descarada de otros y “otras” y el afán de protagonismo de un magma que traspasó la barrera socialdemócrata para entroncar directamente en el social-liberalismo.

En realidad el PSOE en general y Felipe González en particular fueron, en su momento, el bálsamo de tinte izquierdista que encontraron el Departamento de Estado Norte-americano (CIA) y las ya conservadoras socialdemocracias europeas (Alemania, Suecia,…) para que el referente de la izquierda frente al invento de “centro”, germinado en la Secretaría General del Movimiento Franquista, no fuera el histórico PCE, el único que había mantenido una lucha consecuente y heroica frente a la dictadura.

Felipe González tiró por la borda el marxismo y lo poco que le quedaba de “obrero” y sentido reivindicativo y comenzó una era de privatizaciones de empresas públicas (120 en total) y a practicar un modelo de gobernar, Gal y Terrorismo de Estado incluido,  en nada diferente de cualquier partido liberal, de derecha sin moderar, homologado en la derecha mundial.

En realidad, la actual crisis del PSOE lleva gestándose desde hace mucho tiempo. La socialdemocracia europea se ha quedado sin modelo, sin discurso y sin ideología. Venden ideas y verborrea de “izquierdas” durante los periodos electorales y gobiernan a los dictados del mercado y los poderes fácticos cuando ocupan poder.

Cautivo de esa verborrea, en España le surgió un secretario general que acuño un “No, es no”. Pero a su aparente firmeza se le ha opuesto el “partido real”, el de los cargos, el integrado y entregado al sistema, que maniobrando arteramente le ha obligado a dimitir.

Sus sesudos analistas dicen que tanto el “No” a Rajoy como la desacredita “abstención” ante las bases del partido son malas. Y quizás todavía no se han dado cuenta, tan aficionados que son a la creación de líderes de cartón piedra, que de esta manera les ha salido uno. ¡Gratis!

Ya tienen candidato para las próximas elecciones, sean cuando sean, y ahora le vendrá bien incluso que le obliguen a abandonar el Grupo Parlamentario por resistirse a no votar no. Asi tendrán a alguien que puede unir en una falsa idea progresista a militantes y agrupaciones descontentas y a votantes socialistas sin carnet, al que pueden presentar con un pedigrí de izquierdas que no podían ni soñar.

En política nada es hasta que no se demuestra, pero yo creo que no le iría mal ni en unas denostadas e inmediatas terceras elecciones.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

¡Es la política, estúpidos!


dimite

Se levanta uno por las mañanas, ritualiza el café con la lectura de la prensa diaria y una vaga sensación de asco, de estar manchado de algo nos invade.

Ciudadano del mundo, no dejo de asombrarme cuando oigo a un candidato a la presidencia del país más poderoso de la tierra decir “cuando eres una estrella y te sientes atraído por las mujeres bellas, puedes hacer lo que quieras, besarlas o cogerlas por el coño y tirártelas como una perra”. ¡Lo que quieras!”

Lector desde muy joven de J.P. Sartre, quedé impactado por “La Náusea”, pero estos hechos de cada día, en cualquier nivel y en cualquier esfera nos superan.  La policía norteamericana, que cada día se cubre de gloria, ha matado a tiros a bocajarro a un negro al que creía armado, al que una vez muerto descubrieron que lo que creían era un arma, era…un libro.

Se ha conocido que la cuadrilla del “Prenda”, con un militar y Guardia Civil entre sus miembros, que violó en grupo y reiteradamente a una joven en Pamplona, había ejecutado con anterioridad esta misma  “hazaña” en un pueblo de la Sierra de Córdoba, haciendo ingerir a otra joven una dosis de caballo de burundanga.

No son hechos aislados. Son el reflejo cabal de este mundo, de esta sociedad consumista, individualista y sin valores, que nos ha traído el capitalismo y la sublimación del poder, vía  corrupción general, como bien único y supremo.

En este cabe todo, cabe que los jabalíes de “El País”, utilizando a un potranco que fuma puros en el Caribe y a una garañona de ambición infinita, han representado ante los ojos de todos la tragedia de Julio César, dejando a la democracia, -¡la pobre!- más herida de muerte de lo que ya estaba.

La política, que debía cubrir nobles anhelos, de la “polis” y de los ciudadanos, es en estos momentos un chapapote apestado. Todo lo que toca queda manchado. Por ejemplo, la policía hace una investigación rutinaria en una falsificación de una multa de tráfico y se encuentra un “powerpoint” por el que el partido que nos gobierna en funciones da un auténtico curso y guía a sus militantes que ocupan algún cargo de cómo financiarse ilegalmente.

¡Y no pasa nada! En cualquier país no absolutamente podrido cómo el nuestro, este hecho hubiera llevado a la cárcel hasta el portero de ese partido. Aquí no. Aquí lo han votado siete millones de conciudadanos que, además, sabían antes de depositar su voto que han robado hasta las servilletas.

A Hamlet le pareció que algo olía a podrido en Dinamarca, cuando el asesino de su padre empezó a reinar. Aquí se habría muerto ya, intoxicado por las emanaciones.

¡Es la política, estúpido! Contestará alguien desde La Moncloa, Las Cinco Llagas, Ferráz o  Génova.

Publicado en Uncategorized | 8 comentarios

Ca-ra-ja-ca de Triana- Copla


carajaca

 

 

Todo el teatro está a oscuras. Silencio en las plateas. Una tenue luz empieza a brillar en el escenario. Ella, la tonadillera, va apareciendo con una gran bata de cola de lunares rojos y amarillos. Mueve su abanico rojo y gualda. Empieza la copla:

 

“Ca-ra-ja-ca de Triana

es la rosa del Cortijo,

un puñal entre los labios

y la ambición por armar.

Y en cuestiones de derecha

al partido tiene a raya,

se reúne con Rajoy

y a las procesiones va.

Pedrito, que presidía,

le dijo lo que quería,

pero la Jaca lo rechazó,

la moza la abstenciones

ya no quería elecciones

y una conjura le levantó.

 

Y en las olas de espuma de la bahía,

una copla bailaba de noche y día.

 

¡Ca-ra-ja-ca de Triana

anda y mire usted, dice

que ambición nunca ha conocio

y aunque afirma que eso es cierto,

¡ay, válgame Dios!,

por lo menos yo no me lo he creío!

Y si no, ¿quién fue aquel “X”

que llegó pa conspirar

y con ella en Cinco Llagas

platicó de madrugá?

 

¿A qué pones centinela

en las tapias de este “huerto”,

si después Rajoy se cuela

silencioso como un muerto?

Y hasta le abres sin desgana

con mimos de porcelana,

¡Ca-ra-ja-ca de Triana!

 

Ca-ra-ja-ca de Triana

en los idus de aquel marzo

en lugar de avergonzarse

a militancia no hizo ni caso.

Militantes la miraban

ir del brazo de barones

que gastaban en la conjura

una pila de millones.

El pueblo dijo y redijo

que fue cosa de un tal Chaves

de Formaciones y de Griñan.

 

Y a Pedrito, el que presidía,

Diecisete dimisiones

lo echaron fuera del Federal.

 

Y en la oscura bahía

cuando hay levante,

sobre el agua sombría,

se mece un cante.

 

¡Ca-ra-ja-ca de Triana

no sabe de naa

para contestar,

si fue un golpe de estado,

y lo jura por sus muertos

que no iba despacito

y es que mejor se quede fuera

ese tal Pedrito!

 

Una copla levantaron

contra ti como un puñal,

los de Prisa se encargaron

de limpiar el editorial.

 

Tu ERES la carcelera

de las ansias de este pueblo

de que Rajoy se pudriera

con sus vivos y sus muertos,

que lo mismo esta mañana

contra toos tú te abstuvieras

¡Ca-ra-ja-ca de Triana!

 

Averigüe usted,

dónde está el parné

con el contrabando.

Lo pueden buscar

desde Gibraltar

hasta San Fernando.

 

Ni sociata, ni de izquierdas,

ni siquiera liberal

tu ERES una arribista,

una trepa sin jornal.

Vas vestida de cristales

con el alma al descubierto,

no tienes ideas “sociales”

y todos lo han descubierto

que entre ERES y mañanas

sola te quedas, marrana,

 

¡Ca-ra-ja-ca de Triana!

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

¡Basura!


basura

Al final del verano más cálido de la historia del planeta, damnificados  por la altura del mercurio y chumarascados por el incendio de los bosques, uno tiene la sensación de sobreviviente. Pero antes de sobreponerse a esta ignominia recibe  la sensación constatable de estar rodeado de basura.

Ve la televisión, oye la radio o lee los periódicos y la sensación se hace certeza, vivimos como en un bosque infinito de contenedores de basura.

En Madrid, un lumpen desastrado de carcamales horteras se manifiestan a favor de que se mantenga el nombre de una calle dedicada a un asesino que llegó a gritar: ¡Abajo la inteligencia, viva la muerte! ¡Basura!

La prensa especializada saca a la luz las cuentas offshore de un millar de señoritos españoles que evaden sus impuestos, esta vez en Bahamas. Se unen así a los que las evaden en Panamá, Delaware, Jersey o Suiza. ¡Basura!

En otros medios se cuenta como la Reina de todas las Ranas contrató a una empresa “amiga” –con dinero, naturalmente, público, es decir, de todos- para desprestigiar en las redes sociales a un movimiento en favor de la Escuela Pública. Como un ministro, sólo más inútil que faccioso, se gastó hasta un millón y medio de euros en un informe que atribuía cuentas en Suiza a un adversario político, que además resultó ser falso. ¡Basura!

Se hacen unas elecciones en una autonomía y el representante del partido que ha escondido sus siglas por miedo a la general mierda que lo rodea, repite y obtiene mayoría absoluta. ¡Basura!

Y así. Verdaderamente este mundo está acabado. La peste nos va a matar. Metido en el contenedor, con los detritus  llegando al cuello, oníricamente puedo escribir y escribo:

Gurtel. Púnica. Eres. Cursos de Formación. Tarjetas Black. TVE.  Los sobresueldos. Los sobres. La corrupción. Los corruptos. El ministro monje.  Las elecciones en Navidad.  La LOMCE. La Ley Mordaza.  Los recortes. La congelación de las pensiones. Las mentiras electorales de… Los fachas que gobiernan. Los fachas que no gobiernan. Las reválidas La Conferencia Episcopal.  Las Inmatriculaciones. Los barones.  La caverna.  Las mayorías absolutas. Los bancos y los banqueros. La financiación ilegal. Los donantes. La Justicia. Los legionarios. El Senado. El Parlamento Europeo.  Las cabras.  Los cabrones.

¡Basura!

 

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

El País de hijos de la Gran…Mentira


mentira

Aquel país estaba poseído por la mentira. En realidad, esta,  ostentaba la Jefatura del Estado y era la sede de la Soberanía Popular. Todo era mentira.

Era mentira su forma de Gobierno. Una monarquía que había detentado uno de los mayores corruptos de la historia. Mujeriego, borracho, hijo, nieto y padre de mujeriegos y borrachos, había acumulado una fortuna fabulosa a base del cobro de comisiones y favores en todo tipo de contratos, con dictadores y corruptos de todo el planeta.

Era mentira su loada Constitución, que no respetaba ni cumplía uno solo de sus principios inspiradores. Había millones y millones de ciudadanos sin trabajo y sin acceso a una vivienda digna y a los pocos que la tenían se les desahuciaba por un quítame allá un plazo de hipoteca, por parte de unos bancos y unos  banqueros que se jactaban de no devolver los generosos y multimillonarios préstamos para financiar sus agujeros especulativos que la mentirosa autoridad arrancaba, a base de recortes, mordazas, leyes impuestas y  estacazos en las costillas de los ciudadanos.

Eran mentira sus partidos mayoritarios y sus dirigentes,  los históricos y los actuales. Mentira su realidad social, mentira su democracia interna, mentira su bi-partidismo impuesto por los poderes fácticos y por sus mentirosos medios de comunicación, mentira su transición, llamada mentirosamente “democrática”, cuando había sido impuesta y a medida de los intereses de naciones predominantes y empresas multinacionales.

Era mentira su Justicia, incrustada hasta la médula de elementos procedentes y herederos de la pasada dictadura. Eran mentira sus fiscales, sometidos borreguilmente al gobierno de la Oligarquías, la visible y la oculta.  Eran mentira sus procesos y autos judiciales, sus investigaciones y su mentirosa lucha contra la corrupción, de la que dependían y cobraban.

Eran mentira sus autonomías y descentralizaciones, corsé insuficiente para las nacionalidades culturales e históricas, “café para todos” acordado en uno de los momentos más mentirosos de su mentirosa historia.

Era mentira su Iglesia, sus cardenales, obispos y curas, sostenidos onerosamente por el erario público, defensores cerriles de las distintas Oligarquías a punto de Guerra Civil, con un  mentiroso compromiso con la Justicia Social definido en la práctica por una escuálida “Caridad” que ni siquiera financiaban.

Era mentira su Ejército, refugio de involucionista e inútiles, último baluarte contra toda amenaza de progreso real. Sus Fuerzas Armadas y de Orden Público, al servicio último de los amos, mentirosos, del país.

Era mentira su prensa, escrita, televisiva o radiofónica, controlada por los mentirosos banqueros, integrantes activos de los defraudadores de impuestos, evasores a paraísos fiscales y beneficiarios de amnistías que gobernaban el país a la sombra y el sol.

Eran la “mentira pura” sus presidentes y expresidentes de Gobierno, concreción infecta y corrosiva de toda idea de pureza democrática y decencia personal.

Eran mentira sus ministros, alcaldes, concejales, artistas, folclóricos y panderetas, deportistas y maletines, toreros y manolas, cabras y campanarios, cajas tontas y telebasuras.

Eran mentira todas las infinitas imágenes del inmenso cristal de sus mentiras rotas.

Era mentira hasta el aire. No se respiraba, se tragaba.

Era un país de hijos de la Gran… Mentira

Publicado en Uncategorized | 9 comentarios